Qué es mejor una licuadora o un procesador de alimentos

Batir, triturar, preparar un pesto, son cosas que puedes hacer con electrodomésticos en casa, pero, surge la duda de qué es mejor una licuadora o un procesador de alimentos.

Cada uno tiene sus beneficios y ventajas, aquí podrás descubrir cuál es el más apto para cada preparación sin dañar el equipo y obteniendo los mejores resultados.

 

Qué es mejor: Una licuadora o un procesador de alimentos

Ambos son pequeños electrodomésticos con muchas similaridades, entre ellas, el poder triturar alimentos como frutas o verduras para transformarlas en preparaciones como convertir sopas en cremas, smoothies o zumos.

PERO, también tienen varias diferencias, sobre todo en la forma en la que están construidos y en sus accesorios, que los pueden hacer más aptos para tareas específicas en la cocina.

Entonces, ¿cuál es mejor para qué? Veámoslo enseguida.

A continuación, te presentamos qué es mejor una licuadora o un procesador de alimentos:

1. Diferencias entre licuadora y procesador de alimentos

una licuadora

Sabemos que la función principal de estos aparatos es la de llenar su vaso o recipiente con diferentes tipos de alimentos para que sus aspas y motor los trituren, mezclen, muela…

¿En qué se diferencian? Lo podemos saber con la definición de cada uno:

  • Licuadoras:

Las licuadoras pueden ser de varios tipos, pueden tratarse de alta velocidad, convencionales, compactas o de inmersión.

¿Cuál es la diferencia entre batidora y licuadora? Puede tratarse de lo mismo o diferenciarse por su diseño, por ejemplo, puede ser una batidora de inmersión o una licuadora convencional, al final tienen el mismo objetivo: mezclar, batir, licuar…

Los motores de una batidora de alta velocidad tienen más potencia que los de un procesador de alimentos, haciendo que las aspas puedan dar vueltas velozmente para triturar diferentes alimentos.

Las batidoras, sobre todo las de alta velocidad, son las ideales para lograr texturas suaves y sedosas.

Eso sí, ten en cuenta que las aspas de las licuadoras no son tan filosas como las de un procesador de alimentos, por lo que alimentos duros como frutos secos, pueden ser complicados de triturar, aunque no imposible.

 

  • Procesador de alimentos:

La principal diferencia de un procesador de alimentos con una licuadora es que los primeros tienen diferentes tipos de aspas que pueden intercambiarse para obtener distintos resultados en los cortes o trituración de alimentos.

Son unas hojillas más afiladas que las de una licuadora, haciéndolos el electrodoméstico perfecto para comidas más robustas o mayor cantidad de alimentos.

También pueden incluir accesorios de corte para lograr julianas, pelar alimentos o rebanar en diferentes dimensiones dejando a un lado los cuchillos de cocina.


2. Cuándo usar una licuadora

Las licuadoras son de los electrodomésticos más utilizados en las cocinas, son versátiles y permiten hacer diferentes preparaciones.

Hay tareas en la cocina en la que son perfectas, mira las cosas para las que puedes usar una licuadora:

  • Batir o licuar:

Si para algo están hechas las licuadoras es para batir, sobre todo las de alta velocidad, están preparadas para hacerte un smoothie perfecto o un café frappé sacado de una cafetería, básicamente porque tiene aspas que permiten triturar y mezclar perfectamente.

Pero no te dejes engañar, que no solo se trata de una máquina para hacer batidos, ya que también puedes hacer salsas, cremas espesas, bebidas heladas, entre otras cosas y la forma de sus aspas empujan los ingredientes hacia el centro hace que no se atasquen y se mezclen.

  • Moler:

Con una licuadora, puedes moler o triturar diferentes nueces, semillas o granos para convertirlos en harinas, PERO, no quedarán tan bien como con un procesador.

Esto llevará tiempo, ya que las aspas de estos aparatos no están hechas para este tipo de preparación, aunque sea posible hacerlo.

Existen licuadoras que tienen una alta potencia y cuchillas que sí están diseñadas para moler o triturar legumbres, granos o frutos secos.

Un ejemplo de esto, es esta licuadora de la marca Uten que cuenta con un vaso picador con una hoja plana para moler.

  • Triturar:

Con algunas licuadoras se puede triturar incluso hielo para un cóctel, aunque dependerá del aparato y la calidad del mismo.

Por ejemplo, las licuadoras que tienen menor potencia, podrán picar el hielo en trozos, pero no terminará totalmente triturado como de aspecto granizado. Y las de mala calidad no conseguirán siquiera triturarlo.

Las licuadoras de más alta gama no tendrán problemas para triturar trozos grandes de hielo, lo que sí se aconseja es agregar un poco de agua antes de comenzar a triturarlo.


3. Cuándo usar un procesador de alimentos

Si hablamos de versatilidad, los procesadores de alimentos son: ¡Perfectos!

Con su variedad de accesorios, permite preparar una gran variedad de alimentos y entre las cosas que puedes hacer con uno de estos aparatos en la cocina están:

  • Picar, rallar, triturar o rebanar:

Cuando necesitas cortar, picar, rallar o rebanar una gran cantidad de ingredientes como vegetales, que pueden ser zanahorias en julianas o cebollas en plumas, el procesador de comida se convierte en tu mejor aliado.

un procesador de alimentos

Lo mejor de los procesadores de alimentos es que tienen discos de corte que son ajustables, lo que quiere decir que puedes variar el tamaño de los ingredientes que vas a cortar, rallar o rebanar.

¿Quieres cortar patatas y que todas tengan el mismo tamaño? ¡Usa el procesador!

  • Amasar:

Preparar la masa de un pan, pizza o incluso de galletas es IMPOSIBLE con una licuadora, pero, ¿qué hay de los procesadores?

Hay modelos que lo permiten, obviamente si tienes una planetaria en casa, es preferible utilizar esta, pero a falta de una, que sepas que el procesador puede ahorrarte el tiempo de amasado.

  • Mezclar:

Pesto, salsas espesas, crumbles, incluso masas para tartas, todo es posible con un procesador de alimentos.

Los procesadores son ideales para mezclar gracias a su potencia y cuchillas, además puedes decidir el nivel de mezclado que quieres en tus preparaciones. Es posible dejar salsas menos mezcladas que con una licuadora, como es el caso de un buen pico de gallo.


Licuadora o procesador de alimentos: ¿Cuál deberías comprar?

Elegir entre una licuadora o procesador de alimentos dependerá, básicamente, de lo que necesites en casa.

Si prefieres los batidos, smoothies, texturas suaves y muy mezcladas, las licuadoras serán tu elección a considerar.

Por otro lado, si quieres mayor versatilidad como poder triturar, mezclar, incluso amasar, los procesadores son la mejor opción.

Aunque, una cocina está totalmente completa si tienes en casa una licuadora y procesador, ambos electrodomésticos tienen sus ventajas y pueden cumplir diferentes tareas, así que decidir cuál es mejor entre ambas opciones, depende mucho en para qué querrás usarlas.