Las 5 Mejores Sillas de Ducha

Tener en casa una persona con movilidad reducida ya sea en razón de la edad o por algún tipo de lesión requiere todos los cuidados posibles, en el baño es tal vez el lugar donde requieras tomar consideraciones de seguridad más extremas, por eso tener la mejor silla de ducha puede ser tu opción más viable.

Este tipo de instrumentos puede ser útil para personas mayores, minusválidos, discapacitados o enfermos que han sufrido lesiones que les impiden mantenerse en pie por mucho tiempo. No es aconsejable su uso con los bebés.

Cada silla tiene cualidades específicas que se adaptan a las necesidades del usuario. Es oportuno que las conozcas y analices para que te hagas una idea más concreta del producto exacto que necesitas.

La mejor silla de ducha

Nosotros hicimos un test, revisamos el costo y las características de este producto en sus distintos modelos y variedades. Elaboramos una guía que puede resultarte útil a la hora de comprar, donde seleccionamos, las que, consideramos, son las mejores.

A continuación te presentamos las mejores sillas de ducha: 

1. Silla de ducha con ruedas Obea

Fácil de manejar

Fabricada en aluminio con recubrimiento epoxi, con ruedas giratorias y tornillería de acero inoxidable, esta banqueta soporta un máximo de 100 kilogramos.

Tiene reposapiés abatible, que da mayor comodidad al paciente. Las ruedas tienen frenos que proporcionan gran seguridad y estabilidad.

Los materiales del producto son sólidos y resistentes y su diseño tiene hoyos de drenaje que facilitan el aseo personal. Viene con diseño ligero y es fácil de mover.

Su precio es, considerablemente, el más elevado de nuestra selección. Si el dinero no es problema para ti, tal vez esta pueda ser una buena opción.

2. Silla giratoria 360º para bañera Queraltó

Estable y segura

Con una ligera base de aluminio que facilita el desplazamiento, la silla giratoria para bañera del fabricante Queraltó es adecuada no sólo para personas con problemas motores, sino también para toda la familia, incluyendo a los niños. Es capaz de soportar hasta 109 kilos.

Una de las grandes ventajas de este taburete es que no necesita medidas especiales ya que es adaptable a cualquier tipo de bañera y cuenta con 4 posiciones de bloqueo.

Tiene agarraderas y conteras anti deslizantes lo que da mayor estabilidad y seguridad al usuario; además, tiene partes ergonómicas, hechas con plástico PVC y cuenta con cómodo respaldo y reposabrazos

Es un instrumento asequible y quienes ya lo tienen opinan que se trata de un equipo resistente y muy higiénico de limpieza sencilla.

3. Cablematic – Silla de ducha Cablematic

Cómoda y práctica

El asiento de baño de la marca Cablematic, es de tipo independiente, viene con respaldo regulable en altura a 6 posiciones y cuenta con reposabrazos antideslizante.

Está hecho con una estructura de aluminio, con base y respaldo rugoso de polietileno, también antideslizante.

Tiene asiento rectangular y ergonómico, con ventosas en cada una de sus patas para evitar el deslizamiento y es capaz de soportar hasta 110 kilogramos.

En opinión de quienes ya tienen una se trata de un producto seguro, estable, fácil de montar y elaborado con materiales antideslizantes, higiénicos y de buena calidad.

Se comercializa a precio bajo y lo consigues en un sobrio color blanco

4. Silla de ducha altura regulable con respaldo Homcom

Segura y fácil de limpiar

Capaz de soportar hasta 135 kilogramos, este asiento es ideal para los obesos, aquellas personas con sobrepeso o quienes tienen una condición bariátrica y, por supuesto, para quienes tienen problemas motores en general.

Se trata de un artículo regulable con respaldo y apoyabrazos que proporcionan comodidad y estabilidad al usuario. Está elaborado con materiales plásticos de alta densidad y es un producto muy higiénico, fácil de limpiar y respetuoso con el medio ambiente.

Puede usarse no sólo en la ducha, sino también en el WC. Sus patas tienen tapones de goma antideslizante, por lo que es un producto con gran estabilidad y seguridad.

Este modelo es económico y cuenta con respaldo y brazos desmontables, lo que lo convierten en un instrumento de fácil traslado e instalación.

5. Silla de ducha NRS Healthcare

Ajustable y ligera

Elaborada con marcos de aluminio inoxidable y plástico de altísima gama, esta silla ortopédica soporta hasta 102 kilogramos y es ideal para los abuelos o personas en condición geriátrica.

Se trata de un sillón estrecho, que viene con función ajustable en altura, es ligero, su base para sentarse viene con orificios de drenaje y es un muy fácil de limpiar e higiénica. Con poco esfuerzo, la silla se verá siempre limpia y en el máximo estado de conservación.

Es el modelo menos costoso de nuestra selección y quienes ya lo tienen afirman que es un producto con una excelente relación de calidad si se tiene en cuenta su costo.




¿Qué es una silla de ducha?

