7 Razones Para Cambiar A Proteína En Polvo A Base De Plantas

Por años el suero de leche fue el suplemento preferido por fisicoculturistas y deportistas que deseaban aumentar su desarrollo muscular. A todas luces se evidenciaban sus resultados y su indiscutido prestigio parecía no atenuarse; sin embargo, últimamente el mercado se ha orientado a la promoción de polvos proteicos de origen vegetal, cuyo efecto es similar o superior a las proteínas de leche, a la vez que estos son más saludables.




1. No afectará vuestro intestino

dolor-de-estomago

¿Alguna vez os habéis sentidos hinchados o con sensaciones extrañas en el cuerpo luego de consumir alguna proteína de suero de leche u otro derivado lácteo? Si la respuesta es afirmativita, y a menudo experimentáis alguna molestia después de ingerir este tipo de albumina, tomadlo como una señal, ya que vuestro organismo está luchando por descomponer sus compuestos de manera eficiente.

En el mismo orden de ideas y como consecuencia, si sois medianamente intolerantes a este suero, no hay manera de que podáis obtener todos los beneficios que posee el mismo.

Sé bien que esta situación es realmente incómoda, pero no estáis solos: Un número considerable de personas a nivel mundial presenta cierto grado de intolerancia a la lactosa, presentando síntomas que revelan padecimientos que van desde molestias en la piel, dolores de cabeza y hasta falta de energía; pero realmente su mayor impacto suele focalizarse en vuestro intestino.

Si bien es cierto que los suplementos a base de suero de leche contienen menos lactosa que otros productos derivados como el yogurt o el queso, está seguirá estando presente. Por ejemplo, pequeñas proporciones de calostro son suficientes para causar reacciones adversas en individuos levemente sensibles. Además bajo tal situación, vuestro organismo no podrá sintetizar adecuadamente las enzimas de estos compuestos, perdiendo así los beneficios que normalmente deberíais obtener.

De una manera contratantemente y positiva, la mayoría de las albúminas vegetales son hipoalergénicas. Por ejemplo: La proteína de cáñamo, de guisantes y de arroz integral germinada son absorbidas con facilidad por el organismo, y al  ingerirlas no estaréis expuestos a sufrir las mismas molestias que al beber batidos de proteína a base de suero.

Otra buena noticia acerca de este tipo de bebida y del cambio que personalmente os sugiero que hagáis con la ingesta de las proteína a base de plantas, es que no tenéis que convertiros en vegano para comenzar a cosechar los beneficios de los mismos.

Tampoco debéis ser un fisicoculturista profesional, ni ninguna chica adicta al gimnasio, simplemente debéis tener la intención de mejorar vuestro estilo de vida de una manera saludable, independientemente de los objetivos de acondicionamiento físico que os hayáis trazado.

2. Absorberéis más

Los sueros proteicos de origen animal, si bien garantizan un adecuado suministro calórico, podrían poner bajo tensión vuestro sistema digestivo por razones como las aludidas en el punto anterior, las cuales pueden resumirse a nivel genérico, como que son padecidas por personas con intolerancia a la lactosa.

Entonces: ¿Cómo podéis comenzar a vencer las continuas sensaciones de hinchazón, y como podéis suplementar vuestra dieta diaria? Simplemente, animaros a realizar un cambio, e iniciaros con el uso de polvos de proteína de origen vegetal.

A través de su consumo podéis lograr los objetivos de llevar una vida saludable y un desarrollo muscular sin temor de padecer ningún obstáculo alérgico, debido a que estos son una excelente elección para las personas que resultan intolerantes al suero de leche y al gluten.

Por citaros un ejemplo, el cáñamo está compuesto de proteínas globulares como la edestina, siendo esta más fácil de absorber por el organismo.

Otra ventaja que obtendréis, es que aportaréis fibra a vuestros músculos y coadyuvaréis a la quema de grasa.

Pero las buenas noticias no se detienen allí. Si pensáis que una bebida puede ser aburrida, para ayudaros a obtener una absorción correcta del producto, también podéis realizar su consumo mediante el disfrute de un desayuno o de una rica merienda a base de  panqueques, pastelitos y hasta galletitas.

Animaros a rociar un par de cucharaditas de este polvo vegetal durante la preparación de tales bocadillos, y ya veréis que obtendréis todos los beneficios saludables relacionados a esta proteína, a la par que alcanzaréis una sensación de plenitud y de llenura durante más tiempo, ayudándoos a recuperaros más rápido después de cada entrenamiento.

¿Conocidas estas verdades, entonces por qué debéis gastar vuestro dinero en gramos extra de una proteína que no podéis absorber, cuando podéis invertir eficientemente en productos de origen vegetal?

3. Construcción muscular más rápida

músculos

Cada vez más personas optan por vivir sanamente eliminando las fuentes de alimentos artificiales y procesados. Sin embargo, una dieta saludable requiere todos los nutrientes y vitaminas en las proporciones correctas. Más aun, cuando vuestro propósito es construir músculos, la alimentación debe ser muy especial. Por tanto, una manera de catalizar dicho proceso es a través de la elección de la proteína correcta.

Al respecto recordaréis que durante años, el suero de leche gozó de la aceptación masiva de amateurs y profesionales de las más variadas disciplinas deportivas,  dada a su efectividad como un suplemento proteico. No obstante, recientes estudios han demostrado las ventajas que pueden obtenerse al usar productos de origen vegetal.

