Los 5 Mejores Protectores Bucales Para Proteger La Mandíbula

Mi hermano más chico es un deportista rudo, ha pasado de practicar artes marciales mixtas a darse de golpes en entrenamientos de boxeo y ¡venga! Aunque estoy muy orgullosa de él, no me mola nada verlo pelear.

La última vez que lo vi en combate asestó un buen par de golpes al oponente, pero el puñetazo que recibió le sacó por los aires el protector bucal, el entrenador nos dijo que el modelo de mi hermano no daba para el tipo de combate.

Aunque con este golpe acabó la pelea, para futuros encuentros he decidido comprarle a mi hermano el mejor protector bucal disponible en la oferta.

Los Mejores Protectores Bucales

¿Cuál es el mejor protector bucal?

Encontrar un protector que se amolde a vuestras necesidades, implica saber qué os resultará mejor para cuidar la mandíbula, los dientes y la cabeza en general. El precio es esencial, debéis iros siempre por el modelo menos costoso pero que sea de calidad.

La primera consideración es el tipo de disciplina que estáis practicando. En algunas exigen protector transparente y en otras, como el full contact, éste puede ser parte de vuestra personalidad como peleador.

De esto también dependerá si os hace falta un protector simple o doble, doble moldeable, de doble gel o laminado.

Debéis saber que el protector no endereza los dientes, para eso está la ortodoncia, pero sí que los mantiene en su sitio.  Así que, si no tenéis aún claridad para elegir, esta lista comparativa tal vez puede ayudaros.

 A continuación te presentamos los mejores protectores bucales:

1. Protector bucal 4300 de Shock Doctor 

Moldeable y cómodo

Si sois de los que usan brackets u ortodoncia fuerte, este protector os vendrá de perillas.

Es de silicona de grado medio semi rígida y ofrece protección tanto en los dientes de arriba como en los de abajo. Previene lesiones en disciplinas donde la cara está desnuda y os ofrece canales de aire y así respiráis con más facilidad.

2. Protector bucal 1.6 Nextgen Aero de Sisu 

Potente y funcional

Especialmente diseñado para jugar fútbol y para deportistas que entrenan en otros deportes que llevan protección facial, este protector tiene buen encaje y un diseño adecuado para ofreceros una mayor absorción de impactos.

Tiene grosor de 1.6 mm y diseño adecuado para manteros hidratados en el entrenamiento y facilitar la respiración. Está indicado para adultos o atletas junior y senior.

3. Protector de dientes Predator de Venum 

Calidad y protección

Para prevenir la mandíbula dislocada en sesiones de entrenamiento y proteger la dentadura la marca Venum os trae este protector moldeable especialmente indicado para la práctica de artes marciales y otros deportes de contacto.

Está hecho en goma de alta densidad y gel termo moldeable que mejora la respiración, cuida los dientes y os protege de lesiones en la cara.

4. Protector bucal Challenger de Venum 

Versátil y moldeable

Cualquier esfuerzo que hagáis para evitar perder los dientes en combate de boxeo profesional o las MMA será un beneficio que veréis con el tiempo. Este equipo del fabricante Venum os ayudará mogollón en eso de cuidar vuestra anatomía dental.

Está fabricado en goma, es robusto y muy liviano, tiene forma de encaje anatómica y cuida la mandíbula.

5. Protector bucal Lapillis Max de Makura 

De muy alto rendimiento

Diseñado con una tecnología especial que os proveerá de tres niveles de protección máxima contra impactos, este protector es ideal para boxeo, combates deportivos y aquellos atletas que practican disciplinas como el rugby.

Es un artículo de muy buena calidad, adecuado para dientes de aquellos atletas que juegan duro durante el entrenamiento. También os ayuda a mejorar el bruxismo.

Tipos de protectores bucales

En el mercado encontraréis una inmensa variedad de protectores bucales, muchos de ellos adaptados a vuestras necesidades y presupuesto, no obstante, los más comunes son:

De boca

Estos son ideales para quienes tienen aparatos de ortodoncia y los obtenéis con una visita al dentista. Se fabrican para adolescentes y adultos y son una alternativa asequible para quienes aman las artes marciales, el boxeo y cualquier tipo de deporte de contacto. Podéis cuidar mejor los dientes y encías con uno lateral de cobertura completa.

De mordida

No son los adecuados si tenéis en los dientes algún tratamiento o trabajo ortodoncia. Como su nombre lo indica se fabrican a partir de la mordida de la persona que lo usará. Funciona con tecnología patentada flexible de capa interna. También le llaman de protección ajustada.

A medida

Como su nombre lo dice se fabrican a medida, es decir con la impresión que toma el dentista de vuestros dientes, son más cómodos y dan un mejor ajuste a vuestra boca, no obstante, son la opción más cara de todo el grupo.

Cómo funciona el protector bucal

Los protectores bucales funcionan como amortiguador de los golpes y ayuda a extender el impacto de la fuerza del puñetazo a un área mucho mayor que sólo los dientes o la mandíbula. No sólo son buenos para vuestros dientes, sino que, en esencia, los protectores bucales cuidan vuestra mandíbula y, en los casos más extremos, hasta os ayudarán a cuidaros de una conmoción cerebral.

