Home Cocina 15 Tips para Preparar los Mejores Cocteles

15 Tips para Preparar los Mejores Cocteles

por Equipar

Experimentar con cocteles es una de mis actividades preferidas. Tienes miles de ingredientes a tu disposición, para crear toda una variedad de sabores.

Sin embargo, no todos los experimentos son exitosos, y hay una lista de cosas básicas que cualquier bartender o aficionado debe saber.

Así que, si estás interesado en aprender, presta atención. Te enseñaré a preparar los mejores cocteles masculinos, para beber solo en casa o con tus amigos.

A continuación les presentamos tips para preparar los mejores cocteles:

1. Sigue la proporción ideal

agregando-alcohol-a-mezclador-de-cocteles

Esta es la primera regla de los cursos de coctelería.

Para conseguir el coctel perfecto, es importante que cuides las proporciones de los ingredientes. Si pones mucho de algo, el sabor estará desbalanceado.

Claro, la proporción muchas veces te la dicta la receta. Pero si no tienes una receta que seguir, entonces te recomiendo estas dos: 2:1:1 o 1:1:3.

El primer número equivale al alcohol, el segundo a la azúcar, y el tercero a lo agrio.

Si sigues la primera proporción, significa que por cada dos partes de alcohol, debes poner una parte de azúcar y una parte agria en el coctel. Esta es una proporción general, para que evites adivinar las medidas que colocarás.

La segunda consiste en por cada parte de alcohol, añade una parte de azúcar y tres de agrio. Esta proporción es ideal para evitar calorías y deshidratación.

2. Añade jugo

El jugo es un excelente saborizante para cualquier tipo de cocteles.

Da igual qué tipo de jugo sea. Puede ser zumo de limón, naranja, arándano, lima o piña. Lo importante es que la fruta esté fresca, el jugo sea 100% natural y contenga cítricos.

Los cítricos, además de añadirle sabor al coctel pueden suavizar un poco el alcohol. Esto en caso de que prepares una bebida fuerte, y tú o alguno de tus invitados no tenga tanta tolerancia al alcohol.

Eso sí, mucho cítrico puede desbalancear el favor. Así que no le agregues más de tres cuartos por onza. Y al preparar el trago, pon el jugo de primero en el vaso o copa.

3. Distingue cuándo usar lima y cuándo usar limón

Muchos se confunden aquí, ya que el jugo de ambas aporta su propio toque al coctel, y en algunos casos funciona mejor que en otros.

Pues la respuesta es simple: cuando uses licores marrones, aplica jugo de limón, y cuando uses licores blancos, aplica jugo de lima.

Así no te confundirás.


4. Agita la bebida solo si tiene jugo

tres-cocteles-con-jugo

Y hablando de jugo, existe una popular confusión sobre cuándo agitar el coctel y cuándo no.

Pues muy simple: si la bebida tiene jugos, cremas líquidas, sirope, lácteos, huevos o cualquier otro saborizante fuete, agítala con ganas.

Verás, si te tomas el trago sin antes agitarlo, sus ingredientes no se mezclarán apropiadamente, y en su lugar, los sentirás en el orden contrario a cómo los pusiste en la mezcladora.

Pero si lo agitas, los ingredientes de los cocteles diluyen sus sabores más fuertes, y facilitas la mezcla de estos. Solo así conseguirás que el sabor tenga una mezcla perfecta.

Por cierto, si el trago no tiene jugo, entonces ponle hielo y muévelo ligeramente con una cuchara. Eso le dará un sabor más amargo, y esa es la idea.

5. Ponle agua carbonatada

Entre los ingredientes más populares de los cocteles, se encuentra la soda.

Y bueno, la soda no es mala. Pero contiene mucha azúcar y saborizantes artificiales. Estos, más allá de ponerle muchas calorías al trago, puede desbalancear las proporciones de medidas que mencioné antes.

¿La solución? Usa agua carbonatada. Carece de la azúcar y los componentes artificiales de la soda, pero igual agrega suficiente efervescencia a la bebida.

Eso sí, revisa la etiqueta de la botella antes de comprarla, para así asegurarte de que esta no tiene mucha azúcar. Digo, para que no hagas la compra incorrecta.

6. Usa hierbas frescas

Continuando con ingredientes, las hierbas frescas son unos muy buenos saborizantes.

Sí, las hierbas complementan muy bien el sabor del coctel. Algunas veces, elevan la calidad del licor a un nivel superior. Además, no le añaden azúcar ni calorías extra, y se combinan muy bien con las frutas.

Entre las mejores combinaciones, están fresa y albahaca, lima y menta, limón y romero, zarzamora con romero, limón con miel y tomillo, y pepino con lima y albahaca.

7. Añade frutas

Esta vez, no me refiero solamente al jugo de la fruta, sino que agregues toda la fruta al trago. No como adorno de la bebida, sino como el ingrediente final.

Claro, solo puedes usar frutas pequeñas que quepan en los vasos de whiskey. Pero unos arilos de granada, bayas congeladas, moras y otras frutas pequeñas servirán.

Además, la fibra de estas frutas ayudará a que te llenes. Así evitarás beber más de la cuenta, que supongo no quieres hacer.

