mejores-protectores-auditivos

Los 7 Mejores Protectores Auditivos Para Trabajar Cómodo y Sin Riesgos

Los mejores protectores auditivos son una inversión indispensable para el resguardo de nuestros oídos cuando trabajamos expuestos a altos niveles de sonido.

Si se trata de protección auditiva básicamente existen dos opciones, los tapones y las orejeras; ambos cumplen con su función, solo se trata de elegir el que sea más cómodo según el tipo de actividad que realices.

Por un lado están los tapones de espuma, que cuando los utilizas se expanden en tu oído bloqueando el canal auditivo en su totalidad.

Éstas son piezas discretas, ligeras y además económicas y son tan eficaces que puedes llegar a sentirte aislado del entorno, ya que no escucharás absolutamente nada.

Una variante de ellos son los tapones de oídos para la natación, usados de igual forma para proteger los oídos de los atletas, aunque en esta caso evitando que ingrese el agua.

La desventaja de los tapones es que, cuando tienes un dolor de oído resulta incómodo usarlo, y aparte, como la mayoría de los modelos son desechables debes tener la reposición constantemente.

Por otro lado están las orejeras, que no bloquean el sonido en su totalidad, pero si lo disminuyen a tal punto que tus oídos estarán protegidos, y al mismo tiempo recibirás un ligero ruido del exterior que seguramente no te hará sentir tan desconectado del entorno como con los tapones.

En ocasiones, el uso de este tipo de protectores se ve limitado cuando simultáneamente debes usar un casco de seguridad o unas gafas protectoras, ya que el diseño del mismo al ser de cintillo lo más probable es que no ajuste correctamente; sin embargo, la industria ofrece otras formas que si son compatibles con el uso de las piezas antes mencionadas.

Antes que nada, si estamos hablando de seguridad, más vale estar bien informados para hacer la elección correcta sabiendo que, la característica principal de los protectores auditivos es el grado de reducción de ruido, el cual los vendedores y fabricantes te la darán a conocer para que tomes una buena decisión.

Asimismo, el ruido se mide en decibelios (dB) y para tener una idea de lo que representa  esta unidad lee estos ejemplos: una conversación normal se escucha a 60dB, si hablamos de sierras eléctricas o herramientas similares estas generan 110dB, mientras que los motores de reacción pueden llegar a 140 dB.

Lo ideal es conseguir el nivel de seguridad adecuada que proteja nuestro sentido según la actividad que hagamos, y si por ejemplo te desenvuelves en un ambiente con operaciones extremadamente ruidosas te convendrá usar hasta tapones y orejeras simultáneamente para alcanzar así una reducción de ruido significativa.

¿Cuáles son los mejores protectores auditivos?

Para elegir el más indicado para ti el mercado dispone de una amplia gama de opciones, sin embargo, acá preparamos una lista de los mejores productos que ofrece el mercado para proteger tus oídos cuando te expones al bullicio.

A continuación te presentamos los mejores protectores auditivos: 

1. Protector auditivo Peltor 3M Optime III

Están fabricados para ambientes agitados y el uso está especialmente recomendado para los lugares con niveles acústicos donde prevalezcan las frecuencias medias y bajas.

Las almohadillas que envuelven tu oreja están rellenas con una efectiva combinación de líquido y espuma que atenúa drásticamente el audio que ingresa.

Tus oídos quedarán sellados con una presión baja que te resultará cómoda, incluso cuando los uses por tiempo prolongado.

Esta pieza representan una evolución de modelos anteriores, por lo que su diseño aparte de ser más compactos, son aún más eficientes bloqueando el ruido sin aislar al usuario del entorno.

2. Peltor Optime I

Son unas orejeras súper compactas con un peso de 180 g y con un gran espacio en las copas para hacerlas más cómodas.

Es de color amarillo y las misma es ajustables a diferentes tamaños. De igual forma este protector alcanza a disminuir más sonido que incluso modelos de niveles superiores y hasta más costosos.

Sus acabados son de calidad, y te sorprenderás con que efectividad cumple con su función.

Recibirás un producto de bueno por un precio bastante competitivo.

3. Impact Sport Howard Leight

Su función principal es ser un protector auditivo, sin embargo, su versatilidad lo hace funcionar como reproductor de audio, pudiéndole adaptar equipos mp3 o teléfonos celulares.

El producto tiene componentes electrónicos y además funciona con dos pilas AAA incluidas en la compra.

Una ventaja es que a la hora de transportarla las orejeras se pliegan de forma muy compacta por lo que te caben en cualquier espacios de tu mochila.

