mejor-aceite-de-vitamina-E

Los 4 Mejores Aceites de Vitamina E Que Os Dejarán La Piel Lozana

OFERTAEl más vendido No. 1
Naissance Vitamina E Natural - Aceite -...
85 Opiniones

El paso de los años y la adquisición de malos hábitos de salud, como fumar o no cuidaros adecuadamente del sol, maltratan irremediablemente vuestra piel y aparecen las imperfecciones, más aún si sois de piel sensible o muy blanca, en esos casos el mejor aceite de vitamina E pudiera resultaros de mucha utilidad.

Usarlo suele ser un aliado incondicional para la piel, os ayuda a regenerar vuestros tejidos conectivos, estimular la producción de colágeno, quitar la aspereza de la piel haciéndola más elástica a la par que os proporciona elementos rejuvenecedores.

Este grupo vitamínico os ayuda con el acné, suaviza las estrías que os ha dejado el sobrepeso o que salieron durante el embarazo y también es una gran solución para las manchas que aparecen con el sol.

Si los combináis con otros productos como aceite de coco y aceite de pescado podéis suavizar la mezcla para que sea más absorbente y humectante en vuestro cuerpo.

Esta vitamina podéis consumirla en los alimentos, pero si además tenéis alguna deficiencia siempre es aconsejable tomar las cápsulas, tabletas, pastillas u optar por su forma líquida como aliado cosmético.

Antes de comprar, debéis saber con claridad que esperáis del producto de forma que podáis elegir el más asequible y se ajuste a vuestras necesidades.

¿Cuál es el mejor aceite de vitamina E?

Si no estáis familiarizados con el producto lo mejor es buscar en las tiendas físicas y virtuales. Mercadona puede ser una buena opción o visitar las páginas de ventas on line para que observéis las variedades que hay en el mercado.

Es útil también que hagáis comparativas entre productos, la marca no es realmente muy esencial, pero hay algunos más conocidos que otros.

Nosotros hemos hecho un test de lo disponible y, a forma de guía, hemos elaborado esta pequeña lista de sugerencias donde encontraréis los que, consideramos, son los mejores:

A continuación te presentamos los mejores aceites de vitamina E: 

1. Aceite de vitamina Sundown Naturals 70000 IU

Completamente natural

Esta presentación os ofrece 70.000 IU de aceite, ideal para cuidar la dermis y también para ojeras porque os ayuda a desparecer manchas y las molestas bolsas que hay bajo los ojos.

Tiene elevado precio, pero es un producto cosmético de muy buena calidad y viene en forma sintética. Si estáis buscando un aceite fuerte para el cuidado de vuestra piel, este es uno de los más recomendados.

2. 100% Aceite Vitamina E Natural Eden’s semilla

Protección antioxidante

Comercializado con una mezcla de aceite orgánico de rosa mosqueta y de jojoba, este producto completamente natural es absorbente, actúa rápidamente y es de fácil aplicación en todo vuestro cuerpo.

Su uso está indicado para el cabello y también mejora algunas imperfecciones restaurando vuestra piel. Es ideal para arrugas y otros signos de la edad.

Es económico, tiene ingredientes que combaten el paso de los años, presenta efectos nutritivos y está elaborado con ingredientes clínicamente testados.

3. Aceite Vitamina E natural Jason 5,000 I.U

Con cinco aceites esenciales

Si queréis un buen aceite puro de vitamina E a un precio bajo, definitivamente deberéis considerar esta opción.  Es un buen humectante, rico en antioxidantes y funciona como lubricante de vuestra piel.

Con medida de 5.000 IU, el producto viene además con otros aceites esenciales que le proporcionan un agradable aroma.

Si tenéis pieles sensibles, podéis usarlo sin problemas directamente sobre la piel reseca o, si tenéis piel grasa, vertiendo unas gotas en vuestra loción favorita.

4. Aceite Vitamina E Natural 100ml Naissance

Contra rayos UV

Usado comúnmente como tratamiento tópico para las estrías, cutículas y también para las pestañas, este producto puede hacer maravillas en vuestra piel, más aún si combina con otros componentes, hacerlo con aloe vera es lo más común

Este es el menos costoso de la lista y en opinión de quienes ya lo han usado, es un producto indispensable para el cuidado de la piel. Después del afeitado va de perlas para los caballeros, para calmar posibles irritaciones en el área dela barba.

