mejor-tv-de-32-pulgadas

Los 5 Mejores TVs de 32 Pulgadas Para Imágenes Nítidas, Asombrosas y Más Vivas

Si disfrutas de una noche de películas en casa o eres amante de los videojuegos o de ver los eventos deportivos en casa, lo que tú necesitas es el mejor TV 32 pulgadas. Y, a decir verdad, no es que alguien quiera ver una televisión que carezca de calidad de imagen o de sonido. Mereces disfrutar de un equipo de óptimo rendimiento para disfrutar de tu momento de entretenimiento.

Lo que también es cierto es que, en la actualidad, el mundo de los televisores está mejorando cada día, con modelos ultra delgados  y ultra HD y en esa misma medida se está volviendo más confuso y complicado para seres comunes, no especializados, a la hora de decidir comprar un nuevo modelo para equipar tu espacio.

Hay demasiados modelos en el mercado. No obstante, hay que tener en mente que la pantalla siempre va a ser un factor determinante en esta elección, ella con todos los detalles técnicos que implica, así como el número y los tipos de puertos que tenga y las funcionalidades añadidas que hagan que las posibilidades de diversión y disfrute aumenten.



¿Cuál es el mejor TV 32 pulgadas?

No hablamos de convertirte en un experto o en un especialista de la tecnología para

poder conseguir el mejor modelo. No obstante, siempre es necesario contar con información clara sobre estos modelos de antemano y poner en la mesa todas las necesidades que esperamos satisfacer con el producto.

Por fortuna, este artículo completo está lleno de información sustancial e interesante sobre estos aparatos e incluye la mejor lista comparativa con los mejores modelos que puedes conseguir al mejor precio.

A continuación te presentamos los mejores TVs de 32 pulgadas:

1. Hitachi 32HBC01 32″ HD ready LED TV

La marca japonesa Hitachi ofrece este modelo LED con capacidad HD y relación de aspecto de 16:9, así como calidad de imagen de 4000:1. Tiene un bonito, sencillo y elegante diseño en negro con partes lisas y además ofrece un eficiente consumo de energía de 59 kilovatios por hora.

Tiene modo hotel, viene con USB grabador y 2 puertos HDMI para PS4, PC o cualquier otro dispositivo compatible con la tecnología. A pesar de no ser el menos costoso, tiene muy buena calidad y ofrece una calidad de audio bastante decente.

 2. Toshiba 32E2533DG Televisor LCD 80cm

Un modelo confiable

Este modelo de 32 pulgadas es excelente por su tecnología LCD FWXGA, la cual ofrece una alta calidad de imagen. Su relación de aspecto es de 16:9 y además tienen una velocidad de refrescamiento de 100 Hz.

Aparte de eso, viene equipado con entrada USB para tus artículos electrónicos o memorias flash, consume poca energía con un consumo anual de 47 kWh y tiene una resolución de pantalla de 1366 x 768 pixeles. Viene con su soporte de sobremesa, 2 entradas HDMI y audio Dolby Digital Plus. Tiene un diseño sencillo y pesa tan solo 6 kg pero no viene con WiFi.

3. Samsung LT32E310EW

Todos los consumidores lo buscan

Si existe una marca con renombre mundial en prácticamente cualquier equipo de electrónica, esa es Samsung. Por eso es que este modelo es ampliamente recomendado.

Estamos hablando de una pantalla LED de 31.5”, resolución de 1920×1080 pixeles y hasta 16.7 millones de colores. Aparte de eso, como los demás televisores de este estilo, también tienen la base removible para poder colgarlos en la pared.

También funciona como monitor para PC, tiene ángulo de visión de 178º vertical y horizontal e incluso viene equipado con un modo de portes que divide la pantalla en 9 partes y permite hacer zoom en algún detalle. Es económico, viene con dos puertos HDMI y procesador Intel pero no se conecta a internet.

4. Hisense H32M2600 Smart TV

Excelente calidad y buen precio

Si buscas buena calidad por un precio bajo y asequible, entonces estás en el lugar adecuado, aunque más adelante conversaremos sobre el modelo menos costoso de nuestra lista.

En este caso estamos hablando de un buen televisor LED HD que además viene con WiFi así que es Smart TV. Emplea la nueva interfaz de Hisense, conocida como VIDAA, la cual es sencilla, fácil de usar y con una buena cantidad de aplicaciones disponibles.

Aparte de eso, permite utilizar los programas típicos de este tipo de televisor, como Netflix, Wuaki, YouTube y más. Tiene un buen procesador Quad Core, no es 3D, incluye 2 puertos HDMI, pesa apenas 5.8 kg y tiene rapidez de frecuencia de 200 Hz.

