mejor-calefactor-de-baño

Los 7 Mejores Calefactores de Baño Para Espacios Más Calientes y Acogedores

El más vendido No. 1
Orbegozo SP 6000 – Calefactor de baño...
57 Opiniones

Entrar al baño durante el invierno y encontrarse con que todo está extremadamente frío, es todo un dolor de cabeza. Por eso es que hoy vamos a hablar del mejor calefactor de baño. Con él podrás olvidarte de tener que salir de tu caliente cuarto por las mañanas y entrar al frío baño que, sinceramente, parece sacado de un documental de la Antártica. Y es todavía peor cuando estás recién levantado por las mañanas, cuando el frío suele ser más intenso y  molesto.

Ahora imagina tener un calefactor en tu baño. Puede ser un calefactor cerámico, a gas, con barras de cuarzo, eléctrico o hasta halógeno, eso lo decides tú. La cuestión es que te van a dar ese calorcito que te hace falta para estar más cómodo en tu baño y tomar duchas o baños más cómodos y relajantes. Seguramente ni querrás salir del baño.

¿Cuál es el mejor calefactor de baño?

Para conseguirlo solo tienes que tener siempre en cuenta tus necesidades, las características de tu baño y tu presupuesto. Lo cierto es que no tienes que buscar un modelo demasiado caro para asegurarte de que haga un buen trabajo, así como tampoco tienes que buscar el menos costoso, ya que a veces los más baratos terminan siendo una pérdida de dinero porque no son de tan buena calidad.

A veces puedes encontrar modelos muy baratos pero de altísima calidad, así como puedes dar con alguno bastante caro y que deja muchísimo que desear. Así que, para que no te lleves más decepciones, hemos preparado la siguiente lista comparativa con 5 los mejores calefactores a gas para baño, eléctricos, de pared, de techo, infrarrojos, portátiles y más.

Basta simplemente con elegir el que más te guste, llevártelo a casa y comenzar a disfrutar de un baño siempre tibio y acogedor.

A continuación te presentamos los mejores calefactores de baño: 

1. Mini calefactor cerámico Sendowtek

De tamaño portátil

OFERTA
Mini Calefactor Cerámico - SENDOW...
68 Opiniones

Si buscáis un calefactor de tamaño pequeño que podáis usar durante el invierno sea en el baño, cuarto, sala o cualquier lugar de la casa sin que este ocupe demasiado espacio, entonces esta versión mini os hará flipar por lo conveniente, práctica y funcional que es.

Se trata de un calefactor cerámico capaz de llegar hasta temperaturas de 37°C y siendo la más baja 16°C, para que tengáis una gran variedad a escoger y podáis manteneros calientes, incluso en los días más fríos del año.

Posee una pantalla LED que os indicará el grado de temperatura en el que esté el equipo, además de contar con unos botones de uso intuitivo, que no resultarán en un problema ya que su utilización es sumamente sencilla.

Tiene apagado automático para evitar que el equipo se sobrecaliente y pueda causar accidentes indeseados.

2. Calefactor eléctrico Tristar KA-5039

Con termostato ajustable

OFERTA
Tristar KA-5039 - Calefactor eléctrico...
737 Opiniones

Si buscáis un modelo más asequible que los anteriores, podéis elegir este de Tristar, pero que no os confunda por su precio, ya que de calidad es increíble y será capaz de calentar durante los días más fríos de invierno e incluso refrescaros en verano gracias a su función de ventilador.

Este es un termostato ideal para habitaciones pequeñas, por lo que es perfecto para el baño, con dos modos para utilizar y a elegir entre 1000 y 2000 W. Su control manual es muy sencillo de manipular, con solo dar vuelta a su regulador de temperatura podréis ajustar este calefactor a vuestros requerimientos.

No debéis preocuparos porque el equipo llegue a recalentarse, ya que, como otros de la lista, posee un sistema de apagado automático que evitará al calefactor generar demasiado calor.

3. IWQ 181 AEG

Efectivo, versátil y conveniente

Te traemos un excelente calefactor de baño de 1800 W de potencia, que te puede dar una excelente fuente de calor durante los meses fríos como una opción suplementaria a tu calefacción central, por ejemplo. Viene equipado con 3 ajustes de calentamiento, un ángulo de ajuste de 0 a 30º para que dirijas mejor el calor, es a prueba de salpicaduras de agua y cuenta con barras de cuarzo que ayudan a disipar el calor rápida y efectivamente. Viene con soporte de pared, conexión fija, instrucciones de uso y un peso de apenas 1.55 kg.

