mejor-purificador-de-aire-de-coche

Los 4 Mejores Purificadores de Aire de Coche Para Eliminar Malos Olores

Quienes conducen o viajan en un vehículo saben que el aire que respiran allí no es el más limpio. Además del humo emanado, a veces se concentra mucha humedad dentro causando malos olores. Ante esto, seguro os preguntáis cuál es el mejor purificador de aire de coche para eliminar esa polución y desagradables aromas.

Estos pequeños dispositivos son de gran ayuda para deshacerse de las bacterias que contaminan el interior de un automóvil. Además, son capaces de repeler todos esos agentes que provocan alergias. Si estáis pensando comprar uno, hay varios aspectos a considerar. No solo es importante que sean de precio bajo o asequible, también es necesario buscarlos de buena calidad.

Muchos usuarios los utilizan hoy en día, así que ya hay más de un test que comprueba su funcionamiento y beneficios para la salud. Para conocer cuáles podrían adaptarse a vuestras necesidades podéis echar un vistazo a esta lista comparativa que hemos preparado para ayudaros.

¿Cuál es el mejor purificador de aire de coche?

Revisar la marca es importante, así como la garantía de un buen funcionamiento y si su precio es económico ¡Venga! Pues mucho mejor. A manera de orientación aquí os dejamos los purificadores mejor valorados hasta ahora.

A continuación te presentamos los mejores purificadores de aire para coches:

1. Purificador Ionizador Aire Coche XJ-600 PureMate

Silencioso y práctico

Es capaz de eliminar los malos olores, incluso a cigarrillo o tabaco en tan solo una noche. Permite que se sienta un ambiente fresco y limpio dentro del coche.

No hace ruido, por lo que ni conductor ni pasajeros sentirán incomodidad de algún ronroneo de motor. Su cantidad de Iones negativos emitidos es de un máximo de 100.000/cm³. Esos iones negativos permiten mejorar la salud, reducir el estrés y la fatiga.

Es relativamente pequeño pues son dimensiones son 14 x 11 x 3,8 cm y tiene un peso de 180 gramos. Es portátil así que podréis cambiarlo de coche cuando lo deseéis.  Su concentración máxima de ozono es de 0,05 ppm y tiene un consumo de 2W.

2. EONPOW Purificador Ionizador de coche

Fácil de operar

Su emisión de iones negativos alcanza los 3,8 millones / cm3. Es pequeño y se conecta fácilmente a la toma del coche, desde ese instante comienza a funcionar.

Tiene una potente función para disipar el humo y los malos olores, además de los virus y bacterias. Trabaja con un voltaje de 12 V / DC y una potencia de ≤0.8 w. Incluye una luz LED que permite ver su funcionamiento.  Si acostumbráis fumar dentro del coche este dispositivo eliminará el olor.

Usuarios que lo han probado lo recomiendan por que gasta poquísima batería. Su concentración de Ozono es de 3 mg / h temperatura. Mide 22 x 88 milímetros.

3. VOSMEP Mini Ambientador de Coche

Con diseño lujoso y cristalino

Funciona de forma continua mientras está enchufado al encendedor 12V del coche. Emite cerca de 4,8 millones de iones negativos y posee una concentración de ozono de 0.05 ppm.

Es pequeño pues mide 31 x 100 milímetros y su diseño se ve elegante. Tiene un tope que asemeja un cristal y que se enciende con una luz LED. Además, está disponible entre tres colores: gris, oro y plata, para combinarlo con la tapicería del automóvil.

Pesa alrededor de 40 gramos y se ve como un bonito accesorio para el coche además de hacer su trabajo, claro.

4. Pumpkin Purificador de Aire para Coche

Discreto y efectivo

Su diseño es muy parecido al purificador anterior. Difiere por supuesto la marca. Este pequeño aparato de 31 x 100 milímetros puede utilizarse no solo en el coche sino también en casa y en una oficina.

Emite alrededor de 4800000 PCS / cm3 de iones negativos y posee una concentración de ozono de ≤0.05ppm. Está disponible en color negro y plata.  Ayuda mucho en los casos en que el aire acondicionado o la calefacción del coche emiten un olor extraño. Logra eliminarlo.

Es muy discreto, pero puedes saber que está encendido por la luz LED que prende cuando se conecta a la toma del coche.




