Los-13-Diferentes-Tipos-de-Hachas-Para-Cortar-y-Talar

13 Diferentes Tipos de Hachas Para Cortar y Talar

Para un desconocedor del tema no lo parecerá, pero existen diversos tipos de hachas. Sí, todas tienen un diseño similar y cabezas de acero inoxidable, pero con características apropiadas para ciertos tipos de trabajo.

Existen las hachas tradicionales para cortar madera, hachas de jardinería, hachas de mano, y muchos otros tipos que no te conviene confundir al momento de trabajar.

Así que, para evitarte confusiones, aquí nombraré y explicaré algunas de ellas.

A continuación les presentamos los diferentes tipos de hachas:

1. Hacha para talar

Empecemos por la más tradicional y popular: el hacha para talar.

Las hachas de tala (conocidas en inglés como Felling Axe) se caracterizan por tener una cuchilla muy afilada y delgada, que se adentra profundamente en la madera tras cada impacto.

Por ende, son ideales para talar árboles. Pero no sirven para cortar troncos, ya que se quedan hundidas a mitad de la madera, en vez de cortarla por completo de un solo golpe.

Son hachas grandes, pero con peso relativamente ligero. Además, tiene un mango de madera bastante largo, que permite mayor soltura e impulso cuando hagas el swing.

Vienen de diferentes modelos. Algunas con mangos de diferentes maderas, y otras con doble filo. Pero sea como sea, son perfectas para la tala de árboles.

2. Hacha de corte

hacha-con-filo-y-mango-de-madera

Ahora, si lo que buscas es un hacha para cortar leña, entonces consíguete un hacha de corte (conocida en inglés como Splitting Ax).

A diferencia de las hachas para talar, las de corte tienen cabezas gruesas y pesadas (de entre 6 a 12 libras).

También cuentan con cuchillas afiladas, pero eso es lo de menos. Ya que aunque estuviesen desafiladas, el peso y grosor del mazo es lo que las hace atravesar y cortar efectivamente la leña.

Además de pesadas, tienen mangos muy largos. Por ende, solo sirven con movimientos de arriba hacia abajo. Puede que te tome tiempo acostumbrarte al peso, pero no es nada difícil.

3. Hacha de doble filo

Hacha de doble filo

Su característica más destacable es que, como su nombre dice, las cabezas de estas tienen doble filo, o dos cuchillas en cada lado.

Cada cuchilla sirve un propósito específico. La más afilada y delgada, se usa para talar árboles, mientras que la menos afilada es para cortar leña.

Cada cuchilla es ideal para su labor, y algunos modelos traen incluido un protector para que las cuchillas no pierdan filo. Por ende, podemos concluir que son perfectas para leñadores.

Pero eso no es del todo cierto, ya que el doble filo en la cabeza le da un peso extra al hacha que, para muchos, la vuelve incómoda de usar. Además, sus mangos son de mediano tamaño, por lo que el peso se siente bastante al levantar el hacha.

Si necesitas algo para talar árboles y cortar leña, yo igual te recomiendo que la pruebes. Es muy útil y puede que te guste, pero puede que no quedes a gusto con ella.

4. Tomahawk

Ahora mencionaré un hacha pequeña muy popular, originaria de Estados Unidos.

Los tomahawks se originaron como armas de mano, entre nativos americanos y colonialistas europeos. Son pequeños (miden aproximadamente 1 pie), y muy ligeros (pesan aproximadamente una libra). Por ende, sirven para defensa personal.

De hecho, actualmente existen deportes dedicados a lanzar tomahawks en campos despejados, o aprender defensa personar con tomahawks.

Aunque si eso no es lo tuyo, entonces también puedes usar uno cuando vayas de campamento. Te servirá para cortar leña y talar árboles pequeños, ya que cuenta con mazos de acero, y cuchillas bien afiladas.

Claro, existen hachas más capacitadas para eso, pero el tomahawk no ocupa mucho espacio y es ligero de cargar.

5. Hacha de mano

Pero si los tomahawks no suenan muy útiles para ti, entonces será mejor que recurras a un hacha de mano.

El hacha de mano, al igual que el tomahawk, es ligera, pequeña e ideal para cortar leña y árboles pequeños. En general, sirven para actividades excursionistas o de campamento.

Muchos las prefieren por encima de los tomahawks, porque sus mangos de madera permiten mayor soltura y movilidad. Algunas hasta tienen mangos hechos con fibra de vidrio. Pero del resto, la diferencia no es tanta.

6. Hacha táctica

hacha tactica

Esta es similar a los tomahawks. También es pequeña, permite movimientos aerodinámicos, y se usa como herramienta para defensa personal. De hecho, se han puesto de moda entre mercenarios, soldados, personal de seguridad y fuerzas del orden.

Algunas hachas tácticas tienen mazos algo gruesos, pero cuchillas afiladas y delgadas. Otras cuentan con mangos largos y moldeados para la forma de la mano, y algunas incluso tienen mangos de fibra.

