Las 9 Mejores Vaporeras Para Cocinar Platos Fáciles Y Saludables

La mejor vaporera eléctrica será tu aliada para preparar recetas fáciles y tener una dieta saludable.Para cocinar alimentos con este aparato no necesitarás aceite ni ningún otro tipo de grasa que llenan de calorías tus alimentos y deterioran la salud de tu cuerpo.Hoy día con este boom de la onda saludable hemos interiorizado un poco acerca de los alimentos que más le favorecen a nuestro cuerpo; y definitivamente no hay mejor manera de empezar un estilo de vida saludable que cocinar al vapor nuestros platos preferidos.Al usar estos compactos aparatos también podrás cocinar piezas de pescado y otros mariscos que conservarán mejor sus jugos y propiedades alimenticias; y en el caso de las vegetales mantendrán un aspecto colorido y textura firme, características que se pierden casi en tu totalidad cuando los hervimos de manera tradicional.La mayoría de ellas tienen buena capacidad para cocinar grandes porciones; e inclusive existen modelos que cuentan con varias bandejas para separar las carnes de las verduras, así como también las más versátiles con las que podrás preparar arroz y otros granos y hasta las de origen natural como las conocidas vaporeras de bambú.

¿Cuál es la mejor vaporera?

Por tantas opciones que hay en el mercado tuvimos que hacer una investigación para dar con las mejores ollas vaporeras  que les han brindado a los usuarios experiencias satisfactorias.

Sin embargo, lo más importante para hacer una compra acertada, es adquirir la pieza que más se ajuste a lo que necesitas; por lo que considerando las unidades con las mayores ventajas y los precios más asequibles enlistamos los nueve modelos más destacados y con el mayor potencial para convertirse en el artefacto preferido de la cocina.

 A continuación te presentamos las mejores vaporeras:

1. Vaporera Russell Hobbs

Podrás hacer un almuerzo completo con esta vaporera. Tiene tres niveles para separar distintos tipo de alimentos sin que se mezclen los olores y sabores e incluye un cocedor de arroz con capacidad de hasta un litro para que lo prepares simultáneamente.

Su diseño es una base de acero inoxidable con la estructura superior transparente para poder verificar el estado de la cocción. Asimismo, cuenta con un temporizador de apagado automático que emitirá alerta cuando tu comida está lista.

Con este aparato no tendrás excusas para cocinar saludablemente conservando todas las propiedades de los alimentos.

Te encantará su practicidad y el sabor con el que quedan tus comidas.

2. Vaporera Philips HD9140

Gracias a su recipiente de más de un litro de agua, no tendrás que recargar constantemente el vital líquido para generar el vapor.

Su estructura robusta quedará fija por contar con una base antideslizante que te ofrecerá más seguridad mientras estás en tu cocina.

Otra de sus ventajas es que es de tacto frío, por lo que podrás tocarla por su superficie y no te quemarás.

SI tu familia es grande esta es la vaporera ideal para ti, podrás cocinar varias porciones de tres tipos de platos diferentes al mismo tiempo y además su arrocera tiene volumen hasta para 1,2 litros.

3. Vitacuisine compact Tefal

El modelo cuenta con la función Vitamin+, la cual acelerará el proceso de cocción y a su vez preservará mejor las propiedades de los alimentos.

Una de sus ventajas es que conserva los alientos calientes después de que están listos, por lo que siempre comerás tu plato como recién hecho.

Es una vaporera de acero inoxidable con recipientes transparente y coloridos toques de que le dan un aspecto moderno.

4. Vaporera eléctrica Morphy Richards

Lo diferente de este equipo es su diseño rectangular en un solo nivel el cual se segmenta en tres espacios para separar los alimentos.

Tiene capacidad de hasta 8,2 litros y también conservará la temperatura de los alimentos después de completar su cocción

Las partes extraíbles son perfectas para el lavavajillas y su tamaño y forma permiten almacenarlo fácilmente.

Es cómodo de usar, con control digital y pantalla LED de gran tamaño para monitorear el funcionamiento.

5. Kenwood FS620

Tiene tres recipientes con orificios por toda la base que garantizan la distribución del vapor por todo los alimentos.

Si eres de la que se distrae en la cocina, esta es la vaporera indicada para ti. Si la cantidad de agua se consume en su totalidad la pieza se apagará automáticamente, por lo que no tendrás riesgos de averías en el producto por funcionar sin agua.

