Los 7 Mejores Teclados Touchpad Para Un Efectivo Control A Distancia

El mejor teclado touchpad será el dispositivo ideal para controlar a distancia el teatro casero de computadora que tú mismo armaste o compraste en una tienda para disfrutar de una amplia variedad de contenido audiovisual desde la comodidad de tu hogar.

Para disfrutar de un medio tan potente y flexible hace falta un sistema operativo capaz de brindar la versatilidad de la que queremos disfrutar, y al mismo tiempo un teclado y ratón para controlarlo remotamente con facilidad.

Asimismo, cuando se trata de comodidad una de las mejores opciones es el teclado con touchpad inalámbrico, que al incluir en la misma pieza el ratón, es la dupla ideal más práctica que puedes tener.

Ésta ha sido una propuesta de las más innovadoras marcas fabricantes de este tipo de tecnologías, diseñadas específicamente para el uso del cine en casa, las cuales la mayoría cuenta con un diseño ergonómico y moderno, y una conexión a través de bluetooth que garantiza una capacidad de respuesta eficiente.

En medio de la variedad que encuentras en el mercado, también existen los teclados para los Smart tv de Samsung y otras piezas exclusivas para los usuarios de Mac Os, por lo que estamos seguros que encontrarás un dispositivo ajustado a tus necesidades.




¿Cuál es el mejor teclado touchpad?

Si estás leyendo esto es porque estás próximo a invertir en un teclado touchpad y para facilitarte la elección hemos preparado una guía de compra que te llevará por los modelos mejores valorados por los usuarios, ya sea por su incuestionable calidad o por su precio asequible.

A continuación te presentamos siete alternativas de la tan solicitada pieza dos en uno, con la que conocerás la comodidad de controlar el ordenador mientras estás recostado en tu sofá.

A continuación te presentamos los mejores teclados touchpad: 

1. Logitech K400

Olvídate de tener que levantarte a cada rato para manipular la PC conectada al tv; con este equipo disfrutarás de una tecnología inalámbrica Logitech de 2,4 GHz, que te permitirá manejar el equipo desde el otro lado de la habitación.

Es perfecto para el sistema operativo Windows o Mac y su pad multitoque de nueve centímetros te resultará tan cómodo como sus suaves y silenciosas teclas.

Funciona con dos baterías AA de duración aproximada de hasta 9 meses y el tamaño es una pieza súper compacta y ligera para sostenerla en tus manos.

2. Bluetooth Touchpad 1Byone

Es de los teclados más delgados que puedes tener, ideal para guardarlo sin ocupar mucho espacio o llevarlo en tu mochila.

Una de sus ventajas es el diseño inclinado ergonómico que reduce la tensión en las muñecas.

Funciona con una batería de litio que extiende su uso hasta por cuatro meses y se recarga en su totalidad en solo cuatro horas, además que su sistema de ahorro de energía pone el teclado en espera cuando pasan 10 minutos de inactividad.

Es compatible con iPad, tablets Android, smartphones Samsung y cualquier iPhone.

3. Rii K12 mini

Es de los más modernos, con teclas planas, suaves de pulsar y con letras y símbolos llamativos. Es ideal para tu Smart tv aunque también funciona en PC.

El ratón touchpad es compatible con la función multigestos y te encantará su gran tamaño.

El mismo se conecta a través de Wifi y su estructura de acero inoxidable lo convierte en una pieza de excelente calidad.

Te sorprenderá la durabilidad de la batería de litio y lo mejor es que tu inversión está garantizada por 12 meses.

4. Proster PST-KB

Es un ergonómico teclado con el que escribir será una nueva experiencia y está diseñado especialmente para dispositivos Android y Windows.

Es delgado liviano y elegante, sin embargo es fuerte gracias a la placa de acero inoxidable que forma parte de la estructura.

Las terminaciones son buenas, las teclas tienen excelente pulsación, además es un dispositivo fácil de instalar y sencillo de configurar.

Ahorra energía, es de buen alcance y su relación precio – calidad lo sitúa sobre varios teclados con características similares.

5. Rii Mini i8

Teclado moderno con diseño totalmente innovador que lo podrás usar con tu PC o con un Smart TV. La pieza funciona con batería de litio y cuenta con indicadores LED de nivel de carga e intensidad de señal.

