mejor-pulidor-de-suelo

Las 3 Mejores Pulidoras De Suelo Para Mantener Brillante Tus Pisos

El mejor pulidor de suelo debe estar diseñado específicamente para el cuidado de los pisos de tu casa u oficina y darles el brillo que necesiten. La acción de pulido frecuente produce resultados óptimos que otros métodos no logran.

Los pisos de tu hogar u oficina, en el interior o en zonas externas como terrazas, pueden estar hecho de diversos materiales como cemento, granito, madera, mármol e incluso parquet, azulejos o linóleo. Cualquiera que sea, notarás que con el tiempo pueden opacarse, rayarse y lucir aburridos o marcados. Y no basta con las veces que lo aspires o limpies, lo que realmente te ayudará a devolverles la luz y el brillo será una pulidora, doméstica o industrial, grande o pequeña, manual o profesional, todo dependerá del espacio que desees pulir aplicando la abrillantadora.

Es importante destacar que estos equipos funcionan mejor sobre un piso limpio. Así que asegúrate de aspirar el polvo, así como de quitar la suciedad y los desechos del suelo antes de usarlo.

¿Cuál es la mejor pulidora de suelo del mercado?

Sabemos que encontrar el aparato adecuado para tu hogar puede ser complicado. Con tantos para elegir, es difícil saber qué opción es mejor para ti y tus necesidades. Sin embargo, hay de diferentes precios, características, modelos, tamaños, estilos, diseños y colores.

Queremos que sea fácil y cómoda la selección, por eso te presentamos estas tres opciones que destacan entre las mejores que existen:




A continuación te presentamos los mejores pulidores de suelo:

1. Fakir 0404005 – Pulidor de suelo

Es una pulidora de excelente calidad, con un diseño muy resistente, estilizado y de gran rendimiento. Sus 300W de potencia te ofrecen la posibilidad de dar un brillo increíble a los suelos sobre los cuales vayas a emplear este artefacto.

Justamente, una de las grandes ventajas de este producto es su potencia, que te permitirá un gran desempeño para que los pisos de tu casa luzcan de manera increíble todo el año.

Tal vez, un pequeño punto en contra recaiga sobre la altura de su mango, que puede resultar un poco corta para las personas más altas, sin embargo, esto dependerá del gusto de cada cliente.

Como parte de su diseño, viene en color gris y sus medidas son 340 mm de ancho,

210 mm de profundidad y 1.120 mm de altura.

Agilidad, alta movilidad y una potencia adecuada son las claves que definen a una de las mejores pulidoras de suelo del momento según indican los usuarios.

2. Hoover F3880 – Pulidora de suelo (Negro, Naranja, 800 w)

Se trata de otro de los modelos a destacar. Además de pulir es capaz de aspirar, cuenta con una potencia de 800W, posee sistema de doble filtrado y luz integrada frontal.

La función de aspirado incluida en este producto permite limpiar el suelo previamente al pulido, así como evitar que el polvo se disperse durante el proceso, quedando debidamente almacenado en la bolsa de aspiración que el equipo posee.

Para el consumidor final, éste es un producto integral que facilita el proceso de darle brillo a tus pisos, haciéndolo más limpio e higiénico.

Tiene un rango de 5.5 metros y para los preocupados por el diseño, viene en color naranja o negro.

3. Electrolux Enceradora  ZP14.1

Este modelo dispone de un sistema 3 en 1 que deja el suelo perfecto. En el primer paso se aspira la suciedad del suelo, mientras que en la segunda fase se procede al abrillantado. En la tercera, se pule el suelo obteniendo resultados óptimos y de gran calidad.

Debido al proceso de varias pasadas y fases, el tiempo necesario para poder dejar tu suelo en buen estado es bastante más prolongado y trabajoso que con otros productos, aunque el resultado final merece la pena.

El equipo viene con parachoques protector de muebles, cuenta con una potencia de 800W y viene con una bolsa integrada de 3 litros de capacidad. El modelo es de color negro.

Cuenta con un radio de acción de 5,15 metros y posee accesorios como filtros, cepillos fuertes y cepillos suaves.




Tipos de pulidores de suelo

Las máquinas para pulir suelos, proporcionan a las personas encargadas de la limpieza, por ejemplo, una manera de despojar, limar o abrillantar con facilidad una superficie de madera, piedra o linóleo. Aunque el funcionamiento es el mismo, hay una gran diferencia en el resultado que proporcionan.

