mejor-llave-modem-usb

Los 4 Mejores Módems USB Inalámbricos

¿Quién puede vivir hoy sin Internet? Nuestra sociedad depende en gran medida de la web, muchos pagamos nuestros impuestos, nos afiliamos a comunidades virtuales, nos comunicamos a largas distancias y hasta nos inscribimos en instituciones a través de esta. Básicamente, en este mundo tan dependiente, si no estás en la red, no existes, por lo que llevar un respaldo de este servicio en el bolsillo puede salvarte de cualquier imprevisto.

El mejor modem USB inalámbrico puede adaptarse a cualquier dispositivo electrónico, ya sea a tu computadora, el teléfono inteligente o la tableta, los puertos USB son universales porque a través de ellos se comparte contenido multimedia como imágenes, videos y música, de tal manera que su funcionalidad y versatilidad no es cuestionable.




El mejor módem USB inalámbrico

Es increíble la cantidad de productos de este tipo que hay a la venta, pero son muy pocos los realmente efectivos, por lo que hemos preparado una lista selecta de los mejores módems USB inalámbrico.

A continuación te presentamos los mejores modems USB inalámbricos: 

1. Router Portátil Wi-fi RP-WD03 RAVPower

El RAVPower es el primer modem inalámbrico de la lista no solo por ser el más ergonómico, sino que también porque funciona como filehub, router de wi-fi e incluso WLAN, además de ser lector de tarjetas y tener una batería externa para prolongar su uso cuando estamos lejos de casa, lo que quiere decir que es compatible con Micro SD, SDHC, SDXC y USB. Posee detalles en luz LED para informar sobre el estado de la señal.

2. Netgear A6100-100PES

Este hotspot de bolsillo es el más barato de nuestra selección por su diseño más pequeño y compacto, pero no por esto su calidad es cuestionable ya que es de banda dual, ideal para hogares grandes.

Netgea explica que sus usuarios podrán reproducir videos y disfrutar juegos en línea sin ningún problema debido a que las conexiones son más rápidas.

3. TP-Link MA180

El TP-Link puede muy fácilmente ser confundido con un simple pen-drive, pero este hostpot electrónico de Internet móvil, cuya ventaja sobre los demás es que es compatible con los sistemas operativos de Windows XP, Windows Vista y Windows 7, es fácil de instalar y tiene bandas de apoyo de hasta 1900 mega Hertz.

4. D-link DWM-157

Y el último pero no menos importante es el D-Link con conectividad de 3G, el cual está disponible en color blanco con detalles en azul.

Su única fuente de alimentación es a través de un puerto USB pero puede funcionar con cualquier sistema operativo, desde Windows hasta Mac. Este modem inalámbrico es de fácil instalación y gran rendimiento.




¿Qué es un módem inalámbrico?

Un módem inalámbrico no es más que un dispositivo por el cual se os hace posible acceder de manera directa a la conectividad de la Red suministrada por un ISP -proveedor de servicios de Internet, por sus siglas en inglés-

mejor-llave-modem-usb

Las capacidades y versatilidad de un módem inalámbrico son tales que este aparato se puede pre compilar tanto en smartphones, como en teléfonos móviles y asistentes de datos personales (PDA), o distribuir en forma de módem de cortafuegos USB, serial o inalámbrico.

¿Pero cómo son estos módems USB?

Pues lucen igual que un pen-drive o dispositivo de almacenamiento, pero en su lugar están diseñados como un router de bolsillo que permite conectarse a Internet o a una señal wi-fi. Lo que hace es que busca y crea hotspots (puntos calientes), que son espacios donde puedes conectarte a una red inalámbrica.

Ahora lo sabes, si durante tu rutina diaria quieres hacer tus diligencias sin miedo a estar desconectado, lo mejor es tener un respaldo, sin olvidar que estos módems te ahorrarán el tiempo y dinero que normalmente hay que gastar para instalar Internet en casa.

Estas son las ventajas de usar un enrutador WiFi portátil

Si alguna vez os habíais preguntado acerca de los beneficios de contar con un enrutador WiFi portátil, coged nota de los tres principales.

Os hablo de mayor seguridad en redes WiFi públicas, acceso a Internet inalámbrico en cualquier momento y lugar, así como conexión WiFi portable, fácil y multifuncional.

