mejor-olla-de-coccion-lenta

Las 7 Mejores Ollas de Cocción Lenta Para Comidas Suculentas

Uno de los mayores placeres de la vida es cocinar. Hay quienes gustan de preparar platillos deliciosos para sus amigos, a otros les encanta cocinar para su familia, pero todos concuerdan que las preparaciones jugosas y suculentas, son las que traen mayores satisfacciones tanto para el cocinero como para los comensales. Si este es tu caso y quieres lucirte con tus futuras elaboraciones culinarias, entonces debes conocer la mejor olla de cocción lenta para comidas suculentas.

Tanto tus amigos como tus familiares, quedarán impresionados con el nuevo sabor de tus preparaciones ya que este tipo de ollas, otorga un gusto único que no conseguirás nunca con otros métodos de cocción.

Quédate junto a nosotros y sigue leyendo para que puedas descubrir, los beneficios de una comida más sana y jugosa que maravillará a todos tus invitados en la cena de la próxima semana.

Con la lista que verás a continuación, podrás descubrir la olla de cocción lenta que mejor se adaptará a tus requerimientos personales; todas ellas cuentan con las mejores opiniones por parte de los compradores y además, se encuentran en un rango de precios asequible a cualquier tipo de presupuesto.

A continuación te presentamos las mejores ollas de cocción lenta:

1. Olla de cocción lenta de Andrew James        

Ideal para hasta 20 porciones de comida

Con un temporizador ajustable de diversos tipos de temperatura incluyendo la opción automática, la olla de cocción lenta de este fabricante es lo ideal si necesitas cocinar platos por muchas horas.

Este producto es más que adecuado para preparar caldos sustanciosos, guisos y estofados suculentos y para ablandar los cortes de carnes duros. Unas cuantas horas en uno de estos y tendrás un corte blando, jugoso y tierno.

Este modelo tiene capacidad para 6.5 litros y tiene bajo consumo de energía, cocinarás por horas sin que esto se vea reflejado en la factura de cobro de la electricidad.

Está fabricada con taza de cerámica extraíble sin plomo, que te permitirá retirar y servir sin ensuciar un montón de platos en el proceso.

Cuenta, además con tapa de vidrio templado que retiene la condensación produciendo comidas más tiernas y jugosas donde las especias mezclan sus aromas y sabores de forma completa.

2. Olla de Cocción lenta 50/341 de VonShef

Segura y fácil de usar

Construida en acero inoxidable, esta olla de cocción lenta tiene capacidad para 6,5 litros y es capaz de preparar alimentos con porciones suficientes hasta para 8 personas.

Tiene tres configuraciones de calor, así que puedes elegir entre fabricar tu guiso con temperatura alta, baja o cálida, ésta última es recomendada para mantener el calor más tiempo después de la cocción.

Se trata, además, de un equipo completamente seguro que puedes dejar encendido durante todo el día o la noche sin peligro alguno más que apropiado para esas cocciones que necesitan horas ininterrumpidas para dar lugar a deliciosos platos.

Cuenta también con tapa de vidrio endurecido que mantiene la humedad reteniendo los nutrientes, este dato es esencial sobre todo si te gusta preparar platos con muchas verduras. Se mantienen deliciosas, tiernas y jugosas.

Debido a las horas que se mantiene en funcionamiento es necesario colocarla en una superficie resistente al calor.

3. Crock-Pot AutoStir CSC012X

Con función Auto Stir

OFERTA
Crock-Pot AutoStir CSC012X - Olla de...
52 Opiniones

Esta increíble olla de cocción lenta será capaz de ofrecerte todo lo que estas buscando para sorprender a tu familia día a día con platillos deliciosos. Con ella, podrás conseguir los sabores y texturas que deseas en cada alimento que son muy difíciles de obtener con otros métodos.

Su consumo eléctrico es muy bajo por lo que podrás dejar los alimentos cocinándose dentro de la olla, mientras que tu dedicas ese tiempo para recrearte o descansar. Posee un nuevo sistema denominado Auto Stir, que remueve todo lo que estés cocinando sin que tengas la necesidad de levantar la tapa, tiene una capacidad de 5,7 litros lo que es ideal para 6 raciones y además, cuenta con temporizador digital programable hasta 20 horas.

Es apta para el lavavajillas y el horno, cuenta con un precio bajo, incluye utensilios para remover, trae recetas, viene con 2 niveles diferentes de potencia y función automática de mantener caliente. Cuenta con un peso de 6Kg, su potencia es de 240 vatios y sus medidas son 39,4 x 39,2 x 25,6cm.