El modelo es de base de acero inoxidable, con colores blanco y gris con tapas transparentes ligeramente ahumadas, por lo que combinará con cualquier estilo de decoración en la cocina

Es fácil de limpiar y de usar y ha recibido premios y reconocimientos que lo certifican.

6. Seb VS4043000 Vitacuisine Compact

Aparte de sus tres espaciosas cestas para los alimentos, la misma incluye además un kit de cuatro recipientes pequeños unidos por una estructura con asa que resulta perfecto para cocinar porciones individuales de cualquier tipo de comida.

Aunque las instrucciones del manual vienen solo es francés el uso del aparato es muy intuitivo.

Los alimentos los cocina rápidamente, por lo que tendrás una preparación completa de almuerzo para tu familia en pocos minutos.

7. Aigostar Fitfoodie HY4402

Si eres de las personas que se preocupa por el medio ambiente, te encantará saber que esta vaporera es fabricada con materiales adecuados para alimentos y que a su vez son amigables y respetuosos con la naturaleza.

Es una vaporera barata sin embargo, tiene un sistema de cocción eficiente; esta pieza distribuye el vapor por el interior de todos los niveles de las bandejas, llegando a los alimentos de manera uniforme, así tu comida quedará cocida a la perfección en el tiempo justo.

Las partes extraíbles son  seguras para el lavavajillas y cuenta con un temporizador que te avisará cuando todo está listo.

8. Ufesa CV3000

Lo mejor es que cuenta con siete programas de cocción que se ajustan al tipo de alimento que vayas a cocinar.

Es de las vaporeras más versátiles, la compra incluye un recipiente para arroz e inclusive para la sopa y además podrás preparas infusiones de hierbas o especias.

Cuando el nivel de agua desciende no tendrás que parar la cocción para rellenar el recipiente ya que lo podrás hacer desde una entrada externa; y si el agua se consume en su totalidad se activará el sistema de seguridad para detener el funcionamiento del aparato.

Es sencillo de limpiar y tiene un uso intuitivo gracias al control digital display LCD.

9. Hervidor de alimentos Braun FS20R Gourmet

Representa una evolución del exitoso modelo anterior de esta marca.

Cuenta con dos bandejas de amplio tamaño con rejillas en su base para cocinar porciones grandes.

Es rápida para trabajar gracias a la función de turbo vapor. También cuenta con un temporizador y una potencia de 850 W.

Es de diseño clásico blanco con azul con medidas compactas para guardarlo con facilidad.

Los materiales son duraderos y mantendrán un buen aspecto por mucho tiempo.

La Vaporera: Una Sana Herramienta Para Nuestra Cocina

La alimentación marca la diferencia en nuestra salud. Por muchas que sean las horas que se inviertan en un gimnasio o al realizar actividades deportivas, no se comparará con el aporte que ejerce lo que comemos a diario.mejores-vaporera-eléctricaUna dieta equilibrada nos da la energía que el cuerpo necesita para funcionar adecuadamente, absorbiendo nutrientes vitales para el crecimiento y reparación.Lamentablemente, la cocina tradicional suele desperdiciar los componentes naturales de cada fruta, verdura y carne. Las vitaminas y minerales se pueden disolver en el agua empleada, así como le sucede a las grasas no saturadas ante las altas temperaturas. Sin embargo, hay alternativas que minimizan este impacto.La cocción al vapor ayuda a que los alimentos mantengan gran parte de sus nutrientes, fijando a su vez el sabor mientras preserva una textura cercana a la original. Con este método se aprovecha el uso del vapor directamente sobre lo que se desea cocinar, evitando sumergirlos en un medio acuoso.Las temperaturas son constantes, lo que prácticamente no modifica su estructura interna original. Estos preservan su humedad natural, presentando un sabor y aroma delicioso en comparación a los que se hierven.La gran mayoría de los alimentos admiten este proceso de preparación, ideal para carnes más jugosas, pescados más fáciles de digerir, huevos en su punto, verduras crujientes, pasta y papas al dente e incluso, pan y postres perfectos.