4. iOCHOW DN1

Uno de los más seguros y versátiles

OFERTA
iOCHOW Calefactor DN1, Un Calefactor...
13 Opiniones

Estamos hablando de un modelo muy conveniente y cómodo porque es portátil, así que lo puedes usar en tu baño, la sala, la habitación o hasta la cocina. Otra de sus grandes ventajas es que viene con un sistema que ajusta la temperatura automáticamente para no sobrecalentar ninguna superficie o gastar más energía de la necesaria, que es un voltaje nominal de 240 V. También está hecho con plástico ABS de alta calidad para evitar quemaduras y accidentes y sistema de apagado automático si se cae o se voltea.

5. Mini Calefactor de Espacio Personal de Keynice

Rápido, seguro y confiable

Hablamos de un calefactor portátil que cuenta con una excelente ventaja frente a sus competidores: es capaz de oscilar a 90º como lo hacen muchos aires acondicionados de torre, con el objetivo de dar calor a un área más amplia del baño o, como es portátil, para cualquier lugar de la casa u oficina. También es un calefactor cerámico hecho con ABS y tiene dos modos, uno alto de 950 W y otro bajo de 450 W, tiene un consumo de energía bastante bajo y comienza a calentar en apenas 5 segundos.

6. Orbegozo Split SP 5026

Para frío y calor

OFERTA
Orbegozo SP 5026 – Calefactor de baño...
265 Opiniones

Disfruta de la comodidad que da este calefactor de baño con mando a distancia, de alta potencia gracias a sus 2000 W y con elementos calefactables de cerámica. También cuenta con temporizador de hasta 7.5 horas para tu comodidad y hasta tu seguridad durante las noches, 2 niveles de funcionamiento que te permiten ajustar el aparato a tu baño o, claro, a las condiciones ambientales del momento. Lo mejor de todo es que te sirve para cualquier momento porque también viene con función de aire acondicionado para cuando pasen los meses de frío.

7. Rowenta Comfort Compact SO232

Efectividad y comodidad

OFERTA
Rowenta Comfort Compact SO2320 -...
1.272 Opiniones

Este es otro calefactor de baño portátil y sin cables que sobresale por sus dos modos de funcionamiento, uno de 1000 W que es más silencioso y menos caliente, y el otro de 2000 W para darte un calentamiento óptimo. También tiene un excelente sistema de difusión del calor y la gran ventaja de que puede producir aire frío, así que te sirve para los meses calurosos del verano y primavera. Igualmente, incluye termostato regulable con un dispositivo anti heladas y una muy cómoda asa para facilitar su transporte por toda la casa o hasta la oficina.

¿Cómo funciona un calefactor de baño?

Los calefactores de baño funcionan de manera bastante sencilla pero vale la pena quemejor-calefactor-de-baño conozcas exactamente cómo es para que sepas bien qué comprar. Básicamente, un calefactor de baño cuenta con un elemento que se calienta, el motor y un ventilador que se encarga de capturar parte de la humedad de un baño y esparcir aire caliente a través del mismo, incluso puede servir para secar las toallas de un toallero.

Bien, más a fondo, te explicamos que, al encender el motor, este comienza a funcionar y hace que el ventilador gire. Al mismo tiempo, el elemento caliente va subiendo de temperatura y el ventilador se encarga de mover todo ese aire en el baño. Otro punto a tener en cuenta es el poder del motor, que se mide en pies cúbicos por minuto. Mientras más alta es esta cantidad, mayor capacidad tiene el motor para calentar espacios de mayores dimensiones.

La gran ventaja de todo esto, aparte de que vas a poder calentar el baño para estar más cómodo en los meses de invierno, es que acabas con el exceso de agua en el ambiente que daña las paredes y las tuberías.

Tipos de calefactores de baño

A pesar de que suelen funcionar de la misma manera, hay varios tipos diferentes de ventiladores y es importante que sepas cuáles son y cuál te conviene más para lo que tú necesitas. Hay calefactores de pared, portátiles, sin cables, de techo y más.

Portátiles

Si solo quieres un calefactor para el invierno, para momentos específicos o si estás en una habitación rentada y no quieres mandar a instalar un calefactor más elaborado, puedes contar con uno de estos convenientes y versátiles modelos. Por lo general se deben conectar directamente al tomacorriente y algunos de estos pueden ser poco silenciosos.

Aunque claramente tienen la ventaja de que puedes cambiarlos de cuarto en cuarto según lo que necesites.

Con ventilador y extractor

Como la humedad abunda en los baños, sobre todo mientras tomas la ducha o un baño en la bañera. Esto puede ser terrible para las paredes y las tuberías internas, así que un modelo que combine ventilador y extractor sería ideal. Así podrás sacar todo el aire húmedo del baño e introducir aire a altas temperaturas.

De pared

Estos son simplemente los calefactores empotrables que se instalan en la pared del baño y también vienen en varios tipos. La cuestión es escoger uno que sea seguro para tu baño y que sea fácil de instalar. Te darás cuenta de que son excelentes para calentar baños y habitaciones pequeñas.

