Portada » Hogar » 14 Tips para limpiar alfombras caseras

14 Tips para limpiar alfombras caseras

por Equipar
14 Tips para limpiar alfombras caseras

Limpiar una alfombra es una de las tareas caseras más pesadas y agotadoras. Sus fibras absorben rápidamente cada pequeño sucio, y sus texturas dificultan remover cada pequeño residuo de suciedad.

Con los materiales incorrectos, limpiar las alfombras en casa puede llevarte horas. Pero con los materiales correctos, y algunos consejos para limpiar que te daré a continuación, esta tarea se te facilitará mucho de ahora en adelante.



A continuación te presentamos tips para limpiar alfombras caseras:

1. Limpia un poco antes de aspirar

Limpieza-de-casa

Para abordar este tema correctamente, iré por partes. Comencemos por las aspiradoras, ya que para limpiar cualquier alfombra, lo primero que debes hacer es aspirarlas.

Con limpiar un poco, me refiero a que remuevas cualquier cuerpo u objeto lo suficientemente grande, como para interferir con el proceso o dañar la máquina.

Échale un vistazo a la aspiradora, y si ves monedas, botones, agujas o motas de algodón, quítalas de allí antes de empezar.

2. Mueve de adelante hacia atrás

Como tal, no necesitas una máquina específica para aspirar exitosamente. Puedes usar una aspiradora robótica si quieres.  Pero yo te recomiendo que uses una aspiradora de mano, ya que con ella podrás acceder a rincones o espacios cerrados que una aspiradora normal no puede.

Lo que sí necesitas es una buena técnica de limpieza. Por más poderosa que sea la aspiradora, esta no puede limpiar bien si la pasas sobre la alfombra de la forma equivocada.

La manera correcta de hacerlo es empezar desde una punta, mover la aspiradora arriba y adelante, luego un poco para atrás, después para arriba y delante de nuevo, luego otra vez para tras, y así hasta llegar a la otra punta.

Cuando termines, procede a aspirar de nuevo. Pero esta vez, haz que sea de izquierda a derecha. Así las limpiarás perfectamente.

Y por cierto, vacía las aspiradoras antes de comenzar. Una aspiradora limpia y vacía tendrá más potencia.

3. Aspira con frecuencia

aspiradora-con-función-de-vapor

Esto es especialmente importante, si la alfombra está rodeada de otros muebles que adquieren mucho polvo, o si está ubicada en una zona de la casa donde transitan muchos pies.

Lo ideal es aspirar la alfombra, como mínimo, una vez a la semana. Si la alfombra está en una zona donde transitan muchos pies o tienes una mascota, entonces aspira dos veces a la semana.

Sonará excesivo, pero las alfombras se llenan de pelos, polvo y sucio de los pies con extrema facilidad.

4. Escoge un producto apropiado

Cuando vayas de compras, aprovecha de comprar un producto de limpieza o detergente para tu alfombra.

Pero ojo, no escojas cualquiera. Lee las especificaciones de cada detergente que veas, y escoge el que más se acomode a las manchas que necesitas remover.

Una vez en casa, aplica un poco sobre la alfombra para probar su efectividad. Preferiblemente, sobre una zona que esté cubierta por otros muebles o no quede muy expuesta. Si el detergente termina deteriorando la alfombra, no querrás que todos lo vean.

Ten en cuenta que cada mancha requiere un limpiador diferente. Para eliminar manchas de sangre y orina de animales, necesitas agua fría, peróxido de hidrógeno y un detergente enzimático.

Y para manchas de cerveza y vino, usa agua carbonatada o bicarbonato de sodio con agua tibia.

5. Usa crema facial

Otro tip increíblemente útil, que muchas personas no conocen por alguna razón extraña, es usar una crema facial para remover las manchas.

Es muy sencillo. Solo debes aplicar un poco de crema o espuma de afeitar directamente sobre la mancha que deseas eliminar, y déjala reposar por media hora. Así le darás suficiente tiempo para penetrar la mancha, y absorber la suciedad.
Cuando la media hora haya pasado, quita los residuos de la crema con una toalla blanca, que esté limpia y no tenga estampados.

Para finalizar, echa un poco de agua con vinagre sobre el punto dónde estaba la crema, y luego elimínala con el trapo blanco de antes.

6. No frotes la mancha

perro-pequeño-sobre-alfombra

Ahora que aspiraste, llega la parte difícil de la limpieza.

Las alfombras manchadas no pueden lavarse de cualquier forma. Para esto también necesitas una estrategia, o de lo contrario, terminarás empeorando la mancha.

Primero, jamás frotes la mancha. Muchos cometen el error de agarrar una toalla cualquiera, y frotar con fuerza sobre la mancha. Pero en realidad, esto hace que la mancha se esparza y se adhiera más a la fibra natural de la alfombra.

7. Limpia con gentileza

Si vas a usar un producto de limpieza, haz lo siguiente: agarra un trapo, remójalo un poco en el producto de limpieza, y toca con gentileza la zona manchada. Tócala como si estuvieras golpeándola con suavidad.

Sin embargo, no uses cualquier trapo. Usa uno que sea blanco, que no tenga estampados ni diseños sobresalientes, y que esté totalmente limpio.