5. LG 32LH510B

Para quienes buscan ahorrar más

Estamos hablando del modelo más económico, con un buen procesador Triple XD-Engine y un consumo de energía bastante bajo con eficiencia energética A+. También incluye un buen menú llamado Picture Wizard III que permite configurar los ajustes del televisor como el nivel de brillo, colores, contraste, así como la función Virtual Surround Plus para darte un audio de buena calidad.

Su diseño es muy elegante con partes metálicas en color plateado, viene equipado con la función Clear Voice que ayuda a separar las voces adecuadamente para escuchar con claridad todo lo que sale de los altavoces e incluye puertos HDMI y USB.




Tipos de TV y la jerga explicada: LCD, LED LCD, OLED

mejor-tv-de-32-pulgadas
TV de 32 Pulgadas

Principalmente hay dos modelos de televisión disponibles en el mercado y son LCD y OLED. Lo demás son accesorios que pueden agregarse y potenciar tu experiencia con tu televisor.

A menos de que el precio no sea un problema para ti y no escatimes en gastos en esta compra, lo más probable es que prefieras irte por la opción de comprar un televisor LCD. Hay modelos que vienen con USB grabador, doble sintonizador, tecnología 3D, etc.

Modelos de LED y LCD

La mayoría de los modelos de televisor que vemos hoy en día son LED LCD, que no son más que sistemas HD y ultra HD que utilizan diodos emisores de luz para iluminar la pantalla. Una característica importante de este modelo y por lo cual empezaron a popularizarse con rapidez es que pueden ser ultra delgados. Otro punto favor de este tipo de televisor es que se puede encontrar en una amplia diversidad de modelos que varían de precios, tamaños y características

Este sistema inteligente permite que varios de estos televisores tengan la capacidad de iluminar dinámicamente porciones específicas de la pantalla, mientras que atenúan otras partes. Esto para representar mejor una mezcla de áreas claras y oscuras en una escena, acción a la que se le conoce como atenuación activa o atenuación local.

Aparte de eso, tiene los diodos directamente detrás de la pantalla, en una cuadrícula de espacios o zonas específicas que pueden iluminarse u oscurecerse individualmente. Gracias a esta disposición se logra que la luz de fondo sea más precisa, esto, al mismo tiempo, permite una imagen más detallada con respecto al contraste.

Por su parte, la retroiluminación completa en un principio estuvo reservada a modelos de gama alta pero actualmente es una característica que se está volviendo más común en los modelos más económicos.

También incluyen una tecnología de puntos cuánticos, que sea hace cada vez más común. Esta es estimulada por los requisitos de HDR para producir una amplia gama de colores y más brillo. Una pantalla LCD que utiliza puntos cuánticos básicamente tiene otra capa, o añadido «carril», de nanocristales de diferentes tamaños que se encienden cuando la luz LED les golpea. El resultado es un espectro de color más amplio y un mayor luz.

Estas tres tecnologías señaladas son realmente útiles porque unidas le proporcionan a tu televisor pantallas brillantes visibles, sin importar si os encontráis en una habitación en la que inciden ampliamente los rayos del sol y una calidad de imagen que va mejorando continuamente.

Televisores OLED

Este tipo de televisores ofrece una mejor calidad de imagen de televisión, colores verdaderamente intensos, negros más profundos y mejor contraste y detalle de sombra que sus principales contrincantes, los televisores LCD, porque en lugar de una luz de fondo, los OLED utilizan una capa de diodos orgánicos, controlados a nivel de píxeles. Además, es capaz de conservar la buena calidad de la imagen incluso si la estás viendo desde un lado.

Esta es una tecnología bastante nueva en el mercado y cada vez son más las marcas que la están incluyendo en sus nuevos modelos. La mayoría de los nuevos modelos tienen resolución Ultra HD 4K pero algunos modelos full HD OLED más baratos aún están por debajo.

Los precios son realmente alarmantes frente a los modelos de juegos LED y LCD. Aquí la gran resolución y calidad se paga y se paga caro. Otra cosa que debes tener en cuenta es que hay muchas marcas con modelos que implementan otro tipo de tecnologías e incluyen entre sus etiquetas las siglas «QLED» que han venido siendo muy confundidas con OLED. Lo mejor es estar claros con esto para no tener falsas expectativas porque, por lo general, se suele trata solamente de televisores de puntos cuánticos.

