mejor-sujetador-de-lactancia

Los 5 Mejores Sujetadores de Lactancia Con Más Comodidad Y Practicidad

Todas las madres queremos el mejor sujetador de lactancia, y es que cuando se trata de esta especial etapa queremos estar lo más preparada posible.

Un sujetador de lactancia es de un diseño parecido a los sujetadores normales, la diferencia de estos que es que tienen copas abiertas generalmente por una abertura lateral en la fácilmente se desengancha el cierre para extraer el pezón y alimentar al bebé.

A pesar de no ser esencial, esta pieza es conveniente ya que la hora de la lactancia será rápida y sencilla, y no tendrás necesidad de quitarte tu sujetador para darle de comer a tu bebé con hambre.

En el mercado existen varios estilos, pero lo clave al elegir es asegurarte que sea un sujetador que se adapte a tu comodidad y de igual forma que no ejerza presión sobre tus conductos de leche, ya que al obstruirse podrías provocar una dolorosa inflamación en los pechos.

Algunas mujeres caen en el error común de comprar un sujetador de talla equivocada, pero es normal ya que el cuerpo durante el embarazo sufre cambios drásticos, lo importante es considerar el ancho de la espalda y el tamaño de la copa, que en la mayoría de los casos necesitamos una talla mayor que los sostenes que usamos cotidianamente.

Dependiendo de la marca las tallas de los sujetadores pueden ir desde la A hasta la D, seguidas por DD, DDD, E, F, G, H e I; y ya que por las tallas no hay problemas, te recomendamos invertir en un sostén de lactancia de buena calidad que mejorará la experiencia al servirte de apoyo durante estas las primeras etapas de la maternidad.




¿Cuál es el mejor sujetador de lactancia?

Ya te comentamos lo ventajoso que es tener un sostén de lactancia, pero para hacerte las sugerencias más asertivas de cual es el ideal para ti hemos preparado una lista donde encontrarás las piezas que reúnen las mejores características.

A continuación encontrarás cinco modelos destacados gracias al soporte del pecho, el tipo de material, la comodidad y sobre todo que, garantizando la buen calidad son sujetadores de lactancia baratos que puedan ajustarse a cualquier presupuesto.

A continuación te presentamos los mejores sujetadores de lactancia:

1. Sujetador Premamá sin aros Gratlin

OFERTA
Gratlin - Sujetador Cómodo Embarazo y...
158 Opiniones

En su tabla de tallas encontrarás el ajuste ideal para ti.

Es un sujetador cómodos que no tienen aros; por su parte, las copas del mismo son súper suaves, igual que la banda inferior la cual bordea el cuerpo con delicadeza sin provocar roces o marcas en la piel.

Los clips hacen que se quiten y se pongan fácil y rápido, además que viene disponible en nueves colores que se ajustan a tu estilo.

Es fabricado con microfibra y al no tener costura la pieza se irá adaptando al crecimiento del pecho durante el embarazo.

Es un sujetador de calidad que da una forma muy bonita al pecho y que además tiene un precio asequible por el que te provocará comprarte más de uno.

2. Sujetador elegante Kostar

Práctico sujetador maternal para las últimas etapas del embarazo y durante la lactancia materna, el mismo está elaborado con 85% Poliamida y 15% Elastano, especialmente orientado para los pechos más grandes.

El diseño tiene un delicado encaje y unos bellos lazos que le da más estilo a la pieza

Los tirantes son de largo regulable y tiene un grueso que le da estabilidad y evita que se resbalen o caigan por tus hombros, además que se pueden quitar y poner dependiendo de la vestimenta que uses.

Te encantará el poder de sujeción que tiene y la forma que le da a tu busto.

3. Sujetador premamá semiacolchado Gaia

OFERTA
Gaia 523 Sujetador Premamá/De Lactancia...
13 Opiniones

La combinación de los materiales entre poliamida, poliéster, licra, algodón y poliuretano lo hacen un sostén resistente el cual lo podrás lavar y la pieza mantendrá su forma intacta.

