mejores-recipientes-para-envasar-al-vacío

Los 5 Mejores Recipientes Para Envasar al Vacío Resistentes y Duraderos

Estaba tan cansada de que las salsas y las sopas se me derramaran dentro del bolso que pasé meses enteros sin llevar almuerzo al curro, resolvía con cualquier aperitivo al salir de la cocina.

¿No os ha pasado que preparan un estofado y la mitad de la salsa se derrama del envase? Seguro que saben de qué hablo, pero como mi bolsillo no soporta otra comida de restaurante he decidido buscar el mejor recipiente para envasar al vacío.

Con uno de estos no sólo evitaré derrames de mi almuerzo, sino que además podré almacenar en la despensa y el refrigerador.




¿Cuál es el mejor recipiente para envasar al vacío?

Cada persona tiene una noción particular de lo que necesita al buscar estos tarros, de forma que considerar cuál puede ser el mejor dependerá del uso que le deis y de las necesidades que tengáis al momento de la compra.

Pese a esto, hay cualidades que os convendría saber para seleccionar un buen envase. Por ejemplo, un buen recipiente debe como mínimo ser multiuso, tan adecuado para meter al microondas como para colocar en el refrigerador.

A continuación te presentamos los mejores recipientes para envasar al vacío:

1. Recipientes de cierre al vacío Vacuumsaver Flavia SL10

Apto para frigorífico, lavavajillas y microondas

Fabricados en plástico de alta calidad, estos envases son lo más recomendado si queréis conservar por semanas enteras el frescor y sabor de alimentos como frutas, legumbres y carnes.

Debido a su fabricación protegerá vuestras comidas, crudas y preparadas del oxígeno y la humedad, dándole así un mayor tiempo de caducidad.

Son fáciles de lavar, podéis meterlos en la lavavajilla, nevera e incluso en el microondas para calentar o cocinar.

2. Recipientes para envasar al vacío Caso 1260

Adecuado para alimentos líquidos y sólidos

Disponibles en tres diferentes tamaños, este set de envases de la marca Caso, son idóneos para conservar alimentos por más tiempo sellándolos sin oxígeno y sin humedad.

Se trata de un juego de tarros compatibles con diversos fabricantes de envasadoras que os vendrán de perillas sobre todo si necesitáis guardar en conserva salsas y otros alimentos líquidos.

Son vasos sensibles a la presión, así que abrirlos tampoco será problema alguno.

3. Recipiente para envasar al vacío Foodsaver FFC010X

Protege vuestros alimentos de la humedad y el oxígeno

OFERTA
Foodsaver FFC010X Recipiente para...
10 Opiniones

Si sois de los que cocinan todo el menú de almuerzo el fin de semana y luego os gusta conservarlo para los días de curro en el refrigerador o la despensa, este juego de tarros de envasado al vacío son lo más adecuado para su almacenamiento.

Es un recipiente fácil de usar, resistente a huellas olores que os servirá para la despensa, el refrigerador, incluso para cocinar en el microondas.

4. Tarros de envasado al vacío Foodsaver FSC003-I-065

Para despensa o frigorífico

OFERTA
Foodsaver FSC003-I-065 - Set de 3 tarros...
103 Opiniones

Conservar frutos secos, alimentos en fase de fermentación, frutas frescas, alimentos cocinados o crudos, galletas, pastas y hasta carnes es la principal cualidad de este set de recipientes para envasar.

Es un juego de tarros herméticos, fabricados en material de buena calidad, que mantendrán frescas vuestras comidas por más tiempo.

No se les adhieren los olores y las manchas y lo mejor es que son duraderos y fáciles de limpiar.

5. Recipientes para envasar al vacío de Aicok

Útiles y resistentes

OFERTA
Recipientes para envasar al vacío,...
21 Opiniones

Ideal para mantener los marinados y las conservas este juego de recipientes son lo más popular del mercado para que vuestras comidas se mantengan hasta por cinco veces más tiempo que su fecha de caducidad tradicional.

Es compatible con diversos tipos de máquinas envasadoras y los encontráis en juegos de diferentes tamaños para cada necesidad. El fabricante os da dos años de garantía. Son productos duraderos y libres de BPA.