Seleccione su vaporera: Eléctrica vs. De Estufa

Estos sistemas de cocción se dividen en dos grandes grupos: los de estufa y los eléctricos, cada uno con ventajas y diferencias pero con el mismo propósito. A continuación, detallamos cada una de ellas:

Cesta de vapor

Un utensilio práctico y muy económico. Se trata de una cesta que se coloca suspendida en las ollas y que tiene una base en forma de rejilla, lo que permite el paso de los vapores del agua.Su diseño circular puede, dependiendo de sus características de fabricación, admitir otras unidades apiladas para cocer varios alimentos a la vez sin mezcla de sabores. Posee un fondo plano para maximizar el espacio y acomodar alimentos más grandes como filetes de pescado.La infiltración del calor ayuda a la preparación de las comidas sin disminuir su aporte nutritivo, al evitar el contacto directo con el agua.Puede encontrar vaporizadores fabricados en bambú tradicional, en silicona o en acero inoxidable, con una variedad de diámetros adaptables a la mayoría de las ollas. Muchas de estas cestas de vapor admiten su limpieza en el lavavajillas.Desde verduras hasta carne, pollo, arroz, mariscos, frutas y pasta, puede cocinar casi cualquier tipo de comida de una forma sana y rápida.

Vaporizador eléctrico

El vaporizador eléctrico, sigue los mismos lineamientos que un vaporizador tradicional, solo que le ahorra tiempo al ejecutar las tareas de forma automatizada y mucho más rápida. Funcionan  al llenar sus compartimientos con la cantidad de agua indicada para luego ajustar su temporizador según lo deseado.Cuenta con varios pisos que permiten cocinar varios alimentos a la vez, lo que significa que los jugos de los niveles superiores pueden caer hacia los otros niveles inferiores durante la cocción. Algunas máquinas, sin embargo, tienen compartimentos separados, para garantizar que cada comida conserve su sabor individual.Tienen cualidades de gran valor, en pro de su seguridad. Emiten sonidos una vez que ha finalizado el proceso, y cuando se acaba el agua, se desconecta automáticamente evitando daños en su mecanismo.Pueden conseguirse en varios tamaños, según la capacidad máxima en la que usted suele cocinar. Los diseños modernos incorporan pantallas luminiscentes que informan del tiempo y potencia en la cocción, con botones para su manejo.Combinan materiales como el aluminio, plástico y el acero inoxidable. Podrá escoger entre una serie de colores y estructuras distintas, con funciones novedosas entre cada casa fabricante.

Tipos de vaporizadores de alimentos

Los vaporizadores pueden diversificarse de acuerdo a sus características y forma de uso. Entre las variantes más comunes de estos sistemas de cocción al vapor tenemos:

Vaporizadores de alimentos en acero inoxidable y aluminio

Los productos para la cocción elaborados en acero inoxidable o aluminio, tienen una base diseñada para ajustarse sobre cualquier olla, con capacidades de 2 a 8 pulgadas de diámetro.Pueden incluso incorporarse en recipientes de formas más irregulares, con lados rectos así como aquellos con bordes ligeramente acampanados.Tienen manijas para transportarle sin riesgos de quemaduras, y sus tapas de vidrio templado se ajustan firmemente para evitar escapes de vapor y calor.Su costo es asequible, encontrando infinidad de modelos con diferentes características y pequeñas modificaciones. Son fáciles de limpiar y ocuparán poco espacio en los gabinetes de su cocina.

Vaporizadores eléctricos en plástico y metal (digitales o electrónicos)

Son los más caros, pero también los de mayor provecho por su versatilidad y conveniencia al cocer los alimentos. Vienen en una infinidad de diseños hermosos, que se adecúan con la decoración de su cocina.La programación personalizada es posible al seleccionar los tiempos de vaporización que considere su usuario, pero también traen rutinas de preparación comunes para los diferentes tipos de vegetales, carnes  o la combinación de ambos.Sus materiales ayudan en la labor de limpieza, ya que las piezas se desarman para emplear paños húmedos con productos desinfectantes o llevarlos directamente al lavaplatos.Si pretende cocinar alimentos al vapor frecuentemente y atiende a varios comensales, un vaporizador eléctrico puede ser la mejor inversión.