El sujetador es semiacolchado por lo que te sentirás totalmente cómoda y además adicionalmente podrás comprar la braguita para tener el conjunto completo.

Su forma recoge el busto con firmeza y da una forma redondeada. Asimismo la estructura tiene copas revestidas con algodón para asegurar el mayor confort.

El cierre del mismo es de doble corchete, con tres niveles de regulación que te brindarán un ajuste perfecto.

4. Sujetador de lactancia Alles

La firmeza de las copas rígidas y los tirantes regulables te darán el soporte que necesitas.

Aparte de ser de buena calidad son piezas bellas delicadamente decoradas con encajes, cintas y lazos que le dan el toque femenino que tanto te gusta.

Las copas son revestidas de material transpirable y propiedades antibacteriales, que te harán sentir más fresca.

El tipo de cierre Quick-Click, tan fácil de abrir que lo puedes hacer con una sola mano, por lo que estás lista para amamanta a tu bebé rápidamente.

La calidad de los tejidos es superior, la pieza queda muy bien en el cuerpo, y cumplirá a cabalidad con tus expectativas.

5. Sujetador de algodón Arshiner

Más que un sostén es un soporte completo y eficiente para tus pechos que mantendrá todo en su lugar.

Es fabricado con algodón para hacerlo más cómodo y sus botones al frente se abren con facilidad para sacar tu pezón y alimentar a tu hijo.

La pieza varia en tres colores: piel, rosa y negro y podrás lavarlo a máquina sin riesgo a que se  deforme.

Es un diseño recomendado mayormente para las mujeres de pechos más grandes, sin embargo sus tallas se ajustan a cualquier tamaño.

Es de las piezas más cómodas que podrás conseguir y la misma tiene un precio realmente competitivo.

Sea cual sea el que elijas lo clave es que tú te sientas cómoda con la pieza mientras amamantas a tu hijo y también que tomes en cuenta los detalles que más te satisfacen, ya sea el material, la decoración, o la versatilidad del mismo que definitivamente te ayudará en las primeras etapas de delicado proceso de la lactancia materna.




¿Qué es un sujetador de maternidad?

Durante el embarazo, los senos se van preparando para la lactancia mejor-sujetador-de-lactanciaaumentando de peso y de volumen. Para evitar futuros problemas, como la flacidez o mastitis, es importante usar sujetadores adecuados para esta etapa.

Los sostenes de lactancia o maternidad se utilizan para dar el máximo apoyo, una buena cobertura y comodidad para todo el día. Esto es porque uno de los primeros signos de embarazo puede ser un aumento de la sensibilidad de los senos y conforme avanza la gestación, el tamaño de la caja torácica también aumenta.

Este tipo de brassieres dan a tus senos el soporte que necesitan. Además, son bastante cómodos y prácticos para cuando tengas que amamantar al bebé. La mayoría están hechos en un 90% de algodón y 10% de Licra.

Los de maternidad o embarazo se asemejan a los regulares, sólo que su versión grande, diseñados para sujetar el pecho en el embarazo.

Los de maternidad y lactancia son muy parecidos, con la gran diferencia que los de lactancia están diseñados para este fin y permiten un fácil acceso al pezón.

¿Por qué necesitarás un sostén de maternidad?

La glándula mamaria es un órgano que carece de músculos y que, por tanto, tiene escasos mecanismos de fijación. Va apoyada solamente en los músculos pectorales a través de unos ligamentos que no son muy potentes y es un tejido fibroso que necesita un agente externo como es el sujetador.

Con el tiempo, estos ligamentos se rompen y la piel se va estirando, provocando la temida caída del pecho, los cambios hormonales y de peso.

Un brassier diario normal está diseñado para un pecho que es menos pesado y sensible. Además, los diseños tienden a ser por motivos de moda, no por comodidad, lo que da como resultado un sujetador que no funciona bien durante el embarazo o la lactancia.

La razón para que las embarazadas elijan un sostén de características especiales para usarlo en este período y post nacimiento es que suelen sentir unos senos más grandes, más pesados y mucho más sensibles.  Además, muchas experimentan un aumento de hasta 3 tamaños de copa lo que hace que no puedan seguir usando su sostén habitual.