8. Pon adornos

Los adornos, además de dar buena presentación al coctel, le aportan un buen aroma al ingerirlo.

Así que, si de verdad quieres sorprender a tus amigos con los cocteles que preparas, los adornos te ayudarán a dejar una buena impresión.

No hay nada como un gajo de naranja o de limón para brindar.

9. Usa ingredientes frescos

coctel-con-fresas-frescas

Tu objetivo es preparar los mejores tragos posibles, y eso no lo conseguirás con ingredientes rancios, envejecidos o que pasaron mucho tiempo encerrados.

Tampoco optes por frutas pre-rebanadas, purés de frutas ni jugos artificiales. Si de verdad quieres el mejor sabor, entonces usa ingredientes 100% naturales.

Los jugos artificiales y las frutas pre-rebanadas son saborizantes débiles, que se diluyen demasiado al mezclar.

Por el contrario, los ingredientes frescos y naturales dejan un sabor más duradero y notorio en el coctel. Lo mismo aplica con los adornos

Así que no seas flojo. Unos cuantos minutos en el mercado comprando frutas frescas, y otros minutos más de preparación no son nada, comparado con el excelente sabor final.

10. No olvides el azúcar

El azúcar tampoco puede faltar dentro de la lista de ingredientes.

Muchos suelen olvidar la azúcar, y crean cocteles que no son lo suficientemente dulces. Eso es un error. Incluso con los licores más caros y agrios, vas a necesitar un poco de azúcar.

Claro, puede que prefieras el trago agrio. Pero si no es el caso, entonces aplica un cuarto de onza de azúcar, por cada tres cuartos de onza de licor.

11. No escatimes en hielo

Para terminar con los ingredientes, no podía faltar uno de los más importantes en cualquier coctel.

El ideal es un toque ideal que agregarle a tu bebida para el verano. Además de mantener frío el coctel, le da un sabor agradable a medida que se diluye.

Eso sí, todo depende de cuánto hielo pongas en el vaso. Si pones muy poco, la dilución del hielo le dará un sabor amargo y tibio al coctel.

Lo ideal es colocar tanto hielo, como para que este sobresalga de la línea de alcohol. Así la bebida se mantendrá fría por más tiempo, y su disolución no afectará el sabor.

12. Mantenlos en buenas temperaturas

Al igual que cualquier otra bebida, los cocteles se calientan con el tiempo. Nadie quiere beber un coctel tibio, por lo que mantenerlos en temperaturas apropiadas será tu responsabilidad.

Sí, algo de hielo picado ayudará a enfriarlo. Pero unos cubos de hielo no pueden hacer milagros, si la bebida lleva mucho tiempo estando tibia. Además, tienes que esperar a que el hielo haga efecto, y eso es un fastidio. Seamos honestos.

Por suerte, existen los refrigeradores de vino, que mantienen los cocteles a temperaturas apropiadas, sin que su mezcla se derrita ni se congele.

Estos refrigeradores no fueron exactamente hechos para vino, pero da igual. Si son útiles para la causa, entonces puedes usarlos sin problemas.

13. Cuida la presentación

La razón por la que resalté los adornos anteriormente, es porque la presentación importa más de que lo muchos creen. ¿Sabes ese dicho de ‘’no juzgues un libro por su portada’’? Pues cuando hablamos de cocteles, la portada sí importa.

A ver, no necesitas obsesionarte con esto. Cuidar la presentación es sencillo.

Pon unos adornos, limpia bien los vasos y la cristalería de tu casa, calibra con cuidado los ingredientes, coloca un aro de azúcar alrededor del vaso, o incluso pon una sombrilla de papel.

Las posibilidades son infinitas, y ese tipo de detalles son los que destaca un coctel sobre la multitud, ya sean cocteles con whiskey, un tequila o champaña.

14. Consigue buen licor

coctel-azul-con-rodaja-de-limón

Quizá suene obvio, pero puede que algunos lo olviden si no lo menciono: ten cuidado con el licor que compres para preparar los cocteles.

Con eso, no solo me refiero a los licores baratos, sino también a los caros. Ya que por más que las apariencias y el precio pinten lo contrario, muchos licores caros son de pobre calidad.

Al preparar la mezcla, dichos licores caros dejan un sabor desagradable, y obviamente esa no es tu meta. Así que yo te aconsejo ir por licores de precios medianos.

El licor barato muchas veces no deja buenas mezclas, y el caro no cumple con las expectativas. Mejor optar por lo seguro.

15. Sigue la receta

En todo el artículo, te he incentivado a experimentar con los cocteles.

No obstante, si eres nuevo en esto, y primero quieres practicar preparando tu bebida favorita, te recomiendo que sigas la receta, hasta que puedas prepararlo de memoria.

Si quieres comenzar con un coctel masculino, prueba el Coctel Manhattan o el Old Fashioned. Pero si no eres tan adepto al whiskey, entonces prueba cocteles con vodka, como el Bloody Mary o el Cosmopolitán.

Si esos no te gustan, entonces usa cocteles con ginebra para practicar, como el Martini o el Tom Collins.

En fin. Tienes muchas recetas para escoger, así que no pongas límites.


También te puede interesar