mejor-envasadora-al-vacio

Las 7 Mejores Envasadoras al Vacío Para Que Conservéis Mejor Vuestros Alimentos

¿No os pasa que hacéis siempre una compra voluminosa y hay algo en la heladera que nunca soporte más de tres días? ¡Un verdadero fastidio!

No os preocupéis, la solución es llevar a casa la mejor envasadora al vacío para que selléis los alimentos y se conserven mejor.

Antes de comprar, eso sí, debéis tener claro lo que esperáis de este dispositivo. Si será una máquina doméstica o la usaréis en algún negocillo de vuestra propiedad.

Nunca está demás establecer alguna comparativa de lo que hay en el mercado y seleccionar algo que sea conveniente con vuestras necesidades y presupuesto.




¿Cuál es la mejor envasadora al vacío?

Al momento de elegir, debéis fijarte no sólo en la marca sino en las mejores cualidades del producto: tamaño, portabilidad, funcionabilidad, y almacenamiento, por ejemplo.

Una máquina para envasar al vacío es algo que no compráis cada tres por dos, así que lo mejor es que elijáis una realmente buena.

Desde acá hemos hecho un test con nuestras sugerencias, hemos revisado la oferta comercial disponible y elaboramos nuestra propia lista que seguro os ayudará mogollón.

A continuación te presentamos las mejores envasadoras al vacio:

1. Envasadora al vacio FoodSaver V3840

Dos niveles de sellado

Automática y con dos velocidades, esta máquina permite conservar los alimentos frescos y con sabor por años. Su función de corte os ahorra espacio y dinero.

Es fácil de almacenar, detecta líquidos y tiene cánula retráctil para envases. No es barato, pero es un aparato sólido y de muy buena calidad.

 

2. Envasadora al vacio Jata Electro EV1026

Fácil de manejar

A través de un sistema higiénico y saludable, con este dispositivo podéis tener los alimentos congelados por meses.

Envasa con fecha, es apto para lavavajillas y cuenta con función de sellado suave para alimentos delicados.

Su precio es alto, pero quienes lo tienen insisten en que vale la pena la inversión.

 

3. Envasadora al vacio Alfa Roll 7941

Duradero y fácil de manejar

Viene con sistema de rollo integrado, cuchilla de corte y dos niveles de succión que mantendrán vuestra carne y frutas por meses enteros.

Su debilidad es que sólo un sellado de ancho máximo de 30 centímetros. Es asequible y el fabricante ofrece asistencia técnica para alargar la vida del equipo.

 

4. Envasadora al vacio Lacor 69151

Conserva todo tipo de alimentos

Es pequeño, elegante, lujoso, capaz de conservar, vegetales y otros alimentos hasta por un año completo.

Quienes lo tienen afirman que es fácil de usar, útil para alejar las bacterias de las comidas, pero no sirve con líquidos.

Tiene bajo costo, gran fuerza de sellado y trae bolsas de envasar.

 

5. Envasadora al vacio Proficook VK 1080

Automático para grandes cantidades

Dotado con funciones diferentes según el tipo de alimentos, esta envasadora os permitirá conservar, herméticas y selladas, vuestras comidas con y sin condimentos hasta cinco veces más su tiempo habitual.

Divide grandes volúmenes en pequeñas cantidades, tiene gran potencia, es económico y es compatible con bolsas de hasta 30 centímetros.

 

6. Máquina sistema de sellado de alimentos KitchenBoss

Práctico y seguro

Con función automática y manual, esta máquina es ideal para alimentos secos.

Es silenciosa, tiene precio bajo y según la opinión de sus usuarios es un producto de calidad y buenas prestaciones. El fabricante os da cinco años de garantía, soporte técnico y servicio al cliente. Es la más recomendada.

 

7. Envasadora al vacio Aicok VS1551

Cómodo y multiuso

Es elegante, cómoda, trabaja con tres funciones y dos formas de alimentación. Os permitirá conservar en buen estado lo que sea por mucho tiempo.

Es el modelo menos costoso de la selección, pero es un producto satisfactorio acorde a sus características y el fabricante lo certifica con dos años de garantía.




