mejor-impresora-3d

Las 5 Mejores Impresoras 3D Para Que Hagáis Prototipos De Lo Que Os Plazca En Gran Calidad

Cuando estuve en la facultad de arquitectura pasaba horas en un trabajo de gran detalle con modelos de edificios y construcciones. Me quedaban los ojos cuadrados y nunca estaba realmente satisfecho.

Una tarde en un curso de verano presenté la maqueta de un hospital, después de toda la noche de trabajo la maqueta no pegó bien y una pequeña falla estética me hizo suspender la asignatura, desde entonces los prototipos fueron mi pesadilla.

Ahora, en el ejercicio de la carrera he descubierto una asombrosa novedad en los diseños en 3D y he decidido buscar la mejor impresora en 3D del mercado.

Podré hacer las escalas más sencillamente y ¡sin errores!, será una pasada, sobre todo si hago una comparativa con el sufrimiento de la uni.

Lo mejor de estas impresoras es que vinieron como un regalo del cielo y podéis darles múltiples usos en diversas áreas de la vida diaria.

¿Cuál es la mejor impresora 3D?

Si estáis decididos a comprar, debéis hacer la inversión por una impresora que cubra vuestras necesidades, para eso debéis tener en cuenta algunas consideraciones antes de la selección.

Lo primero es de cuánto dinero disponéis porque de esto dependerá el tipo a elegir. Las de filamentos fusionados (FFM) suelen ser más económicas, fáciles de usar y simples que las de litografía estéreo (SLA), así que este dato os dará una idea.

El precio también tiene que ver con las capacidades y características del aparato, las de doble extrusor, por ejemplo, suelen ser un poco más caras porque degrada y mezcla materiales y colores.

Otro punto esencial es el material con el que trabajaréis, las FFM usan diversos materiales, poliestireno liviano, nylon, madera, ácido poli láctico (PLA), acrilonitrilo butadieno estireno, entre otros, las SLA sólo aceptan resinas, así que dependerá, una vez más, del uso.

Mirar una con un software sencillo, buena resolución que permita claridad y nitidez en la impresión y que, además, imprima rápidamente siempre es un plus adicional.

Cada cualidad os permitirá mayores beneficios a la hora de obtener resultados en la impresión.

Sí aún tenéis algunas confusiones para hacer vuestra selección, tal vez esta lista pueda ayudaros.

A continuación te presentamos las mejores impresoras 3D:

1. Impresora 3D BQ Hephestos 2

Perfecta para principiantes

Esta impresora está fabricada con marco y base de aluminio pintado al polvo, barras de cromo duro para el eje Y, sistema de guías más patín plano para el eje X y acoplamientos flexibles para las varillas roscadas del eje Z.

Se trata de un aparato que imprime en 3D diversos tipos de piezas que podéis usar en la sociedad y que os facilitarán la vida. Viene avalado por la calidad de HQ.

Tiene 50 micras de resolución de capas, cuenta con volumen de impresión de 210 x 297 x 220 mm. Viene con lector de tarjetas SD estándar y puerto Micro – USB tipo B.

Quienes ya la tienen destacan que no es un aparato de montaje complicado, pero sí más lento de lo que especifica el fabricante.

Es un gran dispositivo, de muy alto rendimiento, perfecto si os estáis iniciando en el ámbito de la impresión en tercera dimensión.

2. Leon3d Impresora Legio 3D 0S-LUV4-VDGE

Fiable y de calidad

OFERTA
PACK IMPRESORA LEGIO 3D EN KIT CON -...
10 Opiniones

Si estáis en la búsqueda de una impresora 3D con la que podáis iniciaros en el mundo de la fabricación de piezas con este tipo de impresiones, este puede ser vuestro dispositivo.

Está diseñado con estructura ligera y reforzada de metacrilato y policarbonato con marco para LCD integrado y pletinas base en metacrilato flexible para el eje Z.