En fin. Hay diferentes modelos para todos los gustos. Pero lo mejor de estas hachas, es la cantidad de cosas que permiten hacer.

No solo sirven para defensa personal, sino también para cavar en el suelo, cortar leña, y acompañarte en actividades de campamento.

Además, son tan resistentes que pueden romper vidrio, cortar la superficie de un carro, y agujerear un material de kevlar.

7. Hacha de carpintero

diferentes-herramientas-de-carpintería

Esta es similar al hacha de mano, pero mucho más útil y popular. Porque mientras el hacha de mano se especializa en actividades de campamento, la de carpintero se enfoca principalmente en el control.

La de carpintero es un poco más grande que las hachas de mano. Como su nombre indica, es más útil para romper leña, debido a que su mango es largo, y su cuchilla es recta, delgada y afilada, permitiendo así mayor precisión en cada corte.

La cara opuesta de su cabeza es plana, así que puede usarse como martillo. Y el mango del hacha tiene un agujero, sobre el cual puedes colocar el dedo y obtener un agarre más firme.

En resumen, esta es un hacha que cualquier carpintero debe tener.

8. Hacha de vikingo

Hacha de vikingo

Aunque estas no tienen ningún uso real en la actualidad, muchos compran hachas de vikingo por el simple placer de coleccionarlas, y puede que ese sea tu caso.

Las hachas de vikingos eran diseñadas específicamente para combate, y eran muy grandes en su mayoría. La más popular era el hacha con mango largo, y cuchilla delgada y alargada.

Son tan largas, que necesitas ambas manos para agarrarla bien. Por suerte, son bastante ligeras (pesan aproximadamente 3 libras). También pueden usarse para cortar madera, aunque no son muy buenas en esa labor.

9. Hacha ancha

El hacha ancha o de ejes anchos sirve para tomar un tronco de madera aserrada, y cortarlo de forma tal que quede con forma cuadrada y superficie plana.

Esto viene de un proceso de carpintería, que se originó antes de la revolución industrial. Las hachas de ejes anchos tienen mangos de madera de tamaño promedio, y cabezas con cuchillas de ejes anchos.

Aunque son bastante antiguas, aún se utilizan a día de hoy por carpinteros amantes de los viejos tiempos y los métodos clásicos.

10. Hacha de batalla

Pero si hablamos de hachas antiguas, no podemos dejar por fuera a esta reliquia digna de un museo.

Su origen no tiene una fecha específica. Pero se sabe que fueron usadas en tiempos antiguos para conflictos de batalla, y venían de diferentes tipos.

Algunos tipos son más grandes que cualquier otra hacha con mango, mientras que otros tipos son mucho más pequeños, y pueden usarse con una mano.

De hecho, estas solían pesar entre 1 y 7 libras, y medir entre 30 cm y 1.5 m.

Como fueron creadas para conflictos, sus cuchillas tienen ejes muy anchos y afilados. Esto no solo para lastimar a los oponentes, sino para enganchar sus escudos con un eje del hacha, quitárselos y así poder lastimarlos sin problemas.

Al igual que las hachas de vikingo, actualmente son más para colección que para usarse.

11. Azuela

Las azuelas son otro tipo de hachas pequeñas, usadas especialmente para suavizar y labrar madera en carpinterías.

Son herramientas muy tradicionales, cuyo origen data de la edad de piedra. Hoy en día no son tan populares, aunque aún se producen, venden y utilizan por fanáticos de las cosas antiguas.

Las azuelas más populares, son aquellas que tienen un mango corto. Estas son tan ligeras, que pueden sostenerse con una mano.

A su vez, la cuchilla de las azuelas está posicionada casi perpendicular al mango. Eso es lo que les permite cavar en la madera, y suavizar superficies planas o darles forma.

12. Hacha de bombero

Como hablamos de hachas, no podía dejar por fuera esta profesión, donde el hacha es parte vital del trabajo diario.

En muchas ocasiones, los bomberos necesitarán acceder a un cuarto, cuya puerta está bloqueada por alguna razón.

Estas hachas suelen ser muy pesadas. Al menos lo suficiente como para atravesar o tumbar una puerta.

A su vez, las hachas de bomberos tienen una sorprendente durabilidad. La cabeza del hacha es pesada, pero delgada. Y del lado opuesto de la cuchilla, tiene un pico. Ambas caras de la cabeza sirven para quitar cualquier puerta o estorbo.

Además, sus hachas suelen tener colores intensos, para que sean suficientemente visibles en medio del caos.

13. Hachas crash

Y como hablamos de emergencias, no podía ignorar esta última.

Las hachas crash se utilizan en vuelos, donde ante cualquier situación en que las puertas de las cabinas no se abran, los encargados puedan atravesarlas.

También son pequeñas y ligeras, pero muy resistentes y con cuchillas súper afiladas. Algunos modelos tienen una mella o hendidura en la cuchilla, para así jalar superficies de metal de las puertas.

Si trabajas en aviones, esta es una herramienta que necesitas para emergencias.