Tampoco apliques demasiado limpiador sobre la mancha. El exceso de jabón puede esparcir la mancha, en vez de eliminarla.

8. No enjuagues la alfombra

Si la alfombra fue enjabonada con algún detergente, que no se te ocurra echarle agua. Si usas agua, la alfombra absorberá el jabón con el agua y se humedecerá.

En su lugar, usa un trapo blanco que esté seco (y que cumpla las características mencionadas anteriormente) para quitar el jabón.

De nuevo, no frotes la zona enjabonada. Con tocas gentilmente y repetidas veces los puntos enjabonados, será suficiente para que el trapo absorba el jabón.

Aunque si quieres secarla más rápidamente, puedes usar un ventilador o un secador de cabello.

9. Prepara el entorno

Sala-de-casa-con-alfombra

No, aún no hemos terminado. Ahora debo explicarte cómo hacer una limpieza completa de la alfombra.

Si ya removiste las manchas y quieres lavar la alfombra, puedes aplicar un detergente o limpiador, fregar la alfombra y esperar a que se seque. Aquí sí puedes fregar, ya que para ese entonces habrás removido todas las manchas.

Sin embargo, algunas personas prefieren usar una máquina de champú. De ser ese tu caso, te aconsejo que prepares el entorno.

Si la alfombra está rodeada de otros muebles, aléjala de estos. Trata de quitar la alfombra, o de mover los muebles a otra zona. Si no puedes moverlos de lugar, entonces cúbrelos con un plástico, papel de cera o papel aluminio.

También cubre sus patas de madera, para evitar que se mojen.

10. Compra o renta

En caso de que no puedas comprar una máquina de champoo para lavar las alfombras sucias, puedes simplemente rentarla.

Actualmente existen muchas tiendas que te permiten rentar una máquina de estas, y rentarlas te saldrá más barato que comprarlas.

Eso sí, réntalas después de haber preparado la habitación donde limpiarás. Así acortarás el tiempo de renta, y pagarás menos.

11.  Mezcla adecuadamente

Muchos creen que estas máquinas hacen una limpieza a vapor, pero eso no es cierto. Para lavar, las máquinas necesitan una mezcla de agua caliente con detergente.

Para llenar el contenedor correctamente, agarra una cubeta y llénalo de agua. Cuando el agua cubra un cuarto de la cubeta, procede a verter el agua en el contenedor de la máquina.

Luego echa el detergente o limpiador. Pero no demasiado, porque mucho jabón puede dañar la alfombra y la máquina. Puedes leer la botella del detergente para obtener más instrucciones respecto a las medidas.

Por último, enciende la máquina y pásala encima de la alfombra.

12. Déjala secarse

pies-de-bebé-sobre-alfombra

El proceso de limpieza de estas máquinas es bastante extenso y profundo. Así que al terminar, debes poner a secar la alfombra por bastante tiempo. Exactamente, por unas 24 horas.

Trata de ponerla en una zona despejada y soleada. Si no puedes moverla de lugar, entonces usa un ventilador, secadores de cabello o pon tu aire acondicionado en temperaturas moderadas.

También abre las ventanas y las puertas del cuarto, para que el aire circule. Y si tuviste que cubrir otros muebles, no les quites la cobertura hasta que la alfombra no esté completamente seca.

13. Sé frecuente

Ahora que terminaste, no dejes abandonada tu alfombra. Insisto, estas se ensucian muy fácilmente. Más aún si están en una zona muy ‘’transitada’’ de pies.

Lo ideal es limpiar tu alfombra con champú, como mínimo, dos veces al año. Quizá tres, dependiendo de qué tan concurrida sea su locación. Pero la conclusión es la misma: no descuides la limpieza de tu alfombra.

14. Cuidado general

Para finalizar, te daré algunos tips extras, que te servirán para evitarle a tus alfombras muchas manchas y sucios en el futuro.

Come lejos

A ver, entiendo que tras un largo día de trabajo, te provoca sentarte en tu sillón a ver la tv, mientras comes unas galletas o doritos.

Sin embargo, estos aperitivos dejan muchas migajas y manchas. Y si tu sillón esta sobre una alfombra, ten por seguro que la vas a ensuciar. Así que evita esto. Come tus galletas cuando quieras, pero lejos de la alfombra.

No esperes

Si tu alfombra se mancha de vino, comida o cualquier cosa, no esperes a que este se adhiera a las fibras de la alfombra, y procede a limpiarla de inmediato (siguiendo el proceso que expliqué antes).

Mientras más pronto la limpies, será más fácil de quitar.

Educa tus mascotas

Limpiar excrementos no es agradable. Menos si están en la alfombra, y está absorbió su aroma.

Si tienes perros, entrénalos lo más pronto posible para que no hagan en tu alfombra. Y si tienes gatos, pon sus cajas de arena lejos de las alfombras.

Contrata profesionales

Si no te sientes seguro, puedes simplemente contratar un servicio de limpieza profesional para tu alfombra.

Estos tienen paquetes económicos, cuidarán tus muebles y harán un trabajo excelente.

Y bueno, eso era todo. Espero que estos tips te hayan sido de ayuda.


También te puede interesar

Deja tu mensaje

* By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.