¿Qué Hace Que Un Cigarro Sea Bueno?

La primera vez que probé un habano pensé que ese era el mejor cigarro de la vida, que quería más exactamente iguales. Si os pasó algo similar, os aseguro que no estáis solos. Sin embargo, deberéis aprender a distinguir esos factores que hacen que un cigarro sea bueno si pensáis seguir con esta afición.

En nuestro inicio en el mundo del tabaco es normal que nos fijemos en el sabor del cigarro como elemento primordial, y vamos que lo es, los matices en la boca son sin duda lo mejor, pero un error común al comienzo es no dejarnos deleitar los demás sentidos.

Además, aconsejo que aprendáis como fumar cigarros adecuadamente, de esta forma os aseguráis que sacáis el mejor provecho de vuestro producto. Para ello evita los cortes irregulares,  más allá de la capa del puro, usa un encendedor de gas y no acerquéis mucho el cigarro al encenderlo y, una vez fumando, no traguéis el humo sino que debéis expulsarlo luego de disfrutar lo en la boca.

Otro error que no debéis cometer es no almacenar vuestros cigarros en un humidor y dejar que las características más sabrosas del puro se pierdan por un mal nivel de humedad.

Sabores

Cuando se trata de los gustos y sabores en los cigarros hay muchos aspectoscigarros a tener en cuenta cómo las especias, el pimiento, dulzor y salinidad. Todos estos pueden estar presentes en un mismo cigarro y así lograr darle un gusto particularmente fuerte, terroso y amargo que tanto distingue a los puros.

Además, si ya habéis fumado un puro grande, habréis podido notar que a lo largo del fumar los sabores pueden tomar diferentes matices. Esto es la complejidad y el equilibrio del puro, un atributo que debéis considerar si no queréis aburriros cuando optéis por un cigarro grande que dure más de 30 minutos.

Textura

A los fumadores empedernidos no solo nos gusta disfrutar del sabor sino de la textura y composición del cigarro. Por ello os digo que hay que fijarnos en la envoltura que debe ser aceitosa y lisa, las variaciones en el color o las grietas no son buenas señales.

Para probar la cubierta podéis pellizcar suavemente a lo largo del puro y así sabréis si hay protuberancias o partes excesivamente suaves.

El largo y el grosor es  esto es un aspecto estrictamente personal, pero sí debéis identificar vuestro gusto, además, cómo dato adicional os digo que los puros más largos tomarán más tiempo en fumarse por lo que son mejores para esas tardes conversando con amigos.

Estos aspectos que pueden parecer más externos pero tenéis que saber que la estructura influye en el drenaje, el tipo de quema, sensación y apariencia general del habano.

Elaboración

Hay aspectos que quizá no notamos al momento de fumar peroelaboración-de-cigarros que en conjunto aumentan la calidad del producto que consumimos. Esos factores tienen que ver con el cómo se fabrica.

La escasez o rareza de la hoja de tabaco es una de las cosas que hacen que un habano o puro sea más exclusivo. Las mejores hojas son aquellas largas que se envuelven en bulto para que la punta no se rompa en vuestra boca. Además, podéis elegir mezclas de hojas que harán un humo más agradable.

La experiencia de los mezclados y los enrollados es  otro factor que marca la elaboración según el lugar donde se hace. Los que provienen del Caribe tienen estándares más altos de control de calidad, así que, si podéis, opta por estos.

Otros factores que tienen que ver con la construcción de un cigarro son la fuerza o el contenido de nicotina, por ejemplo, los habanos, esos puros 100% cubanos, tienen mucha más nicotina que los otros tipos, esto los hará más fuertes pero más propensos a afectar vuestra salud.

Precio

El costo es siempre un debate a la hora de ir a comprar un puro pues el alto costo no siempre es sinónimo de alta calidad.

También suele decirse que el precio condiciona nuestras expectativas y si el cigarro no es tan bueno como imaginábamos podemos decepcionarnos y pensar que es el peor del mundo. Por ello, lo mejor que podéis hacer es optar por un precio en el que os sintáis cómodos y de allí pasar a testear el olor, textura y sabor del habano.

Cigarros recomendados para principiantes

Si estáis comenzando realmente no hay ninguna regla ni limitación pero por mi propia experiencia siempre me gusta recomendaros comenzar con cigarros suaves en lugar de aquellos de sabor más  fuerte.

No os preocupéis, en poco tiempo podéis optar por opciones más rudas pero para el inicio siempre es mejor lo leve.

Por esto debéis optar por cigarros cortos y gruesos, para sabores más suaves, así como envolturas de capas más oscuras, de esta forma tendréis sabores más dulces y tolerables.