Los 7 Mejores Anemómetros Digitales Para Medir La Velocidad del Viento

Cuando se trata de predecir el clima aparte de la temperatura y el nivel de nubosidad otro dato importante es la velocidad del viento, la cual para calcularla se necesita el mejor anemómetro digital portátil un dispositivo indispensable en la estaciones meteorológicas.

El viento no se puede ver, sin embargo se puede sentir, pero aún así sin un dispositivo como el anemómetro es difícil estimar las velocidades de las corrientes de aire y considerando que éste es un dato que podría representar alertas de seguridad lo mejor es que sea ultrapreciso.

Poca gente tiene un conocimiento detallado sobre estos dispositivo, y es normal que tengan dudas a la hora de elegir el más conveniente, por lo que acá hemos preparado un guía de compra para que conozcas a profundidad las características de los aparatos y además para agilizarte el tiempo hemos hecho una selección de las mejores unidades que luego de nuestro análisis se destacaron como las mejores opciones de hoy día.

A continuación te presentamos los mejores anemómetros digitales:

1. Anemómetro digital con medidor de temperatura eólica PROSTER

Profesional y portátil

La siguiente alternativa que hemos seleccionado viene de la mano de Proster, sello de vanguardia en cuanto a la manufactura de equipos tecnológicos para medir el viento. En esta ocasión nos traen un dispositivo portátil con una pantalla LED LCD de 37 mm x 28 mm, la cual es lo suficientemente cómoda para que se operen y verifiquen todas lecturas realizadas, permitiendo además retener los datos y usar la linterna incorporada en caso de requerirla.

El aparato es preciso para registrar la velocidad del viento con 0.01m/s, disponiendo también de un amplio rango de medición de 0.80 ~ 30.0 m/s. Igualmente es versátil ya que permite seleccionar la unidad de velocidad para medir el viento: m/s, Km/h, ft/min, nudos y mph, convirtiéndolo en el ideal para llevarlo cuando se realicen actividades al aire libre como el windsurf, navegación a vela, pesca, vuelo de cometas, montañismo e incluso para fines domésticos.

2. Termómetro y anemómetro digital con LCD PROSTER

Pequeño y preciso

Ya para cerrar la selección que hemos preparado en cuanto a los anemómetros, hemos optado por el TL090, otro de los modelos de Proster, especialistas en el diseño de equipos digitales para la medición del viento en entornos domésticos e industriales. En esta ocasión se trata de un dispositivo compacto con pantalla iluminada LCD, el cual ofrece un indicador de la velocidad del viento y de su temperatura incluso cuando está colocado en modo automático.

Viene con un sensor de presión de respuesta rápida, capaz de capturar rangos de 0 – 30 m/s, así como una función para medir la humedad relativa menor o igual al 90%. En cuanto a la temperatura del aire registra valores que oscilan de -10 a 45 ℃, con resolución de 0,2 ℃ y precisión de ± 2 ℃. Trabaja con unidades como m/s, km/h, pies/min, nudos, mph. Finalmente ofrece 12 meses de garantía.

3. Anemómetro YH–Thinking

El más potente

Es uno de los mejores valorados por ser robustos y fácil de manejar. Cuenta con medición de valores máximos y mínimos así como también almacenamiento para el registro de datos.

La pantalla es amplia, los dígitos son grandes, se lee con facilidad, los botones son cómodos y están identificados con funciones específicas lo que facilita la comprensión.

Es utilizado en el campo de la aviación, en la agricultura y en el mar. Expresa los valores en varias unidades. El rango de medición es de 0,3 a 45m/s, uno de los mayores entre nuestras sugerencias, y la temperatura desde 0 hasta 45°C con un margen de error de 2°C o 3% en cuanto a la velocidad del tiempo.

La fábrica garantiza los equipos, puesto que cada uno fue probado y evaluado antes de enviarse y además estarán atentos ante cualquier solicitud o duda.

4. FixKit TL-A2

El mejor para las actividades al aire libre

Si eres de los aventureros y emprendes travesía en el mar o en la montaña, este es el equipo apropiado para ti.

Además de la velocidad es capaz de medir el volumen del viento, la sensación térmica y temperatura, almacenando hasta 20 lecturas y además el equipo es tan pequeño que lo sostiene fácilmente con tu mano.

Tiene sensores potentes y solo siete botones para acceder a todas sus funciones y aportarle simplicidad. El aparato es usado tanto al aire libre como en laboratorios o espacios cerrados y es totalmente funcional y fiable

El cuerpo es de plástico resistente, la pantalla es retroiluminada y se apaga automáticamente a los pocos segundos para ahorrar batería la cual además viene incluida.

