Las 5 Mejores Mascaras de Pestañas o Rímel Para Una Mirada De Impacto

Cuando estáis buscando una mirada totalmente expresiva y deslumbrante, necesitáis la mejor mascara de pestañas o rímel. Es un producto muy versátil porque puede fácilmente trabajar y ajustarse a todas las estructuras faciales, tonos de piel, y los colores del cabello.

Y es que el rímel es un producto de belleza que tiene casi cien años en el mundo. El primero se invitó en el año 1917 y desde entonces ha pasado de ingredientes rudimentarios como el polvo de carbón y vaselina hasta una serie actual de ingredientes químicos y naturales que se mezclan para crear un producto de calidad sin aceites.

Hoy en día es uno de los productos más vendidos por las compañías de maquillajes por el hecho de haberse convertido en un infaltable para todas las chicas y los profesionales del maquillaje, quienes lo recomiendan ampliamente como toque final en los maquillajes de ojos por su efecto impresionante que puede convertir una mirada apagada en la más vivaz.




¿Cuál es la mejor mascara de pestañas o rímel?

Este producto se ha vuelto tan necesario que su popularidad cada día crece más, por lo que es cada vez más común ver muchas presentaciones por casi todos lados. Por esto puede resultar muy abrumadora la búsqueda del mejor o puede ser muy fácil que os deslumbréis con el primero que veáis.

Así como la oferta es amplia en cuando a presentaciones y modelos de este mismo producto, así también varían los precios en muchas escalas en donde podréis encontrar presentaciones de muy bajo precio hasta unas de precios exorbitantes que espantan a cualquiera.

Nuestra misión es ayudaros a encontrar un producto de alta confiabilidad y calidad y que añada belleza a vuestro rostro. En función a esto, hemos diseñado la mejor lista comparativa con las máscaras para pestaña de mayor calidad a precios bajos que cuidan vuestros ahorros.

A continuación te presentamos las mejores mascaras de pestañas:

1. Máscara de pestañas 3D Lash Factory

Lucid pestañas 3D gracias a las fibras de té verde

Su maravillosa fórmula original es capaz de aumentar el grosor y el volumen hasta un 300%. El resultado es pestañas más largas sin extensiones o pestañas postizas, no necesitáis nada más que vuestra mascara.

A su vez, es completamente resistente al agua, aunque tiene un beneficio adicional y es que no es difícil de quitar por lo que con un limpiador fácil sutil será suficiente. ¿Usáis lentes de contactos o tenéis ojos sensibles? No os preocupes, este producto hipoalergénico cuidará de vosotros y vuestra piel porque no es invasivo.

Es fácil de usar y el resultado no produce sensación de pesadez en los ojos ni produce grumos o copos. Lucid unas pestañas 3D gracias a su cepillo que contiene fibras naturales de té verde. Todo en un compacto y elegante estuche negro.

2. Máscara de Pestañas False Lash Superstar 001 L’Oreal París

Amado por sus usuarias

Las usuarias aman este producto por su doble funcionalidad gracias a su cepillo de dos puntas con dos fórmulas diferentes, según sus opiniones. Uno de los lados ofrece mayor volumen y profundidad y su segunda fórmula ultra negra y su cepillo de efecto alargador con curvatura ofrecen un efecto de mayor longitud. ¡Con un solo producto tendréis lo mejor de dos mundos!

A su vez, ambos cepillos están diseñados con fibras de velcro y aunque no es del grupo de los productos menos costosos de esta lista, promete y ofrece un acabado 100% profesional con una mirada de impacto resistente al agua y al sudor.

3. Belle Azul 360º volumizing mascara 10ml

Fibras ligeras, mirada intensa

Su cepillo 360º está completamente pensado y diseñado para captar, abrir y amplificar todas vuestras pestañas en una sola pasada, y esto lo logra gracias a que horizontalmente cubre todas las pestañas. A su vez, en posición vertical es capaz de alcanzar las pequeñas pestañas en las esquinas para acentuarlas más y separarlas. Y además de todo esto, sus fibras son muy ligeras.