De igual forma la estructura está cubierta de espuma la cual la hace resistente a golpes y su vez se asienta con mayor confort a tu cabeza.

4. Peltor Optime II

Su exclusivo diseño de diadema es de perfil bajo, especialmente orientado para mantener la presión constante garantizando siempre la protección.

Es una pieza flexible, ligera y cómoda. La misma es de color negro con una forma robusta y elegante.

La cavidad entre las copas tiene un diseño que aísla la humedad y el calor y gracias a sus almohadillas suaves no notarás la presión que aleja el sonido.

Es un producto fiel para uso profesional que cumple perfectamente con su función y tus expectativas quedarán cubiertas en su totalidad.

5. 3M Peltor  X5A

Lo mejor de este producto es que podrás adaptarlo a tus necesidades de protección, desde 27dB hasta 37 dB y además también escogerás entre cuatro colores para acomodarlo a tu estilo.

La atenuación de ruido es excelente, si con otros modelos necesitas doble protección, con esta pieza no será necesario.

La estructura está revestida con acolchado suave, la presión es ligera y al mismo tiempo efectiva.

Es un equipo de alto rendimiento diseñado especialmente para el trabajo en aeropuertos, ingeniería pesada o industria forestal, y en comparación con otros modelos de igual nivel de atenuación estas orejeras son las livianas, compactas y más estilizadas.

6. Protector auditivo Silverline 315357

OFERTA
Silverline 315357 - Orejeras para niños...
9 Opiniones

Son unos protectores especialmente fabricados para niños de hasta siete años, por lo que son de material ligero, ajustables y muy cómodas.

A pesar de no ser para un uso profesional no dejan de cumplir con su objetivo principal.

Los materiales son resistentes y la estructura es de buena calidad elaborada para soportar el trato que le puede dar un niño.

El precio es asequible y es una inversión que te dejará satisfecho.

7. Ironwear 342001

El diseño es de lo más clásico, con acolchado en la estructura superior y en las copas, por lo que es uno de los más agradables que puedes usar, aparte que se adapta a cualquier forma y tamaño de cabeza.

Son compactos y protege de los ruidos más fuertes; comúnmente son usados por personas  que viven en una avenida principal, o sencillamente quieren lograr más concentración mientras estudian.

El modelo tiene una estructura de plástico resistente y es un producto con buena relación precio –  calidad.

Si quieres evitar daños en tus oídos ya conociste las mejores opciones, solo tienes que tomar en cuenta el nivel de ruido al que te expones a diario y atenuarlo dentro de un parámetro aceptable.

Es importante saber que lo expertos no recomiendan una protección tan excesiva,  ya que cuando ésta es mayor de 15 dB por debajo del valor deseado, sentirás que estás totalmente aislado, y no es una situación recomendada para ningún usuario.

Si quiere conocer más opciones de productos chequea el siguiente enlace.

¿Qué son los protectores auditivos?

mejores-protectores-auditivos-baratos

También conocidos por las siglas PPE, estos aparatos reducen el ruido que entra en nuestros oídos para así prevenir de forma eficaz la pérdida de la audición o cualquier problema similar. Funcionan bloqueando la cantidad de ruido que llega hasta el oído interno y son necesarios para todos aquellos trabajadores y personas que se encuentren expuestos a ruidos mayores a los 80 dB durante largos periodos de tiempo.

Cualquier trabajador de minas, que tenga que ver con armamento, explosivos, talleres industriales con grandes maquinarias en constante funcionamiento, trabajadores de aviación, pistas de aeropuertos o hasta mecánicos deben usar este tipo de aparatos para evitar cualquier riesgo relacionado con su profesión y así mantener su audición en las mejores condiciones posibles.

Los tipos de protectores auditivos

Básicamente, existen dos tipos diferentes de protectores auditivos, con las variaciones que pueda haber en cada uno de ellos. Estos tipos son los tapones auditivos y las orejeras para el ruido.

Aunque los dos ofrezcan el mismo nivel de protección contra el ruido, es cierto que la elección variará en función del usuario y sus gustos. Así es como algunos preferirán los tapones sobre las orejeras, o viceversa, dependiendo de las horas de uso continuo, las preferencias personales y la comodidad general.

Veamos ahora de qué va cada tipo:

Tapones de oído

Son pequeños aparatos que se introducen en la oreja y bloquean el canal auditivo. Lo bueno es que ofrecen excelente protección en un número de situaciones y además son bastante versátiles en el sentido de que no se interponen ni causan molestias si tienes que usar algún otro tipo de protección, como gafas de seguridad, cascos o cualquier otro equipo protector.