Cómo utilizar el aceite de vitamina E

mejor-aceite-de-vitamina-E
Aceite de Vitamina E

Podéis encontrar este aceite en infinidad de productos cosméticos, cremas, lociones, protectores solares y lo usáis dependiendo del resultado que queráis obtener:

Prevenir arrugas:

Con el paso de los años, irremediablemente los radicales libres van deteriorando y maltratando vuestra dermis y causándoles esas grietas flácidas que son las arrugas, esto puede ser antes de la vejez si tenéis una piel muy sensible o si estáis constantemente abusando del alcohol y el cigarrillo.

Si usáis este aceite, sus propiedades bloquearán los radicales libres, aumentando la producción de colágeno y la elasticidad de vuestro tejido conectivo, además regenera y ayuda a crecer las células de vuestra piel.

Contra las manchas marrones:

Otro signo de los años son las molestas manchas marrones que aparecen en vuestra piel, y que, otra vez, tienen que ver con la actuación de radicales libres y con problemas del hígado. Si aplicáis tópicamente estas manchas se aligeran a la par que suavizáis vuestra piel lubricando las membranas celulares y alentando la regeneración celular.

Regenera las cutículas:

Si tenéis cutículas secas agrietadas, podéis rehidratarlas o suavizarlas aplicando en la parte afectada algunas gotas de aceite. Es un tratamiento muy eficaz.

Piel áspera:

Aunque este aceite en su estado puro se desaconseja como crema hidratante diaria debido a su grosor y consistencia pegajosa, si lo mezcláis, por ejemplo, con aceite de oliva podéis aplicároslo para regenerar vuestra piel y hacerla más suave.

La vitamina E proporciona humedad y antioxidantes, mientras que el aceite de oliva os dará ácido oleico, que hace la piel más permeable y capaz de mantener la humedad necesaria para que siempre la tengáis suave y sana.

Labios secos:

No os encontraréis con una cosa más desagradable que los labios partidos y doloridos por causa de la resequedad, sobre todo con los cambios de estaciones, pues la llegada del frío invierno puede llegar a hacer verdaderos estragos en vuestros labios. Así como os ayuda con la piel reseca y áspera, hace lo mismo con vuestros labios.

Otros beneficios de la vitamina E

Desde hace años, las investigaciones apuntan a que este aceite genera propiedades y sustancias capaces de contrarrestar o prevenir una serie de enfermedades, algunas son realidades en estudio, pero os encontraréis con que otras son simplemente mitos, aquí os explicaremos algunas:

Protección del corazón:

Algunos estudios destacan que las personas con altos niveles de vitamina E pueden tener menor riesgo de padecer alguna enfermedad del corazón, no obstante, otros estudios apuntan a que esta teoría no es tan ajustada a la realidad como pensabais y destacan que después de años consumiendo suplementos de vitamina E no fue hallado ningún beneficio cardiovascular adicional, por lo que algunos científicos tienden a considerar esta idea, más bien, como un mito.

Cáncer:

El cáncer se ha convertido en una enfermedad tan difícil que, a veces, los incautos más desesperados recurren a lo que sea que tal vez pueda darles algo de mejoría, pero no os engañéis, no hay nada que la vitamina E pueda hacer a favor del cáncer, de hecho, estudios en más de 35000 hombres que consumieron suplementos de vitamina E revelaron que éste no aporta nada en la reducción de riesgos de enfermar de cáncer.

Cura de la Piel:

La vitamina E no “cura” la piel en términos de hacer desaparecer cortadas o cicatrizar heridas. Tiene propiedades que os ayudan a la regeneración de vuestra piel proporcionándoos mayor elasticidad y colágeno.

Natural Vs. Sintético

Los estudios indican que quienes consuman vitamina E sintética tendréis que consumirla al menos tres veces la misma cantidad de lo que consumiríais de la natural para que os ofrezca los mismos resultados, también se acumula en la piel en niveles significativamente menos altos y se excreta del cuerpo más rápido que la natural.