5. Tacklife DA02

El mejor para interiores

Es un equipo lo suficientemente exacto para medir las corrientes de aire que expulsan equipos como el aire acondicionado o para detectar velocidad de fugas en aparatos compresores u otros de refrigeración, aunque es utilizado también en espacios abierto sin tanta corriente de aire puesto que el rango no es tan amplio.

Es supercompacto, liviano y además mide la temperatura ambiental. A diferencia de otros el equipo incorpora una base  que le permite adaptarse cualquier trípode, para hacer mediciones por más tiempo sin necesidad de sostenerlo con la mano.

El modelo ha recibido buenas críticas de quienes ya lo tienes y por tener un precio bajo se encuentra entre los más buscados del mercado actual.

6. Intey DA-T01

El más fácil de usar

Además de ser barato y de buena calidad, su mayor fortaleza es la sencillez del uso. Cuenta solo con tres botones, un cuerpo compacto, un sistema de aspas resistentes y una cuerda de mano que la asegura mientras la sostienes, lo que la hace favorita para los entusiastas del kitesurf, vela, parapente, canotaje y más

El equipo trabaja con batería de 3V de larga duración, es capaz de leer la presión, el display es grande, se puede ver en la oscuridad y tiene apagado automático.

Es de los mejores valorados y tiene un precio atractivo que lo posiciona entre los favoritos.

7. Anemómetro digital GrandBeing

Económico y de buena calidad

Tiene un precio realmente bajo, en comparativa con otros equipos similares, sin embargo mantiene la calidad y la precisión que todos necesitan en un anemómetro.

El cuerpo es ergonómico fabricado en plástico ABS antideslizante y además es resistente a la intemperie. Lo puedes usar con una sola mano y los botones están  impermeabilizados.

Expresa medidas  m / s, ft / min, nudos, km / h, mph y en °C o °F. La firma ofrece servicio post venta, asegura la calidad del producto y responde a cualquier requerimiento de los usuarios.

Guía de compra: Los mejores anemómetros de 2019

¿Qué es un anemómetro?

Es un dispositivo usado en la meteorología para el-mejor-anemómetro-digital-portátilmedir la velocidad del viento. La palabra proviene de la expresión griega anemos que significa viento.

El primero fue desarrollado por el inventor León Battista Alberti en 1450 pero hasta la fecha ha evolucionado con la participación de otros científicos agregándole mayor precisión o inclusive la posibilidad de determinar la dirección en la que corre el aire, hasta hoy día que son dispositivos digitales tan compactos que puedes sostener con tu mano.

Tipos de anemómetros

Anemómetros mecánicos

Son los más simples, básicamente su estructura es un generador de electricidad puesto sobre un cilindro metálico en un eje que sobresale, el cual está compuesto por aspas que perciben el viento y hacen que giren.

Son como una especie de turbinas de viento con pequeñas hélices que activan el generador que a su vez está conectado a una placa electrónica que devuelve la lectura instantáneamente en la pantalla digital.

Una varianza que presenta otro anemómetro mecánico es que son sin generador de electricidad y en su sustitución basa el cálculo es que las aspas giren constantemente, pero ahora con uno pequeños imanes que tienen adheridos que luego de cada rotación el imán se acerca al interruptor de láminas creando un pequeño impulso eléctrico antes de cada rotación; esta serie de impulsos de corriente es proporcional a la velocidad del viento.

Anemómetro de ultrasonidos

Como se sabe el ruido viaja por el aire a través de moléculas en dirección a favor o en contra del viento, razón por la cual el aire afecta la velocidad del sonido.

Este principio se aplica en los anemómetros ultrasónicos para medir la velocidad y para ellos usan sonido en alta frecuencia generalmente en una gama de sonido que no es detectada por el oído humano.

Este tipo de anemómetros usan transmisores y receptores de audios en ángulos rectos entre sí. Básicamente el transmisor envía sonido constante al otro extremo y solo basta medir la velocidad con la que llegue para hacer el cálculo. Cabe destacar que el ruido se ve afectado por la corriente de aire lo que a veces tiende a disminuir o a acelerar la velocidad con la que se transmite.

La ventaja de los instrumentos ultrasónico es que son estructuras fijas, por lo que es menos probable que llegase a fallar mecánicamente, además es poco probable que se congele, situación en la cual los instrumentos mecánicos o de piezas móviles ven disminuida su efectividad.