Ahora bien, los tapones también pueden venir en diferentes modalidades:

De espuma suave:

Se introducen en el canal auditivo y se expanden un poco para ofrecer el mejor bloqueo posible. Tienen un alto nivel de protección contra ruidos y van bastante bien para proteger contra ruidos prolongados y de altos dB. También resultan ser de los más baratos del mercado.

Suaves y flexibles:

Pueden estar hechos de plástico, silicona o goma y tienen la ventaja de ser lavables y reusables. No obstante, tienen menor protección y por eso se recomiendan únicamente para trabajar con ruidos moderados o intermitentes.

Semi-insertables con banda:

Estos no van completos dentro del canal, sino que se asientan en la parte exterior del oído. Por eso tienen muy poca protección. Además de eso, también incluyen una banda que puedes guindar en tu cuello. La razón es que permiten quitar y poner los tapones a conveniencia.

Se recomiendan para ruidos bajos e intermitentes.

Personalizados:

Se hacen a la medida para cada usuario y se recomiendan para ruidos moderados y ambientes en los que se necesita protección intermitente, no constante. Lo malo es que son más costosos que los demás, pero al menos facilitan el insertar de los tapones en personas a las que les cuesta hacerlo con tapones normales.

Orejeras

Son perfectos para sellar el canal auditivo con excelente calidad, además de que pueden ser usados para protección constante o intermitente sin problemas, ya que son cómodos y vienen en diferentes niveles de bloqueo del ruido.

Entre sus ventajas figuran que vienen en diferentes tamaños para cada tipo de usuario, por lo que será muy difícil que una orejera no te quede bien; también pueden venir con componentes electrónicos que no solo reducen más los ruidos sino que te permiten comunicarte con otros compañeros de trabajo, cosa esencial en ambientes peligrosos o en equipos de trabajo numerosos; y además son muy suaves, llenas de espuma o algún tipo de relleno viscoso que resulta super suave y cómodo al adaptarse a la forma de tus orejas.

Lo otro es que son mucho más fáciles de usar que los tapones, ya que no necesitarás insertar nada en tus oídos, además de que son muy duraderas y hasta pueden protegerte más en ciertas situaciones. Hasta los podrías emplear junto con cascos duros para protegerte en ambientes de mucho peligro.

Protección combinada

En algunas situaciones de ruidos extremos, como en la pista de aterrizaje de un aeropuerto o un hangar, se recomienda usar protección doble, es decir, un tapón para el oído interno junto con una orejera para la parte externa. Esto te dará una protección adicional de unos 5 dB. Nada mal para cuidar tus valiosos oídos.

¿Cómo reducir el riesgo de pérdida de la audición?

Empecemos por los hechos. Los estudios más recientes han demostrado que no deberíamos estar expuestos a más de 85 dB de ruido por un tiempo prolongado, es decir, por más de 8 horas. Lo cierto es que la música de nuestros móviles y reproductores portátiles puede llegar a los 115 dB, un secador de pelo puede sobrepasar los 90 dB, mientras que un concierto de rock pasa de 105 dB.

Lo bueno de todo esto es que no solemos exponernos a estas situaciones por 8 horas, así que el daño tampoco será tan grave. El problema viene cuando trabajamos en este tipo de ambientes o simplemente nos exponemos constantemente a esas situaciones.

Por ejemplo, un músico de rock debería usar tapones en todos sus conciertos, un peluquero tendría que protegerse cada vez que use el secador, mientras que obreros de construcción, aviadores o demás, también tendrán que usar esta protección adicional para evitar cualquier daño irreparable.

¿Son realmente efectivos para preservar la audición?

En pocas palabras, sí. Sí son efectivos. Existe una razón por la cual los trabajadores de aeropuertos, obreros de construcción, de talleres industriales o hasta mecánicos emplean estos dispositivos para protegerse y es que sí funcionan. De hecho, si tú, como una persona común y corriente, deseas usarlos al salir a la calle para protegerte de los ruidos, podrías fácilmente comprarlos en tiendas. Incluso los hay de espuma viscoelástica, los cuales se adecuarán rápidamente a la forma de tus oídos y te darán muy buena protección y confort.

En estos casos sí te recomendamos los tapones específicamente y no orejeras, ya que no querrás llamar demasiado la atención con tu par de orejeras para el ruido cuando vayas a hacer las compras en el supermercado.

¿Cuánto cuestan los modelos personalizados?