Entre los desafíos está determinar cuál comprar. Antes de tomar la decisión, es importante que se tenga claro el objetivo, tomando en consideración los diferentes tipos de equipo que existen y sus características:

La fuente de alimentación

mejor-pulidor-de-suelo
Pulidor de Suelo

Algunos equipos se alimentan de energía eléctrica, pilas, gas, etc. Saber cómo funcionan es uno de los aspectos más importantes a tomar en cuenta. Dependiendo de ello, puedes abarcar más espacio. Si se trata de energía eléctrica, el alcance será limitado, pues la extensión del cable está en promedio entre los 50 y 75 pies de longitud. Si funciona a pilas, tendrás mayor movilidad y podrás llegar a áreas más remotas. Al tratarse de un equipo que funcione a gas, tendrás mayor capacidad de movimiento en espacios grandes y donde los enchufes son escasos, no obstante, requieren mayor mantenimiento y resultan más costosos.

Velocidad

También es importante tomar en cuenta las diferentes potencias que ofrece el equipo. Los compradores deben considerar las distintas velocidades disponibles al comprar uno u otro. Algunas pulidoras funcionan a una velocidad más baja que otras, haciéndolas ideales para pelar y pulir la cera colocada en el piso. Hay, por otro lado, los que son más potentes y se construyen exclusivamente para pulir grandes áreas de piso a altas velocidades.

Existen de velocidad estándar, dual y alta. Los primeros son ideales para el acabado básico, fregado y pulido de pisos. Los de velocidad dual, normalmente son usados para limpiar y pulir áreas de madera dura; también pueden abrillantar superficies a un ritmo más alto que los de velocidad estándar. Finalmente, los equipos de alta velocidad, especialmente conocidos como bruñidores, están diseñados para dar un alto brillo a las superficies duras de manera más eficaz.

Tamaños de pulidoras

Si bien la velocidad es un factor importante, el tamaño también juega un papel primordial, pues de ello dependerá en gran parte el tiempo que inviertas para completar el trabajo. Si la base es más grande, será mayor el diámetro de la almohadilla, lo que te permitirá cubrir más área del piso a la vez. Si combinas este factor con la velocidad y potencia, podrás completar un gran proyecto de forma rápida y eficiente.

Hay equipos que van desde 13 pulgadas hasta llegar a los de 27 pulgadas. Los primeros te permitirán realizar actividades básicas en áreas típicamente menores a 2.000 pies. Los segundos, generalmente impulsados a gas e ideales para extensas áreas, combinan lo mejor en velocidad y tamaño, permitiendo que los trabajos de pulido se completen en poco tiempo.

Otras consideraciones a tener en cuenta

Es importante recordar que el mejor programa de mantenimiento del cuidado del piso tiene varios factores claves a considerar, la pulidora del piso es sólo uno de ellos. Los otros son el material del suelo, el acabado, almohadilla de piso que se utiliza, la cantidad de tráfico de pie, así como su programa de limpieza frecuente.

Elije cuántos caballos de fuerza (HP) necesitas

Diferentes tareas de limpieza requieren diferentes velocidades. Mayor es SIEMPRE mejor en este caso. 2 HP es resistente y es el caballo de batalla; puede hacer frente a los suelos duros y alfombras, mientras que para una máquina de 1 HP será más difícil tratar con la fricción. Es por eso que tienes que tener en cuenta lo siguiente:

1 HP: Bueno para la limpieza normal.

1.5 HP: ideal para limpiar y pulir pisos.

2 HP: Puedes hacer cualquier cosa y es la mejor opción para limpiar profundamente la alfombra; utilizar una máquina de piso en la alfombra causa mayor resistencia, por lo que necesitas más potencia.

Selecciona el modelo

175 revoluciones por minuto (RPM) es típicamente todo lo que uno necesita de una máquina pulidora de piso, y aproximadamente el 99.5% de estos equipos de baja velocidad alcanzan ese nivel. No hay control de velocidad en el motor. Si vas a elegir una máquina de doble velocidad (DS) que sea en el caso que necesitas algún tipo de pulido especial en el suelo. Una pulidora de doble velocidad puede pasar de 175 RPM para la limpieza normal a los 300 RPM, suficientes para pulir con un chasquido del interruptor. Máquina oscilante / baja velocidad: 175-RPM; Vienen en todos los tamaños (13 pulgadas, 17 pulgadas y 20 pulgadas). Doble Velocidad (DS): 175-RPM a 300-RPM; Generalmente sólo disponible en el tamaño de 20 pulgadas.

El presupuesto

Sabiendo el dinero con el que cuentas para la compra de una pulidora y teniendo el presupuesto claro, puedes eliminar algunas máquinas de la amplia gama de opciones disponibles. Es importante establecer primero las metas y necesidades que tienes para poder comparar los diferentes modelos de la manera más eficiente y precisa. Tener claro los recursos disponibles te ayudará a evitar considerar máquinas demasiado costosas o demasiado baratas y también te ahorrará a tiempo.