Mayor seguridad en redes WiFi públicas

Con un enrutador WiFi portátil podéis estar protegidos de varios riesgos informáticos al momento de establecer conexión a Internet a través de redes WiFi públicas gratuitas en centros comerciales, restaurantes, cafeterías y parques, entre otros lugares.

Ello, lográndose mediante la activación del firewall (contrafuegos) y utilizando la protección con contraseña para que tengáis control de los usuarios que tienen acceso a la conexión.

Acceso a Internet inalámbrico en cualquier momento y lugar

En vista de su esencia, con un enrutador inalámbrico portátil os aseguraríais de contar siempre con acceso inalámbrico a Internet, sin importar el día, la hora y mucho menos el lugar, bien sea en movimiento desde una ubicación remota.

A la par –pero con vuestro permiso, claro- con un enrutador inalámbrico portátil podríais incluso proporcionarle conectividad a otras personas a vuestro alrededor que cuenten con dispositivos con WiFi, como tablets, teléfonos inteligente y ordenadores portátiles.

Y como guinda, un enrutador inalámbrico portátil os da la posibilidad de ampliar la cobertura inalámbrica de una conexión a Internet existente en vuestro entorno, ya que este terminal funciona de forma similar a un repetidor inalámbrico.

Conexión WiFi portable, fácil y multifuncional

Ya que la mayoría de los enrutadores WiFi portátiles son pequeños y compactos -tanto, que caben en un bolsillo- si sois profesionales móviles o usuarios que ameritan contar siempre con conexión a la Red, este dispositivo os cae como anillo al dedo.

Además, los enrutadores WiFi portátiles son fáciles de usar y multifuncionales.

En ese sentido, merece la pena destacar que estos dispositivos vienen dotados para marchar en tres modos; como enrutador, para compartir el acceso a Internet con otros usuarios; como punto de acceso, para compartir el acceso a Internet siempre que haya una sola conexión Ethernet disponible; y como cliente inalámbrico, para acceder a una conexión inalámbrica existente sin la necesidad de descargar algún software o instalar hardware.

Incluso, son muchísimos los modelos de enrutadores WiFi portátiles capaces de admitir una red privada virtual (VPN) con funciones de cortafuegos que a la par de incluir la traducción de direcciones de red (NAT), ofrecen el filtrado de direcciones MAC (control de acceso a medios).

Todo ello, aparte de una conexión USB que os permite establecer conexión cuando no haya disponibilidad de un tomacorriente.

De esta manera funciona un enrutador WiFi portátil

Antes de entrar en materia, es menester que sepáis que existen métodos distintos que se utilizan para establecer la conectividad inalámbrica con un enrutador WiFi portátil; y todo, depende del tipo de enrutador.

Por ejemplo, si es un enrutador inalámbrico portátil para iPad o tablet, funciona con USB y se adapta directamente al cargador de pared de cualquiera de los dos dispositivos mencionados.

A partir de allí, podríais crear un punto de acceso inalámbrico para compartir con otros dispositivos con WiFi.

Y es que la mayoría de los modelos de enrutadores admiten los estándares inalámbricos 802.11b / g/n. Aunque si el enrutador está equipado con 802.11ac, es compatible con el resto de los estándares inalámbricos anteriores.

Por otra parte, están los enrutadores de viaje que además de contar con un adaptador de alimentación integrado para facilitar su transporte, vienen con un extensor de rango y antena externa desplegable, así como con diversas tecnologías que ayudan a aumentar la intensidad de la señal WiFi.

Ahora bien, con enrutadores como estos –ya conectados a una red inalámbrica pública- es posible crear una conexión segura a Internet para todos los dispositivos que queráis.

Basta con que conectéis el enrutador al tomacorriente o a un puerto USB de vuestro ordenador portátil.

Por estas 4 razones es mejor un enrutador WiFi portátil que usar Tethering

Pese a que el Tethering o anclaje a red ha sido una opción válida y muy utilizada por muchos usuarios de teléfonos inteligentes para hacerse con acceso a conectividad 3G o 4G, a la final, sería mejor opción usar un enrutador WiFi portátil. Y muestra de ello, cuatro razones a continuación.

La primera, porque varios proveedores de servicios inalámbricos –entre ellos, quizás el vuestro- cobran tarifas adicionales por el anclaje de teléfono inteligente.

