Las 5 Mejores Guitarras Eléctricas Para Niños Que Inician En La Música

Cuando un niño comienza a inclinarse por la música de forma independiente lo mejor es no frenar su estímulo. Por eso cuando mi hijo comenzó a tomar la guitarra de su hermano decidimos buscarle la mejor Guitarra eléctrica para niños del mercado para que comenzara cuanto antes con su propio instrumento.

Sabíamos que el mundo de la música puede ser fascinante pero si la práctica era inadecuada, pesada o aburrida el entusiasmo de principiantes no iba a durar. Además, para un niño una guitarra junior de buena calidad siempre le resultará más cómoda, adecuada para el tamaño de sus manos y fácil de tocar.

Pero no os negaré que al principio dudamos de si lo más recomendado era que este fuese su primer instrumento. Sin embargo, luego de leer los beneficios que tenía supimos que debía comenzar cuanto antes a desarrollar su rock’n roll y fuimos a comprar su guitarra.

Las Mejores Guitarras Eléctricas Para Niños

¿Cuál es la mejor guitarra eléctrica para niños?

Eso mismo nos preguntamos al momento de buscar guitarra para nuestro crío. No sabíamos si debíamos irnos por una marca conocida o por lo menos costoso que viésemos.  Y entonces descubrimos el mundo de las guitarras infantiles y no os hablo de juguetes sino de verdaderas guitarras eléctricas.

Lo primero es no dejarse apabullar y para ello les traigo esta comparativa. Hoy en día podréis encontrar versiones mini de las guitarras más clásicas y potentes, algunas con acabados más sencillos pero con micrófono y otras herramientas que encantan a pequeñines, alternativas para niños zurdos, colores divertidos y otras adaptaciones a su comodidad sin sacrificar buen sonido.

Debéis saber también que la mayoría se venden en tamaños con referencia a una guitarra estándar. Las que son ½ funcionan desde los 4 años de edad, las de ¾ a partir de los 8 años y las 7/8 que son más para adolescents.

A continuación te presentamos las mejores guitarras eléctricas para niños: 

1. Guitarra Fender Standard Stratocaster MN BS

Resistente y con potencia

Esta hermosa guitarra es excelente regalo para un niño de 10 años o más. Es robusta por lo que para los más pequeños puede resultar incómoda. Sin embargo,  sus tres pastillas de bobina simple le dan todo el brillo  y variedades de tono que escuchan en sus profesores y desean imitar. Esta joya tiene 21 trastes, un cuello de arce en forma de C y está fabricada en madera de aliso.

2. Guitarra eléctrica infantil de Stagg

1/2 tamaño de la original

Si vuestro crío se empeñó por una eléctrica pero tiene tan solo 5 años este tamaño le sentará perfecto y no tendréis que cortar su temprana pasión. Es una clásica que hará de su iniciación lo más potente que se puede. Hablamos de una guitarra de madera de aliso con mástil de arce, 21 trastes, un control de volumen  y que  viene con una pastilla de bobinado simple ¡Un lujazo!

3. Guitarra Rocktile Sphere Junior 3/4

Liviana y estilizada

Está perfecta si la entusiasta que tenéis en casa es una niña o si vuestro crío es delgado porque pesa solo 2,1 kg. pero en un tamaño 3/4  casi profesional. Fue la que compré para mi chiquillo de 9 años y le ha durado hasta los 11. Es la mejor inversión que hemos hecho para su aprendizaje. Esta viene con un control de tono y uno de volumen y una pastilla sencilla.

4. Guitarra eléctrica para niños de Pure Tone

Set con amplificador y correa

Vamos a ser claros, si vuestro presupuesto es reducido o no queréis comprar un monstruo del rock’n roll para un niño que luego necesitará un tamaño estándar, esta opción es perfectamente asequible e ideal para un primer intento. Es más que una guitarra de juguete sin ser de alta gama pero sin duda cumple su función con una apariencia genial, hecha de madera y con sonidos llenos de brillo.

5. Guitarra eléctrica para niños de TS Music Fidelity

Incluye funda y cuerdas de repuesto

Esta es la guitarra infantil más diferente que veréis y justamente al no ser una versión mini de una más técnica tiene mogollón de ventajas. Su acabado de madera es de calidad y es genial para ahorraros el gasto del amplificador pues esta versión es más práctica e incluye dentro de la guitarra su propio altavoz. Pero algo que debéis considerar es que necesitareis comprar una batería de 9v.