La vitamina E en su forma natural es marcadamente superior que su equivalente sintético, así que, obviamente la vitamina natural os resulta, a todas luces, mucho mejor.

La veréis de forma natural como d-alfa tocoferol que tiene un solo isómero, d-alfa tocoferil succinato o d-alfa tocoferil acetato, mientras que las formas sintéticas de esta vitamina se listan con el prefijo dl y tienen 8 isómeros con diferentes disposiciones moleculares, uno sólo de éstos es la vitamina E natural, los otros siete son significativamente menos potentes que la vitamina E natural.

Vitamina E Vs. Vitamina E Esteres

Podéis conseguir vitamina E en aceites como un éster, tal como acetato de tocoferilo y succinato de tocoferilo, lo cual aumenta la estabilidad y vida útil de ola vitamina, sin embargo, los ésteres de vitamina E deben ser convertidos en vitamina E normal en la piel antes de que puedan arrojaros algún efecto. Obtendréis resultados más fiables en casos de que elijáis un aceite con alfa-tocoferol en lugar de uno de los ésteres.

Otras formas de vitamina E

Según los organismos especializados, la alfa-tocoferol es la vitamina E reconocida para satisfacer necesidades humanas, no obstante, aparte de esta os encontraréis con muchas otras que incluyen beta-tocoferol, gamma-tocoferol, delta-tocoferol, alfa-tocotrienol, beta-tocotrienol, gamma-tocotrienol y delta-tocotrienol.

¿Cápsulas, tabletas o aceites?

Existen en el mercado tanta variedad de suplementos con vitamina E que puede resultaros un verdadero dolor de cabeza tomar la decisión acerca de una en particular.

No obstante, no todos son para el gusto general o las mismas necesidades así, queriendo o no, tenéis que hacer la elección adecuada.

Los comprimidos, por ejemplo, se os muestran como una opción sencilla y muy rentable, sin embargo, para algunas personas pueden resultar muy difíciles de tragar, sobre esta variedad también encontraréis los geles blandos, los aceites o las cápsulas, sin embargo estos os parecerán más costosos, además, su vida útil es más corta, además, los geles se desaconsejan para los vegetarianos, ya que tienen elementos de animales.

Si tomáis medicamentos, lo más recomendable es que consultéis con vuestro doctor.

¿Qué pasa con la vitamina E de los alimentos?

Antes de recurrir a los suplementos, lo ideal es que podáis consumir alimentos ricos en vitamina E, como es lógico, los suplementos, aunque hacen su trabajo, nunca serán tan buenos como obtener la vitamina directamente de los alimentos que son ricos en antioxidantes y os ayudan a prevenir enfermedades como el cáncer,

Lo que os recomendamos es que cumplan una dieta balanceada con alimentos ricos en vitamina E y, para cubrir alguna deficiencia, completéis con los suplementos multivitamínicos.

¿Qué dosis es apropiada?

Si ya estáis en la edad adulta, necesitáis al menos unos 15 miligramos de vitamina E a diario, esta cantidad tiende a incrementar si sois mujeres y estáis en período de lactancia, en cuyo caso deben consumirse no menos de 19 miligramos diarios, esta es la recomendación de los expertos sin importar la forma o presentación de la vitamina E.

La ingesta superior tolerable diariamente de este grupo vitamínico es de 1.000 miligramos en el caso de los adultos, más de eso al día debéis evitarlo a toda costa.

Vitamina E soluble en agua

Podéis encontrar suplementos de vitamina E solubles en agua ya que este grupo vitamínico es, por naturaleza, liposoluble.

Personas con fibrosis quística, la enfermedad de Crohn o quienes tienen dificultades para absorber la grasa puede hacer uso de esta forma de suplemento de vitamina E. Los conseguiréis como tocoferol polietilenglicol-1000 succinato.

Complementando con vitamina E

Como ya os hemos dicho, la mejor idea, en principio, para que tengáis forma de satisfacer vuestras necesidades de vitamina E es comer alimentos que tengan esta vitamina entre sus propiedades, completando las deficiencias con los suplementos vitamínicos.

Si notáis que no absorbéis la vitamina de forma adecuada, debéis acudir a vuestro médico y consultar cuál os resultaría más adecuado a vuestras necesidades.

 

[ratings]