El color negro intenso de su fórmula es perfecto para una mejor definición y está diseñada para una máxima duración para permanezcáis intacta con vuestro maquillaje durante todo el día y toda la noche con una mirada más intensa.

4. Maybelline Máscara de Pestañas Lasting Sensational Waterproof

El mejor precio disponible en el mercado

Es un producto de una de las casas cosmetólogas de mayor calidad y confiabilidad, que se presenta sola. Esta mascara es completamente resistente al agua así que no importa si es un día lluvioso, si es una salida a la piscina o si estáis propensa a sudar durante el día, con esta mascarilla estaréis preparada para cualquier ocasión.

Cuenta con un cepillo en forma de abanico, abierto y curvo para capturar vuestras pestañas y permitir que vuestros pelitos se desplieguen para un mayor volumen. Esta maravilla mantiene su efecto así que no tendréis que preocuparos porque las pestañas pierdan su efecto curvo.

La mejor parte de esto es que es un producto con una excelente calidad probada por usuarios satisfechos y que tiene un precio imbatible en el mercado.

5. Máscara de pestañas Scandaleyes Rimmel

Cepillo mucho más grueso

Llegó el momento de escandalizar a otros con vuestra mirada llamativa y elegante con esta fórmula con colágeno y queratina que da volumen a todas las pestañas y oftalmológicamente probada, por lo que no afectará vuestros ojos incluso si son sensibles.

A su vez, su fórmula a prueba de agua se suministra con su cepillo de densidad máxima que cubre toda la línea de pestañas por su tamaño regordete que es 50% más grande que no deja grumo ni residuos en la aplicación. Realzad y teñid vuestras pestañas con esta mascara de muy buena calidad a un precio muy conveniente y asequible.




Tipos de mascara

mejor-mascara-de-pestañas

Mascara de Pestañas o Rimel

Para muchas, el rímel es el toque final perfecto para una mirada de impacto. Si sois de esas, sabrás que dependiendo del modelo de mascara, ésta puede acentuar vuestra mirada de varias maneras ya sea curveando más las pestañas o haciéndolas parecer mucho más voluminosas de lo que son, incluso pintándolas de otros colores porque cada una ha sido diseñada para una gran variedad de looks.

Mascara de alargamiento:

Es el tipo de máscara aliado de quienes tienen las pestañas cortas y quieren crear la ilusión de un alargamiento para tener una mirada mucho más expresiva, esto sin verse en la necesidad de colocarse pestañas postizas o someterse a procesos de alargamiento. Muchas cuentan con cepillos de fibras alargadoras para un mayor efecto.

Mascara voluminizante:

El efecto visual que logra es de vuestras pestañas están mucho más tupidas, por lo que las extiende hacia afuera gracias a sus cepillos especializados que acentúan el efecto que logra el rímel y permite una mirada mucho más audaz.

Mascara rizadora: permite curvear las pestañas de quienes tienen pestañas largas, pero rectas. Con su cepillo y fórmula especial las mantiene rizadas todo el día sin necesidad de rizadoras de por medio.

Mascara de definición: ayuda a prevenir el aglutinamiento tanto del rímel como de las propias pestañas gracias a su cepillo especial de cerdas separadas. Es especial para crear una mirada llamativa y es muy fácil de aplicar. Produce un efecto natural.

Mascara especializada:

son aquellas que incluyen ingredientes especiales que contribuyen en algún beneficio determinado para vuestras pestañas. Algunas incluyen vitaminas que permiten el crecimiento de las pestañas. Suelen estar acompañadas de productos botánicos o completamente naturales con vitamina E, fórmula fortalecedora o hidratante, por ejemplo.

