15-Tips-para-lavar-tus-Jeans

15 Tips Extender la Vida Útil de Tus Jeans y Lavarlos Correctamente

Jeans, los pantalones más usados por los seres humanos, que combinan con muchos atuendos y complementan nuestro estilo. Debido a eso, podemos decir que son una prenda muy importante dentro de nuestro vestuario, cuya calidad nos conviene cuidar.

Sin embargo, muchos no saben hacer esto, y terminan deteriorándolos al momento de lavarlos. Para evitarte esta tragedia, te explicaré varios tips para preservar tus jeans americanos.

1. No seas tan frecuente

pantalones-de-jean-de-mujer

A ver, empecemos por aquí.

Muchos tienen el afán de lavar sus jeans constantemente. Como si, tras cada salida o día en que los usen, tuvieran la obligación de quitarles cualquier mínimo sucio que estos adquiriesen.

Yo vengo para decirte que no hagas eso. Lavar excesivamente tus jeans, solo hará que estos pierdan su color y la tela se deteriore progresivamente.

Además, tampoco es necesario lavarlos todo el tiempo. Aunque no lo creas, un poco de sucio, algo de sudor corporal, y residuos de ozono en el aire benefician al jean.

Les dan un aspecto usado pero actualizado y en onda, en lugar de desgastado y feo. Es como cuando ves a alguien con el cabello despeinado, pero piensas que se ve bien.

2. Quita las manchas

Una forma efectiva de posponer el lavado del jean, es simplemente removiendo esas manchas que te molestan. Es más sencillo de lo que parece, y quitarás exitosamente las manchas, sin que el jean pierda ese look usado que le queda bien.

Para quitar la mancha, solo necesitas aplicar algo de agua tibia con un detergente o jabón suave sobre la zona, y luego usar un cepillo de dientes o un trapo suave.

Pero ojo, no friegues. Eso hará que la mancha se adhiera más a la tela. Lo correcto es frotar suavemente el cepillo o el trapo, como si estuvieses tratando de borrar la mancha.

3. Lávalos en seco

Un problema común que genera el uso prolongado del jean, es que este adquiere bacterias de nuestro cuerpo, que se transmiten por el sudor corporal. Esas bacterias pueden generar muchos malos olores.

Sin embargo, el mal olor no es razón suficiente para lavarlo. Ya que simplemente puedes lavarlo en seco de dos formas distintas: poniéndolo dentro del horno, o dentro de un congelador.

Sí, en serio. Si lo pones dentro del horno, a 300 grados Farenheit por una hora, este saldrá oliendo como nuevo, ya que el calor matará las bacterias.

Pero si la idea de combinar horno y tela no te agrada, entonces puedes hacer lo contrario, y guardar en pantalón en un congelador. El frío también matará las bacterias, y dejará tu pantalón oliendo como nuevo.

Eso sí, guarda los jeans en una bolsa, o podría adquirir cualquier bacteria u olor raro del congelador. Y antes de ponértelos, deja que se calienten un poco.

4. Ahorra tu dinero

Y ya que hablamos de lavar en seco, hay muchos negocios que hacen eso por ti. Pero yo no te recomendaría que los contrataras.

El problema es que esos negocios ponen muchos químicos en los jeans, que los van deteriorando progresivamente.

Si necesitas lavarlos en seco para quitar olores, puedes probar con las dos opciones del punto anterior. Sí funcionan, y te ahorrarás dinero.

5. Lee la etiqueta

Ahora, si decidiste lavar el jean, recuerda leer su etiqueta de lavado antes de comenzar.

Todos los jeans suelen tener una etiqueta como esa, las cuales tienen símbolos que dan instrucciones sobre el lavado y las cosas que puedes hacer. Te indican a qué temperatura debe estar el agua, si puedes usar cloro y lavar en seco, cómo ajustar la lavadora y a qué temperatura poner la plancha.

Además, algunos jeans no se pueden lavar a vapor ni planchar, y la única forma de enterarse es mediante estas etiquetas. Así que no subestimes su importancia.

6. Usa agua tibia o fría

jeans-secándose-al-sol

 

Al momento de lavar, no uses agua caliente, a menos que quieras decolorar tus jeans y que este pierda su calzado.

Me explico, la tela de los jeans contiene algodón, y el algodón se encoge cuando le aplicas agua caliente. Pero además, el agua caliente hace que los jeans pierdan color. Especialmente los jeans de colores oscuros, o con zonas sombreadas.

Por el contrario, el agua fría no hará que tus jeans se encojan ni pierdan color. También puedes usar agua tibia, pero la temperatura fría es menos agresiva y más apropiada.

Así que úsala, independientemente de si lavas a máquina o a mano.

Aunque cuando los laves a máquina, te aconsejo que les eches media copa de vinagre blanco destilado en el último enjuague. Eso ayuda a prevenir la pérdida del color.

7. Dales vuelta

Y ya que hablamos de prevenir pérdida de color, no hay mejor prevención que voltear el jean. Que su cara interna salga hacia afuera, y viceversa.