Es un instrumento diseñado para colocar en la bañera o ducha, con el objetivo de ayudar a sostener a las personas que tienen movilidad reducida, los ancianos o aquellos que están en una condición de salud que les impide el libre movimiento.

Deben ser objetos sólidos y resistentes a la humedad. Son útiles para las personas que quieren bañarse y cuidarse de forma independiente mientras reducen el riesgo de lesiones accidentales causadas por caídas dolorosas. Es necesario que sea compatible con la bañera o el espacio donde está la regadera, de lo contrario no será de ninguna ayuda.

Consideraciones antes de comprar una silla de ducha

Cada silla de baño tiene cualidades que pueden funcionar mejor, o peor para cada usuario según lo que requiera, esto viene dado porque cada usuario tiene altura, peso y necesidades físicas diferentes. Esto sin contar con que las medidas del baño o la ducha también son distintas. Es por eso, que debes tener en cuenta las siguientes consideraciones para que puedas identificar así la silla adecuada:

Altura del asiento:

Algunos modelos como los que traen dos patas o ninguna, no se ajustan en altura porque éstos suelen ser diseñados para que se apoyen o descansen en las paredes de la bañera, estos tal vez son una buena opción para las personas de baja estatura.

Pero hay otros modelos, de estilo independiente cuya altura es ajustable hacia arriba o hacia abajo, éstos son útiles para personas más altas; estos modelos traen rangos mínimos y máximos de altura.

Ancho del asiento:

Un asiento ancho puede ser útil para voltearse y sentarse en el asiento mientras el usuario está parado fuera de la bañera para luego levantar las piernas una a la vez sobre uno de los bordes de la bañera desde una posición de asiento seguro, evitando así la necesidad de pasar dentro y fuera de la bañera.

Estilo del asiento:

Algunos son planos, otros levemente arqueados. Si el usuario planea sentarse de lado antes de entrar a la bañera lo aconsejable es que seleccione uno plano ya que los de superficie arqueada tienden a inclinarse en estos casos, perdiendo estabilidad.

Estabilidad:

Los modelos diseñados para sujetar a la pared suelen ser más estables que los independientes.

Altura de la pared de la bañera: Los modelos que se sujetan a la pared de la bañera no necesariamente son compatibles con todas, así que es bueno confirmar que acomodará la altura de la pared de la bañera antes de comprar.

Ancho de la pared de la bañera: Si buscas un modelo sin patas que descansa en la parte alta de las paredes de la bañera debes confirmar que se adapte a la anchura de tu bañera y que te deje un mínimo de espacio para sentarte con seguridad. Si estás considerando un modelo con abrazaderas en la pared, debes igualmente asegurarte de que coincida con el ancho.

Ancho del suelo de la bañera: Es bueno confirmar que el ancho de las piernas de la silla cabrá dentro de la bañera, antes de comprar.

Relleno: Un modelo con un asiento acolchado puede ser útil para las personas que son propensas a lastimarse de la piel o a desarrollar úlceras de presión en sus partes inferiores.

Puerta de la ducha: Generalmente las sillas de baño que van sujetas o apoyadas en la pared bloquean las puertas de la ducha, haciéndolas incompatibles, si estás considerando seriamente este tipo de sillas, deberás sustituir las puertas por una cortina.

¡Sin política de devoluciones!: Si la compraste es tuya, debes tener en cuenta que en algunos países hay políticas estrictas que prohíben devolver este tipo de instrumentos, a menos que todavía esté sellado en su embalaje original, de modo que, antes de comprar, debes tener seguridad plena de lo que quieres y necesitas para evitar así sorpresas desagradables.

¿Qué estilo de silla de ducha es adecuado para ti?

mejor-silla-de-ducha

Silla de Ducha

Existen varios estilos que se resumen en las cualidades que puedan ofrecer al usuario para sentirse más cómodo y mantener el equilibrio, entre las más populares encontrarás:

Silla de ducha sin brazos o espaldar: Es ideal para quienes pueden mantener el equilibrio cuando están sentados y tienen buena fuerza de espalda. Es un asiento para cualquiera que desee sentarse mientras toma su baño, es importante que la silla tenga superficie antideslizante y agujeros para que corra el agua.

Silla de ducha con espaldar: Son lo apropiado para quienes no tienen mucha fuerza en la espalda y sienten la necesidad de apoyarse en la parte posterior de la silla ya que de ese modo se guarda mejor el equilibrio. Se puede usar con brazos o sin brazos y para quienes tienen problemas de descomposición de piel es aconsejable usar un asiento acolchado.

¿Silla de ducha con o sin abertura?

Una silla con abertura tiene un espacio cortado en el asiento que puede usarse para lavarte el cuerpo al tiempo que te tomas una ducha. Las hay con asientos sólidos y otras que tienes tapones para que puedas cambiar a la forma de apertura sin mayor problema.