También las hay con fórmulas antialérgicas. Aunque las más impactantes son aquellas que sacan muy pocas marcas y que tienen pestañas, es decir, con pelos iguales a las pestañas. Es una versión especializada muy curiosa, pero que vale la pena explorar.

Considerad mascaras de color

La industria de la cosmetología aumenta las posibilidades cada vez más y el color también cuando se trata de pestañas. Podréis encontrar una variedad que colores que va más allá del negro tradicional y jugar con ellos os permitirá que la mirada se vea mucho más natural o simplemente divertirse con la variedad de colores llamativos como el azul. El color puede hacer la diferencia en la mirada.

Mascara negra:

Es el más común y va con todos los tonos de maquillaje, incluso se ve bien con cualquier tez de piel aunque para el uso diario, quienes tienen la piel clara podrían encontrar el negro muy fuerte para su mirada. Sin embargo, es el color ideal para los maquillajes fuertes de eventos nocturnos en dónde queremos un efecto ultra negro.

Mascara marrón:

Es precisamente un poco más ligero que el negro, por lo que las mujeres de tez blanca pueden encontrar en este color la apariencia natural que necesitan para un maquillaje fresco y de rutina diaria porque se ajusta a los colores de cabello más claros.

Mascara transparente:

Este es ideal para que las personas de todas las pieles y todos los colores de cabello puedan lucir un look muy natural porque no pigmenta vuestras pestañas. A su vez, es como no usar maquillaje porque se trata de un gel que sirve para enderezar y cepillar las cejas.

Mascaras en colores especiales:

Si os queréis divertir o se trata de un maquillaje para un cosplay o un festival de verano, estos colores llamativos van muy bien porque podéis encontrar una variedad que va de azules a verdes, pasando por rosas, todos brillantes y llamativos que tiñen las pestañas y le dan un toque juguetón.

Consistencia de la mascara

Este es un factor que influye directamente en el efecto que pueden crear en las pestañas y que más adelante os explicamos. Esta consistencia puede ir del rímel grueso al ligero que es más líquido, y el primero es recomendable para quienes ya cuentan con pestañas gruesas y largas mientras que el segundo le va mejor a quienes las tienen cortas y pocas.

Los productos de voluminización suelen crear grumos en las pestañas porque cuentan con una fórmula mucho más gruesa que los de alargamiento. Así, quienes quieran una mayor definición en las pestañas deberán escoger una consistencia mucho más líquida en el rímel que usarán.

Elegir el tipo correcto de cepillo de rímel

Además de la fórmula que contiene el envase de mascara, el cepillo es una herramienta muy importante a la hora de crear el efecto soñado. El material en el que están hechas sus cerdas o la forma en la que están dispuestas puede, definitivamente, crear la diferencia. Incluso hay productos que incluyen un peine para peinarlas antes de aplicarlo. Según el tipo de efecto que queréis encontraréis el cepillo adecuado para vosotras.

Pestañas cortas:

Un cepillo corto, pero grueso es perfecto para crear este efecto.

Longitud y definición:

Buscad un cepillo largo y con las cerdas uniformemente espaciado para crear una mirada refinada, con un efecto de alargamiento de pestañas y la separación de sus pelitos. Incluso vienen bien los cepillos con fibras extensoras.

Espesamiento o volumen:

Este efecto es muy buscado por quienes tienen pestañas escasas, para esto necesitaos un cepillo, grande, redondo y con las cerdas muy tupidas, espesas. A su vez, tiene un efecto mariposa que da más volumen.

Aspecto natural:

Un cepillo de goma con las cerdas espaciadas será ideal para separar las pestañas y peinarlas adecuadamente, creando un efecto separador que no deja grumo.

Pestañas curvas:

Un cepillo curvo permitirá que las cejas busquen esa forma y se levanten para enmarcar vuestra mirada.

Resistente al agua vs. Soluble al agua

Esta es una pregunta fundamental para saber qué buscar a la hora de hacer una compra inteligente. La mayoría no presta atención a este detalle y pueden toparse con un producto que no desearon, ya sea porque se corre o porque es muy difícil de quitar porque ambos tienen sus pro y sus contra.