El mismo, es plug and play por lo que no requiere ningún tipo de software para hacer la instalación.

El tamaño es ideal y te acostumbrarás rápidamente a su forma, además las teclas son de silicio que te dará una suave y estable sensación, aparte de un sonido discreto al pulsar.

Es un producto altamente recomendable y su precio es de los más económicos.

6. Mini teclado inalámbrico VicTsing

Cuenta con 92 teclas sensibles, señal estable y amplio alcance. Funcionará perfecto en una portátil, smart tv y en sistemas operativos Windows o Android.

El diseño te ofrece ocho teclas de acceso rápido más un círculo para desplazarte en direcciones y otro para manejar el reproductor multimedia.

Es un dispositivo aerodinámico, fabricado con materiales resistentes que lo hacen una pieza robusta.

Es un teclado sencillo de manejar, con buena calidad y de precio asequible.

7. Mini Teclado Inalámbrico Esynic 2,4 Ghz

Es un teclado inteligente de tamaño portátil, del que te encantará lo moderno que es y la funcionalidad que ofrece.

La señal inalámbrica es fuerte y no se verá obstruida sin importar la dirección de los 10 metros de alcance.

Es perfecto para el entretenimiento, educación o para realizar alguna conferencia o presentación corporativa.

Una de las ventajas es que soporta múltiples lenguajes y además es retroiluminado por si prefieres usarlos en una habitación oscura.

A pesar de lo compacto que es, lo sentirás bastante cómodo entre tus manos y pulsarás las teclas con precisión.

Estos siete fueron los más destacados, pero el mercado ofrece otros modelos que también te pueden funcionar; no dejes de ingresar al siguiente enlace para conocer más opciones y hacer la inversión más conveniente para ti.




¿Qué es un teclado touchpad? Todo lo que debéis saber?

Se trata de un teclado estándar dotado con un panel táctil incorporado que es capaz de ejecutar las tareas propias de un ratón; tanto, que dicho panel –generalmente- viene con dos botones debajo de él y amplias opciones de software para habilitar funciones.

En caso de que aún no tengáis claro el asunto, os hablo del pequeño panel rectangular sensible al tacto incrustado en un ordenador portátil o también en un teclado inalámbrico, por ejemplo, porque realmente no es muy común ver ese panel en un teclado de escritorio convencional.

Dicho panel, denominado touchpad o mousepad, normalmente está ubicado debajo de la barra espaciadora del teclado; aunque en muchos modelos se encuentra a un lado del resto de las teclas.

Ahora bien, concerniente al funcionamiento, un teclado touchpad marcha como cualquier otro teclado, con la diferencia de que no tendríais que utilizar un ratón externo porque todas las acciones las podríais ejecutar desde el dispositivo protagonista de esta entrega.

Por ejemplo, el movimiento del cursor lo controlaríais deslizando la punta del dedo sobre la superficie del touchpad; y dependiendo las opciones de software, tendríais hasta posibilidades de habilitar funciones de desplazamiento, zoom de pantalla y clics, entre otros.

Todo ello, sin obviar hasta la opción de desactivar el touchpad, bien sea porque se os hace necesario el uso de un ratón externo o por gusto propio ante equis requerimiento informático.

Estas son las ventajas de un touchpad

Pese a que de manera esencial el panel táctil es la versión de ratón para ordenador portátil, los beneficios de esta innovación de han dilatado a tal punto de llegar hasta varios teclados de escritorio.

Y no es para menos. Un touchpad es portable, ergonómico, tiene las mismas características que un ratón, no necesita instalación y es fácil de usar.

Es portable

Pues sí, el concepto de portabilidad está muy presente en una almohadilla táctil, ya que para su funcionamiento no se requiere hardware adicional.

Al momento en el que iniciéis vuestro equipo, el touchpad está listo para usar. A diferencia de un ratón, que además de llevarlo, debéis conectarlo al ordenador y estar seguros de que la superficie esté nivelada para un funcionamiento óptimo.

Es ergonómico

La ubicación del panel táctil no solo permite que la muñeca descanse en una posición más natural porque solo se necesitan uno o dos dedos para operarlo, sino que también se puede usar con cualquier mano.

Con todo esto, evitaríais tensión de la muñeca o cualquier otro padecimiento a causa de un ángulo incómodo del ratón estándar o por uso prolongado del mismo.