4. Russell Hobbs 22750-56

Con capacidad para 6 litros

OFERTA
Russell Hobbs 22750-56 - Olla de...
18 Opiniones

La marca Rusell Hobbs nos trae esta increíble olla de cocción lenta grande, con capacidad para 6 litros u 8 raciones. Incorpora una base para la cocción y una cazuela de aluminio con la que también podrás sellar tus alimentos predilectos en una cocina que no sea de inducción.

Su potencia es de 200 vatios, cuenta con unas medidas de 36 x 36 x 26cm, tiene 2 niveles de temperatura y además, incluye la famosa e importante opción de mantener caliente. Es ideal para carnes, aves, frijoles y verduras, conserva las vitaminas y nutrientes de todos los alimentos y resalta el sabor de todas tus comidas.

Se limpia de forma fácil, es antiadherente,  es menos costosa que muchos productos similares, pesa 6Kg y está muy bien valorada por la opinión de los compradores.

5. Electrolux ESC7400

Con display digital

OFERTA
Electrolux ESC7400 - Olla de cocción...
19 Opiniones

Con esta magnífica olla de la marca Electrolux, podrás realizar todas tus preparaciones favoritas y deleitar a tu familia con el sabor que solo una olla de cocción lenta te puede proporcionar.

Incluye un display digital para que puedas colocarla en sus diferentes funciones, a saber, cocción baja, media, alta y mantenimiento de calor y además, incorpora la función de sopa y buffet.

Tiene capacidad para 6,8 litros, tapa de cristal que te permitirá ver la preparación mientras se está elaborando, tiene una potencia de 235 vatios, es apta para el lavavajillas, su acabado es de acero inoxidable de buena calidad, cuenta con un precio asequible, viene en color gris y sus medidas son 45 x 33 x 34,5cm.

6. Rival SCC600-I CROCK-POT

Con disposición uniforme de calor

Esta excelente olla de cocción lenta es ideal para familias de 4 integrantes. Con ella, podrás elaborar pollo entero, costillas a la barbacoa, el arroz de tu preferencia y muchas delicias más!

Los alimentos saldrán de la olla a tus platos increíblemente jugosos, las cremas de verdura te quedarán suculentas y lo mejor de todo, es que podrás salir a caminar por el parque o al gym y cuando vuelvas a casa, todo estará en su punto, listo para ser servido!

Posee una disposición uniforme que añade el calor por todos lados, evitando así que la comida se queme, cuenta con uno de los precios más económicos del mercado, pesa 7Kg, tiene una capacidad para 6,5litros y sus medidas son 47,5 x 39,4 x 26,9cm.

7. Klarstein Bristol 65 Slow Cooker

Con recipiente de cerámica extraíble

Con esta olla podrás obtener la cocción perfecta para todos los platillos preferidos de tu familia. Su temperatura es baja y uniforme, tiene fuente de alimentación propia e incluye un recipiente de cerámica de gran capacidad y con tapa, además de una estructura externa con fuente de calor.

Distribuye toda la temperatura de manera uniforme, garantizando todo el aroma y la jugosidad en tus preparaciones, tiene capacidad de 6,5litros, su potencia es de 300 vatios, dispone de 2 niveles de temperatura, sus dimensiones son de 39 x 30 x 48cm, su peso es de 7,5Kg, los test que les han practicado los usuarios, arrojan como resultado que es un producto excelente, muy recomendado y además de todo, su precio es bastante económico.

Guía de compra: Las mejores ollas de cocción lenta de 2019

Características de los tipos de ollas de cocción lenta

mejor-olla-de-coccion-lenta
Olla de Cocción Lenta

Echemos un vistazo sobre algunas de las características de las ollas de cocción lenta que son consideradas como las más importantes.

Basadas en la forma

Sobre la base de la forma, las ollas de cocción se pueden dividir en redondas, ovaladas y rectangulares.

Ollas redondas

Estas son las más comunes y generalmente, las que cuentan con un precio más económico. No sólo son las mejores para preparar guisos y sopas, sino que también son ideales para elaborar pequeños trozos de carne. La desventaja es que no funcionan correctamente a la hora de hacer platillos asados.

Ovaladas

Estos modelos son más versátiles que los redondos y permiten cocinar grandes cortes de carne y también pollo guisado.

Rectangulares

Esta forma es una de las preferidas por los grandes chefs de renombre mundial ya que es lo suficientemente espaciosa para acomodar asados convencionales, cazuelas e incluso, se puede utilizar para elaborar guisos y lentejas.

Un detalle importante que debes tener en cuenta, es que las sopas y los alimentos guisados se cocinan mucho mejor en ollas más profundas, por lo que el modelo rectangular necesitará tener la hondura adecuada.