Un rímel que sea resistente al agua permite que no se os corra cuando sudáis o en medio de una lluvia, es resistente no sólo al agua sino a algunos líquidos más como el llanto, en caso de que asistáis a un evento emotivo como vuestra boda. Por ello ofrecen una larga duración y le hacen frente a los eventos más largos y a las ocasiones espaciales con un efecto casi permanente.

Sin embargo, cuando llega el momento de quitarlo esto puede tornarse un poco complicado y se necesitan removedores especiales. Además, tampoco son recomendables para un uso constante porque podrían dañar vuestras pestañas. En este caso, es mejor uno más amigable.

Un rímel soluble al agua es ideal para jornadas cortas y un uso diario porque es mucho más sutil y menos invasivo. Con tan sólo un poco de agua caliente y limpiador facial, vuestra mascara saldrá en un tres por dos. El hecho de que sea más ligero para quitarlo no implica que el acabado que deje sea menos bonito, si es de buena calidad, dará la talla igual.




Comprar una máscara asequible

No os dejéis intimidar por la marca. Las empresas de mayor reputación en el mundo de la cosmetología también ofrecen productos económicos, pero con una muy buena calidad. Incluso no temáis probar marcas diferentes a la que soléis utilizar porque podréis quedar sorprendidos. Todo es cuestión de informarse bien antes de comprar.

¿Qué importa más la fórmula o el aplicador?

Esta es una dupla explosiva en la que las dos partes son igual de importantes. La forma del aplicador contribuirá en el efecto siempre y cuando la consistencia del rímel esté configurada para tal fin. De otro modo, el efecto será completamente diferente a lo que se esperaba, serían como dos factores peleándose entre sí para imponerse.

Actualmente, la industria ofrece una variedad de cepillos grande, pero podemos dividirlo en dos tipos principales: los de cerdas tradicionales y los moldeadores de goma más modernos. Ninguno va por encima del otro, lo recomendable es probarlos y descubrir el que mejor se adapta a los resultados que esperáis obtener con vuestra fórmula. Un buen rímel ofrece una fórmula y un cepillo diseñados en armonía para colaborarse entre sí y proporcionar el efecto que prometen.

Trucos de aplicación

A pesar de ser un infaltable en todo kit de maquillaje, muy pocas mujeres saben sacarle realmente partido a su mascara de pestañas. Es que además de la fórmula y del cepillo, el uso adecuado de ésta potencializará más el efecto deseado en vuestras pestañas. Por eso, algunos trucos y recomendaciones entorno a su uso serán de muchísima ayuda para una mejor experiencia:

  • Aseguraos de estar limpias: la higiene es súper importante cuando se trata del maquillaje, unas pestañas limpias es lo mejor para evitar grumos. Lo más recomendable es siempre limpiar vuestro rostro antes de maquillar.
  • Usad siempre un aplicador especial: no uséis otros aplicadores que no sean los cepillos de pestaña porque el resultado puede ser desastroso. Un buen rímel siempre traerá su cepillo especial que lo complemente.
  • Limpiad el cepillo: sobre todo cuando tenéis tiempo con vuestro cepillo y la máscara, es bueno limpiar con un paño seco y limpio los excesos antes de aplicar. Veréis como el acabado es mucho más limpio.
  • Mirad hacia arriba: si bajáis la mirada, hay más riesgos de manchar el rostro durante su aplicación.
  • Aplicad de la raíz a la punta: se trata de peinar vuestras pestañas mientras las moldeáis hasta que tome la forma que deseáis. Por eso, lo recomendable es siempre aplicarlo de la raíz a la punta.
  • Moved el cepillo de lado a lado: mientras aplicáis la mascara, lo mejor es dar un suave movimiento de lado a lado, como en zigzag, para evitar la acumulación de fórmula en alguno de vuestros pelitos porque esto puede crear grumos no deseados.
  • Usad más fórmula para el otro ojo: aseguraos de mojar nuevamente el cepillo en la fórmula introduciéndolo nuevamente en el tubo.
  • Poned cuantas capas queráis: no os conforméis con una, acentuad vuestra mirada con una segunda pasada o hasta tres, pero no olvidéis mojar vuestra brocha una vez más. Antes de aplicar una nueva capa, debéis esperar que se seque la primera.