Por ejemplo, se ha determinado que tanto un dátil, una baya de goji y un aguacate contienen concentraciones proteicas —eso sin dejar de mencionar sus altos contenidos de carbohidratos—considerablemente mayores a las presentes en el suero de la leche.

De igual manera se ha constatado que las albuminas de guisantes  promueven una ganancia muscular con mayor rapidez; esto se puede maximizar más cuando se incluye adicionalmente, la ingesta de proteínas de origen vegetal cuyo perfil de aminoácidos (amino acid) es superior al contenido en  productos de origen lácteo.

Hasta allí hemos resuelto una parte importante de vuestro problema en relación a la elección de un tipo de proteína u otra. Pero también deseo comentaros que la segunda parte vendrá con la elección correcta de tal proteína a base de plantas. Cómo sabéis, actualmente el mercadillo está lleno de varios tipos, así que iniciad con un asesoramiento con vuestro nutricionista y leyendo bien el contenido de cada etiqueta en el envase del producto.

4. Es más seguro

Los estudios científicos tienen hoy en día un rol determinante en la industria alimenticia, en particular en este sector de los complementos proteicos.

En base a dichas investigaciones se ha podido constatar que se suele alimentar al ganado productor del suero, con organismos genéticamente modificados, en los que se evidencia por demás la presencia de metales pesados tales como el Arsénico, Cadmio y Mercurio, siendo estos nocivos tanto para los animales como para los seres humanos.

La exposición al Arsénico se ha relacionado con varios tipos de cáncer, como el de: pulmón, piel, riñón, hígado y próstata. También, se ha demostrado que el Cadmio por su parte, afecta al ADN, mientras que el Mercurio puede destruir las células cerebrales.

Alimentar a las vacas productoras de leche bajo este esquema, resulta económico, y aunque no es una dieta natural para el ganado, para los productores resulta más rentable, aun a expensas de la salud de los consumidores.

Esto no quiere decir que los polvos proteínicos sin carne sean 100%  seguros y libres de todo riesgo; sin embargo sus contraindicaciones o efectos adversos suelen ser mucho menores.

De ser posible averiguad con los fabricantes si estos someten su producción al control de metales pesados. Los mismos pueden variar de un país a otro. Además, verificad con atención los ingredientes expuestos en las etiquetas, y consultad en internet la reputación de la marca.

5. Es mejor para el medio ambiente

bosque

Al elegir polvos de proteína vegana estaréis contribuyendo a minimizar los impactos sobre el medio ambiente, ya que para su producción se requerirán menos porciones de tierra, agua y otros recursos. Las plantas son biodegradables y generan menores residuos que las proteínas animales.

Por otro lado, las grandes explotaciones ganaderas generan toneladas de residuos y son responsables en gran parte de las emisiones de gases del llamado efecto invernadero que colman nuestra capa de ozono.

Ya sea que elijáis enterrar vuestra cabeza en la arena o no, tenéis el deber de proteger el planeta. La producción mundial de ganado tiene el  mayor impacto ambiental que cualquier otra industria en el mundo, ¿qué mejor manera de minimizar las consecuencias negativas  que cambiando a una proteína en polvo basada en proteínas de plantas?

Quizás os parezca un eufemismo, o tan solo una moda pasajera, propia de fundamentalistas ambientales, pero os aseguro que elecciones tan simples como estás marcan la diferencia.

6. Es más ético

Como lo habíamos asomado en el punto anterior la industria ganadera tiene un considerable impacto sobre el ecosistema, ya que requiere de grandes proporciones de elementos tanto naturales como superficiales, que suelen ser por demás, onerosos.

Pero dejando de un lado estas consideraciones, ¿os habéis puesto a pensar en el trato que suelen tener las vacas generadoras de leche? Estas suelen criarse intensivamente, manteniéndose la mayoría en condiciones de hacinamiento e insalubridad.

En cuanto a su alimentación se les suele proveer de una dieta pobre a base de piensos que han sido manipulados genéticamente. Para garantizar que la leche que generen sea de “alta calidad y durabilidad”, se les administran hormonas artificiales y antibióticos que generalmente van en detrimento de su salud.

Muy pocos ganaderos se preocupan de brindarles pasto natural y condiciones menos traumáticas, ya que estos argumentan que no les es rentable emprender un negocio con dichas prerrogativas. Si vuestra conciencia se ve coaccionada por sucesos de esta índole, decantaros por adquirir  proteínas de origen vegetal, y estaréis contribuyendo con el bienestar de los animalillos.

7. Es mejor para vuestra salud

Las proteínas simples son famosas por sus beneficios éticos y de salud entre los veganos. Como las albuminas en polvo de origen animal a menudo se obtienen a partir de numerosas fuentes sintéticas , animales,  y dado que cada vez más son los fabricantes que ponen el lucro por encima de la naturaleza, se hace vital elegir en pro de vuestro bienestar y el medio ambiente.

Por lo tanto, la elección de la proteína sin carne, natural y biodegradable es el camino a seguir. ¿Recordáis esas hormonas artificiales y antibióticos que os conté eran aplicados a las vacas en los complejos industriales? Bueno, una vaca malsana producirá leche de bajo valor nutricional, y al consumirla sois vosotros los afectados.

Otro punto que no debéis pasar por alto es que aun hoy en día se discuten las implicaciones biológicas de la ingesta de compuestos transgénicos, y lo que acarrea esta al organismo humano.

Así que sed muy precavidos y decantaros por productos naturales, solo así obtendréis los resultados esperados, a la vez que vuestra inmunidad no se verá menoscabada.