Basadas en elementos de calor

Sobre la base de los elementos de temperatura, las ollas de presión se pueden dividir en dos categorías, la plancha y la olla eléctrica. Ambas son capaces de cocinar todo tipo de recetas que requieran lentitud, sin embargo, tienen algunas diferencias.

Plancha

La plancha es típica en los modelos rectangulares y el vaso desmontable, deberá ser colocado en la parte superior de la base de la calefacción. La olla se podrá utilizar tanto para cocinar sobre una estufa tradicional, así como en el horno.

O también puedes poner los ingredientes dentro y guardarla en la nevera; del mismo modo, puedes utilizar la plancha para cocinar diferentes tipos de alimentos, no sólo los que requieran una cocción lenta. Estos modelos, ofrecen más controles de temperatura en comparación con la opción de la olla eléctrica.

Olla eléctrica

Estas se ofrecen a menudo en los modelos más modernos, digitales y generalmente sobre ollas ovaladas o redondas. En este caso, el recipiente descansa dentro de la unidad de calentamiento que será capaz de proporcionar calor a través de la base, así como también mediante las paredes. La mayoría de los modelos cuentan con ollas extraíbles, para una limpieza más fácil.

Basadas en el tamaño

Las ollas de cocción lenta están disponibles en diferentes tamaños. Puedes comprar las mini ollas que te ofrecen 1 – 2 cuartos de galón y podrás preparar platillos hasta para 3 personas. Luego están las de tamaño mediano, consideradas también como estándar.

Estas tienen una capacidad que oscila entre 3 cuartos y 6 cuartos y son lo suficientemente amplias como para cocinar cortes medianos de carnes, así como comidas de gran tamaño. Una olla de cocción lenta de tamaño estándar de 6 cuartos, sirve para elaborar platillos hasta para 7 personas.

Por último, se encuentran las ollas que pueden servir hasta 10 personas a la vez. Tienen una capacidad de hasta 8 cuartos de litro que es suficiente como para acomodar incluso, los cortes más grandes de carnes.

Sobre las ollas programables

Normalmente, las ollas no varían la temperatura interna por cuenta propia, a menos que las apagues. Pero recientemente, hemos visto modelos innovadores de cocción lenta con sensores internos. Estas cocedoras programables son lo suficientemente inteligentes como para cambiar el curso de los alimentos, sin ninguna interferencia externa.

Por ejemplo, tan pronto como la comida se cocina, estos sensores internos detectan la temperatura y cambian al modo «mantener caliente» en el que los alimentos retienen su temperatura. Esta habilidad, ayudará a conservar el sabor hasta que el aparato se apague.

Características a considerar

Las ollas de cocción lentas también ofrecen características bastante útiles como las rejillas que tuestan y que permiten asar la carne, aves o verduras al vapor. Observemos algunas otras.

Inserciones

La mayoría de este tipo de ollas tienen una rejilla de cerámica desmontable y algunas otras, las tienen de metal que descansa sobre una base de calefacción que se parece a un plato caliente. También existen modelos con revestimientos antiadherentes y algunos otros que se pueden utilizar con total seguridad en el horno convencional, en el microondas o en la estufa.

Facilidad de limpieza

Un accesorio fácil de limpiar y una tapa que puede entrar en el lavavajillas siempre serán elementos bastante útiles. Los controles del temporizador digital también son mucho más fáciles de limpiar que los mandos y los botones.

Tapas

Una tapa de vidrio o plástico transparente, te permitirá ver el progreso de los alimentos sin la necesidad de quitar la tapa y liberar el calor. Algunas ollas de cocción lenta tienen una tapa dividida con bisagras, esto te permitirá revisar la comida levantando un lado mientras que el otro permanecerá cerrado reteniendo el calor.

Esto es muy útil al momento de servir. Algunas ollas, tienen una cuchara de servir que encaja perfectamente en una muesca en la tapa. Por su parte, una tapa de bloqueo ayudará a evitar que los alimentos se derramen mientras se transporta hacia otro lugar.

Capacidad

Las capacidades pueden oscilar entre 1,5 y 8,5 cuartos de galón. Sin embargo, algunos manuales dicen llenar la olla de 1/2 a 3/4 para evitar la cocción insuficiente o excesiva y además, evitar los derrames.

Forma

Como lo mencionamos arriba, este tipo de ollas vienen en varias formas, a saber, redondas, ovalas y rectangulares. La forma ovalada, puede resultar útil si planeas cocinar asados ​​y otros cortes grandes de carne. Incluso, aquellas que cuentan con capacidades similares, pueden variar en tamaño. Las más voluminosas, son mucho más difíciles de almacenar y transportar y por supuesto, consumen más espacio en la cocina.