Tiene pantalla LCD con selector rotativo y pulsadores, además trabaja con velocidad de impresión de 50 a 250 mm según el material, software y perfil utilizados.

Una de sus grandes ventajas es que imprime piezas en dos colores o dos materiales con un solo extrusor y podéis utilizar con esta máquina prácticamente todos los materiales existentes en este ámbito: poliéster, nylon, termoplástico, bronce, cerámica, madera, cobre y filamentos flexibles, entre otros.

Está desarrollada con software libre 100% gratuito, lo que os dará la facilidad de actualizarlo todas las veces que sea necesario.

3. Hictop HIC-3DP20

Fácil de instalar

La marca HicTop pone a disposición este aparato, que imprime en grandes dimensiones con un tamaño de 300X300X400 mm, lo que implica que con ella ya no os limitaréis a modelos pequeños, podréis crear otros más grandes.

Una de sus mejores cualidades es que es un modelo de fácil montaje, esto es, básicamente, porque de fábrica viene con grandes piezas preensambladas que sólo debéis acoplar para empezar a usar vuestra impresora. Instalarla sólo os tomará media hora.

Es un producto de buena calidad, quienes lo tienen alaban su funcionamiento sencillo y calidad de impresión y bajo nivel de ruido

Se trata de un producto asequible ideal para usuarios medios y expertos que trabaja con sistema operativo Windows y software libre con precisión de impresión de 0.1mm y grosor de capa de 0.05 y 0.4mm.

Si queréis invertir en un buen aparato sin quedaros en la ruina, esta es vuestra opción.

4. Impresora 3d Anycubic i3 MEGA

Montaje en tres pasos

OFERTA
Anycubic i3 MEGA Impresora 3d 3,5...
68 Opiniones

Construida a gran volumen de 210X210X205 mm, esta impresora, adecuada para usuarios amigables, viene dotada con una pantalla táctil TFT de 3.5 pulgadas.

Es el aparato menos costoso de la selección, así que tenéis a disposición un producto de gran calidad a un costo bastante bajo.

Quienes ya la tienen destacan su facilidad de ensamblaje, con tres pasos, en menos de 15 minutos ya la tenéis operativa. Sólo necesitáis 8 tornillos e insertar tres líneas.

Viene dotada con cama caliente integradora con capa de vidrio especial y recubrimientos patentados en la superficie. Es ideal si ya conocéis medianamente bien el proceso de impresión en 3D.

Tiene una resolución de capa que empieza como mínimo en 50 y supera las 100 micras, llegando a las 300.

Soporta diversos tipos de material, entre ellos Ácido Poli Láctico (PLA), Acrilonitrilo butadieno estireno (ABS), filamentos hips o poliestireno de alto impacto, e incluso madera.

5. Impresora 3D Giantarm Mecreator2

Compatible con múltiples filamentos

Dotada con diseño en forma de caja y dimensiones de 160X160X160 esta impresora es una versión novedosa y mejorada de la Me Creator previa y tiene además dos nuevas funciones, mejora la precisión de la impresión y del posicionamiento de los ejes X/Y y Z.

Tiene volumen que no llega a los x 180mm, sin embargo, resulta eficiente y de gran capacidad. Trabaja con Windows, Mac y Linux que es un software de código abierto, éste último os permitirá actualizaciones gratuitas.

Sus varillas de eje son resistentes al desgaste, tanto el eje X, Y, como Z, son de acero inoxidable. Dada su estructura es un producto bastante liviano.

Es compatible con soportes de filamentos tanto ABS como PLA, responsables de la creación de numerosas estructuras en este tipo de impresoras.

Tiene garantía de 90 días para el extrusor y de 12 meses para el resto de las partes del equipo.

Ventajas de la impresora 3D

La impresión 3D permite crear objetos o partes de un objeto mediante la superposición de capas de un material.mejor-impresora-3d Es una forma de entregar prototipos de alta precisión rápidamente partiendo de un diseño digital, muchas industrias se han beneficiado de este invento, incluso se ha podido apreciar como este tipo de impresoras van supliendo las necesidades del mercado y posicionándose con el pasar del tiempo.