Anemómetro interferómetro láser

El cálculo se hace en función de haces de luz sobre un principio básico llamado interferometría que es capaz de medir con la más alta precisión.

El mismo aplica un rayo laser que se divide luego de reflejarse en un espejo, donde una parte del rayo queda intacta pero la otra se ve alterada por vibraciones, luego de terminar un trayecto, ambas partes del rayo, digamos la referente y la sujeta a prueba, se reúnen en superposición causando una variante en la luminosidad en conjunto de franjas de interferencias; luego de hacer estimaciones, se puedes determinar cuánto se vio afectado el haz de prueba.

Para medir la velocidad del aire, el haz de prueba atraviesa una cámara donde hay aire circulando y posteriormente se debe calibrar para conocer la relación entre la velocidad del viento y la alteración en el rayo. Este método funciona para medir con exactitud cualquier corriente de aire y es mayormente implementado para estudios de laboratorio.

Anemómetro láser doppler

En efecto, el anterior con tecnología de interferómetro es un instrumento ultrapreciso, pero su utilización es compleja y se aplica en laboratorio, sin embargo utilizando el láser de los anemómetros doppler tienen la robustez para usarlos al aire libre con buen nivel de precisión. Igualmente acá el rayo se divide en dos generando un haz de referencia y otro de medición, pero en esta ocasión el haz de prueba se ve afectado por el polvo, partículas o gotas de agua presentes en el ambiente.

El rayo al someterse a la intemperie sufre movimientos y cambio de frecuencia los cuales se denominan desplazamiento doppler y al medirlo se calcula con precisión la velocidad de la corriente que lo ha afectado.

Ventajas de tener un anemómetro digital

Algunos viven en zonas que pueden ser fuertemente afectadas por el tiempo, y estas personas se ven en la necesidad de hacer mediciones constantes de manera preventiva.

Los anemómetros digitales hacen mucho por ellos por contar con una tecnología supermoderna que sustituye otros aparatos implementados para el análisis del clima por tener circuitos electrónicos y procesadores brinda una gran exactitud. El mismo es un dispositivo cómodo, fácil de utilizar así que es una de las mejores maneras para conocer la velocidad del viento.

El anemómetro además no solo se usa para medir la velocidad del tiempo, ya que también tiene utilidad en áreas de electricidad, generación de energía, industria siderúrgica y en la pesca.  Igualmente los aparatos son útiles en actividades al aire libre, como el senderismo, camping, actividades acuáticas y más.

Es por su versatilidad que se recomienda que aparte de la característica base, posea otras ventajas como medición de temperatura o presión del viento, ya que estos datos podrían ser útiles bajo las mismas circunstancias.

Precauciones  del anemómetro digital

Como todo aparato digital es necesario saberlo manipular y tener precauciones durante el uso. Las siguientes son las recomendaciones elementales para usar correctamente el equipo y sacarle el máximo provecho.

  • Si usas el equipo de forma esporádica, es recomendable extraerle la batería ya que la misma puede tener fugas de energía y causar daño en ciertas partes del aparato.
  • Contrariamente a lo que se cree, la mayoría de los aparato no están protegidos contra el agua, así que no expongas el aparato a la lluvia.
  • Asegúrate que los sensores están bien resguardados, ya que si están abiertos podría restarle exactitud al equipo o dañarlo definitivamente.
  • El mantenimiento del mismo es de uso delicado, y no se recomienda usar químicos no apropiados para la limpieza, puesto que se deterioraría el rendimiento del anemómetro.
  • Leer detalladamente el manual garantizará una correcta manipulación del equipo.

Qué buscar en un anemómetro digital

Cuando estamos buscando un buen anemómetro, antes de elegir debemos considerar las necesidades particulares, pero en general las siguientes características determinan la conveniencia de la inversión.

Precio

Es uno de los principales aspectos a tomar en cuenta. Hay anemómetros baratos y no tan económicos, y si tienes un presupuesto limitado puede que consiga un buen equipo, sin embargo no será posible darle tantos usos y la precisión puede que no sea tan alta.

Hay modelos sencillos que se adaptan a la mayoría de las posibilidades, además tienen varios diseños y están fabricados con materiales resistentes.

Tipo

Ya te hablamos de los tipos de anemómetros, y cada uno tiene ventajas y desventajas. Si es un uso profesional o domestico determinará cuál es el más conveniente para ti.

