Las 5 Mejores Bañeras Cambiador Para Un Baño De Bebé Seguro y Tranquilo

Ir por la mejor bañera cambiador para bebés es de las cosas más importantes que una madre debe hacer pero también es un clásico olvido o desconocimiento cunado somos primerizas.

Con mi primer hijo pasé unos primeros días difíciles pues no tenía un lugar especial para su baño y creía que podía ducharlo conmigo. Al final todo era demasiado complicado y tuve que correr a la tienda por una bañera.

Con el tiempo además descubrí las facilidades que tienen los mejores modelos como un soporte antideslizante, gran estabilidad, un desagüe adaptable, reposabrazos y, como no, un útil cojín cambiador que permite vestirlo sin exponerlo al frío.

El problema es que existen montones de opciones plásticas que no cumplen con estas garantías de seguridad y terminan siendo solo poncheras de agua.




¿Cuál es la mejor bañera cambiador?

Además de sus características de estabilidad anatómica y facilidad para limpiar y retirar el agua una buena bañera cambiador debe tener varias carácterísticas.

Primero, para que un cambiador cumpla su función debe ser suave y tener  bordes elevados. Estos cambiadores se pueden retirar del todo o hacerse a un lado, algo que veréis en todos los formatos de esta comparativa.

Pero otro factor fundamental que no se puede pasar por alto es su instalación. Si lo haremos sobre un mueble fijo, si tenemos espacio para una estructura independiente o si buscamos un montaje integrado a la bañera de casa.

Una vez cubierto este paso, podréis decidir por aspectos estéticos como ir por un color rosa o azul.

A continuación te presentamos las mejores bañeras cambiador:

1. Bañera cambiador antideslizante de Mundibebé Set de regalo

Sirve para sentar o recostar

Bañera de madera para bebé vichy beige. Set de...
  • Bañera con estructura de...
  • De regalo esponja sintética,...
  • cambiador abatible

Es todo un mueble bañera que incluye una cesta para ordenar utensilios de baño, una tapa cambiador en tela acolchada, una cubeta, un desagüe y las patas de madera con ruedas.

La tina en sí es bastante grande, así que a medida que crezca se puede seguir usando. Uno de sus extremos tiene una rampa con parches anti resbalantes y el otro un asiento anatómico que resiste el peso de un niño un poco mayor.

 

2. Bañera cambiador adaptable de Geuther Aqualight

Resiste hasta 11 kilos

GEUTHER Aqualight de baño de wickel de...
  • Incluye bañera
  • Altura regulable (35,40 o...
  • Para 29 cm en la profundidad...

Es un modelo tradicional dentro del mercado. Sin embargo, su ventaja está en su ligereza para moverla y sus patas que permiten la instalación fácil y cómoda dentro de la bañera de casa, lo que permite ahorrar espacio. Su altura es ajustable y facilita el enjuague gracias a su profundidad precisa. El cambiador viene como tope plegable, su formato perpendicular ayuda a secar y colocar el pañal limpio de inmediato para evitar accidentes con la caca.

 

3. Bañera cambiador para bebé de Brevi Bagnotime

6 alturas distintas

Brevi - Cambiador y bañera para bebé 594 Bianco
  • La bañera puede ahorrar...
  • Individualmente ajustable pies...
  • Combinación de cambiador y...

Una de las estructuras más versátiles para adaptarse a las necesidades de espacio y de comodidad de la mamá, además de ser una opción buena y barata. Su cambiador es extensible pudiendo quedar como cubierta de la bañera o dejándola despejada a modo de dos estaciones de lavado y secado del crío. El montaje puede ser complicado pero entretiene al padre una buena tarde, luego de instalado se deja fijo o puede plegarse para aprovechar la ducha.

 

4. Bañera cambiador con ruedas de Chicco Cuddle & Bubble

Soporte práctico

OFERTA
Chicco Cuddle & Bubble - Bañera cambiador...
  • Bañera ergonómica, con...
  • Suave reductor extraíble para...
  • Una vez cerrada, es compacta y...

Viene con uno de los mejores precios siendo la menos costosa de una buena lista de bañeras. Su mayor ventaja es que su estructura gris con pies ahorra el montaje constante y se puede compactar y trasladar al sacar la bañera. Viene también con cajones de profundidad para tener a la mano las lociones. También cuenta con una manguera para hacer el desagüe hacia la alcachofa de la ducha, distinguiéndola de otros formatos difíciles de vaciar o limpiar.

 

5. Bañera cambiador extraíble de Cam Idro Baby C518

Anti volqueo

Cam Bañera Cambiador Idro Baby Extraible C518...
  • Edad de uso: 0-12 meses aprox
  • Suave cambiador extraíble...
  • incluye bañera Baby Bagno con...

Esta la compré como un regalo prenatal y le ha ido buenísimo a los padres. Es bastante asequible y da una estructura resistente con 6 pies que garantizan estabilidad máxima. La única pega que le pongo es que no se puede regular la altura pero sí se puede expandir hacia los laterales. La bañera tiene doble asiento ergonómico que aguanta la espalda del bebé facilitando su ducha. Un plus adicional es que está hecha con materiales no tóxicos.




¿Qué tan seguido se debe bañar a los recién nacidos?

mejor-bañera-cambiador

Un error común entre las madres primerizas es bañar a los bebés como si fueran adultos y la verdad es que estos pequeñines no necesitan tantas duchas como un adulto. De hecho, no deben bañarse todos los días, con unas tres limpiezas completas a la semana será más que suficiente.