Entre las ventajas que nos proporcionan estas impresoras podemos encontrar: Velocidad, fabricación de un solo paso, mitigación de riesgos, complejidad y libertad de diseño, personalidad, facilidad de acceso y sostenibilidad.

Velocidad:

La velocidad es una de las principales ventajas de este tipo de impresoras, hay una gran diferencia entre el tiempo que toma la producción de un objeto a través de métodos tradicionales y cuando se usa una impresora 3D, mientras que en la elaboración de un prototipo manual se puede pasar días, la fabricación aditiva crea un modelo en pocas horas.

Fabricación en un solo paso:

Uno de los problemas que deben enfrentar los diseñadores a la hora de fabricar sus piezas es conseguir realizar un proceso eficiente que no emplee muchos pasos. Las impresoras 3D permiten reducir el número de pasos necesarios unificándolos en uno solo.

Lo primero que se debe hacer es diseñar el modelo CAD, cuando se manda a imprimir, la  impresora comienza a corta los perfiles de acero a la medida, estos se sueldan uno a uno para formar el soporte, algunas veces se utilizan plantillas para garantizar que los componentes estén alineados de manera correcta. Luego las soldaduras son pulidas y se taladran, por último se pulen con chorro de arena y se pintan.

Este proceso descrito anteriormente pertenece al único paso de las impresiones 3D la “construcción”. Gracias a la automatización del proceso el diseñador tiene más control sobre el producto final.

Mitigación de riesgos:

Cualquier método de fabricación se ve expuesto a cambios de último momento, cuando la metodología usada es la tradicional, reordenar el prototipo puede costar mucho tiempo y dinero, sin embargo cuando se usa el diseño digital se puede verificar el modelo imprimiendo un prototipo, de esta forma se estará seguro que la creación puede ser empleada para lo que se requiere.

Complejidad y libertad de diseño:

Los diseñadores tradicionales se enfrentaban continuamente a las restricciones impuestas por ángulos de inclinación, socavaduras y acceso a la herramientas, sin embargo la impresora 3D otorga una gran libertad, pues los componentes se construyen una capa a la vez, lo que quiere decir que las limitaciones se reducen considerablemente.  La fabricación aditiva se centra en reducir la dependencia del soporte y las fallas de impresora.

Personalización:

Para los diseñadores es muy importante personalizar sus creaciones, gracias a que la fabricación aditiva se destaca por construir las piezas de una a una adecuarlas al estilo deseado es verdaderamente fácil, de este modo se pueden crear productos personalizados de una forma rentable.

Facilidad de acceso:

La fabricación aditiva ha existido desde hace tres décadas, sin embargo su comercialización se ha hecho popular desde el 2010. Esto ha permitido que varias industrias produzcan objetos y piezas a bajo costo. En el año 2015, se vendieron alrededor del mundo más de 278,000 impresoras por menos de 5000 dólares.

Sostenibilidad

Actualmente la mayoría de las industrias están haciendo grandes esfuerzos para transformar sus procesos de fabricación en métodos sostenibles, la fabricación tradicional desecha una gran cantidad de material; mientras que la fabricación aditiva usa justo lo necesario.

¿Cómo funciona la impresora 3D?

El proceso se inicia con la creación de un modelo digital 3D, este puede estar hecho en un archivo CAD (Computer Aided Design). Hay varios software en el mercado que se pueden utilizar para la creación del modelo, otra opción es utilizar un escáner 3D, el cual permite crear una copia digital de los objetos, luego se mandará a imprimir, la maquina recibe la orden y comienza a elaborar la pieza parte por parte.