El uso previsto de la máquina

El objetivo que tienes para el uso de la pulidora afectará al tipo de máquina que quieres comprar. Una pulidora doméstica puede ser una gran opción para pisos laminados o de baldosas, mientras que una barredora industrial puede adaptarse a pisos de madera o piedra.

Además, las pulidoras básicas pueden ser una opción ideal si no tienes la intención de utilizar la máquina para una amplia gama de aplicaciones.

Una vez más, es preciso recordar, si vas a utilizar el equipo para servicios comerciales a gran escala y que requieren de movilidad, tener en cuenta el tamaño y peso de la máquina es crucial.

El poder del equipo

Teniendo en cuenta las capacidades de la mayoría de las opciones disponibles, podrías seleccionar la mejor. Dependiendo de tus necesidades, asegúrate que la máquina de pulido de piso cuente con un motor de gran alcance y una velocidad de trabajo cómoda.

Cómo funcionan las pulidoras

Aunque algunos materiales requieren un pulido superficial, sólo con un trapo suave, el suelo puede lucir distinto. No obstante, la mayoría posee una fina capa fina de polímero, o plástico, que se desgasta con el tiempo.

En un nivel microscópico, al ocurrir dicho desgaste, esto resulta en lo que se puede imaginar cómo pequeños paisajes montañosos en ese revestimiento de polímero. Cuando la luz golpea el suelo, esto hace que se refleja en direcciones diferentes, resultando una superficie de aspecto opaco.

El trabajo de la pulidora de pisos es tomar esa gama de múltiples y pequeñas montañas y nivelarlas, creando una superficie lisa y uniforme para que la luz se refleje de manera homogénea y el piso luzca nuevamente brillante y luminoso. Pero, ¿qué es lo que hace que una pulidora sea tan potente?

Estas máquinas están diseñadas y ensambladas para que, con arreglos cuidadosos entre piezas y energía, se obtenga la eficacia máxima. Como antes mencionamos, mientras mayor tamaño y potencia, llegar a la meta de un suelo brillante y reluciente, será más rápido.




Tipos de superficie para pulir

Las pulidoras pueden usarse sobre variados tipos de superficie, desde madera hasta piedra. Algunos de los diferentes materiales sobre los cuales puede aplicarse, son:

Piedra:

Las superficies de piedra, como mármol o granito, requieren el uso de pulidoras para aplicar sellador que protege el piso de posibles daños y derrames.

Madera:

Los bruñidores funcionan muy bien en pisos de madera; es importante utilizar los productos químicos correctos al pulir, sino los materiales utilizados pueden quitar realmente el revestimiento protector del piso.

Linóleo:

No es tan difícil volver a encerar como un piso de madera. Las superficies de linóleo se prestan bien al uso de cualquier equipo de pulido.

Productos químicos y almohadillas

Una vez que ya adquiriste la pulidora que requieres de acuerdo a tus necesidades, debes ahora considerar cuáles otros artículos, productos o accesorios necesitas comprar para utilizar correctamente el equipo. Esto incluye las almohadillas de desmoldeo y pulido, cualquier producto químico y cera.

Almohadillas

Al pulir o limar los suelos, requieres de los cojines para que la máquina haga el trabajo de abrillantarlo y le imprima a tu piso la apariencia que estás buscando. Escoger la almohadilla correcta para la aplicación es relativamente fácil, ya que están codificadas por colores según el uso.

Para limar, el negro: Se utiliza para retirar el recubrimiento protector acumulado desde la última vez que se pulió el piso; a veces este revestimiento puede estar deteriorado y necesita ser removido.

Para depurar, el verde: Viene muy bien al quitar los desgastes y la suciedad difícil de los pisos antes de volver a aplicar el revestimiento de cera.

Para pulido y limpieza, el rojo: Se utiliza para una limpieza general del suelo y para aplicar el recubrimiento de cera.

Para abrillantar, el beige: Se emplea en los bruñidores que pulen el piso a un alto brillo; la mayoría están hechos de fibras naturales.

Productos químicos

Además de las almohadillas, los productos químicos de extracción también se utilizan en el proceso de pulido. Asegúrate de usar el separador adecuado.

Pelacables: Elimina el sellador aplicado típicamente a los pisos de piedra para su protección.

Removedor de cera: Utiliza sólo decapantes de cera para quitarla de una superficie dura

Nunca decapes un piso con demasiada frecuencia, ya que hacerlo puede causar daños a la superficie. También asegúrate que el suelo no está compuesto de material peligroso, como el asbesto.