¿Qué es el sellador de alimentos al vacío?

mejor-envasadora-al-vacio
Envasadora Al Vacío

Un sellador es, básicamente, un dispositivo capaz de sellar vuestros alimentos eliminándoles el oxígeno y evitando así que se cree una atmósfera apropiada para que crezcan y se multipliquen las bacterias que rápidamente lo llevan a la descomposición.

Típicamente las bacterias están presentes en vuestras comidas, pero de un modo latente que se activa con la humedad y el oxígeno haciendo que se descompongan rápidamente. Ahí es donde entra en acción el sellador al vacío, su objetivo es preservar los alimentos de forma más eficaz y por una mayor cantidad de tiempo.

Funciona sellando la bolsa de envoltorio de forma muy ajustada a los alimentos, vaciando todo el aire del paquete, asegurando con esto que la humedad se aleje de los alimentos que ponéis en vuestra heladera y bloqueando todos los elementos que pueden influir en el deterioro de los alimentos.

Ventajas del mejor sellador al vacío

Tener en casa un sellador de alimentos al vacío siempre os reportará un sinfín de ventajas. Aquí explicamos algunas de ellas:

  • Os ahorra dinero por cuanto podéis almacenar grandes volúmenes de productos recién comprados y tener la seguridad de que estarán conservados por mucho tiempo.
  • Si llenáis vuestra heladera de carne, pollo, pescado y aves de corral podéis estar tranquilos porque se mantendrán con el mismo sabor y bien conservados.
  • Por su mecanismo de funcionamiento, el vacío elimina el aire de las bolsas de sellado y las hace más pequeñas que las bolsas de cremallera o los envases con tapa, así que ocupará menos espacio en vuestra heladera y podéis almacenar mayor cantidad de alimentos.
  • El sabor es mejor que con las bosas de cremallera estándar.
  • Si compráis un sellador al vacío, tendréis la ventaja de comprar alimentos a granel durante el invierno y almacenarlos sin que tengáis que salir de casa cada dos por tres.
  • En el verano, almacenar frutas con este sistema os dará mejor conservación por mayor tiempo.
  • Las envasadoras incorporan en su mecanismo un cortador que os exime de usar peligrosos cuchillos para cortar la bolsa y, además, empaca uniformemente reduciendo desperdicio de la bolsa, lo que os ahorra dinero y tiempo.

Tipos de sellador de vacío:

Si buscáis un sellador para vuestra cocina, pero no sabéis cuál modelo os puede resultar mejor, acá os explicamos de qué va cada uno y cuál es su funcionalidad y características:

Externos:

Suelen estar diseñados en forma rectangular y a menudo estos dispositivos son los más comunes en vuestros hogares por ser compactos, universales y de fácil almacenamiento. Son especialmente buenos para empaquetar grandes cortes de carnes. Estos modelos también os permiten congelar los líquidos antes de sellarlos para no desordenar vuestra heladera.

De cámara:

Si vais a sellar grandes lotes de alimentos se recomienda el uso de estos dispositivos. Inicialmente fueron muy populares en las cocinas profesionales, con los años se han popularizado a los comercios e incluso en algunas casas. Son usados, sobre todo, para líquidos. Colocáis la bolsa dentro del dispositivo, se cubre con una tapa y la máquina succiona todo el aire de la cámara para crear vacío sin triturar los alimentos de la bolsa.

De mano:

Si os vais a usar el dispositivo de forma muy ocasional, estos modelos son lo adecuado. Son pequeños e ideales para almacenados ligeros. Funcionan extrayendo el aire que pasa por una válvula unidireccional de bolsas especialmente diseñadas para almacenar vuestras comidas. También funcionan con un pequeño pinchazo en las bolsas. Son considerados por los usuarios como los modelos perfectos entre comodidad y funcionabilidad.

¿Cómo elegir el mejor sellador al vacío?

Siempre tenéis que elegir el sellador que mejor se adapte a vuestras necesidades, para eso es útil que os reviséis la oferta disponible y tengáis en cuenta una serie de factores que harán de vuestro sellador un producto de gran calidad, entre ellos están:

Portabilidad y almacenamiento:

Si estáis planeando usar el sellador en casa, un modelo de encimera sería más que suficiente para sellar carnes, frutos secos, sopas, estofados, leche, entre otros alimentos. Es recomendable, en estos casos, que obtengáis uno que podáis almacenar vertical u horizontalmente para ahorrar espacio. Los modelos de selladores portátiles a menudo suelen ser compactos y pequeños, esta cualidad, en ocasiones, les resta eficiencia.