Así que si usáis mucho tethering, lo más seguro es que os salga un tanto costosa la hazaña en comparación con el precio que tendrías que pagar si os decidierais a comprar un enrutador WiFi portátil.

La segunda, es que si utilizáis tethering para acceder a muchos medios y transmitir vídeos frecuentemente, vais a “aniquilar” vuestro plan de datos móviles en un santiamén.

La tercera, ya que además de que un enrutador WiFi portátil tiene los beneficios adicionales de la seguridad firewall, también es capaz de soportar una VPN.

Y la cuarta razón, porque el tethering podría consumir la vida útil de la batería de vuestro móvil.

¿En qué se diferencian un módem USB inalámbrico y un enrutador WiFi?

Muy sencillo y sin tantos rodeos.

Un módem USB inalámbrico recibe y envía datos; y solo recibe una dirección IP. Mientras que un enrutador WiFi, recibe y envía datos; y distribuye direcciones IP a ordenadores y otros dispositivos con WiFi y que además estén dentro del rango de transmisión.




Pasos para tener Internet USB y no morir en el intento

Si deseáis conectaros a Internet inalámbrico con vuestro dispositivo USB, debéis poseer un plan de Internet móvil. Eso sí, si estáis en proceso de comprar uno o comparar proveedores de servicio, no perdáis de vista a un par de aspectos antes de dar el paso.

Os hablo de que primero os cercioréis de que vuestro ordenador portátil cuente con módem integrado; y segundo, consultad mapas de cobertura, ya que –seguramente- no deseáis estar pagado por un plan móvil y en vuestra área no podáis usarlo o la señal no sea buena.

Posteriormente, comparad las asignaciones de datos que ofrece cada plan, para que podáis visualizar la cantidad de correos electrónicos, imágenes y películas, entre otros elementos, que podréis enviar y/o descargar durante un ciclo de facturación.

Y para finalizar, elegid el plan móvil y modo de pago que más os convengan.

Claves para comprar un módem USB inalámbrico

En caso de que estéis pensando comprar un módem USB inalámbrico de marca reconocida y que además sea barato o el menos costoso entre los más caros, es menester que no perdáis de vista ciertas consideraciones para que no os llevéis un fiasco.

Lo primordial es que saquéis de vuestra mente que un módem USB inalámbrico de buena calidad es porque tiene tal o cual apariencia.

Que un dispositivo como esté dotado de una o dos antenas, no quiere decir que sea mejor o peor que otro, por ejemplo.

Es por ello que en lo que debéis fijaros es en las especificaciones del terminal; puntualmente, en la parte acerca de los protocolos inalámbricos que admite (b/g/n/ac), así como la generación de puerto USB en el que se conecta (2.0 o 3.0) y en las bandas que usa (2.4GHz o 5GHz).

Visto aquello, verificad el tipo de puertos USB que tenéis en vuestro ordenador portátil (USB 2.0 o USB 3.0). Si es USB 2.0, lograríais una velocidad teórica máxima de 60 MB/s; y si es USB 3.0, estaríais superando los 640 MB/s.

En adición, comprobad que vuestro enrutador y su adaptador puedan transmitir en los mismos protocolos. Lo que quiere decir que si tenéis un enrutador 802.11ac y un puerto USB 3.0, lo ideal sería que apostéis por un módem 802.11ac. Y si en cambio poseéis un enrutador o puertos USB no muy rápidos, comprad un módem con conexión inalámbrica N.

Características a considerar en un módem USB inalámbrico

Además de las peculiaridades anteriores, es importantísimo que tengáis claras otras características presentes en un módem USB inalámbrico y con las cuales podríais dilatar la experiencia de usuario.

Os hablo de los puertos LAN y USB, así como de la Calidad de servicio.

Puertos LAN

Son puertos que se usan para establecer la conexión del ordenador al enrutador, mediante cable Ethernet.

Puertos USB

A través de ellos, es posible conectar el enrutador a una unidad flash, disco duro externo o una impresora USB, por ejemplo.

Calidad de servicio (QoS)

Esta particularidad es ideal si sois usuarios a los que les encantan aventurarse con la configuración de vuestro ordenador, ya que tendríais “el poder” de optimizar el rendimiento del enrutador. Por ejemplo, dándole más ancho de banda a ciertas aplicaciones para que otras que corran simultáneamente no las detengan o reinicien.