Protectores para combate deportivo: mma, boxeo, muay thai

Aparte de las formas tipificadas de fabricación de los protectores bucales, también hallaréis otras dos categorías, los de impacto ligero que son para entrenamientos más simples y los de alto impacto que son los más adecuados para los deportes de combate.

Si sois un deportista que juega baloncesto o cualquier otra de estas disciplinas de bajo impacto en vuestro cuerpo, con un protector sencillo será más que suficiente, pero si las disciplinas preferidas por vosotros incluyen full contact, y otros deportes rudos de contacto lo mejor es que vayas a por uno de alto impacto.

Los protectores de alto impacto suelen ser más gruesos porque su función primordial es protegeros los dientes y la mandíbula, los de bajo impacto son considerablemente más delgados.

En el caso de los deportes de contacto, la clave siempre es tener la mandíbula apretada a la hora de dar o recibir un golpe, recibir el impacto de un gancho al mentón con la mandíbula relajada puede sacaros del centro del combate, causar más daños y lesiones mayores e incluso haceros perder el equilibrio.

Factores a considerar antes de comprar un protector bucal

Antes de llevaros uno directo a los entrenamientos o los combates es esencial que tengáis en cuenta una serie de criterios que os ayudarán a seleccionar el protector más adecuado a vuestras necesidades de protección y entrenamiento

Tamaño

Este es un factor determinante, pero tiene algunos detalles dignos de analizar. En esencia, un protector más pequeño que vuestra boca no os protegerá de los golpes como es debido, al contrario, seguramente causará mucho dolor, uno muy grande seguramente no os quedará o tampoco os resultará cómodo. Los expertos sostienen que un buen protector, más que grande debe ser grueso, esto aplica sobre todo para los expertos en disciplinas de contacto.

Cuando se habla de un protector “grande” pero adecuado para vosotros es uno que proteja todo: dientes, encías, mandíbulas, estos suelen ser gruesos y sobresalir, pero os cuidarán bien, el tema con este tipo de protectores es que no son nada cómodos, pero hacen su trabajo de cuidar vuestros dientes, tienden a sobresalir y deberéis aprender a respirar con ellos porque, de entrada, mantener la respiración en esas condiciones es realmente difícil.

Lo más recomendado siempre es, a la hora de elegir un buen protector, que el equipo en cuestión os ofrezca una buena protección

Diseño y estilo

Dependiendo de vuestro presupuesto, preferencias y lo que os haga falta realmente, podéis pensar en un estilo personalizable y un diseño específico para vuestro protector. Aunque en realidad no es un detalle tan importante que afectará vuestra protección si sois profesional o con una reputación en el mundo de los deportes rudos, nos os vendrá mal obtener imágenes, colores predilectos, una frase, una bandera o un logotipo con vuestro nombre en el protector que usaréis para los combates. No es una opción precisamente barata, pero puede ser un capricho que os podáis cumplir si os dedicáis profesionalmente a este tipo de combates

Comodidad Vs. Protección

Estas dos cualidades son de vital importancia a la hora de seleccionar una protección, aunque os parezca locura ninguna de las dos es más importante que la otra. Un protector incómodo puede sacaros de concentración, haceros perder la noción del entrenamiento, perder rendimiento y hasta causaros más dolor del necesario, así que al elegir uno este tiene que ser, necesariamente cómodo.

Por otro lado, un protector cómodo que no haga su trabajo tampoco os resultará de gran ayuda, así que también debe protegeros. El nivel de protección y comodidad dependerá, por supuesto, de vuestras preferencias

Específico del deporte

El tipo de deporte que practicáis también incide en el protector que necesitaréis para cuidar vuestros dientes, esto se debe a que cada deporte exige un nivel diferente de protección, incluso algunas disciplinas deportivas tienen reglas para el uso de protectores.

Saber cuál es el protector apropiado para vuestro deporte se reduce a conocer si usáis o no protección facial. Los deportes en los que el atleta usa protección facial requieren protectores delgados y protección adicional contra colisiones mandibulares superiores e inferiores.

En contraste, las disciplinas deportivas que no usan protección facial requieren, por deducción lógica, un protector que sea más grueso y que tenga más protección en el frente, ofreciéndoos protección de las cabezas y los codos

Personalización

Con la personalización podréis haceros una identidad específica en la disciplina que practiquéis. Como ya os hemos dicho, esta característica depende enteramente de vuestro bolsillo y preferencias a la hora de comprar

Beneficios de usar un protector bucal

Os quitaréis, literalmente, más de un dolor de cabeza con un protector bucal, desde evitar ondas de choque en todo el cráneo producto de un golpe hasta cuidaros los dientes y las encías. Si practicáis disciplinas deportivas donde estáis en riesgo permanente de recibir golpes en el rostro notaréis que un protector bucal puede evitar que el impacto directo de un golpe en vuestra mandíbula cause conmoción, astille los dientes e incluso lesione las articulaciones y hasta la base misma del cráneo. Como veréis, usar uno es en realidad determinante para que, después del entrenamiento, acabéis de una sola pieza.