Vaporizadores de alimentos en bambú y cómo usarlos

Son los vaporizadores más representativos de la cultura japonesa. Estos instrumentos de cocción son versátiles, baratos y fáciles de usar. Es la forma más consiente de cocinar, empleando este recurso proveniente de la naturaleza misma, lo que lo convierte en un producto ecológico.La mayoría de las personas le escogen para cocer pescados y verduras, utilizando dos capas que permiten preparar platos múltiples al mismo tiempo. Su material absorbe la humedad que normalmente se condensaría en la tapa.Se acoplan a un wok convencional u olla que se llena con agua, que al hervir calienta el interior del contenedor de bambú a través de sus ranuras.La clave está en tratar de utilizar vaporizadores con una misma dimensión que el recipiente a calentar, recomendando buscar modelos de 10″ o 12″, que son las medidas más comunes.Para limpiar su vaporera, evite el jabón, ya que el interior puede absorber sus sabores. Puede frotar con un limón su superficie para eliminar cualquier olor residual. Deje que se seque al aire completamente antes de guardarlo.

Vaporizadores de microondas

Este tipo de vaporizadores, por contradictorio que suene, son menos frecuentes entre los gustos de las personas. Aunque podemos encontrar microondas en la mayoría de hogares alrededor del mundo, sus usuarios suelen utilizarlos para las tareas básicas de calentamiento y descongelación de los alimentos, obviando sus potencialidades en torno a la cocción a vapor.Estos modelos elaborados en materiales aptos para este tipo de electrodoméstico, utilizan un poco de agua en su contenedor con tapa para realizar el trabajo. Podrá encontrar sistemas con dos niveles para ampliar su capacidad.Los tiempos de preparación se acortan con respecto a otras alternativas de vaporización, esto debido al manejo de los diferentes grados de poder que pueden escogerse, por lo que hay que ser cautelosos y vigilar constantemente el proceso.Van recomendados a las personas con consumos reducidos. Se pueden asear en el lavaplatos para facilitar la limpieza.

Cocina multiuso

Si desea un producto que una las bondades de la cocción y las lleve a otro nivel, deberá considerar este tipo de vaporizador. Permiten preparar comidas fáciles, convenientes y deliciosas con un solo electrodoméstico.Son automáticos y gracias a los múltiples modos de cocción, les ofrecerán versatilidad. Estas cocinas inteligentes y multifuncionales, ayudarán a realizar comidas perfectamente elaboradas, rápidas y sabrosas todos los días con sus paneles de control intuitivo.Una vez que ha terminado de cocinar, automáticamente mantiene su comida a la temperatura ideal para servir hasta que llegue la hora de comer. Cuentan con varios programas de preparación, para elaborar arroz o granos, cocer al vapor o cocinar lentamente sus ingredientes para obtener excelentes resultados. Además podrá cocinar avena, pastel, arroz integral, sopa, vaporizar, recalentar y mantener caliente.Las ollas internas son extraíbles, antiadherentes o recubiertas de cerámica y se podrán limpiar con una esponja sin problemas. El precio es considerablemente alto, pero con tantas ventajas bien vale la pena.

¿Qué alimentos puedes cocinar en un vaporizador?

Cuando cocinamos al vapor, nos aseguramos que el agua que utilizamos entre en contacto con los alimentos en una forma menos invasiva. Las temperaturas se mantienen en un intervalo fijo, sin alteraciones que afecten la integridad de lo que se prepara.Al no existir una inmersión como la que ocurre cuando los hervimos, la mayoría de los nutrientes y moléculas responsables de proporcionar los sabores se mantienen intactas, sin diluirse entre el líquido. Es por ello que es la mejor forma de aprovechar los aportes en vitaminas y minerales que nuestro cuerpo necesita.Casi todos los alimentos pueden ser tratados bajo este método, entre los que se encuentran:

Carnes

La vaporización es un proceso de cocción húmedo que contribuyen a preparar  carnes tiernas, jugosas y con buen sabor, con muy poca pérdida de peso o reducción de su tamaño original. Estas no se sumergen en el agua, lo que impulsa que permanezca en ella más de su sabor y nutrientes naturales que todos sabemos apreciar.Las texturas que se logran como resultado, son consistentes y menos duras que las tratadas en el sartén. La disminución del uso de aceites es pertinente para personas con regímenes de alimentación específicos.Sin embargo, asegúrese de que esté bien cocida para evitar la contaminación con bacterias producto de puntos crudos. Los cortes de carne de res, cordero y ternera deben cocinarse a una temperatura mínima de 60 grados centígrados.Para saber que su carne ha sido cocinada uniformemente puede utilizar un termómetro especialmente diseñado, bien sea electrónico o convencional.