¿Cuántos sostenes necesitarás?

Existen los modelos de maternidad y de lactancia. Ambos cumplen la misma función sólo que el de lactancia cuenta con unos broches adicionales que permiten exponer el seno durante el amamantamiento, permitiendo una alimentación discreta y sencilla.

Un buen sujetador de maternidad contendrá capas adicionales de tela, preferiblemente de algodón, para ayudar con el apoyo y la comodidad.

La parte superior de la copa suele ser elástica para adaptarse a cualquier fluctuación en el tamaño del pecho, la banda posterior tendrá ganchos adicionales para la expansión a medida que la caja torácica se expande y contendrá unas correas ajustables fuertes.

La cantidad de sujetadores que necesitarás dependerá de tu presupuesto, de cuantas veces alimenta y cada cuánto los lavas.

El sostén de lactancia es un producto que no resulta siempre económico, por lo que, si no se tienes pensado dar mucho tiempo el pecho, puede resultar un gasto excesivo invertir en muchas piezas de estas.

En general, la norma sería como mínimo tres sostenes en tu guardarropa. Uno para que pueda usar, tener uno en el lavado y otro en el cajón.

¿Cómo escoger un buen sostén de maternidad?

Los diseñadores se han encargado de crear una variedad de modelos que te permitirán disfrutar del embarazo de una manera cómoda sin dejar de sentirte bella.

El mejor es aquel que tenga una talla adecuada al pecho de la madre en el momento en que debe amamantar al bebé, que sea cómodo y que sea de calidad, ya que de él depende que esta tarea no se vuelva complicada e incómoda

Hay muchos estilos diferentes de sujetadores de lactancia disponibles en el mercado, es decir, sin costura, contorno reforzado, suspensión, sin tiras, con tiras ajustables, para dormir, busto más completo, copa suave y copas moldeadas, entre otros.

Para ayudarte a elegir el sujetador para el embarazo que mejor encaja con tu cuerpo, te damos algunos consejos:

El ancho de espalda es un factor clave a tener en cuenta para elegir un bra que se ajuste a ti, pero sin oprimirte. El tejido de la prenda debe ser flexible y ajustable para adaptarse a esta zona. Recuerda que el contorno de espalda adecuado queda a la altura del pecho, ni más arriba ni más abajo.

La copa debe amoldarse perfectamente a tu pecho; sin ser ni más grande ni más pequeño de lo necesario.

Los tirantes más cómodos son aquellos confeccionados con tejidos elásticos. Los rígidos no se ajustan bien a los movimientos y aquellos que usan tejidos de fantasía, como brocados o encajes, tienden a ceder. Recuerda que el tirante debe ser lo suficientemente ancho para aportar una buena sujeción y ser cómodo en los hombros.

Si practicas actividades físicas durante el embarazo, escoge un sostén específico que te ayude a sujetar esta parte de tu cuerpo como debes.

Ahora bien, no es necesario salir corriendo a la tienda a comprar un sujetador apenas te enteraste de la noticia de que pronto llegará un nuevo miembro a la familia. Para cada etapa hay un tipo de sujetador. Coge dato con estas sugerencias que te damos para que no malgastes tu tiempo y tu dinero.

Antes de los 6 meses de embarazo

Todavía no hace falta llevar el sujetador premamá, así que mientras compra un sostén normal de una talla más grande. El truco está en comprarlo barato ya que no se usará demasiado tiempo.

De 7 a 9 meses de embarazo

Este es el momento de comprar el temido sujetador de premamá. Un brassier de premamá, a pesar de ser una de las prendas menos sexys del mundo, ofrece una gran sujeción, especialmente en los laterales, que a esas alturas probablemente molesten bastante.

Post Parto

No es recomendable usar un bra de copa en este momento, ya que los senos podrían sentirse comprimidos y restringidos, generando molestia y dolor.

