Los 6 Mejores Rodillos de Espuma Para Aliviar Tus Dolores Musculares

Para entrenar el centro del cuerpo, relajarte, aliviar tensiones y dolores musculares o hasta para ejercicios, puedes utilizar el mejor rodillo de espuma. Estos aparatos pueden venir en diferentes tamaños, densidades y formas para darte excelentes beneficios para tu salud.

Con estos rodillos puedes aliviar el dolor, lograr alineación muscular, mejorar tu salud y hasta mejorar tus tiempos de recuperación, tu rendimiento deportivo y lo mejor es que se pueden utilizar para cualquier edad.

Si ya estás listo para utilizar estas excelentes herramientas para entrenar o mejorar tus tratamientos, dale un vistazo a este articulo completo, ya que te explicamos todos sobre estos rodillos de espuma, cómo usarlos, sus beneficios y los mejores que puedes conseguir actualmente.

Los Mejores Rodillos de Espuma

El mejor rodillo de espuma

Estos versátiles aparatos pueden servir para muchísimas cosas. Sin embargo, para que les saques el provecho completo, es necesario que compres un buen modelo. Para ello, hemos creado una lista comparativa completa con los mejores del mercado para que puedas salir ya y adquirir el que mejor se ajuste a ti.

A continuación te presentamos los mejores rodillos de espuma:

1. Trigger Point Performance The Grid

Tiene un diseño ideal para darte masajes localizados, con una buena densidad para tener masajes mucho más realistas y satisfactorios.

A su vez, también puedes entrenar tu cuerpo con la cuadrícula y puedes hacer abdominales de varios tipos, desafiar tus músculos y lograr una experiencia completa, versátil y de buena calidad.

2. Rodillo de espuma PowerPro 2 en 1

Se trata de un modelo que viene con dos rodillos diferentes, uno de baja densidad y otro de alta para que tengas mayor versatilidad.

Es ligero, portátil, reduce el estrés, relaja la mente, mejora el flujo sanguíneo, agiliza los tiempos de recuperación muscular, te permite hacer estiramientos por tu cuenta y más.

3. Rodillo de espuma Maximo Fitness 15cm * 45cm

Este modelo es de densidad media y te da una relajación miofascial firme.

Es sólido, compacto y más duro que otros rodillos azules, también ofrece una guía de uso rápido para novatos y viene en color azul, negro o verde. A su vez, es bastante asequible y de excelente calidad.

4. Rodillo de espuma Meglio

Este modelo de la marca Meglio está disponible en presentaciones de 45 y 90 cm, con precios excelentes y el mejor alivio para tus músculos. Es un modelo realmente duradero, de alta densidad y que puede ser utilizado en cualquier parte de tu cuerpo para lograr resultados óptimos.

5. Rodillo de espuma Fit Nation

El segundo modelo menos costoso de nuestra lista viene en un tamaño de 33 x 14 cm, con un libro de ejercicios incluido y varios colores para que puedas elegir el que más te guste de todos: azul, negro, rosa, naranja, morado y verde.

A su vez, es ligero y hecho de resistente espuma EVA.

6. Rodillo de espuma para puntos gatillo Starwood Sports

Este modelo no solo es el más conveniente en términos de precio, sino que es ideal para masajes de tejido profundo, liberación miofascial, rehabilitación, ir al gimnasio y hacer actividades propias del fitness como yoga, pilates o Crossfit.

Viene en azul o negro, es ligero, de espuma EVA y de 33 x 14 x 14 cm.


¿Cómo escoger un rodillo de espuma?

Estos productos cumplen una función importante para tu salud y se usan en conjunto con tu cuerpo, por lo que es importante que compres el más adecuado para ti, para que no te hagas daño y tengas todos los maravillosos beneficios que ofrecen.

Firmeza

Cada modelo tiene una densidad y firmeza diferente, lo cual es muy importante saber si lo vas a usar para masajes Si te llevas un rodillo demasiado suave, no tendrás la presión adecuada, pero si es muy firme, puedes hacerte daño como moretones, traumas y dolores que impactan de forma negativa en tu rendimiento.

Por otra parte, si apenas es tu primera vez comprando uno de estos productos, te recomendamos que sea suave hasta que mejores tu técnica y tu cuerpo se acostumbre, momento en el que podrás usar modelos más duros. Estos últimos son más duraderos y sirven para largo plazo. Los más suaves se pueden deformar rápidamente, lo cual es un indicador de que deben ser cambiados.

A su vez, te puedes guiar por el color del rodillo, ya que los blancos suelen ser suaves y los negros son los más firmes. Si son rojos o azules son intermedios, aunque todo puede variar dependiendo de cada marca. Te recomendamos que los aprietes para ver qué tan duros son.

¿Para masaje de tejidos o ejercicios?

Aunque no sea redonda y solo se enrolle ligeramente, los modelos de medio círculo pueden mejorar tu balance si te paras sobre ellos.