Tipos de purificador de aire para coches

Aunque hay gran diversidad de estos aparatos para mejorar la calidad del aire y garantizar

mejor-purificador-de-aire-de-coche
Purificador de aire de coche

su pureza en vuestro coche, os daréis cuenta que existen tres grandes grupos:

Purificadores:

Existen los purificadores de aire como tal, que atacan las partículas de manera generalizada, es decir, varios tipos de agentes contaminantes. Cumplen muy bien su función de limpiar y refrescar el ambiente dentro del vehículo.

Filtros:

Hay varios tipos de filtros de aire que trabajan de maneras distintas para purificar los ambientes. Por ejemplo están los de Aire particulado de alta eficiencia o HEPA (High Efficiency Particulate Air) por sus siglas en inglés. Estos tienen alta potencia en la purificación del aire y se ha comprobado que eliminan hasta 99,97% de las partículas contaminantes.

Por otro lado, están los filtros tipo HESA (High Efficiency Specific Air) o filtros de aire específico que se enfocan en eliminar los malos olores. Por ejemplo, si el conductor fuma, si ha comprado comida rápida o se ha derramado algún líquido dentro del coche, este filtro borrará por completo esos aromas desagradables.

Otra variedad de filtros son los que trabajan con carbón. Estos sirven igualmente para desaparecer cualquier tipo de vapor maloliente.

Ionizadores:

Su función es atrapar las partículas contaminantes presentes en el aire como el polvo y los gérmenes y adherirlos a las superficies. En este caso se pueden limpiar los residuos con un paño y así estaréis libres de alergias y de las bacterias que provocan enfermedades.

Datos de importancia sobre los purificadores

Como habréis notado, no todos los purificadores son iguales. Existen disimilitudes, sobre todo en su forma de actuar contra la polución y los malos olores.

Diferencias entre los ionizadores y los filtros

Todo está en la tecnología que utilizan para limpiar el aire. Los primeros tienen un método muy particular. Emiten una corriente iones negativos, también conocidos como aniones.

Son partículas cargadas de electricidad negativa que atraen otras con carga positiva. Por ello el polvo y los gérmenes son atrapados por estas partículas y finalmente las hacen descender sobre cualquier superficie.

Los filtros no necesitan tanta explicación. Cuando el aire pasa a través de ellos, van quedando atrapadas todas las partículas de suciedad y los alérgenos. El aire que circula luego de pasar por ellos, está obviamente más limpio, perfecto para el bienestar de los viajeros dentro del coche.

¿Sencillo o complicado?

No necesitáis nada aparatoso o ruidoso mientras vais de paseo en vuestro coche. Para conducir y viajar hay que estar  cómodos y con el mínimo de distracciones posibles. El único sonido que deberíais escuchar es el ronroneo del motor del vehículo y la música de vuestra preferencia.

Por eso, un purificador para el automóvil debe ser silencioso, pequeño y fácil de manipular. Afortunadamente, hay muchos modelos con esas características. Simplemente con un adaptador de 12V los podéis conectar y comienzan a trabajar garantizando así la pureza del aire.

Consejos sobre el mantenimiento

Todo va a depender del tipo de purificador que tengáis. Si se trata de un filtro, debéis procurar uno con fácil método para reemplazarlo. La idea es mantener el aparato funcionando como debe. Si se tapa puede dañarse y habréis perdido dinero, tiempo y aire limpio para respirar.

No siempre es sencillo conseguir filtros así para el coche, pero de hacerlo vale la pena.

Los ionizadores por su parte no requieren de procedimientos de limpieza. Eso sí, si compráis alguno aseguraros que tenga una buena garantía. Que dure más que solo unos pocos meses de uso. Si no ¿Qué ciencia tendría?

¿Son baratos o costosos?

El precio, algo muy importante a considerar. Lo barato sale caro podría aplicar en este tema, porque a mayor precio, más funcionalidad y calidad ofrecen los purificadores. Sin embargo, siempre se pueden encontrar opciones que combinen ambos beneficios para el usuario. Dicho esto, no dejéis de buscar y también de chequear nuestra lista de recomendaciones.




¿Qué es lo que debe tener un buen purificador de aire de coche?