Guitarra eléctrica vs. Acústica

No dejéis que lo tradicional y conservador se apodere de vosotros, si creéis que la guitarra acústica es mejor para empezar quizá estéis equivocado. Lo más importante es que si notáis que vuestros críos tienen una inclinación por la guitarra eléctrica es que estimulen su vena musical en el instrumento que ellos han elegido.

Las guitarras eléctricas les permitirán jugar mucho más, sentirse como verdaderas estrellas del rock y, por si no lo sabéis, se adaptarán mejor a sus delicadas manos pues su cuello es más fino y lograrán apretar mejor los trastes. Además, no les lesionará tanto los dedos porque, contrario a lo que muchos creen, las cuerdas son más suaves de tocar que las de nylon.

¿Una bobina o dos bobinas?

En las guitarras para niños os encontraréis con dos tipos de pastillas las de una bobina simple, como las  Fender Stratocaster o Telecaster, y las humbucker, que tiene dos bobinas, como las Gibson Les Paul o Jackson Dinky.

La clave para elegir está en el estilo de música, yo consulté con mi hijo mayor y entre los dos le preguntamos al pequeño qué artistas le gustaban y así descubrimos qué genero podría estar interesado en tocar y cuál guitarra le iba a servir.

Debéis saber que las de bobina simple tienen un sonido brillante, son más versátiles y van con estilos menos saturados, siendo geniales para los guitarristas solistas. Mientras que las que vienen equipadas con una pastilla humbucker son de sonido más grueso y rítmico, siendo idóneas para los géneros más roqueros

¿Cómo elegir una guitarra eléctrica para niños?

Tamaño

Lo más importante y por lo que seguro estáis buscando una opción infantil es porque os interesa que la talla de la guitarra le sea cómoda para vuestro hijo. Las guitarras de 1/2 que son ideales para los más pequeños no siempre son producidas por marcas de renombre, pero no os preocupéis porque, de elegir una de estas, seguro que en un par de años querrá pasar a una de calidad mayor.

Por su parte, las guitarras eléctricas modelo de 3/4 son más comunes y versátiles, normalmente se les llama tamaño “mini” o “escala corta” y tiene una longitud de 34-36 pulgadas. Para elegir el tamaño os recomiendo tener siempre en cuenta la estatura antes que la edad. Y si podéis ir a una tienda y probarle varios tamaños, no habrá falla.

Anatomía de la guitarra eléctrica

Si queréis entender un poco mejor qué es lo que estáis comprando tendréis que comenzar por conocer las partes y variaciones de una guitarra eléctrica.

Tipo de cuerpo

A la hora de fabricar guitarras existen tres tipos de cuerpos. Las de cuerpo sólido son de sonido más fuerte y sustancioso, son las más fáciles de manejar y os servirá para estilos más pesados como el rock, punk o metal.

Las guitarras de cuerpo hueco o semi-hueco tienen mayor resonancia de bajos y, para los principiantes,  esto se puede traducir en problemas de retroalimentación sonora. Sin embargo, estas son geniales para tocar jazz, blues, pop y estilos suaves.

Forma del cuerpo

Seguro que habréis visto todo tipo de formas de guitarras y es que las de cuerpo sólido son muy versátiles para los constructores y les permite hacer guitarras eléctricas en forma de V o Z. Pero os aconsejo ir por una de corte tradicional para vuestro hijo, para ello existen las de estilo Les Paul o Telecaster de corte único, o las Stratocaster y o Yamaha Pacifica que son doble corte.

Madera

En los instrumentos la calidad del sonido depende mucho del material. En las guitarras eléctricas el tipo de madera os dará diferentes atributos sonoros: las más comunes son de aliso, una madera que equilibrará bien todo lo que toquéis; las Premium pueden ser de caoba, que dará un sonido más cálido; y las más costosas pueden venir en la ceniza del pantano, material que da más brillo.

Cuello

Al igual que con el cuerpo, la forma del cuello puede determinar el género a tocar. Por ejemplo, un cuello en C es una alternativa segura y amplia mientras que los que vienen en forma de U son mejores para guitarristas más rápidos y pesados.

Trastes

Son las separaciones metálicas en el cuello de la guitarra y son los que permiten tocar notas y acordes específicos. A más trastes, notas más altas, aunque en niño el tamaño siempre los reduce a unos 21.

Puente

Es el espacio que une las cuerdas en la parte baja de la guitarra. Existe el puente fijo que permiten la estabilidad del sonido y el puente de tremolo, que da efectos de vibrato. Sin embargo, este último puede traer problemas de afinación para los principiantes.