¿Cuáles son los usos de un contenedor hermético?

recipientes-para-envasar-al-vacío

Los contenedores herméticos o envases para conservar empacado al vacío, como su nombre lo indica, son tarros que os permitirán guardar vuestras comidas, crudas o cocidas dejando que se mantengan frescas por una mayor cantidad de tiempo que el de la propia vida útil del alimento, sin embargo, en la cocina, estos tarros tienen diversos usos, acá os mencionaré algunos de los más comunes e importantes para facilitaros la vida y sacaros de problemas a la hora de cocinar:

Llevar alimentos fuera de casa

Esta es, tal vez, el principal uso que se le da a este tipo de envases. La mayoría de las personas tienen el curro lejos y deben llevar su almuerzo para ir a trabajar. Dado que, al empacarse al vacío, adquieren total hermetismo, estos son ideales para guardar alimentos líquidos porque no se os derramarán dentro del bolso. No sólo se mantendrán frescos y se conservarán por más tiempo, sino que además no significará un problema meterlos dentro de la cartera o la mochila porque son a prueba de botes.

Almacenar alimentos esenciales en la cocina

Algunos alimentos tienden a perder su frescura al ser destapado el empaque, o se ponen rancios o simplemente pierden su crocancia, de manera que para que no pierdan sus propiedades o se dañen, colocarlos en un recipiente hermético es lo más indicado para mantenerlos frescos: las galletas, el café, la pasta, algunas especias, se mantienen mejor si, una vez abierto el empaque, se colocan en un recipiente de envasado al vacío. No pierden el color, el sabor, la frescura y mantienen sus propiedades.

Refrigeración

Si hay algo que mantiene vuestras comidas son las bajas temperaturas, por eso, estos empaques son ideales para congelar o refrigerar las comidas, ya sea los alimentos preparados o los crudos. Si habéis preparado una ensalada, al colocarla en uno de estos recipientes y meterla en el refrigerador estaréis prolongando su frescura y no tendréis que comérosla al día siguiente de preparada, pero si habéis comprado pescado o carnes, éstas también serán de utilidad para mantenerlas frescas y congeladas por más por más tiempo. Al destaparlas para cocinarlas, las sentiréis tan frescas como el primer día.

Almacenar optimizando espacios

Tal vez tener todo en paquetes o en bolsas, complique las cosas tanto dentro de vuestra despensa como dentro de vuestro refrigerador, al comprar algún juego de estos recipientes con la forma y las medidas adecuadas estaréis almacenando y optimizando los espacios en ambos lugares. Recipientes cilíndricos para los alimentos a granel (café, arroz, pasta, especias, galletas) recipientes rectangulares y cortos para alimentos crudos que os permitirán guardar la carne y el pecado en filetes, recipientes redondeados para los líquidos. Todos ordenados, apilados unos sobre otros y primorosamente guardados en vuestra despensa y refrigerador.

¿Por qué usar contenedores herméticos?

recipiente-para-envasar

Usarlos, por supuesto, será vuestra decisión, pero mantener los alimentos será más sencillo con uno de estos que guardándolos a merced del oxígeno, la humedad y la oxidación. Aparte de ser multiusos, y de ahorraros un pastón en deshaceros de alimentos descompuestos que jamás llegaron a vuestro estómago, también os ofrecen otros beneficios que os enumeramos a continuación:

Mantiene fresca la comida

Acá es oportuno que os hagáis esta pregunta ¿cuánto dinero habéis perdido en comidas compradas y dejadas en el refrigerador para coméroslas luego, sólo para descubrir que ya estaban en descomposición cuando habéis decidido que os apetecía comerlas? Si la respuesta es mucho, entonces estaréis de acuerdo conmigo en que os resultará más barato haceros con un juego de estos envases en el que podréis guardar esos alimentos “para después” y estar seguros de poderlos disfrutar frescos cuando os apetezca llevároslos a la boca.

Os haréis más ecológicos

Otra de las grandes ventajas de estos tarros es que son reutilizables, no os gastaréis un pastón en empaques desechables o plásticos que son de un solo uso, sino que podéis aprovechároslos por mucho tiempo sin necesidad de botar el dinero, a la larga os resultará no sólo menos costoso usarlos, sino más amigable con el medio ambiente. Salvaréis playas y selvas enteras de plásticos desechables que tardan siglos y siglos en biodegradarse.