Tiene las mismas características que un mouse

Sin algún receptor o cable, un touchpad os ofrece muchísimas de las mismas características que un ratón estándar; e incluso más.

Y es que aparte del par de botones –izquierdo y derecho- podríais usar combinaciones sobre el propio panel para ejecutar otras tareas, incluso, hasta personalizar la sensibilidad a las funciones y configuraciones diversas.

No requiere instalación

En vista de que el touchpad viene incorporado en el dispositivo, éste no necesita instalación alguna para funcionar como pasaría con un ratón convencional que –normalmente- amerita de algún controlador o software especial.

Es fácil de usar

Basta con que deslicéis la punta de vuestro dedo para mover el cursor y/o utilicéis alguna combinación de movimientos y listo; o, si es el caso, presionéis alguno de los botones inferiores.

Ciertamente, se trata de acciones intuitivas.

Las 5 características que no deben faltar en un touchpad

Después de conocer las bondades de un panel táctil, no es de extrañarse que hayáis quedado enganchados.

Sin embrago, es menester que tengáis claro qué buscar en un touchpad para qué evitéis terminar arrastrando vuestro dedo sobre un panel táctil que no responde a los movimientos, ofrece un pobre soporte de gestos, su superficie no es ventajosa, los botones son muy rígidos y/o se hace incómodo su uso en general.

Ubicación ideal

La clave es que el centro del panel táctil esté alineado con el centro de la tecla “B” y la línea entre las teclas “G” y “H”, o por lo menos a una distancia prudente de esa marca.

El porqué de todo esto, ya que gracias a ese parámetro podríais evitar toques accidentales de palma al momento del tipeo.

Textura correcta

Apostad por un touchpad que además de suave, venga dotado con algún tipo de textura, por ejemplo, hoyuelos ordenados o una ligera aspereza para ellos, a modo que se os haga sencillo encontrar el área táctil sin mirar hacia abajo.

Jamás os dejéis hechizar por un panel táctil que sea demasiado resbaladizo y mucho menos que sintáis muy áspero.

Aunque no os alarméis ni desestiméis a un panel táctil de vidrio que generalmente viene en los botones de clic de las MacBooks modernas y portátiles de Lenovo, ya que cuentan con todo lo necesario para brindaros una óptima experiencia de usuario.

Que tenga dos botones

Dejaros atrapar por la maravilla del par de botones debajo del panel táctil que corresponden al clic izquierdo y derecho, respectivamente, y no por un único botón, barra o tira que hace la misma función, pero que a la final pudiera liaros en las tareas.

Y es que si -por casualidad- dicho largo botón viene totalmente liso y/o sin alguna marca que os diferencie cuál de los clic estáis presionando o vais a parar al centro de éste que no hace nada, pues, será un verdadero tormento mientras estéis escribiendo; o ¿me equivoco?.

Que ofrezca soporte gestual

Por esencia, todo touchpad da la posibilidad de ejecutar gestos táctiles, como, desplazarse y girar con dos dedos, por ejemplo; no obstante, sería estupendo un panel multitáctil que admita movimientos de hasta cuatro dedos, con los que llegaríais incluso a pasar páginas de documentos.

Que reduzca el contacto accidental

Se refiere a que el teclado tenga un buen ACM -mitigación accidental de contacto, por sus siglas en inglés– para que al momento en el que estéis escribiendo y las palmas o los dedos toquen el panel táctil fortuitamente o en reposo, el cursor no se mueva y ocasione errores.

Para cercioraros de esta característica, sería genial que pudierais probar el teclado en la tienda, pero si habéis decidido comprar un teclado touchpad en línea, echadle un vistazo a las opiniones de otros usuarios.

Entre Touchpad vs Trackpoint ¿Cuál es el mejor?

Pese a que hay modelos de teclados que incluyen tanto trackpoint como touchpad, y que el primero ha tenido significativas mejoras, el segundo lleva la batuta en cuando a funcionalidad y comodidad.

Y es que el touchpad o panel táctil os ofrece un método de entrada fácil y sencillo que incluso permite la inclusión de matices complejos y no por eso deja de ser intuitivo.

Os hablo, por ejemplo, de hacer clic con uno de los botones debajo del panel o en el panel mismo; o también, la acción de desplazarse de manera vertical u horizontal con tan solo arrastrar el dedo por los bordes del panel; o arrastrar un elemento presionando un poquitín más, entre otras cosas.