Principales componentes y sus usos en la impresora 3D:

Marco de impresora 3D:

En general el marco permite mantener  la máquina unida, debe ser solido y resistente, para que la impresora no se mueva con el cabezal. Los modelos industriales normalmente son de color gris, mientras que los de uso personal se pueden personalizar fácilmente.

Mecanismo de movimiento de la cabeza de impresora 3D:

El cabezal debe poder moverse en todas las direcciones con respecto a la cama. Hay tres direcciones generales (X, Y y Z). En algunos modelos el cabezal no se mueve pero si la cama. Para entender los movimientos se debe tener en mente el plano cartesiano donde X, Y son los movimientos horizontales y Z es altura. Otro tipo de coordenadas que se usan son las coordenadas polares.

Cabezal de impresora 3D:

El cabezal está compuesto por un motor que empuja el material, una cámara o boquilla, una bobina de calentamiento y por supuesto un sensor de temperatura. En esta parte de la maquina es donde la impresora de color aplica el liquido.

Plataforma o cama:

Es la parte de la impresora que funciona como base, allí se imprime el objeto.

Motores paso a paso (al menos 4):

Las impresoras 3D necesitan al menos cuatro motores, estos se encargan de generar un posicionamiento preciso y además controlan la velocidad. Tres de los motores controlan el movimiento espacial, mientras que el cuarto controla la extrusora.

Electrónica:

La electrónica está compuesta por dos partes, la primera es el controlador y la segunda los componentes electrónicos. Gracias a la conexión que existe entre ambos, los componentes electrónicos convierten los controladores en señales eléctricas que impulsan los motores.

Firmware:

Es el software que se utiliza para controlar la impresora 3D, esta compuesto de códigos que generan acciones.

Software:

El software no se puede palpar como los otros componentes, incluso  realmente no pertenece a la impresora, sin embargo tiene una conectividad directa con la maquina y es la única manera de enviar la información del archivo para que se fabrique.

El software se instala en un ordenador y en él se ejecutan una serie de acciones como: crear y editar modelos 3D, segmentarlos para que se puedan imprimir y en algunos casos se pueden hacer los comandos de movimiento para los bordes y áreas de relleno.

¿Cuántas cosas puedo imprimir con un rollo de filamento?

Lo primero que se debe tener en cuenta son las dimensiones del objeto, porcentaje de relleno y por último conocer si la pieza requiere material de soporte. Cada rollo de filamento pesa aproximadamente 1 kilogramo, para determinar cuánto se puede obtener del rollo se recomienda hacer una muestra.

Se debe usar el software para diseñar la muestra, cuando se finalice se debe ver la vista previa de la pieza en 3D para poder observar las capas y luego generar el reporte de la información del objeto, allí se puede evaluar el peso del mismo y la cantidad de material y tiempo que requiere su elaboración, teniendo estos datos solo se debe dividir el peso total del rollo de filamentos, entre  el peso del objeto, el resultado será la cantidad de objetos a crear.

Por ejemplo: Si la pieza diseñada tiene un peso total de 100 gramos y el rollo de filamento pesa 1 kilo que equivale a 1000 gramos, el resultado indica que de cada rollo se puede hacer 10 piezas.

 ¿Cuánto tardará mi impresora en terminar?

Cuando se genera el reporte de las propiedades del objeto, el software indica cuál es el tiempo aproximado de impresora.

Si desea controlar el tiempo que le llevará imprimir su muestra es necesario considerar la  altura de la capa, dependiendo del valor que exista entre cada una su impresora puede llevar más tiempo de lo esperado, es importante conocer su boquilla y de este modo sacarle el mejor provecho.

Algo similar sucede con el relleno, en el diseño se puede escoger la cantidad de relleno que llevará la muestra, se puede escoger desde sin relleno hasta completamente relleno, las muestras con relleno demoran más en construirse. Algunos software permiten predeterminar el tiempo de creación, es importante que evalué si imprimir rápidamente le ofrece la misma resolución que al escoger las opciones preestablecidas por el sistema.