Para el techo

Son la variante ideal para quienes buscan una solución permanente de calefacción. La verdad es que son muy convenientes porque casi ni se pueden obstruir, es super fácil conseguir el espacio perfecto para instalarlos y porque son muy seguros, ya que es prácticamente imposible que entren en contacto con agua.

Factores a considerar antes de comprar el mejor calefactor de baño

Al adquirir un calefactor de baño, estás haciendo una compra que dura por un buen tiempo, así que es mejor que busques un modelo que te dure varios años. Es que es muy fácil terminar comprando uno que, aunque es de muy buena calidad, no es lo suficientemente potente para tu baño. Así que presta atención, que te traemos los mejores tips para que te asegures de llevarte el mejor del mercado.

El costo de usarlo

Aparte de gastar en comprar uno de estos aparatos, que puede haber unos asequibles y otros no tantos, tienes que pensar también en las facturas de electricidad, así que es mejor que busques uno de bajo consumo que te ayude a ahorrar energía. Para saberlo, revisa que tenga opciones de ahorro de energía y que tenga una menor salida de vatios.

A veces te conviene más usar un modelo más costoso que tenga muy poco consumo de energía.

Capacidad de calentamiento

Si necesitas calentar un baño muy grande, necesitas un modelo que tenga alta capacidad, así que presta especial atención a las especificaciones del producto, donde encontrarás el voltaje, potencia y cuánto aire es capaz de producir. Por lo general, los más potentes suelen ser los menos económicos.

Tamaño del baño

Ten pendiente los metros cuadrados que tiene tu baño para saber cuánta potencia y capacidad necesitas en tu calefactor. Un baño pequeño suele necesitar de un calefactor de poco tamaño y sin tanta potencia. Al mismo tiempo, es importante saber las dimensiones para decidir el tipo de calefactor, ya que no todos los tipos sirven para cualquier baño.

Tipo de calentador de baño

Como te mencionamos antes, existen varios tipos y cada uno funciona para cosas diferentes. También podemos aclarar que, si estás remodelando o renovando tu baño, es un excelente momento para instalar un calefactor eléctrico de pared o mural. Incluso te pueden funcionar bien para baños pequeños. Igualmente, hay modelos que incluyen características adicionales como la capacidad para transformar tu baño en una especie de spa, mandos a distancia para mayor comodidad y buenas funciones de seguridad, sobre las cuales hablaremos a continuación.

Características de seguridad

La seguridad es algo fundamental en cualquier aparato eléctrico que compras para un espacio tan lleno de agua como lo es un baño. Así que debe tener resistencia al agua y otras características como protección contra sobrecalentamiento una vez que ya se ha alcanzado la temperatura deseada.

Por otra parte, los calefactores portátiles deberían venir con un interruptor para que el aparato se apague automáticamente si se llegase a caer o si se voltea.

Funciones adicionales

Existen otras características que solo los mejores y más costosos modelos incluyen, así como las mejores marcas. Por ejemplo, los calefactores pueden venir con temporizador automático, reloj digital y hasta el ventilador para sacar la humedad excedente del baño. Aquí también podríamos incluir el diseño, ya que los modelos más sencillos suelen ser bastante tradicionales y con diseños y formas a las que ya estás acostumbrado, mientras que los mejores incluyen diseños más atrevidos y modernos.

¿Cómo y dónde se puede instalar uno?

Cuando compras un calefactor tienes que saber exactamente dónde se instala y cómo. Es que cuando son modelos de pared suelen venir con mecanismos de abrazaderas o para empotrar de manera permanente en tu pared. En caso de ser uno con abrazaderas, tienes que asegurarte de contar con área suficiente en tu pared, puesto que estos sobresalen y ocupan espacio.

En el caso de los modelos que incluyen ventilador y extractor, hay que tomar en cuenta un par de cosas más, como el espacio y lugar para colocar el escape y lograr que salga el exceso de humedad. Y si lo vas a instalar en el techo, el ducto debe ir en una dirección que salga del baño y que tenga electricidad. También hay otra opción, que son los modelos radiantes. Estos calefactores no son visibles, sino que se instalan en el piso, a una distancia sensata del sistema de drenaje pero igualmente tienen la capacidad para mantener tu baño caliente.

Ahora bien, instalar un calefactor de baño puede ser bastante sencillo y hasta lo puedes hacer tú mismo. Lo primero es quitar la electricidad en el baño y seguir un par de instrucciones sencillas:

Haz los agujeros:

Vas a tener que hacer agujeros en el baño, bien sea la pared o el techo. Ubícalo en el sitio donde lo quieres instalar, marca los puntos de instalación y usa el taladro correcto para abrir los agujeros.

Haz la conexión eléctrica:

Esto podría ser un poco más complicado que montar el calefactor pero se puede hacer con las herramientas necesarias. Solo tienes que asegurarte de darle el voltaje de entada que necesita y hacer las conexiones necesarias. De todas formas, si en este paso necesitas ayuda, es recomendable llamar a un electricista.