Pescados y Mariscos

Son quizás los alimentos de mayor consumo a nivel mundial. En el Japón, se han desarrollado técnicas que utilizan al vapor como protagonista en el tratamiento y cocción de pescados y mariscos, esto debido principalmente a su propiedad de retención de vitaminas, minerales y enzimas.Al alcanzar su punto óptimo en la preparación, disfrutaremos de una textura agradable, fácil de digerir y mucho más apetitosa. No es necesario agregar grasas lo cual es muy sano para nuestro organismo.Los productos del mar son fuente de proteínas y bajos en calorías, que pueden incluirse dentro de la dieta diaria con ricas y variadas recetas. Los tiempos de cocción son menores a los de las carnes, ya que un calor excesivo llega a desmoronar su delicada estructura, con resultados flojos y desmenuzados.

Aves de caza y pollo

Una pechuga de pollo más jugosa puede obtenerse mediante la vaporización. Las diferentes aves están incluidas dentro de las funciones que una cesta o máquina de vapor pueden encargarse. Conserva el sabor, la ternura y la humedad mediante el uso de vapor.El pollo puede cocerse entero o por piezas, dependiendo de las dimensiones de su producto. Algunas personas dan pinchazos en su piel para favorecer el paso del flujo de calor, lo que le cocina internamente.Las aves suelen prepararse muy rápidamente bajo este procedimiento, por lo que es prudente observar frecuentemente mientras se cuece para retirar del vapor, dependiendo sus preferencias personales.Es recomendado remover la piel del animal sólo si se pretende hacer tiras con su carne, en caso contrario, favorecerá a un sabor más graso. Elija condimentos que no agreguen calorías o sal en exceso para mantener su pollo saludable.Para un sabor fresco, las capas de hierbas o rodajas de naranjas, los limones, pomelos o limas, pueden integrase con esta carne blanca dentro del vaporizador, para combinarlos en una receta integrada.

Vegetales

Las ventajas de cocinar vegetales en una vaporera se demarcan en dos simples motivos: sabor y colores incomparables. Sin embargo, no es tan popular entre las personas que tienen hábitos alimenticios en donde las grasas saturadas y las preparaciones poco sanas prevalecen.Muchos prefieren saltear con grandes cantidades de sal y aceite, desmejorando considerablemente su valor nutricional, además de arruinar su consistencia y aspecto original. Al emplear el vapor se obtienen buenos resultados en todos los sentidos, pero esto también dependerá de la forma en que los prepare.Procure mantener el tiempo de cocción, la temperatura y la cantidad de líquido al mínimo. Un brócoli, por ejemplo, tan sólo requiere de 3 minutos al vapor para estar perfectamente cocido y con un verdor insuperable.Las consideraciones en cada caso dependerán de sus características particulares. Las papas requerirán más tiempo para ablandarse, y mucho más tiempo aún para servir de base para purés.De hecho, cocinar verduras enteras a menudo es la mejor opción para conservar los nutrientes. Cuando eso no sea práctico, asegúrese de cortarlos en piezas grandes y parejas que se cocinarán uniformemente. Y espere a lavar las verduras justo antes de cocinarlas; lavarlas antes de guardarlas puede favorecer el crecimiento bacteriano y acelerar el deterioro, con lo que no habrá una vaporización exitosa cuando decida cocinarlas.

¿Cuáles son las ventajas de la cocina con máquinas vaporizadoras?

Las vaporeras eléctricas cocinan los alimentos de forma consistente, con el valor agregado de ser una herramienta que trabaja directamente en pro de  nuestra salud.Son ideales para cocer al vapor, descongelar, guisar, recalentar y para cocinar. Muchas máquinas vienen marcadas con las cantidades exactas de agua a usar, con lo que contribuyen en el ahorro de este vital líquido, evitando desperdicios.Disminuyen de igual forma el uso del gas doméstico, ya que la cocción bajo este método requiere de menos tiempos de conexión que sobre las hornillas, y con mejores resultados en cuanto a la calidad del plato. Los sistemas a gas se calientan más rápido, pero pueden no ser una opción si las líneas de gas natural no están disponibles o si usted no tiene espacio para tanques.Un ajuste programable fácil en los modelos eléctricos le ayuda a multiplicar sus funciones, permitiéndole tratar arroz, granos, avenas, sopas y guisos. Las alternativas portátiles son perfectas al salir de viaje, ya que son livianas y de fácil almacenaje, además que se adaptan a la mayoría de las tomas eléctricas que encontrará en su destino.