Obviamente, todas esas ventajas están intrínsecamente relacionadas con los controladores del panel táctil; y lo bueno, es que la gente de Synaptics se mantiene al día en este asunto.

Por su parte, el trackpoint desde hace varios años ya da la posibilidad de hacer clic y procura movimientos más suaves, pero ya está. Tratar de llevar a la cima la funcionalidad de este método de entrada en comparación con la del panel táctil sería una acción en vano.




Las 8 claves para usar un panel táctil y sacarle el jugo

Ha quedado cristal que el touchpad o panel táctil es la opción más intuitiva y fácil al uso de un ratón; no obstante, es importantísimo que además de que os aseguréis que éste funcione de manera óptima, dominéis todas las acciones que podríais ejecutar desde él.

Para ello, coged dato de estos 8 pasos.

  1. Verificad que el panel táctil esté encendido, haciendo clic en «Inicio» y seleccionando «Panel de control».
  2. Haced clic en «Ratón» desde el menú del “Panel de control”; y al abrirse el menú “Propiedades del ratón”, seleccionad la pestaña «Touchpad o Panel táctil».
  3. Pinchad la imagen del panel táctil; y en el nuevo menú que se os abrirá, haced clic en «Seleccionar dispositivo». Luego, pinchad en «Habilitar» debajo de «Panel táctil» y «Botones del panel táctil».
  4. Haced clic en «Aceptar», cerrad las ventanas abiertas y comenzad a usar el panel táctil.
  5. Empezad por arrastrar vuestro dedo ligeramente sobre el panel táctil para que controléis el cursor en la pantalla.
  6. Colocad el cursor sobre un enlace o botón, y tocad firme y rápidamente dos veces el panel táctil. Esto, para “abrir” el enlace o botón, que es lo mismo que el “doble clic” con un ratón.
  7. Experimentad lo mismo, pero esta vez presionando el botón izquierdo situado debajo del touchpad –o derecho si sois zurdos- Ahí, veréis cómo se os torna más cómodo el “doble clic”.
  8. Ya sea con una página web, documento o carpeta abierta, desplazad vuestro dedo –o dos dedos juntos, dependiendo del software- a lo largo del lado derecho del panel táctil hacia arriba y hacia abajo.

Ahí, la pantalla debería moverse hacia arriba y hacia abajo.

Para desplazamiento de un lado a otro, haced lo mismo pero desde el borde inferior del panel táctil.

Las 7 claves para comprar el teclado de ordenador perfecto

Es un hecho que los teclados de buena calidad se usan para mucho más que escribir documentos o emails; incluso, existen ciertas características adicionales que harían que dicho dispositivo os eleven la experiencia de usuario a niveles superiores, tanto que se podrían considerar como hechas a la medida.

Os hablo dotaciones tecnologías y hasta de diseño, entre otras peculiaridades, capaces de ofrecer un confort general al momento de abordar vuestras pautas informáticas.

No obstante, antes de deciros por comprar un teclado touchpad o convencional de cual o tal marca o si es barato o se trata del menos costoso entre los más caros, para haceros con dicho confort es importantísimo que tengáis en cuenta siete factores para que luego no os decepcionéis.

Vuestro tipo de trabajo

Son muchísimos los modelos de teclados de ordenador disponibles actualmente en el mercado y cada uno de ellos está diseñado con un enfoque en determinadas particulares para adaptarse a fines específicos.

Ante dicho escenario, os toca precisar que si sois jugones, pues, os tocaría comprar un teclado gaming, ya que incorpora teclas de juego especiales que os aportarían rendimiento ante vuestros rivales.

Pero si en cambio, sois escritores empedernidos, lo ideal es comprar un teclado con diseño ergonómico. Hay muchos que hasta vienen con interesantísimas estructuras que ofrecen una comodidad insuperable a vuestras manos y muñecas.

Y en caso de que vuestra rutina esté regida por números, el dispositivo que deberíais considerar es el que venga con teclado numérico.

Calidad de pulsaciones

Verificad que al momento de pulsar las teclas, el tacto sea lo más suave y preciso como si se tratara de una pluma, y no un teclado que para que podáis escribir se requiera presión adicional.

Incluso, comprobad si el nivel de ruido es tolerante.