El exceso de baños, en especial si usamos mucho jabón, puede resecar su piel delicada y hasta causarles alergias. A medida que vuestro bebé crezca podréis notar que se mueve más y será más fácil de lavar y más recomendable bañarlo.

Mientras está en sus primeros días lo recomendado por expertos es que nos concentremos en las áreas que se ensucian más, como el cuello, la cara y el traserito. Si tenemos cuidado con las toallas y cremas en la zona del pañal durante cada cambio esta limpieza será suficiente. Lo mismo con cada comida y si existen eructos.

¿Es mejor bañar a mi bebé por la mañana o por la noche?

Esta es otra duda común, pero no os sintáis mal, conocer este tipo de respuestas es lo que os hará unas madres dedicadas y cuidadosas. Sin embargo, en este caso la opción es flexible, depende enteramente de lo que los padres prefieran según sus rutinas. Lo mejor es dedicarle el tiempo correcto, sea a la hora que sea pero que tenga nuestra atención completa.

Algunos prefieren dar los baños en horas de la mañana cuando el nene está alerta. Otros optan por hacerlo en las noches para comenzar dese temprana edad a crear un hábito de sueño que incluya la hora del baño.

Eso sí, si elegís hacerlo después de que habéis dado pecho es mejor esperar unos minutos para que la pancita del bebé se calme y no termine por devolver la leche que acaba de tomar.

¿A qué temperatura debe estar el agua?

Un bebé neonato no se puede bañar con agua demasiado fría o demasiado caliente, hay que ponerla ligeramente tibia. Entre 38°C a 49°C es lo más conveniente.

Sin embargo, para saber cuál es la temperatura ideal existe un truco fácil que seguro vuestras madres aplicaron también y es el de meter el dedo meñique en el agua. Si el calor hace saltar nuestro dedo lo mejor es no meter al bebé allí.

Pero no solo debemos regular la temperatura del agua sino de todo el ambiente. Debemos tener un espacio cálido preparado para el cuarto de baño. Solo así no le dará frío a nuestro bebé desnudo.

Para aminorar ese cambio de temperatura que a veces irrita a nuestros niños muchos prefieren llenar la bañera hasta los hombros del pequeño y evitar un shock de frío pero lo cierto es que con unos 5 a 13 centímetros de agua que coloquéis en la pila será suficiente.

¿Qué debemos lavar primero?

Otra equivocación que muchos cometemos las primeras veces para evitar esos llantos por el cambio de temperatura es comenzar lavando los pies. Pero una vez llegamos a la cabeza, esta parte está llena de jabón de nuevo.

Así que lo mejor que podréis hacer es comenzar lavando la cara y luego ir bajando por el cuerpo. De esa manera, las zonas enjugadas quedaran listas con una sola pasada.

¿Debemos lavar el cabello de los recién nacidos?

Si vuestro pequeño ya tiene cabello y creéis que necesita una limpieza, no estará de más hacerla. Algunos modelos de bañeras vienen con mayor espacio en la parte superior para poder enjuagar la cabeza sin que no chorree agua fuera de la zona de lavado.

Aseguraos de comprar una marca de champú suave para recién nacidos y de aplicarlo de manera delicada sobre el cuero cabelludo. Para quitarlo podréis usar una taza de agua o un paño húmedo.

¿Cómo sostener con seguridad al bebé durante el baño?

Existe una forma segura para que vuestro bebé no tenga ningún accidente durante su hora del baño.  Para hacerla primero hay que sostener con ambas manos al niño.

Con nuestro brazo fuerte sostendremos sus piernas y cuerpo mientras que la mano no dominante debe permanecer siempre sosteniendo su cabeza entre los hombros y por debajo del cuello.

Debéis deslizar al crío suavemente en el agua, manteniendo su cara siempre en la superficie. Una vez está en una posición cómoda podréis usar la mano fuerte para lavar, enjuagar y fritar delicadamente.

La otra mano siempre debe estar sosteniendo la cabeza, más aún si tenéis una superficie deslizable que pueda hacerlo caer.

Si necesitáis bañarlo con más detenimiento podréis hacer uso de un soporte para la cabeza y liberar ambas manos. Y si el niño ya puede sentarse incluso podréis conseguiros bañeras de buena calidad con función ajustable para un asiento.

¿Puedo salir del baño unos segundos?

No. Este puede ser un error muy grave pues un nene pequeño puede ahogarse con solo 3 centímetros de agua.

Nunca debéis dejarlo solo ni quitarle los ojos de encima. Lo que os recomiendo para esto es tener todo a la mano antes de meterlo al agua. Esto incluye la toalla, el mono de dormir, un pañal limpio y una crema.

Y si surge algo importante que requiera vuestra atención, lo mejor es sacar al bebé en una toalla y llevarlo con vosotros.

¿Es seguro compartir un baño con mi bebé?

Cuando ya cumplen los dos meses y tenemos más control sobre su cuerpo y sus movimientos es posible meternos a bañar con ellos.

Lo que yo hacía es que dejaba que mi esposo se duchara primero y luego entrabamos mi niño y yo. Mientras el sostenía al bebé, yo lo iba lavando. Luego de él salir, también podía recibirlo fuera de la ducha para cambiarlo mientras yo terminaba de asearme.

Siempre es bueno tener un par de manos extra en estos casos para que pueda sostener bien a la criatura y ayudar en el soporte.

Con esta técnica además mejorareis la relación con el padre pues el contacto piel con piel beneficiará el vínculo, haciéndolo más fuerte.