¿Cómo puedo limpiar un vaporizador?

La mejor forma de cocinar verduras y otros alimentos es definitivamente mediante un vaporizador. Puede encontrar estos recursos para su hogar como accesorios para su estufa o como electrodomésticos de avanzada.Estas podrán cumplir con su función de cocción a diario, haciéndose imprescindibles para agilizar sus labores culinarias y como una forma de preservar su salud.Sin embargo, es importante recordar que como cualquier otro componente de permanente contacto con las comidas, debe limpiarse para evitar la proliferación de bacterias. Esa acción puede hacerse a mano o en un lavavajillas, dependiendo del tipo de modelo de cesta o máquina de vapor que tenga.En cualquier caso, es importante que la limpieza sea minuciosa y que el vaporizador se seque correctamente.Siga cuidadosamente los siguientes pasos que le recomendamos, para que pueda disfrutar de esta valiosa herramienta sin poner en riesgo su bienestar o el de su familia:

Vacíe el vaporizador:

Una vez culminada la función de su vaporera, bien sea con carnes, aves, vegetales o verduras, saque el contenido de los alimentos residuales de su interior. Puede colocarlos en un contenedor de almacenamiento de basura o en el compost en su jardín o patio, en caso de ser desechos vegetales.En el caso de que su vaporizador sea eléctrico, desenchúfelo de la fuente de energía y permita que se enfríe por completo. Vacíe el agua restante de la bandeja de goteo y del depósito. Cualquier agua que quede en la caja de agua se puede quitar girando cuidadosamente el aparato frío sobre su fregadero.

Remojando las piezas:

Puede llenar su fregadero con suficiente agua tibia y jabón. Coloque el vaporizador dentro y déjelo en remojo durante varios minutos. Esta opción aplica para las piezas removibles de su modelo eléctrico y las cestas de vapor. Permita que el vaporizador se empape en agua tibia, esto aflojará las piezas de alimentos que puedan estar adheridas.Los terminales eléctricos deben limpiarse con cuidado. La base, el cable y el enchufe siempre deben mantenerse fuera del agua.  Coloque las tapas, los recipientes de cocción internos  y la bandeja de goteo en agua tibia a remojar.

Lave la vaporera:

Use un trapo para lavar todos los residuos del vaporizador. Si su unidad es apta para lavavajillas, colóquela en esta con el espacio suficiente para permitir que el agua lo limpie completamente. Lave la tapa del vaporizador eléctrico, el recipiente interior y la bandeja de goteo con un paño para platos.Si son aptos para lavavajillas, colóquelos en un lugar seguro. Limpie cuidadosamente el depósito de su vaporizador eléctrico con agua tibia y jabón. No use ningún detergente abrasivo en el depósito, porque podría dañar su funcionamiento posterior.

Seque sus partes:

Una vez que su sistema de vaporización esté limpio, use una toalla de tela para secar la humedad restante. Guarde el vaporizador en los armarios de la cocina hasta que lo necesite. Seque cuidadosamente todas las partes del vaporizador eléctrico con la toalla de secado.

Zonas de aguas con residuos:

Si el sistema de plomería de la casa tiende a suministrar aguas turbias o con residuos, estos se acumularán fácilmente en el elemento que calienta el vaporizador eléctrico. Una acumulación de incrustaciones de tierra y sedimentos puede hacer que el vaporizador se dañe.Verifique que estos no se adhieran en su interior. Si hay una presencia de estos elementos, vierta 3 tazas de vinagre blanco en el depósito de vapor. Agregue agua al vinagre hasta que el depósito esté lleno.No coloque ninguna de las otras partes del vaporizador eléctrico en el depósito. Encienda el vaporizador y permita que se caliente durante veinte minutos. Desenchufe el vaporizador y déjelo suficiente tiempo para que se enfríe. Enjuague el depósito con agua fría.