Pantallas Curvas: No Necesario

Asimismo, encontramos otra innovación tecnológica que está acaparando a los usuarios de televisores digitales y que últmamanete se está incluyendo también en dispositivos móviles como teléfonos inteligentes. Hablamos de la pantalla curva que están siendo integradas en los televisores de 4K e incluso modelos de estos vienen sin marco. Según los fabricantes, esta nueva propuesta hace que la experiencia de ver televisión sea más óptima porque hace que el televidente se sienta inmerso dentro de lo que sucede en las pantallas.

Esta opinión puede o no ser compartida por usuarios y expertos en el tema tecnológico. No obstante, la inclusión de las pantallas curvas no tiene ninguna ventaja técnica sobre el televisor y las otras tecnologías empleadas, sino que, por el contario, más bien se han concentrado algunas desventajas.

Por un lado, el aspecto ligeramente curvado distorsiona la imagen y reduce los ángulos de visión laterales disponibles, limitando así la mejor vista a unas pocas personas sentadas en un estrecho punto central. Los modelos de LED también tienen menos probabilidades de producir un brillo uniforme a través de la pantalla. Todo esto puede, incluso, hacer que el espectador experimente una fatiga mientras están frente a la televisión curva.

Con todos estos elementos, pruebas previas y consideraciones de expertos y usuarios, queda en evidencia que los televisores curvos no son más que un artículo de moda que incluye un costo extra sin ofrecer o generar ningún beneficio real en cuanto a la calidad de la imagen y la experiencia total del espectador.

Smart TVs: la mayoría ya son

Hay una gran variedad de televisores con WiFi que permite conectarse con los servicios que se encuentran en internet como YouTube o Netflix, streaming de videos o incluso la ejecución de de juegos, descarga de películas y series o incluso Facebook.

La mayoría de las marcas ofrecen esta opción y la indican con una etiqueta que dice “Smart TV” pero lo mejor es que compruebes por ti mismo que el televisor que estás a punto de comprar te ofrece o las opciones que deseas. Aunque, sinceramente, es mucho más complicado conseguir uno que no sea inteligente porque la capacidad inteligente se está convirtiendo en una característica estándar en los televisores, incluso Google también ha lanzado su Android TV.

¿Por qué deberías comprar un nuevo televisor LED de 32 pulgadas?

Un caso común en las personas al buscar su nuevo televisor es enfocarse en el tamaño. Esto obedece a la idea de que mientras más grande, mejor. Y es así como los estantes de las tiendas se llenan de modelos de 50, 60 y 70 pulgadas principalmente. Pero la verdad es que no todo el mundo cuenta siempre con un gran espacio en el que pueda colocar estos televisores de tamaños monstruosos.

Un televisor más pequeño, de 32 pulgadas, por ejemplo, puede ofrecerte una excelente calidad de imagen, funciones y herramientas integradas muy útiles, con el gran punto a su favor de que puede encajar perfectamente en cualquier habitación pequeña u otro espacio de la casa de una manera más discreta sin ser demasiado invasivo para la decoración del espacio.

Por otro lado, en cuanto al coste, realmente le tienen la guerra ganada a modelos mucho más grandes de esta misma categoría, lo que es un alivio para los ahorros y las finanzas.

¿Cómo elegir el mejor televisor LED de 32 pulgadas?

Si bien ya hemos hablado de que las medidas y el ahorro que supone, en general, es ya una gran ganancia, no hay porqué descuidar aspectos técnicos que son buenos tomar en cuenta para realmente contar con un producto que represente realmente un ganar y ganar.

Resolución de la pantalla:

esta es una de las cosas que hay que dejar en claro con respecto a este tamaño de televisores para que no te vayas a crear falsas expectativas o tengas oportunidades de ajustarlas al escenario real. Y es que estos modelos estarán limitados a HD. La 4K está reservada a modelos mucho más grandes y mucho más costosos.

Frecuencia de actualización:

para explicar este punto, es necesario saber que la medida de la frecuencia con la que se actualiza la pantalla se mide en hertz. En este sentido, una velocidad de rápida de actualización vendría siendo unos 120 Hz.

Esta velocidad es la mejor para la visualización de imágenes en movimiento como de juegos deportivos y videojuegos en los que los sujetos se mueven rápidamente. Siendo esta la velocidad deseable, es recomendable alejarse de modelos que ofrezcan una velocidad de 60 herzios o menos.

Funcionalidad de TV Inteligente:

esta característica no se limpita a los modelos de gran tamaño, está integrada, en la actualidad, en casi todo los tamaños. Un modelo de 32 pulgadas fácilmente puede ser un televisor inteligente. Lo que significa que cuenta con tecnología Wi-Fi o puertos Ethernet integrados en ellos, lo que permite una conexión a internet, aunque ya estas cosas dependen del fabricante y la interfaz que ofrece.