Un buen par de tapones personalizados puede pasar de 100€, ya que se debe concertar una cita con el profesional del área para que este pueda crear un modelo base de tus oídos y, a partir de allí, poder fabricar un tapón lo más parecido a la forma interna de tu canal auditivo. Recordemos que el canal auditivo, si bien tiene una estructura básica que todos poseemos, es ligeramente diferente para cada persona. Dicho esto, son casi como una huella dactilar, así que cada quien tendrá una forma específica.

Debido a este nivel de detalle y a la exactitud del trabajo realizado y del producto final, los tapones personalizados resultan ser bastante más costosos que los genéricos, que pueden rondar los 20€ o incluso menos, dependiendo de la marca, los materiales usados y el nivel de ruido que son capaces de bloquear.

Lo que debes saber antes de escoger protectores auditivos

Lo primero es saber que necesitamos usar estos aparatos si estaremos expuestos a ruidos que sobrepasen los 85 dB por 8 horas o más. También hay que tomar en cuenta que es un tema serio y que se deben hacer estudios y establecer unas normas claras en el lugar de trabajo para protegernos del ruido. Tampoco debemos usar auriculares de música o cascos como dispositivos de protección, ya que no te protegerán en nada.

Dicho esto, debes tener en cuenta que es importante escoger el tipo de protector adecuado para cada trabajo o industria, así que revisa las leyes y normativas de protección al trabajador de tu zona para elegir el adecuado. También debe dar el nivel de protección adecuado para el trabajo en cuestión y tiene que ser compatible con otros equipos de seguridad como gafas o cascos.

Finalmente, tienen que ser cómodos, ya que de nada te sirve usar un aparato incómodo que te dará más molestias que seguridad; deben funcionar bien para la humedad o condiciones de temperatura del ambiente laboral en cuestión; y también deben permitir una buena comunicación con el resto del equipo de trabajo y permitir escuchar alarmas o cualquier otra alerta.

¿Cómo escoger los mejores?

El mejor protector auditivo dependerá del uso que necesites darle y de las condiciones en que debas usarlo. Es que cada trabajo tendrá unos niveles de ruido y, por ende, de protección necesaria, además de que a cada usuario se le hará más cómodo o conveniente usar un tipo específico de protector dependiendo de sus preferencias o sus características anatómicas.

Así que, antes de salir a comprar uno, toma en cuenta todos estos factores para tomar la mejor decisión posible. Cuando se trata de protección auditiva no se puede dejar nada al azar ni obviar alguno de los factores involucrados.

¿Cómo saber en qué medida estos protectores reducen la exposición al ruido de un trabajador?

El nivel de protección al ruido de los diferentes protectores auriculares viene dado por el estándar NRR, que en inglés se leen como Noise Reduction Rating (nivel de reducción del ruido), o por otro estándar conocido como el Signal-to-noise Ratio (tasa de señal-ruido).

El primero es el más usado y el que te encontrarás en las especificaciones de cada modelo. Simplemente es un número acompañado de las siglas dB (decibelio) que se refiere a la cantidad de ruido que logran disminuir los protectores, al cual debes restar 7 y dividir entre 2. Por ejemplo, un producto con NRR de 27 dB solo reducirá el ruido en 10 dB ya que 27–7=20 y 20/2=10. Así, si estás expuesto a ruidos de 100 dB, el protector los reducirá a 90 dB.

La importancia de las preferencias del usuario

Cada usuario tiene diferencias en sus canales auditivos, además de que algunos somos un poco más sensibles que otros, así que no a todos les encantará la idea de meter un tapón en sus oídos en cada jornada de trabajo. Por eso es importante que cada usuario tenga la opción de elegir entre varios tipos de protectores, desde los normales de espuma hasta los personalizados, pasando por orejeras o de algún otro material.

Si el trabajador no se siente cómodo o el aparato no se le ajusta bien, no gozará de una buena protección.

Lo que sucede con la protección si se remueven por cortos periodos de tiempo

Aunque parezca mentira, si nos quitamos los protectores por apenas 1 minuto, la reducción se puede ver reducida en un 30%, mientras que en 5 minutos perderías más del 50% de protección. Es que el aparato tiene que estar en el canal auditivo en todo momento para asegurarte un buen ajuste y la máxima protección posible.

Mantenimiento y cuidado de los protectores auditivos

Lo primero es revisar las instrucciones de tus protectores para darles el mantenimiento más adecuado. Luego es estar atentos ante cualquier daño o problema que puedan presentar; reemplazar modelos que ya no ajusten bien o se vean o sientan desgastados; desarmarlos para limpiarlos a profundidad (a menos que sean desechables) con agua tibia y jabonosa; limpiar cualquier exceso de grasas de la piel o sucio con un cepillo suave; y finalmente dejar secar con aire fresco.