 

Hablando de rizado, ¿funcionan realmente las mascaras rizadoras?

Es bueno bajar un poco las expectativas cuando se trata de esta modalidad de rímel porque, según los expertos, por muy buena que sea jamás logrará el efecto que puede lograr un aparato rizador. Sin embargo, pueden ayudar ampliamente a tomar una mejor forma y rizarse de una manera más óptima. Incluso son buenas si ya las tenéis naturalmente rizadas porque ayudará a acentuar mucho más la forma.

Mascara para las pestañas inferiores, ¿sí o no?

La respuesta a esto es un “sí” rotundo porque no olvidar a estas pequeñas amiguitas os ayudará a que vuestros ojos se vean más grandes y vuestra mirada sea más expresiva. No ignoréis a estas pequeñas aliadas, sólo basta con una pequeña pasada y estará más que bien.

Para evitar una gran cantidad de fórmula en vuestras pestañas inferiores, es mejor hacerle un pequeño toque ligero y hasta utilizar una brocha un poco más corta y fina.

¿Qué pasa con las escamas?

Este es un problema que se ha convertido en la pesadilla de toda mujer al aplicar la mascara. Sin embargo hay una razón para ello y es que probablemente estéis usando un rímel que ya cumplió su ciclo. Como todo producto tiene un tiempo de vida útil e intentar alargarlo a veces puede pagarse caso con la aparición de escamas en vuestro acabado.

A veces se trata del hecho de estar utilizando muchas capas de una fórmula que está pensada para crear un efecto diferente al que estamos esperando lograr. Es bueno saber qué efecto es que el que queréis antes de hacer una compra errada y forzar vuestro producto y hacer un esfuerzo mayor porque también puede causar estas escamas indeseadas o grumos.

Beneficios de la mascara

Puede que vosotros nunca habéis tenido un rímel y esta sea vuestra primera compra. Lo que es imposible es que jamás hayáis oido de las maravillas de las mascaras que usan las famosas. No hay un programa de moda, salud y belleza que no diga que las mascaras son productos infaltables. ¿Os estáis preguntando cuál es la fascinación con esto? ¡Aquí la razón!:

  • Funciona para todas las miradas: lo mejor de este producto es que se adapta no sólo a vuestra mirada sino a la ocasión y a vuestra personalidad. Podéis pasar del maquillaje natural de una salida al parque a un maquillaje fuerte para un evento de gala y para todos podréis conseguir una mascara que se ajuste perfectamente.
  • Fácil de usar: Aunque tiene su técnica, la aplicación de este producto es muy sencilla y no será muy complicado aprender si será la primera vez que lo usáis. Se trata de mantener la mano recta y los ojos bien abiertos. A su vez, las oportunidades de equivocación son mínimas, sobre todo si se trata del rímel transparente.
  • Conveniente de llevar: su tamaño nunca es demasiado grande así que es ideal para colocar en cualquier estuche de maquillaje, incluso en cualquier bolsillo de vuestro bolso de mano. Además sus dos partes principales encajan muy bien por lo que no será un problema llevarlo porque las posibilidades de derrame son mínimas. Así que no hay excusas para un retoque durante el día.
  • Destaca vuestros ojos: Cualquiera que sea el efecto que busquéis en vuestras pestañas, el resultado siempre será una mirada de impacto que llamará la atención. Permite que los ojos se vean brillantes y un efecto de ojos más grandes.