Operatividad y mantenimiento:

Cada dispositivo ha sido elaborado siguiendo los criterios de fabricante y cada tipo de modelo influye, necesariamente en su funcionamiento, es por esta razón que todos los modelos, aunque parecidos, funcionan diferente.

Algunos emplean rollos de bolsa, otros, bolsas genéricas o incluso bolsas de alto grado de aspiradora. No obstante, el mejor empacador al vacío que podéis tener en casa será aquel que os permita encajar en un compresor externo para sellar frascos, bolsas y recipientes.

Sin sobrecalentamiento:

Si acostumbráis a sellar cuánta comida ponéis en tu heladera, entonces os vendría bien un modelo para comercios o industrial, porque suelen tener ciclos de trabajo ininterrumpido. Si sois más bien selladores habituales o de estaciones, un modelo casero cumplirá las funciones que necesitáis.

Algunos modelos traen ventiladores que evitan el sobrecalentamiento y otros están diseñados para parar cada 20 o 30 minutos para que enfríen.

Orientación y accesorios adjuntos:

Si entre vuestros objetivos principales está el sellado de líquidos un sellador vertical os vendría de perlas. Los selladores orientados en este sentido traen accesorios especiales para recipientes de sellado.

Si queréis sólo sellar alimentos sólidos con un sellador plano resolveréis vuestros problemas, éstos por lo general traen bandeja de ajuste según el tamaño y cantidad del alimento.

Mira el tipo de sellador de vacío que te gusta: Debéis elegir aquel sellador con el que os sintáis más a gusto y que se adapte lo mejor posible a vuestros requerimientos.

Los modelos más populares que encontraréis en el mercado son los de cámara, muy usados para almacenamiento a granel y los externos que son más de uso diario.

Eficacia del sello:

Garantizaréis un trabajo excelente de vuestro sellador si podéis comprobar la cantidad de veces que sella la máquina, para asegurar que no deja entrar el aire en los alimentos.

Capacidad de succión:

Esta es una cualidad de la que no debéis pasar por nada del mundo. Los mecanismos de succión crean vacío, de manera que vuestro sellador debe manejar eficientemente esta cualidad pues los dispositivos con succión débil no crean un buen vacío, lo que pudiera comprometer la vida de vuestros alimentos.

Determine con qué frecuencia va a utilizar los selladores:

Si tenéis en agenda una rutina de sello de alimentos cada semana, deberéis ir a por un sellador de sujeción pequeño. Si estáis buscando un aparato con mayor versatilidad podéis seleccionar que viene con más opciones.

Orientación:

Esta decisión la tomaréis según vuestros requerimientos. Si el fuerte será almacenar líquidos, la orientación vertical es lo mejor, los dispositivos de este estilo se equipan con accesorios especiales que pueden hasta succionar y sellar vuestros tarros de enlatado.

Si almacenaréis alimentos sólidos, los planos, con sus bandejas de ajuste de bolsa al tamaño del alimento, son la mejor opción.

Facilidad de limpieza:

Que vuestro aparato no os cause dolores de cabeza al momento de limpiarlo y guardarlo siempre debe ser considerado como un valor extra que deberéis tener en cuenta a la hora de comprar, esto también os ayudará a que vuestra máquina sea realmente duradera.

Características adicionales:

Aparte de sellar vuestros alimentos, estos dispositivos vienen, en ocasiones, con otro grupo de características que mejoran vuestra compra: velocidades, función de capturar líquido derramado de forma instantánea, posibilidad de colocarlo en el lavavajillas, cortador y almacenaje de rodillo, entre otros.

Garantía:

Por su naturaleza, estos aparatos han sido construidos para ser duraderos, no obstante, deberéis darle mantenimiento ocasional para prolongar su vida útil.

Antes de comprar es aconsejable que os fijéis en la garantía y las condiciones del servicio al cliente, e incluso la posibilidad de obtención de piezas de recambio. Os ahorraréis muchos problemas.