Lo mejor es usar sujetadores de lactancia sin costura durante las primeras 4 semanas posteriores al nacimiento. Estos están diseñados para estirarse y crecer con la forma cambiante del cuerpo, proporcionando soporte sin restricciones.

4-8 semanas después del nacimiento

En este período por lo general los senos vuelven al tamaño que tenían a los 8 meses de gestación. Ya en este momento cuando los senos se han estabilizado, es seguro usar un sujetador con copa.

Un sostén de lactancia de tira flexible le dará un soporte adicional y una forma favorecedora.

Otra opción popular es un sujetador de contorno. Una solución maravillosa para las mujeres que les gusta usar camisetas o prefieren un perfil suave debajo de la ropa.

La novedad es el sujetador de lactancia Spacer.  Es una tecnología relativamente nueva en el tejido, formado por una tela espaciadora es mucho más delgada que se amolda a la forma del cuerpo, proporcionando un perfil contorneado sin el volumen de la espuma.




Nunca compres un sujetador si:

-Es de la talla equivocada: Si después de los cambios en el embarazo no sabes qué talla usar, ponte en manos de un experto que te oriente

-Es incómodo: Nunca compres un sostén que no se siente cómodo en la tienda, aunque te encante luego no se sentirá cómodo en casa.

-No encaja: No compres un sujetador que tenga espacio extra en las copas con la esperanza de que se llene cuando te llegue la leche. Un sostén que es demasiado grande en las copas no lo sujetará, lo que podría provocar una flacidez y molestias prematuras.

-Tamaño incorrecto: Si la tienda no tiene su tamaño, vete a otro lugar. No te dejes llevar por el precio o la belleza, si no es tu talla, simplemente no servirá.

-Lo barato sale caro: Evite sacrificar calidad por cantidad. Los sujetadores más baratos perderán con el tiempo su capacidad de soporte, ya que las telas y los accesorios pierden elasticidad. Al final tendrás que comprar otro aunque no quieras.

Ventajas de usar un sostén de maternidad

Comodidad:

Este tipo de prenda de vestir no tiene aros, pero aun así es capaz de sostener tus senos, caso contrario con los sostenes ordinarios, que a menudo vienen con un alambre debajo para su apoyo y se vuelve una verdadera tortura para tus senos, ya que presionan contra los tejidos blandos, provocando dolores y molestias.

Buena salud:

Algunos expertos sugieren que el alambrado inferior en los sostenes comunes puede ejercer un exceso de presión sobre los conductos de la leche y terminan bloqueándolos. Esto puede causar mastitis, una condición que a menudo es extremadamente incómoda.

Los sujetadores de lactancia tienen el doble beneficio de ser cómodos pero a la vez de apoyo, lo que garantiza que la sangre fluya libremente dentro del tejido del seno suave.

Labor ininterrumpida:

Los conductos de leche bloqueados pueden reducir significativamente la capacidad de los senos para producir suficiente leche para el bebé. En algunos casos, la producción de leche puede cesar, interrumpiendo la lactancia.

Ideal para la salud del bebé:

Como lo mencionamos anteriormente, las infecciones mamarias como la mastitis también pueden representar una amenaza para la salud y el bienestar del bebé, así que si usar un sostén te va a ayudar a amamantarlo feliz pues bienvenido entonces.

Conveniente:

Un sujetador de lactancia viene con clips convenientemente colocados que son fáciles de enganchar y desenganchar en segundos, lo que permite un acceso rápido y sin obstáculos a los senos.

Flexible:

Uno de los cambios más notables en las madres lactantes es un aumento en el tamaño de los senos y los brassieres de maternidad se adaptan a esos cambios.

Los sujetadores de lactancia están hechos de telas que incluyen spandex, además, hay varias filas de ganchos en la parte posterior, lo que hace que la prenda sea fácilmente ajustable.

Relajante:

Los senos crecen tanto en peso como en tamaño. Esto puede causar dolor e incluso irritante si se las correas son muy finas y ásperas. Eso no sucede con los sostenes de maternidad cuyos tirantes son gruesos, fuertes, anchos, cómodas, no tira o pellizca, aliviando la presión y la fatiga asociada con la lactancia.