Puertos:

que el modelo tenga puertos integrados será aún más importante si el propósito principal es que sea un televisor de juegos. En caso de que así sea, necesitarás muchos puertos para conectar sistemas de juegos. Por lo que tener múltiples puertos HDMI es la clave para asegurar que todos sus dispositivos puedan conectarse al mismo tiempo, para PC, para PS4 y otras consolas de videojuego.

Errores a evitar

Colocar la TV en una habitación de las medidas incorrectas

Un televisor que sea demasiado grande para el espacio que has pensado para él, será un problema porque limitará el espacio disponible para andar de los espectadores, será muy abrumador y probablemente puede que ni siquiera quepa. Un televisor de 32 pulgadas funcionará bien en una pequeña habitación, más aún en el caso de que te apetezca ver un partido o jugar un videojuego cerca del televisor.

Niveles de contraste fuertes

Precisamente en el caso de que desees estar cerca de la pantalla para ver los partidos de futbol o para jugar videojuegos, serás más capaz de notar los problemas con el contraste más fácil. Por lo que probablemente desearás que la diferencia entre los blancos y los negros sea lo más clara posible.

Preocuparse por la resolución 1080p HD

No te preocupes demasiado por comprar un modelo 1080p HD, ya que las diferencias con 720p o 1080p son casi nulas e imperceptibles en este tipo de pantallas. Lo bueno es que hay muchos televisores de 720 más asequibles que son capaces de ofrecer calidad de 1920×1080 si un programa de ese tipo está en pantalla.

¿En qué más debes pensar?

Es bueno tener ideas claras cuando se va a proceder a comprar cualquier aparato. Con ideas claras nos referimos no sólo a las expectativas que tienes con el producto sino también tener un entendimiento y conocimiento al menos básico de lo que este artefacto significa, sus beneficios y desventajas.

Y en la búsqueda y compra de televisores de pantalla plana modernos no es la excepción. Puede que hace mucho que no compres televisores pero es importante refrescar la información en tanto que muchas cosas han cambiado desde ese momento hasta entonces.

Toda esta información técnica pero sencilla que te aportamos en este artículo es bueno tomarla con la seriedad del caso e internalizarla lo suficiente como para hacer la compra ideal. Debes saber que, a pesar de que sigas rechazando inicialmente la ideal de comprar un modelo más pequeño del que seguramente tenías en mente, seguramente te sorprenderás de los excelentes precios que puede encontrar y todo lo que un modelo de medidas tan reducidas frente a otros puede ofrecerte.

Si el televisor te funciona muy bien ofrece una grata experiencia, no es necesario gastar tanto dinero que a veces puede ser una verdadera fortuna en un aparato que el único valor añadido que va a tener es la extravagancia.

Busca una barra de sonido

Hasta cuando adquieres un modelo muy costoso y de máxima calidad, el sonido puede resultar muy deficiente y esto es una consecuencia del diseño esbelto, ultra delgado, de paneles planos en los que no hay suficiente espacio para altavoces grandes que puedan realmente generar un sonido completo y rico.

Aunque puedes optar por utilizar audífonos, no es la idea principal cuando quieres compartir con amigos y familia. Por otro lado, existe también la posibilidad de agregar un sistema de sonido envolvente pero es probable que encuentres dificultades técnicas para organizarlo e incluirlo a tu televisor. En este escenario, lo que realmente parece conveniente para los amantes de las películas en casa y los eventos deportivos es la adición de una sencilla y conveniente barra de sonido.

Estas barras son ideales porque son uno de los sistemas de audio que ofrecen una muy buena calidad a un precio bajo frente a su competencia, además de tener un cómodo y compacto tamaño y ofrecer la oportunidad de configurarse en segundos.

Además, te vas a encontrar con la oportunidad de escoger entre una variedad de modelos el que se ajuste a lo que necesitas. Por ejemplo, los modelos más nuevos son lo suficientemente delgados como para caber bajo un soporte de TV sin bloquear la parte inferior de la imagen.

La mayoría también se puede montar debajo de un televisor de pared. Varias compañías también ofrecen cajas de sonido o soportes que pueden deslizarse bajo un conjunto.

Garantías extendidas: ahorra tu dinero

Nunca busques una garantía extendida, ya que por ella te quieren cobrar más dinero y en realidad no son necesarias. Te explicamos el por qué. Esto se debe a que los componentes de los televisores son bastante resistentes y duraderos, así que cualquier fallo en alguno de ellos va a hacerse evidente en poco tiempo.

Una vez que detectas el fallo, podrás aprovechar la garantía de la tienda donde compraste el televisor para devolverlo. Además de esto, te recomendamos buscar garantías de solamente un año por ese mismo motivo.