También se usan para realizar terapias y mejorarte después de lesiones de rodilla y tobillos.
También son una buena opción para personas mayores con poca fuerza o tono muscular. Si te colocas sobre uno, puedes relajar tus músculos más tensos y te puedes mover de atrás hacia adelante hasta adecuarte al rodillo.

  • Textura

Algunos modelos tienen formas y perillas que te permiten aplicar diferentes niveles de presión y lograr un masaje más adecuado, mientras que otros rodillos son suaves y lisos.
Los lisos dan una presión idéntica en todos lados del rodillo, lo cual es ideal para los principiantes de los rodillos, ya que dan una presión menor.

A su vez, considera que son más económicos que los texturizados.
Los texturizados, por su lado, imitan las manos de un masajista, las perillas y formas de estos rodillos dan masajes más precisos para aliviar los nudos en tus músculos. Recuerda que siempre hay varias texturas para elegir.

  • Escoge la forma y el tamaño del rodillo

Los rodillos más largos son buenos como primera opción, ya que pueden trabajar toda tu espalda y la columna. También son más estables para trabajar los cuádriceps, por ejemplo. Los modelos más cortos son buenos para áreas más pequeñas como los brazos y pantorrillas. Los más pequeños de todos son ideales para usar en lugares de muy poco espacio.

El diámetro de 12 cm a 15 cm te da una buena altura para montarte y salirte del rodillo, mientras que los de 7.5 cm son buenos para masajes más profundos y precisos.
Los de medio círculo parecen estar cortados por la mitad y se usan para estiramientos de pierna y pies o hasta para aliviar la fascitis de la planta.

¿De qué tamaño debería ser mi rodillo de espuma?

La mayoría de estos productos tiene un diámetro de 15 cm, pero pueden ir desde los 30 cm hasta un máximo de unos 90 cm.

Te recomendamos comprar uno de 90 cm si planeas usarlo para tu espalda, ya que podrás usarlo rodando perpendicularmente sobre él sin caerte por los lados. A su vez, estos modelos te ayudan a mejorar tu postura al usarlo paralelo a tu columna.

¿Cómo usar un rodillo de espuma?

Dependiendo de las zonas del cuerpo donde vayas a usar el rodillo, puedes emplearlo de las siguientes maneras:

  • Pantorrillas:

siéntate en el piso con las piernas estiradas y las manos soportando el peso de tu cuerpo. Coloca el rodillo bajo las pantorrillas, rueda a lo largo de la parte trasera de las piernas y debajo de las rodillas hacia los tobillos.

  • Muslos:

coloca la pierna izquierda sobre el rodillo y el tobillo derecho sobre el izquierdo, luego pones tus manos soportando tu cuerpo y te deslizas sobre toda la pierna.

  • Cuádriceps:

acuéstate boca abajo y pon el rodillo bajo tus caderas. Apóyate en tu pierna derecha y deslízate desde tu rodilla a la cadera.

  • Espalda:

siéntate en el piso con el rodillo en la espalda baja, usando tus manos detrás de ti para darte balance. Endurece los abdominales y dobla tus rodillas lentamente para que el aparato se deslice hacia arriba de tu espalda, justo debajo de los hombros.

  • Cara externa de los muslos:

colócate de costado sobre la cadera izquierda, utiliza tus abdominales y glúteos para el equilibrio, deslízate de la cadera a la rodilla y cambia de lado.

  • Hombros y lados:

acuéstate de espaldas y pon el aparato bajo tus hombros, entrelaza tus dedos detrás de la cabeza e inclina la espalda alta sobre el rodillo. Usa los abdominales y glúteos para estabilidad y ejerce presión en el rodillo por tu lado izquierdo, subiendo tu hombro derecho.
Deslízate de la parte baja de los brazos hacia la parte baja de la caja torácica.

  • Trasero:

siéntate sobre el aparato, cruza la pierna derecha sobre la rodilla izquierda e inclínate sobre la cadera derecha mientras usas las manos para apoyarte. Ruédate suavemente y luego cambia de lado.

¿Cuántas veces al día debo usar un rodillo de espuma?

Esto depende de tus metas y las características de tu cuerpo, ya que si eres un corredor o amante del fitness que tiene mucha tensión muscular, es probable que las sesiones regulares con estos rodillos no sean muy beneficiosas.

Si eres como otros corredores que tienen mucha tensión o quieren estirar para terapia, es mejor que lo uses no todos los días hasta que mejore tu situación.

Si eres muy agresivo con el uso o muy frecuente, puede que termines creando traumas mínimos en tus músculos y sintiendo dolor. Lo que sugerimos es una frecuencia de 2 o 3 veces a la semana, con un máximo de hasta 3 veces al día si haces el aumento gradualmente y si realmente disminuye tus niveles de estrés y dolor.

Usar un rodillo de espuma es como estirar, lo cual también se recomienda máximo 3 veces al día. Recuerda que también, por más que hagas masajes y tratamientos, tus dolores pueden mantenerse por debilidad en otras zonas o por seguir entrenando muy fuerte.


También te puede interesar