Las grandes ventajas de ésta es que es ideal para personas con incontinencia y, además, facilita el lavado de las partes íntimas, como desventaja puede decirse que no son realmente tan cómodas y quien la usa debe tener buena posición y equilibrio, de lo contrario puede caer por la abertura.

Tipos de silla de ducha

Existen diversos tipos, todas elaboradas según las necesidades de comodidad y estabilidad del usuario. Entre las más populares encontramos:

  • Sillas de ducha multifunción:

Muchas sillas de ducha tienen más de una función y esta cualidad les ahorra gastos en accesorios que son útiles. Entre ellas una sección extraíble o recortada en la base del asiento; puede ser que también venga equipada con una bandeja para inodoro o colocada encima de un inodoro; también pueden traer marco de apoyo de tocador, entre otras cualidades.

  • Sillas de ducha para ahorrar espacio:

También hay algunas sillas de duchas que se fijan en el espacio de tu baño. Generalmente van pegadas a la pared y tienen pies plegables y un mecanismo de bisagra que permite doblarlo y colocar contra la pared cuando no se requiere. Si tu pared es adecuada para este tipo de sillas, puede ser una opción.

Características importantes para una silla de ducha

Las cualidades más importantes de un instrumento de esta naturaleza dependerán de la necesidad de sus usuarios, sin embargo, una buena silla debe tener, como mínimo, una combinación de la mayoría, o todas estas cualidades:

  • Estabilidad: Cascos antideslizantes en las patas, o ruedas con freno independiente.
  • Buen ajuste: La altura, el ancho y la profundidad del asiento deben adaptarse al usuario.
  • Rápido drenaje: El agua debe ser capaz de drenar rápidamente para ayudar a secar y para contribuir al confort del usuario.
  • Seguridad: Apoyabrazos, reposapiés y apoyacabezas pueden mejorar el nivel de estabilidad y apoyo. Un cinturón de regazo resistente también es una característica útil. Evita colocarla cerca de alguna instalación eléctrica.
  • Facilidad de traslado: Los apoyabrazos desmontables pueden facilitar transferir al usuario desde una silla de ruedas, por ejemplo, hasta la silla utilizando los lados. Los reposapiés oscilantes también son útiles.
  • Confort: Busca diseños ergonómicos y la disponibilidad de amortiguación impermeable.
  • Facilidad de limpieza: Busca una silla con superficies lisas y elaborada con materiales antibacterianos y fáciles de limpiar.
  • Fuerza: Comprueba que la capacidad de peso máximo del producto es suficiente para el usuario deseado.
  • Capacidad de inclinación: Una silla móvil reclinable pone al usuario en una posición más estable y también permite al cuidador adoptar una postura de trabajo más conveniente.

¿Por qué las sillas de ducha son consideradas «Equipo de seguridad?»

Estudios serios sobre el tema destacan que los baños son lugares especialmente peligrosos. Las estadísticas, en gran parte de los países, señalan números importantes de lesionados por caídas en el baño.

Dado este cuadro quienes tienen problemas de estabilidad o movilidad reducida deben tomar todas las previsiones que les sean posibles.

Teniendo en cuenta estos análisis, los suministros médicos, como sillas de ducha y otras ayudas de vida diaria son, de hecho, un equipo de seguridad importante para el hogar, más aún, tratándose de un hogar donde viven ancianos o personas con problemas motores.

¿Quién usa las sillas de ducha?

Aunque se cree que estos instrumentos son, sobre todo, para los ancianos, la realidad es que cualquiera puede necesitar, en un momento dado, una silla de ducha.

Las personas con problemas motores o movilidad reducida, quienes tienen sobrepeso, lesiones de pierna, rodilla o tobillo que no pueden mantenerse en pie por mucho tiempo o incluso aquellas personas que se recuperan de cirugías, están en la necesidad de usar este tipo de instrumentos.

Consejos de seguridad para el baño y recomendaciones para personas de la tercera edad y la mejor ducha de mano

Dados los niveles de humedad que hay en los baños, son sitios de potenciales lesiones, de manera tal que, para tu salud y bienestar, tengas en cuenta los siguientes consejos

  • Coloca una alfombra en el suelo en áreas húmedas y usa tiras antideslizantes. Son seguras, de alta resistencia y durabilidad. Además, son fáciles de limpiar con detergentes y resultan cómodas para los pies descalzos.
  • Instala las barras de agarre y rieles de seguridad en la bañera. Necesitas apoyarte en algo para coordinar los movimientos.
  • Compra la mejor ducha de mano. Este dispositivo te permite seleccionar el suministro de agua óptimo y convierte el baño en disfrute. Una buena cortina de ducha también es indispensable.
  • Coloca revestimientos antideslizantes en la base de tu ducha, esto te dará estabilidad y seguridad.
  • Utiliza un asiento con pasamanos y apoyabrazos. Añade altura adicional y es cómodo para sentarse o levantarse del inodoro.
  • Por último, considera la posibilidad de comprar un paseo de ducha. Esta es una gran inversión si tiene recursos adecuados.




También te puede interesar