Sondas de temperatura

Inserta la sonda en un corte grande de carne, elije la temperatura que desees y cuando la alcance, cambiará inmediatamente la configuración a “mantener caliente”.

Tiempo empleado en la cocina

Si estás acostumbrado a trabajar en la cocina preparando comida fresca dos veces al día, una olla de cocción lenta puede sacarte de esa rutina.

Frecuencia de uso

Si la carne, las verduras, los frijoles y el arroz son recetas comunes en tu hogar, entonces tener una olla de este tipo será una necesidad imperiosa.

Ventajas de usar una olla de cocción lenta

olla-de-cocción-lenta

Las ollas de cocción lenta son simplemente una herramienta culinaria asombrosa! Hay un montón de diseños y modelos que cuentan con un precio bajo y otros tienen un monto mucho más elevado.

Sin embargo, las ventajas reales ofrecidas por este tipo de ollas no se entienden hasta que realmente llegues a utilizar una o, a leer en profundidad las opiniones de los compradores y conocedores del tema. Repasemos de forma breve las ventajas de tener una de estas maravillas en tu cocina.

No existe riesgo de estallido

Las cocedoras lentas pueden llegar hasta los 400 grados F pero aun así, no son peligrosas. No hay campanas, ni pitidos y ciertamente, no hay posibilidades de que la tapa se rompa durante la cocedura.

La cocción lenta es totalmente diferente de otras maneras de cocinar y se encuentra mucho más cerca de la cocina tradicional que de cualquier otra cosa; la única diferencia, es que las ollas de cocción lenta no dejan escapar el vapor.

Cocina sin problemas

El beneficio más comentado acerca de estas ollas, es la facilidad de uso. Para comenzar, los platos como guisados ​​y sopas, se saborearán y se sentirán mucho mejor después de salir de la olla de cocción lenta en comparación con las formas tradicionales y lo mejor, es que no necesitas hacer nada adicional, solo colocar los ingredientes dentro y listo!

Puedes probar diferentes preparaciones con una olla de cocción lenta como cebollas crudas o cocidas, carnes marrones para que tengan un mejor color y sabor y mucho más. Para estas preparaciones, sólo tienes que configurar el temporizador y dejar que tu olla haga el resto! Fabuloso, no?

Ahorro de dinero

Al igual que otros utensilios, estas vasijas de cocción también pueden cocinar pechuga de res, hombros de cordero, cerdo y muslos de pollo. Pero lo que las hace realmente excepcionales, es el sabor final de la comida que es mucho más sabrosa, ya que este método de cocción, permite que los jugos y el sabor permanezcan en la preparación. Esto esencialmente, te permitirá obtener el valor total de la comida.

Como la carne cocina lentamente saca su mejor sabor y nutrientes, entonces te sentirás lleno muy pronto con menos porciones y así podrás incorporar más verduras a tu dieta, lo que es mucho más sano y te permitirá ahorrar dinero en la factura de comestibles en general.

Ahorra el consumo de aceite

De acuerdo con una multitud de chefs profesionales, las cocedoras lentas consumen menos aceite en comparación con las ollas tradicionales, lo que  permite que la humedad permanezca encima de los ingredientes asegurando así el menor consumo de óleo posible. Del mismo modo, ayudarán a reducir la grasa ya que no deberás freír nada.

Ahorra el consumo de líquidos

Al igual que con el consumo de aceite, el de líquidos también será mucho menor en este tipo de ollas en comparación con las tradicionales. La tapa herméticamente cerrada, no ofrece ningún espacio de escape a los vapores, por lo que el requisito de inducción de líquido, se reduce en un tercio.

No espesa los alimentos

A diferencia de las ollas a presión, el líquido no se reduce ni se espesa en estas ollas, sino que permite que los sabores naturales inunden la preparación. Además, la comida como la carne será mucho más jugosa, sin embargo, si esto es algo que prefieres evitar, entonces podrías sazonar la carne con harina antes de agregar a la olla.

Alternativamente, podrías agregar un poco de harina de maíz al final del tiempo de cocción de una receta. Sólo toma una cuchara de harina de maíz y haz una pasta con un poco de agua fría, coloca tu olla a fuego lento, agrega la pasta y revuelve antes de colocar la tapa.

Saca lo mejor del calor lento

Según los cocineros profesionales, la cocción lenta en el ajuste más bajo es la mejor manera de extraer el gusto y el sabor de los alimentos; por lo tanto, no te preocupes si vas a salir por un rato y dejarás la olla a fuego lento, ya que puedes estar seguro de que se cocinará un plato increíblemente delicioso para la cena.

