Los 5 Mejores Estantes Bajo Fregadero Para Ordenar Vuestros Trastos

mejor-estante-bajo-fregaderoHace tres meses me mudé se Segovia a Madrid para aceptar un curro que me viene de perillas y donde estoy ganando algo más de pasta que en el anterior.

He alquilado un pequeño piso en un barrio modesto de la ciudad y aunque está amoblado, en la cocina está prácticamente en blanco y causa un desorden de trastos por todos lados.

He decidido buscar el mejor estante bajo fregadero para poner un poco de orden en el lugar. Ese es uno de los muebles más grandes, pero sin repisas y niveles es un desperdicio de espacio colocar algo allí.

Espero dar con un modelo asequible que me resuelva el problema.




¿Cuál es el mejor estante bajo fregadero?

Establecer una comparativa entre productos os hará distinguir entre el menos costoso y uno realmente caro. Pero si estáis buscando lo bueno, el análisis no debe quedarse en un mero asunto de costo.

Dependiendo de vuestra cocina un buen estante puede ser ese que sirva como armario esquinero o tal vez con un cajón interior lleno de gavetas donde clasificar los productos a guardar.

El material también es un elemento que debéis considerar: plástico, aluminio, acero, rejilla y hasta madera para los niveles y entrepaños, pueden ser adecuados.

Aunque al momento de comprar lo más recomendado es evitar el uso de cristal en el cajón extraíble, las repisas o los estantes porque se armará un menudo lío en caso de rotura y hasta podéis lastimaros.

Si aún no estáis muy seguros de cuál de los estantes puede serviros, tal vez un vistazo a esta selección pueda arrojaros algunas luces.

A continuación te presentamos las mejores estantes bajos:

1. Estante ajustable expandible SI-K1004 FunkyBuys

Cómodo y organizado

Si estáis en la búsqueda de accesorios para muebles de cocina que os permitan mejorar el almacenamiento de vuestras cosas, este estante organizador tal vez os guste.

Está fabricado con marco metálico de aluminio con estantes y divisiones de malla de gran calidad y muy duraderas.

Una de sus grandes cualidades es que la rejilla es ajustable a las tuberías aprovechando el espacio. Estos modelos son ideales para cocinas pequeñas.

2. Estante organizador bajo fregadero Rayen

Práctico y funcional

Conseguir en el mercado un estante que os facilite el almacenaje de provisiones en el mueble fregadero, no es una tarea compleja si echáis un vistazo a este.

Este es robusto, compacto y de diseño versátil, podéis organizarlo como os plazca, lo que lo hace ideal para cocinas y baños.

Es un modelo ajustado a espacios modernos, a los que se adapta fácilmente. Soporta hasta 5 kilos por estante.

3. Estante de almacenamiento Unso SL de Esylife

Aprovecharéis el espacio

Dotado con 6 paneles de malla de alambre extraíble este organizador puede ayudaros mogollón a aprovechar el espacio en diversos muebles de la casa, incluyendo el armario, el baño y, por supuesto, bajo el fregadero.

Es fácil de montar y multifuncional, de manera que podéis usar el espacio de forma sencilla para organizar utensilios de cocina.

Podéis ajustar y quitar de acuerdo a vuestras necesidades e inclusive podéis armar verticalmente.

4. Estante de almacenamiento Taylor & Brown

Elegante y cómodo

Organizar vuestras cosas en anaqueles y bandejas para obtener un almacenamiento limpio de vuestras cosas, es más cómodo con un estante como este de la marca Taylor & Brown.

Es extensible hasta 64 cm lo que permitirá maximizar el ajuste de acuerdo al tamaño de vuestro mueble.

Está diseñado en rejilla de alambre con revestimiento plateado muy resistente. Si le colocáis una aplicación con ruedas os quedará como cesta extraíble.

5. Estantería bajo fregadero YOMYM

Ligera y resistente

Con estructura tubular de acero inoxidable y estantes de plástico con esta estantería podéis armar dos niveles de organizadores que podéis usar en cualquier parte de casa, en la cocina para colgar sartenes o poner trastos o hasta en alacenas.

Tiene materiales de buena calidad, no tendréis que ser un genio para instalarlo y tampoco os tomará mucho limpiarlo. Viene con tramos ajustables al ancho de la tubería del fregadero.

Cómo organizar el almacenamiento bajo del fregadero

El área debajo del fregadero es una suerte de triángulo de las bermudas, es profundo, todo se pierde, retiene humedad y en ocasiones hasta malos olores y ¡lo peor! Parece que, aparte de los detergentes, nada es lo realmente resistente para ser almacenado ahí.