Ceras y selladores

Se trata de otra parte importante del proceso de pulido. Ambos protegen el suelo sobre el que se colocan.

Cera: La mayoría de las veces se utiliza en pisos de madera y linóleo. La cera da a la superficie del piso un alto brillo, mientras que la protege contra derrames y rasguños

Sellador: Frecuentemente se aplica a los pisos de piedra o de madera para protegerlos de derrames y otros factores dañinos.

Es importante que compres la cera o el sellador que mejor se adapten a la superficie que vas a pulir. Puedes informarte leyendo las etiquetas del producto, consultando en línea o a algún especialista.

Pulir pisos de mármol

El mármol es uno de los materiales más hermosos que puedes incorporar siempre en la decoración. Con cuidado y mantenimiento apropiados, mantendrá su condición a través del tiempo. Siempre agregará valor tanto en el atractivo visual como financiero.

¿Cómo mantenerlo limpio? Debido a que el mármol, básicamente, está hecho de conchas marinas (carbonato de calcio), cualquier producto de limpieza que contenga ácido lo destruirá. Un agente de limpieza doméstico común, que contiene ácido y nunca debes usar sobre el mármol, es el vinagre… ¡Evítalo!

Una buena manera de mantenerlo aseado es comenzar por el lavado con un paño suave y limpio sumergido en una solución especial: Mezcla 3 cucharadas de bicarbonato de sodio en 1 cuarto de galón de agua tibia. Sumerge el paño en la solución, moja bien, luego exprime y limpia toda la superficie. Nunca uses un limpiador abrasivo. Deja que se seque al aire durante al menos un par de horas, luego repasa con agua limpia para enjuagar. Toma un paño suave, absorbente y limpio para secar.

Para dar a mármol un brillo rápido, convierte la tiza blanca común en un polvo fino. Humedece un trapo de lavado blanco limpio y sumerge en el polvo de tiza. Frota en el mármol con suavidad. Deja que se seque por un momento, luego enjuaga con agua fresca sobre un trapo húmedo y seca completamente.

Cuidado de pisos de mármol pulido

Como con la mayoría de las piedras altamente pulidas (excluyendo el diamante), el mármol se puede dañar. Como no queremos que eso suceda, podemos tomar algunas precauciones:

Mantén los muebles que puedan rayarlo fuera de la superficie de mármol. Colócalos sobre alfombras. Si eso no es factible, usa almohadillas o protectores de muebles bajo los pies de las mesas, sillas o gabinetes de porcelana. Estos productos están disponibles en varios tamaños y dimensiones en la mayoría de las ferreterías. También es posible cortar las almohadillas de fieltro y pegarlas en la parte inferior de los muebles. De esta manera, si necesitas mover una silla pesada, no rayarás la superficie del mármol, y podrás empujarla fácilmente a su nueva posición.

Utiliza trapeadores de polvo – no escobas – para barrer la suciedad de la superficie o el polvo de mármol.

Ventajas de pulir un piso de madera

Pulir un piso de madera es un método rápido y sencillo para deshacerse de los arañazos y las marcas grabadas por los muebles, el calzado y hasta las mascotas. Después de algún tiempo, la abrasión ordinaria hace que su brillo disminuya.

Para recuperar su belleza, y a la vez aumentar el valor, es importante realizar un óptimo procedimiento.

Junto con la pulidora, es necesario comprar las almohadillas adecuadas para el proceso. Dependiendo del estado del piso, se necesitarán tamaños diferentes. Las almohadillas de lijado medium 100 son capaces de deshacerse de la mayoría de los arañazos superficiales, mientras que una fina, 120 o 150 de grano, pondrá el suelo listo para la aplicación de pulido.

Por otra parte, elegir el acabado apropiado del piso de madera, puede ser mucho más complicado que escoger la pulidora y almohadillas. Hay varios tipos de acabados en el mercado, contando pulidores de uretano, abrillantadores de piso de alto brillo, amortiguadores de piso multiusos y productos restauradores de acabados. Es importante decir que los productos que contienen aceite no se fijan a un acabado a base de agua, por ejemplo, poliuretano. Sea como sea, numerosos acabados a base de agua se mantendrán firme a un acabado existente, incluso de poliuretano. Así que es una buena idea utilizar uno a base de agua si no conocemos el tipo de acabado existente. Si estás pensando usar cera, elige la que sea adecuada para aplicar sobre madera.

Ya sabes entonces, para dar un acabado inigualable a nuestros pisos, y dotarlos de belleza y brillo, nada mejor que poseer una eficiente pulidora de pisos, para lograr excelentes resultados de manera rápida y con menos esfuerzo.