Salir adelante

Las mejores ollas no siempre cocinan la comida lentamente. De hecho, tu comida puede estar lista tan rápidamente como en tan solo 30 minutos, pero si esa no es tu necesidad, entonces puedes elegir prepararla muy lentamente durante la noche.

Guarda todos los alimentos ya preparados en la olla, cúbrelo adecuadamente y luego guárdalo en el refrigerador. Al sacar el plato por la mañana, solo déjalo durante unos 20 minutos antes de cocinarlo y estará perfecto!

No hay necesidad de monitorear

Por último, la mejor ventaja de la olla de cocción lenta es que no tendrás la necesidad de hacerle un seguimiento constante ya que cuentan con funciones programables digitales que trabajan por su cuenta al igual que una lavadora.

Aquellas de mayor categoría, vienen con una función de «mantener caliente» que automáticamente cambia la comida a «caliente» cuando está cocida, de esta manera, no perderá la frescura ni el calor. La mayoría de los modelos pueden mantener los alimentos  calientes por hasta 6 horas.

Menos mantenimiento

Las ollas de cocción lenta, poseen cuerpos duraderos y potentes motores de corriente continua. La parte externa se puede limpiar de forma sencilla con un paño húmedo cuando este sucia.

Los componentes suelen ser desmontables y aptos para lavavajillas, por lo tanto no tendrás que pasar mucho tiempo lavando cualquiera de estas piezas. Incluso si las partículas de alimentos parecieran difíciles de quitar, simplemente agrega un poco de agua caliente, cierra la tapa y coloca la olla con la temperatura más alta.

Después de unos minutos, apágala y abre la tapa; las partículas de alimentos restantes serán mucho más fáciles de eliminar en ese momento.

Cuanto debes gastar?

Haciendo una comparativa, este tipo de ollas no son demasiado costosas en relación con otros electrodomésticos de cocina. Algunos de los modelos más baratos, han superado a las variantes más costosas.

Sin embargo, si estás dispuesto a pagar un poco más, es probable que obtengas más características como un tazón de vidrio, o una plancha para la carne. Los modelos más caros suelen tener controles digitales más sofisticados, más opciones de temporizador y algunos incluso, tienen una función de auto-agitación.

Pero es probable que no necesites necesariamente ninguna de estas características para hacer un guiso divino. Cualquiera de estas ollas, te dará una comida deliciosa que mantendrá feliz a toda tu familia.

Donde podré encontrar las mejores recetas?

La mayoría de estas ollas vienen con un libro de recetas, o por lo menos, en el manual de instrucciones encontrarás algunas. Ten por seguro que todos tus platillos favoritos, se podrán adaptar a una olla de cocción lenta, sólo tendrás que reducir la cantidad de líquido utilizado.

Pero si te sientes con poca inspiración, entonces acude a internet ya que allí podrás conseguir, las mejores recetas donde solo el cielo será el límite! El manual de instrucciones incluido con cualquier olla también te dará una guía sobre cómo reducir los líquidos y sacar el mejor provecho de la cocción lenta.

Consejos de seguridad para las ollas de cocción lenta

Estas ollas son muy sencillas de utilizar pero en algunos casos, pudieran representar un riesgo para la salud si los alimentos no se cocinan adecuadamente, es por eso que te recomendamos lo siguiente

  • Mantén los alimentos perecederos refrigerados hasta la hora de preparación. Si cortas la carne y verduras por adelantado, guárdalas por separado en el refrigerador.
  • Descongela siempre la carne o las aves de corral antes de ponerlas en una olla de cocción lenta.
  • Relaciona bien la cantidad de alimentos con la capacidad de la olla de cocción lenta. Consulta el manual del propietario acerca de las cantidades sugeridas; asegúrate siempre de agregar la cantidad correcta de líquido.
  • Nunca coloques una rejilla de gres frío en una olla de cocción lenta precalentada. Deja que se calienten juntas.
  • Si la corriente se apaga durante el proceso de cocción y no estás en casa, deséchela aunque parezca que está lista. Si estás en casa, termina de cocinar por otros medios como en una parrilla de gas, por ejemplo
  • No pongas una olla caliente en el refrigerador, un cambio brusco de temperatura pudiera originar grietas. Es mejor transferir las sobras a un recipiente poco profundo y guardarlo en el refrigerador.
  • No calientes las sobras en una olla de cocción lenta, en su lugar, utiliza una estufa convencional o microondas y calienta a una temperatura interna de 165 ° F.