Forma:

El uso de un alambre en la copa dará lugar a la acumulación de líquidos y tejidos blandos, haciendo que los senos pierdan su forma y se caigan.

Un sostén de lactancia mantiene los senos en forma, asegurando que la forma de los senos se mantenga y minimizando los efectos de la gravedad a largo plazo.

Elegante:

Los sostenes de amamantamiento, también son atractivos, y notará que estás usando un sostén diferente, ya que también son prácticamente invisibles debajo de la ropa.

Las copas de espuma moldeadas también significan una gran versatilidad, ya que tienen la capacidad de ocultar pezones y almohadillas para el pecho.

Mézclalos y combínalos para adaptarlos a tu armario: En realidad, hay muchos diseños y colores disponibles para sostenes de lactancia, sin necesidad de que sean aburridos o feos.

En conclusión, los beneficios de usar una prenda de vestir adecuada al proceso que está viviendo tu cuerpo en ese momento sería una excelente opción ya que:

  • Reducen en gran medida el dolor de los senos y se ajustan fácilmente al tamaño de los mismos.
  • Los tirantes gruesos y fuertes evitan los moretones y marcas causadas por el peso de los senos
  • Puedes encontrar diversos modelos en el mercado que te hacen ver sexy y atractiva, esto es por si pensabas que utilizar este tipo de brasieres es “poco femenino”.
  • Funcionan como apoyo para mantener una postura recta.
  • Son graduales para permitir el crecimiento de tus senos

Preguntas frecuentes

¿Cómo puedo saber si el sostén me queda bien?

-Revisa que los senos no se «derramen» fuera de la parte superior de la copa; cualquier presión en los senos puede aumentar el riesgo de mastitis o conductos bloqueados.

-Debe tener costuras laterales detrás del seno y debajo del brazo

-Que tenga correas que sujeten los senos sin maltratar en los hombros

-Que tenga una banda ajustable en su espalda que se mantenga horizontalmente y no se suba a la espalda

-Que sea lo suficientemente «flexible» para permitir que los senos cambien de tamaño a medida que se llenan y vacían con leche y con espacio para almohadillas para el pecho.

Si entras a una tienda podrás medirte varios sin necesidad de acudir a la cinta métrica. Si compras en línea, verifica la información de medición o ajuste para la empresa de la que está interesada en comprar.

¿De algodón es mejor?

Algunas madres pueden ser sensibles a las fibras sintéticas en el embarazo o durante la lactancia, lo que puede causar irritación de la piel o promover la sudoración. Se recomiendan sostenes ricos en algodón (algodón o una mezcla de algodón y poliéster) ya que las telas deben ser «transpirables», es decir, permitan que el aire fluya para que la humedad se libere rápidamente.

¿Cuál es el mejor estilo?

Al probar diferentes estilos, recuerda abrir y cerrar la copa del sujetador. La mayoría de estos sostenes se abren para la alimentación y algunos son más fáciles de manejar que otros. Busca piezas donde toda la copa se pliegue, en oposición a los estilos rígidos que pueden ejercer presión sobre un pecho lleno mientras se alimenta.

¿Son válidos los aros de metal en el sostén de lactancia?

Los aros deben evitarse sobre todo los primeros meses ya que presionan el tejido productor de leche, evitan el drenaje de la leche y aumentar el riesgo de obstrucción de conductos y mastitis.

¿Puedo usarlo para dormir?

El uso de un sostén de amamantamiento o lactancia por la noche es una elección personal. La mayoría lo usa para mantener las almohadillas protectoras en su lugar. Lo importante es que debe quedar bien ajustado para no cortar el tejido mamario e idealmente debe ser de algodón.

En caso de preferir dormir con brassier, sin duda es una buena opción hacerlo con él puesto en lugar de cambiarlo, ya que durante la noche también se le debe dar el pecho al bebé.

Usar o no un sujetador durante el embarazo y después del alumbramiento es tu decisión. En definitiva, debes buscar aquella prenda que no te oprima y con el que te sientas cómoda para llevar a cabo tu día a día.