Los anemómetros de estación meteorológica son las más potentes con un gran tamaño; los digitales por su parte son para un uso más personal y aún así pueden incluir otras características que también son útiles, además que caben en la palma de tu mano y son de uso intuitivo.

Potencia

El rango varía de uno a otro y es una especificación que determina la manera en la que se usa, sobre todo cuando son portátiles. Los expertos recomiendas un rango de alcance de 0 – 5000 pies así la persona no tiene que exponerse a una ráfaga para calcular la velocidad del viento.

Batería

La mayoría trabaja con pilas y es un gasto adicional al menos una vez al año para que el equipo funciona correctamente, sin embargo las batería para algunos son de larga duración y emiten alertas para saber que la misma se está agotando, adicionalmente también hay modelos que cuentan con modalidad de ahorro de energía.

Características

Entre las especificaciones más resaltantes a tomar en cuenta está la portabilidad, cuerpo protegido, tamaño de la pantalla, exactitud, facilidad de uso, o funciones.

Si es para uso al aire libre, elige uno que sea capaz de medir la sensación térmica, la temperatura, que exprese datos en distintas unidades o cualquier otra característica que satisfaga tus necesidades.

Uso de las anemómetros portátiles

Existen varios tipos anemómetros portátiles y estos también se clasificas según el tipo de uso.

Anemómetro para los bomberos

En algunas circunstancias es determinante saber la velocidad y la dirección del viento, una de ellas es un incendio forestal, donde los bomberos utilizan el instrumento para analizar la estrategia para apagar el fuego de la forma más efectiva.

El viento juego un papel determinantes cuando hay llamas y su variación de velocidad y dirección también.

Anemómetros portátiles para profesionales de HVAC

Los contratistas de unidades de calefacción o refrigeración implementan los dispositivos para saber que tan rápido se está escapando el aire de una pieza en caso de fuga.

Estaciones meteorológicas portátiles para excursionistas

Saber las condiciones del clima es importante para los mochileros, especialmente cuando emprenden aventuras en zonas altas, por su directa exposición al viento y a bajas temperaturas.

Anemómetros para los aprendices de vuelo

A pesar de que los aviones están equipados con óptimos instrumentos, algunos curiosos recurren a otras fuentes de información para obtener datos sobre el clima.

Para el uso de aviones no tripulados

En el caso de los drones, cuando son livianos, es mejor asegurarse que las corrientes de aire no vayan a afectar su trayecto o funcionamiento.

Para la navegación

En el mar se siente las vientos a altas velocidades y en si se está sobre un velero lo mejor es conocer con precisión tanto la dirección como la velocidad de las corrientes de aire.

Para deportistas o cazadores

El viento influye en la precisión de los tiros, además los cazadores también se interesan en la dirección de la corriente con fines de caza de olor.

Para la pesca

Los pescadores miden la presión barométrica, porque en entornos de alta presión los peces nadan lentamente en aguas profundas, mientras que en baja presión nadan más cerca de la superficie y tienen más oportunidades de pescar.

Para los agrícolas

En el caso de las siembras los agricultores miden la ventilación y las condiciones climáticas en general para responder ante situaciones adversas a la que se puede ve la plantación.

Para los expertos de la energía eólica

Los profesionales del área trabajan en el sector con anemómetros portátiles para determinar la ubicación de nuevos generadores o molinos de viento, así como para hacer cualquier clase de mantenimientos a los equipos mencionados.

Entrenadores de alto nivel

Los entrenadores de atletas profesionales utilizan los anemómetros para conocer la velocidad del viento e incorporarlos a un medidor de estrés térmico para monitorear el clima. Información útil para no exponer a los deportista a condiciones ambientales que lo sobre esfuercen o que no sean favorable.

Para los cazadores de tormentas

Es una afición con cada vez más seguidores y el equipo facilita el pronóstico en zonas aledañas. Los cazadores utilizan los anemómetros para chequear la zona y conocer la actual y próxima situación meteorológica.

Para los trabajadores de seguridad pública

En el caso de emergencia que impliquen humo, materiales peligrosos, riesgo biológicos, búsqueda y rescate de trabajadores conocer la información del viento facilita la toma de decisiones.

Para los entusiastas de la meteorología

Más de uno se interesa sobre el clima espontáneamente, y considerando que los aparatos se pueden encontrar a precios asequibles algunos eligen tener su propia estación meteorológica, que será más precisa que la información del clima que anuncia por la televisión o radio por abarcar amplios zonas que pueden estar alejadas de la ubicación del interesado.