Evitar derrames

Si hay algo verdaderamente molesto es derramar sopas, salsas y jugos en el bolso de comida que lleváis al curro. No disfrutáis de la comida, se pegan los malos olores, se os mancha la cartera o el bolso y ¡lo peor! Muchas veces ese líquido incluso os ensucia la ropa, la silla de trabajo y hasta los asientos del coche. Un pastón gastado en quitar esas manchas sin contar el cabreo que supone el derrame. Un envase hermético os evitará todos estos dolores de cabeza.

Organizaros

Ya os he hablado antes del orden con estos tarros, no sólo es que son apilables, sino que vienen en diversos tipos de medidas para meterlos donde os haga falta, la cocina lucirá más limpia y ordenada si, en lugar de cajas y cajas de productos, colocáis los alimentos en tarros bonitos y perfectamente limpios y organizados que, incluso van mejor con vuestra decoración que un montón de cajas y frascos multicolores.

¿Cuáles son los mejores materiales para estos recipientes?

En la oferta encontraréis mogollón de materiales con los que se fabrican estos envases, incluso algunos vienen en fabricación mixta con diversos tipos de fibra: los hallaréis, por ejemplo, plásticos o de vidrio con tapas de silicona o en formas variadas para conservar mejor los alimentos, acá os hablaré de los más populares y los usos que reciben la mayoría de ellos, podéis hacer una comparativa entre los diferentes estilos y seleccionar aquel que os resulte mejor para mantener vuestros alimentos frescos y en conserva:

Vidrio

Es quizá la forma más antigua de estos recipientes. Tiene grandes ventajas. Un envase hermético de cristal no sólo es más limpio, sino que es más seguro, mantiene la frescura por más tiempo, tiende a aislar las temperaturas y no mantiene olores. Una de sus grandes bondades es que es fácilmente lavable, casi siempre apto para el lavavajillas y no conserva manchas. Los envases herméticos de vidrio son lo mejor para almacenar alimentos preparados como las vinagretas, los fermentados y otras comidas delicadas y de conservación necesaria.

Plástico

Con los años se ha convertido en uno de los más buscados, es liviano e ideal para almacenamiento en grandes cantidades porque suelen venir en juegos de diversos tamaños, además es ideal para llevar los almuerzos y para meter en microondas. Además, es una opción bastante asequible si necesitáis tener varios en casa.

Si embargo es oportuno que os cuente algunas de las desventajas del plástico y esto es el proceso químico con el que ha sido elaborado. El plástico en ocasiones trae un elemento químico considerado altamente tóxico conocido comúnmente como BPA y al que se le atribuyen propiedades cancerígenas y de gran riesgo para las glándulas endocrinas, así que si queréis llevar de estos a casa debéis aseguraros de que tenga una etiqueta que os asegure que se trata de un producto libre de BPA.

Acrílico

Es durable y aunque resulte muy parecido al plástico, tiene algunas propiedades adicionales y mayor durabilidad. Es una variedad de plástico ligeramente más duradera.

Acero inoxidable

Este es otro de los materiales de mayor durabilidad. Son eternos y muy aislables, resisten muy bien las temperaturas y son más que adecuados para el almacenamiento de aquellos alimentos que conservan mejor su frescor en recipientes de poca luz o completamente oscuros, como el café, por ejemplo. Son caros, pero muy buenos y os durarán para siempre.

¿Cómo elegir los mejores contenedores herméticos?

Existen un montón de criterios para seleccionar un recipiente de envase al vacío, todo dependerá, por supuesto de vuestras necesidades y principalmente de lo que necesitéis envasar, de manera que si queréis seleccionar el tarro adecuado deberéis prestar atención a las siguientes características:

Tamaño

Esto dependerá si el uso que le daréis es para guardar comida de almuerzo o para almacenamiento. Si el envase os servirá para llevaros el almuerzo todos los días, no es necesario que sea tan grande, si es para almacenar comida deberéis pensar en un tamaño mayor.

Tapa

Es necesario que sea una tapa hermética para que el envase cumpla su función, no es sólo que mantenga los líquidos en su sitio, sino que además conserve los alimentos sin oxígeno y sin humedad. Lo ideal es que os busquéis uno con tapa que sea fácil de quitar para que no os compliquéis la vida.

Transparencia

Esto dependerá de lo que conservaréis dentro del envase, con algunos alimentos si el recipiente es oscuro, tanto mejor, pero si no es el caso puede ser un envase donde podáis ver el alimento sin problemas. Esto facilita la supervisión de la cantidad de alimento que queda.