Pensándolo bien es un sitio infravalorado en el cual, si aplicáis la lógica y algo de ingenio, podríais aprovechar mejor y almacenar unas cuantas cosas, pero para hacerlo debéis primero poner el lugar a tono, Acá os dejo algunos consejos

Lavad y cepillad

Si queréis guardar algo en el estante que está bajo el fregadero la primera tarea es adecentar el lugar. Todo empieza por darle un buen fregado y cepillado, botar lo viejo que ya no sirva y sacar de allí lo que definitivamente no usáis o no con frecuencia. En vista de su ubicación, tal vez lo sensato es que bajo el fregadero esté eso de emergencia que hace falta ubicar rápido dentro de vuestra cocina, así que dejad lo importante allí y si os deshacéis de los demás ¡tanto mejor!

Colocad rodamientos

Los rodamientos son una buena forma de acercar lo que está lejos y es incómodo de tomar. Tal vez esta cualidad es la que más caracteriza al estante que está bajo el fregadero, la incomodidad y lo hondo y profundo que puede llegar a ser, de manera que estantes extraíbles pueden ser vuestra salvación en una situación de estas. Si las condiciones de vuestro estante no están dadas para unos rodamientos fijos, siempre es algo que podéis resolver con una bandeja redonda rotativa a la que podáis dar vueltas y encontrar sin esfuerzo esos productos que están en la parte trasera del estante, lo mismo podéis lograr con una plataforma basculante. Otra solución adecuada puede ser la compra de cestas con ruedas que os ayuden a organizarlo todo.

Conseguid un estante de puerta

Esta opción también os vendrá bien para esta área, con esta idea podéis acumular trapos, mopas, estropajos, cepillos y demás trastos de fregar. Consiste en uno de esos estantes que se fijan tras las puertas y en los que podéis colocar más cosas de manera organizada. Suelen ser plásticas o metálicas de estructura tubular.

Colgad de todo

El estante que está bajo el fregadero puede serviros de lo lindo para almacenar mogollón de herramientas que os sirven para el día a día dentro del hogar: trapos, guantes, algunas botellas de gatillo, cintas métricas, una botella de insecticida entre otros elementos, pero aprovechando el espacio podéis tener de todo en el estante y de manera organizada. Para este caso os recomiendo que utilicéis el recurso de colgar. Por ejemplo, si colocáis en la parte posterior de la puerta y en las paredes interiores del estante, una fila de ganchos para guindar, podéis colocar allí todos estos objetos y elementos que os menciono.

Mantenerlo con contenedores

Ya os hemos hablado de las paredes y las puertas del estante inclusive de la parte del fondo, pero ¿Qué hay con el resto del espacio? Existen mogollón de formas de organizarlo, desde unos pequeños estantes hasta la colocación de entrepaños y niveles y, por supuesto, colocar contendores. Pueden serviros incluso para colocar en cada uno artículos similares: tornillos, por ejemplo, fertilizantes para plantas, artículos de limpieza, entre otras cosas. Os recomiendo que los contenedores sean transparentes para que identifiquéis el objeto y donde se ubica con rapidez. Si no os va lo transparente, con unas etiquetas identificadoras, haréis el trabajo.

Que se haga la luz

La queja más común que hay sobre este estante es su profundidad y oscuridad, pero si lo pensáis bien no tiene por qué ser de ese modo. Ciertamente, sin cambios ni orden este es, por naturaleza un lugar oscuro, pero si ya estáis puestos a la labor de reformarlo para hacer de él un sitio aprovechable entonces necesariamente uno de los puntos que deberéis tener en cuenta es la iluminación. La oscuridad se contrarresta con luz y todo aquel lugar que es por naturaleza oscuro sólo os servirá si le ponéis un poco de iluminación, es el caso de este espacio. Os recomiendo luces LED porque son realmente potentes y os resolverán el problema en un tris tras. La gran ventaja de las luces LED es que funcionan con batería y que vienen en una tira adhesiva que podéis poner a lo largo de las paredes del estante en la parte superior. Iluminación garantizada.

Bastidores extraíbles

Esta es, sin duda, otra opción a considerar para organizar vuestro estante. Con bastidores extraíbles podéis no sólo traeros lo que está más lejos en el estante, sino que, además, si el bastidor es de rejillas o de alambre, este material os ayudará a mantener en su sitio los productos y objetos que estéis almacenando allí sin que se caigan o se derramen, estas cestas de alambre mantendrán a resguardo el producto y todo estará en su sitio. Como debe ser.