Recordad que podrían ser muchísimas las horas que estaríais escuchando el remix de “tcha – tcha – tcha”.

La compatibilidad

Aseguraos que el modelo de teclado que vayáis a comprar sea compatible tanto con vuestro sistema operativo como con la opción de conectividad que incorpore vuestro equipo.

Por ejemplo, si se trata de un teclado inalámbrico Bluetooth, pues, que vuestro ordenador tenga dicha tecnología, y si es un teclado plug and play, obviamente, que vuestro equipo cuente con un puerto USB o –el casi obsoleto- PS/2.

Tened en cuenta además que la mayoría de los teclados ameritan la instalación de algún software en vuestro ordenador para usar las teclas de función.

El diseño

Entre los atractivos e interesantísimos diseños por los que han apostado muchos fabricantes, existen modelos puntuales para abordar a cabalidad tareas informáticas específicas.

Y es que es precisamente este factor –el diseño- por el que es posible agrupar los teclados en estándar, ergonómico y de juegos, ya que cumplen con requisitos exactos para adaptarse a las necesidades de cada usuario.

Por ejemplo. Los teclados estándar, además de ser los tipos más comunes y contar con el conjunto estándar de 104 teclas, vienen generalmente con teclas multimedia.

Por su parte, los teclados ergonómicos vienen diseñados para reducir la tensión al escribir, por lo que cuentan con formas para colocar las manos de manera natural y un reposamuñecas para maximizar la comodidad.

Y los teclados para juegos o gaming no solo ponen a disposición teclas multimedia, sino que en adición incorporan otras teclas especiales para juegos.

Todo esto, sin obviar otros tipos de teclados que germinan de los anteriores, como, los teclados con iluminación, para quienes acostumbrar escribir en la oscuridad; los teclados flexibles y plegables, para usuarios amantes de la portabilidad.

Además, están los teclados para personas mayores con teclas grandes y retroiluminadas; así como los teclados resistentes a condiciones extremas, capaces de “sobrevivir” a salpicaduras y hasta a golpes.

También, los teclados lavables, para quienes se obsesionan con la limpieza; y los teclados con diseño DVORAK, especiales para programadores.

Con y sin cable

El teclado recomendado es aquel que admita configuraciones inalámbricas y cableadas; no obstante, si el precio de éste llegase a asustar a vuestro bolsillo, obviamente, os tocaría decidiros entre un teclado inalámbrico o con cable, ya que ambas opciones –como todo- tienen sus pros y contras.

Concerniente a la configuración inalámbrica, os brinda la posibilidad de eliminar el –muchas veces sofocante- cable que atraviesa vuestra mesa o escritorio, pero podría no funcionar de manera óptima al producirse interferencia con otros dispositivos inalámbricos.

Y otra de las pegas, es que todo teclado inalámbrico funciona con baterías, las cuales en ocasiones deben cargarse o reemplazarse.

Acerca de la configuración cableada, es la preferida por los gamers porque los teclados inalámbricos tienden a retrasarse; y con ello, impedir sesiones de juego fluidas.

Las teclas de funciones adicionales

Aparte de que algunos teclados vienen con touchpad o panel táctil y/o con trackpoint para reemplazar al ratón, es prudente que apostéis por teclados que dispongan de teclas de función adicionales capaces de acelerar vuestras tareas.

Os hablo de teclas para iniciar aplicaciones, así como para controlar el volumen y/o el reproductor de música y administrar la energía, entre otras acciones, incluyendo la posibilidad de personalizar teclas para accesos directos.

El precio

Debido a las diversas características que podrían incorporar, los teclados tienen precios diferentes que van desde los 3,15 euros pasando por cientos de euros.

Ahora bien, entre los teclados asequibles de buena calidad y marca, tendríais a disposición un teclado inalámbrico con ratón incluido, por un poco más de 20 euros; o un teclado ergonómico por menos de 30 euros; o un teclado gaming retroiluminado que no llegue a los 150 euros.

Además, un teclado para personas mayores con teclas grandes e iluminadas, por menos de 25 euros; o un teclado Apple que no pase los 45 euros.

Y si definitivamente tenéis la ilusión de comprar un teclado touchpad, el ranking de precios comienza desde los 20 euros, con versiones mini, pasando por modelos estándar, ergonómicos y hasta de montaje en rack.