Durabilidad

Esto dependerá del tipo de material en que seleccionéis el envase, por ejemplo, el acero inoxidable y el vidrio son eternos siempre que los cuidéis bien. El plástico, aunque es duradero tiende a durar menos.

Resistencia a los olores

Si seleccionáis un envase que resiste a los olores podéis estar seguros de que no se afecta el sabor y el aroma de otros alimentos que sean almacenados allí. Así que es importante tener esta cualidad en cuenta al momento de buscar.

Apto para microondas

Os facilitará la vida si seleccionáis un aparato que os sirva no sólo para guardar alimentos al frío, sino que también os sirva para meterlo en el microondas y calentar o cocinar.

Facilidad de limpieza

Algo que puedas meter en el lavavajillas o que podáis limpiar con facilidad os ahorrará problemas.

Diseño

Es una consideración importante, tanto para el decorado de vuestra cocina, como para el mantenimiento y conservación del alimento a almacenar.

Opiniones

Medir lo que opinan las personas acerca de la durabilidad de determinado producto os ayudará a decidir.

¿Cómo desmanchar contenedor hermético de alimentos?

Este es un problema que suele pasar, sobre todo, con los envases de plástico, debido a que conservan alimentos por temporadas más a o menos largas, tienden también a mantener las manchas. Pero esto no es un problema, la mancha puede retirarse lavándola bien, pero si se trata de una mancha persistente, existen dos remedios naturales que pueden serviros mogollón, el primero de ellos es el vinagre, pero si no os va su olor ácido podéis resolver el problema con un limón, que es un limpiador natural, extraéis el jugo o frotáis la pulpa sobre la mancha ¡y listo!

¿Se puede colocar en un lavaplatos?

Esto dependerá del fabricante, hay envases que no están hechos para ser colocados en lavavajillas, muchas veces por su delicadez o fragilidad, pero si no es el caso y el fabricante os ofrece un producto que puede meterse en la máquina entonces podéis hacerlo sin problemas, esta es la mejor forma de mantenerlo bien limpio y quitarle las manchas.

¿Por cuánto tiempo pueden usarse los contenedores de almacenamiento de alimentos?

Estos envases están diseñados para durar mucho tiempo, sin embargo, su vida útil dependerá de los cuidados y la limpieza que le proporcionéis. Si compráis de vidrio y de acero inoxidable serán eternos, a menos que no les proporcionéis la limpieza adecuada o le deis maltratos. Lo plástico dura menos pero igual podéis tenerlos por años. Deberéis lavarlos y secarlos bien, conservarlos en buen estado evitar que se les forme moho o someterlos a altas temperaturas.

Cómo mantener los alimentos frescos en recipientes herméticos

Lo principal para esto es seleccionar es el recipiente adecuado, sin embargo, aparte de esto seguir alguno de estos consejos os vendría particularmente bien para alargar la vida útil y la frescura de vuestras comidas:

Almacenad los alimentos en un lugar fresco y seco

Aunque estos tarros envasan al vacío, si queréis conservar mejor los alimentos con meterlos dentro no bastará, podéis ayudar colocándolos lejos de la luz del sol o de fuentes directas de calor y energía. Colocarlos dentro de la despensa o en gabinetes oscuros y alejados del horno y de la estufa es una buena forma de hacerlo.

Dejad que la comida se enfríe antes de cubrirla con la tapa

Con el calor los alimentos conservan oxígeno y humedad, de manera que si queréis conservarlas mejor deberéis dejar que enfríe y taparlos luego para evitar que estos elementos permanezcan dentro del envase. Con la comida fresca, taparla significará un hermetismo más eficiente.

La temperatura adecuada también es importante

Los alimentos estarán tan frescos como sea la temperatura de almacenamiento, pero para que la frescura sea la adecuada, esto debe ser también colocárseles a una temperatura adecuada. Por ejemplo, si es para congelar, la temperatura debe ser al menos de 0º mientras que en el caso del refrigerador una temperatura por encima de los 40ºF puede no conservarlos correctamente.

Los fideos deben estar separados de la salsa

Los alimentos que llevan salsas o aderezos deben almacenarse por separado para mantenerlos frescos por más tiempo. Si estáis preparando pastas con sus salsas debéis colocar la salsa aparte. Lo mismo ocurre con la ensalada.