Esto protegerá la cara exterior, de los componentes más abrasivos del detergente que uses, y reducirá los riesgos de que pierda color. Y ya que estamos, aprovecha de revisar tus bolsillos. Nunca se sabe qué pudiste dejar ahí dentro.

8. Lava a mano

Aquellos eran todos los preparativos básicos que necesitabas saber. Ahora es momento de decidir cómo vas a lavarlos: a máquina o a mano.

Si decides lavar a mano, solo debes llenar una ponchera, tina o lavabo con agua ligeramente fría. Luego echa un poco de detergente suave (el equivalente a media taza de té, para ser exactos), voltea el jean, sumérgelo en el agua y déjalo reposar.

Espera una hora. Luego enjuaga el jean con más agua ligeramente fía, y ponlo a secar. Así de simple. Ni siquiera necesitas fregar el pantalón.

9. Añade ropa, pero no te excedas

ropa-de-jean-al-sol

Si decides lavar a máquina, lo primero que puedo recomendarte es que no laves los jeans por separado, sino que los acompañes con otras prendas oscuras.

Al lavarlos con máquina, será inevitable que el jean pierda algo de color. Pero si los lavas con otras prendas oscuras, los tintes oscuros de las demás prendas circularán en el agua, caerán en el jean, y le ayudarán a mantener su color.

Pero ojo, tampoco sobrecargues la lavadora con ropa. Mucha ropa puede reducirá la efectividad del lavado, más aún si vas a lavar varios jeans a la vez.

Lo mejor es mantenerse ligero. Pon el jean a lavar con otras prendas ligeras, pero oscuras. Y si vas a poner a lavar varios jeans, haz que sean 3 o 4, como máximo.

10. No abuses del jabón

Este es otro punto importante. Los detergentes contienen componentes fuertes, que ayudan a remover el color de los jeans. Así que no es necesario abusar de este.

Con echar un poco de detergente dentro de la máquina, tendrás suficiente jabón para el lavado, sin que este comprometa el color del pantalón.

11. Usa detergentes especiales

Además, hoy en día existen muchas compañías que producen detergentes especiales para prendas de colores oscuros. Estos obviamente te vendrán bien, si necesitas lavar un jean muy oscuro.

También existen detergentes especiales para aguas de temperaturas frías, y detergentes libres de cloro. También sería bueno que consigas uno con esas características. Y hablando de cloro…

12. Evita usar cloro

En lo que a lavar jeans respecta, hay una regla dorada que debes respetar: nunca usar cloro. Bajo ninguna circunstancia.

Muchas personas recurren al cloro, para remover manchas de comida o de cualquier tipo en el jean. Sin embargo, los componentes del cloro son muy dañinos para un jean.

Sí, perderá las manchas. Pero también perderá color, y la mezclilla se deteriorará. Lo mismo aplica con el blanqueador. Ambos son dañinos, empobrecen la tela, y si los aplicas sobre jeans blancos, les dejarán manchas amarillas.

Evítalos a toda costa.

13. Cuidado con los hoyos

Ahora, si tu jean es de esos que tienen hoyos y partes rotas por las piernas, entonces ten cuidado al momento de lavarlos en máquina.

Si la máquina va rápido y es muy agresiva, puede terminar agrandando los hoyos más de lo deseado. Lo mismo aplica si los pones a secar a máquina.

Así que al momento de ponerlos en la máquina, selecciona una velocidad normal.

14. Sécalos manualmente

Una vez haya terminado el lavado, te toca ponerlos a secar. Si de verdad quieres preservar la calidad de tus jeans, entonces debes secarlos manualmente. Pero no te preocupes, esto no es nada difícil.

Para secarlos, solo necesitas guindarlos dentro o fuera de tu casa. Escoge una zona con luz (pero donde el sol no les pegue directamente, porque la luz solar puede deteriorar la tela), y guíndalos desde los tobillos. Así mantendrán su figura.

Eso sí, pon una toalla por debajo de estos. Así la toalla absorberá cualquier leve desteñimiento o goteo que provenga de estos, y tu suelo no se ensuciará.

Si al descolgarlo, sientes el jean tieso en algunas zonas, puedes ponerlo en la secadora por unos minutos, y con la temperatura más baja posible.

Eso lo suavizará para tus próximas salidas.

15. Reconoce los momentos

bolsillo-de-jean-con-corazón-amarillo

Ahora quiero aclararte una duda, que imagino, te estuviste preguntando en todo el artículo: ¿exactamente cuándo puedes lavar tus jeans?

Saberlo es complicado, pero existen algunas señales que pueden guiarte.

Por ejemplo, si sientes que la cintura del jean está suelta, que la tela de las rodillas está sobre estirada, y que te queda más flojo de lo normal, quizá sea hora de lavar el jean.

Al final, todo depende de la persona. Los jeans no adquieren malos olores rápido, así que no te preocupes por eso. Y si quieres lavarlo, puedes probar con las técnicas que te expliqué, para no perjudicar su calidad.