Ya os hemos contado algunas de las principales características y los diferentes tipos de dispositivos. Sin embargo, a la hora de comprar hace falta saber todo lo que debe tener el mejor purificador para tener un aire siempre limpio y fresco en el coche.

En esto es lo que debéis prestar particular atención:

Cantidad de iones y ozono:

Es lo primero que debéis mirar. Es un punto muy importante porque mientras mayor sea el número de emisiones de aniones, mejor es su trabajo limpiador.

Las emisiones de ozono sí deben tener ciertas limitaciones pero debéis poder ver cuántas logra el aparato. Por supuesto, si algún dispositivo no trae estas especificaciones incluidas, difícilmente sabréis cuál es su capacidad y su efectividad. Por lo tanto, siempre hay que preferir aquellos que mencionen estos datos.

Dispensador de vapor:

Los purificadores que cuentan con esta característica son muy útiles. Además de limpiar y refrescar el ambiente del vehículo, sirven de depósito para colocar alguna agradable fragancia que se propague por el coche.

Sistema de carga:

Para que uno de estos aparatos se pueda conectar y activarse en el automóvil, debéis aseguraros que tengan un adaptador de 12V o un puerto USB. Ambos son sistemas útiles, más lo es por supuesto el USB porque lo vuelve más versátil.

Luz LED:

De alguna manera hay que saber si el dispositivo limpiador está actuando contra los alérgenos, virus, bacterias y polvo. Muchos disponen de una luz LED que indican que están encendidos y en marcha.

¿Cómo funcionan?

Arriba os explicamos grosso modo como es que estos pequeños artefactos pueden purificar el aire dentro de vuestro coche. Pero para entenderlo perfectamente, profundizaremos un poco.

Los iones negativos o aniones son la herramienta de trabajo de los purificadores. Seguro recordaréis que lo positivo y lo negativo se atraen. Así es como los aniones cargados de energía negativa atraen a todas las partículas cargadas de energía positiva que van volando por el aire. Estas partículas son justamente el polvo, los virus, las bacterias y los alérgenos.

Al juntarse estar partículas en un cúmulo de ellas, se vuelven todas demasiado pesadas para flotar y la gravedad juega un papel importante. Todas caen al suelo o a la primera superficie que se les atraviese.

Queda en vosotros limpiar esos residuos para que todo esté perfectamente pulcro.

Mucha gente prefiere los ionizadores pequeños, justamente porque son los que pueden adaptarse bien a la toma de corriente del coche. Los filtros HEPA, por ejemplo, a veces son muy grandes y difícilmente pueden conectarse así que más vale entonces preferir los primeros.

Algunos inconvenientes con los de Ozono

El ozono es un gas compuesto por tres átomos de oxígeno (O3). No puede ser respirado por largo períodos ni en demasiada cantidad porque podría ser perjudicial. Por tal motivo la recomendación para un purificador para coche es de un máximo de 0,05 partes por millón (ppm).

Sabréis que estáis recibiendo un exceso de este gas en el vehículo si comenzáis a sentir un leve olor a cloro o a tinta de impresora. En ese momento no dudéis en apagar el artefacto.

Importancia de la calidad del aire dentro del coche

La contaminación no es solo posible encontrarla en exteriores. Cuando estamos en espacios cerrados, respirar aire contaminado podría hasta ser peor. El coche no escapa a esa situación, en especial cuando el clima afuera es caluroso y veraniego o muy frío e invernal. Mantenemos las ventanillas cerradas para protegernos del exterior pero al interior también hay que prestarle atención.

Allí dentro pueden concentrarse cientos de bacterias, virus y otros agentes perjudiciales para la salud así que usar un purificador de aire, siempre será una buena idea.

Recomendaciones para evitar los malos olores en el coche

No se trata solo de resolver el problema de los malos olores colocando un purificador. Estos logran disolverlos en gran medida ya que al atrapar las bacterias los aromas desagradables desaparecen.

Sin embargo, lo mejor que se puede hacer es tratar de evitar que esos olores entren al coche en primer lugar. Es buena idea evitar fumar mientras conduces, además evitar comer en el coche y lavarlo con cierta regularidad. Así ayudaréis al dispositivo a hacer un mejor trabajo y entrar al coche siempre será una experiencia placentera.