camaras-evil-precios-y-ofertas

Las 5 Mejores Cámaras Evil Para Tomar Una Foto Perfecta

Las mejores cámaras fotográficas digitales evil, han sido el producto de una evolución tecnológica de largo recorrido por los últimos años.

La base fundamental de este diseño, es ser el punto intermedio entre una cámara compacta y una réflex, por lo que las también llamadas cámaras sin espejos, representan un equilibrio entre lo pequeña y sencilla de las cámaras básicas y la calidad fotográfica de una profesional.

Los primeros modelos eran capaces de capturar imágenes en buena calidad; sin embargo, tenían debilidades en la velocidad del enfoque automático, en la cantidad de capturas en modo ráfaga y en el control que tenía el usuario sobre el equipo en sí.

Hoy día encontramos cámaras evil que mejoran la velocidad del enfoque, a tal nivel, que son comparables con los potentes modelos réflex, y que al mismo tiempo se le pueden ajustar lentes profesionales, usando un sencillo adaptador.




¿Cuál es la mejor cámara evil?

Ya te hablamos de lo ventajoso que resulta contar con una cámara de este tipo, pero ahora te mencionamos las cinco cámaras con mejor reputación en el mercado, posición ganada, por sus características, precio, practicidad y beneficios en general, que te guiarán a decidir cuál es la cámara evil debes comprar.

A continuación te presentamos las mejores cámaras evil: 

1. Sony A5000

Con sus 20.1 MP podrás capturar imágenes que serán tratadas con un procesador de alta capacidad, que cuenta con sensores para estabilizar la imagen, que luego de tomada, podrás compartir instantáneamente, a través de su conexión wifi.

Te encantará el flash emergente con el que tomarás imágenes nocturnas extraordinarias, donde el objetivo principal y el fondo, quedarán reflejados de manera plena.

Para esta cámara, la fábrica ofrece adicionalmente una amplia gama de accesorios exclusivos, que complementarán las funciones de la misma.

2. Olympus PEN E-PL6

Los 16.1 MP, su objetivo de 14 – 42 mm y el estabilizador de imagen electrónico, te permitirán tomar fotos impecables y grabar videos en 1080p Full HD.

Si a parte de la capacidad, te interesa que sea diferente, este modelo está disponible también en color blanco. Al conocerla, desearás tenerla por su atractivo, original y compacto diseño; la misma cabe en cualquier lado, es fácil de usar y será tu aliada al iniciarte en el creativo mundo de la fotografía.

3. Nikon 1 J5

Si se trata de cámaras fotográficas, en esta marca hay que confiar. El modelo Evil es de 20.8 MP y además, su diseño le permite usar objetivos intercambiables, lo que la convierte en un equipo más versátil.

La velocidad de disparo es rápida, por lo que tomarás imágenes increíbles y videos en alta definición a un clic de distancia.

Para esta cámara, la falta de iluminación no será problema a la hora de capturar una buena foto; además, también podrás tomar videos en cámara lenta y compartir los archivos creados hasta tu teléfono inteligente.

4. Sony ILCE – 5000L

Es una cámara potente, portable y de lentes intercambiables, que podrás llevártela a donde sea y capturar buenas fotos. Si necesitas un equipo que no cause inconvenientes con el tamaño o peso, esta es la indicada para ti.

Aparte de tener destacables capacidades, sus dimensiones compactas son las que la convierte en la favorita de muchas personas.

La calidad de las imágenes tomadas por su lente, es fácilmente comparada con instantáneas generadas por una cámara réflex; y a la hora de tomar selfies la pantalla LCD se ajustará en una posición que te facilitará el encuadre de la imagen que quieres lograr.

La cámara tiene modalidades que agregarán automáticamente efectos a la imagen, y que además podrás controlar el desenfoque del fondo, brillo, exposición, filtro y más. Con este modelo tu creatividad no tendrá límites a la hora de fotografiar.

5. Fujifilm X – A2

Es una cámara completa, versátil y con capacidades comparables a un equipo DLSR, pero tan compacta como para llevarla en tu cartera con comodidad.

Ver la imagen previamente a la captura será fácil a través de su pantalla de tres pulgadas, que también es ajustable e inclinable para obtener los ángulos más complicados.

La calidad de tu imagen o video está garantizada, por lo que no tendrás que preocuparte por saber cómo quedará esa autofoto, ya que este cámara será tu aliada para tomar esas instantáneas originales en la que solo tendrás que sonreír.




¿Qué es una cámara evil? Todo lo que debéis saber

No en vano en inglés se le denomina “mirrorless camera”, ya que una cámara evil es un equipo que -a diferencia de una cámara réflex digital (DSLR)- no requiere de un espejo réflex para hacer su tarea.camaras-evil-precios-y-ofertas

E ineludiblemente os he hecho referencia a una cámara DSLR, ya que el espejo en ésta es un componente esencial porque él refleja la luz hasta el visor óptico para que se comience a producir “la magia”.

Una cámara evil carece de visor óptico; y en su lugar, viene dotada con un sensor de imágenes que siempre está expuesto a la luz, proporcionando así una vista previa digital de la imagen a través de una pantalla LCD o un visor electrónico (EVF).

Por otra parte –y a modo de cultura general- es importante que sepáis que desde hace tiempo ya en el mercado existen diversos modelos de cámaras sin espejo.

No obstante, la nueva categoría se originó con el lanzamiento de las cámaras digitales sin espejo con lentes intercambiables (MILC) –Mirrorless Interchangeable Lens Camera, por sus siglas en inglés- y cuyo tamaño es significativamente más pequeño en comparación a las cámaras DSRL.

Evil vs DSLR ¿Cuál es major cámara?

Para responderos a esta interrogante, merece la pena hacer alusión a que las cámaras evil ya gozan de reveladora acogida por profesionales, luego de que originalmente solo eran utilizadas por fotógrafos aficionados y principiantes, así como por bloggers y afines.

Y todo, gracias a los plus adicionales que ofrece.

Por ejemplo, mientras que las cámaras evil brindan al usuario varias de las mismas ventajas que las cámaras DSLR, como la posibilidad de cambiar lentes y ajustes fotográficos diversos, las evil son mucho más pequeñas.

No obstante, al hablar de cámaras DSLR, nos estamos refiriendo a dispositivos que cuentan en su haber con unos cuantos años de desarrollo, en los cuales se les ha dotado de sistemas avanzados de enfoque automático, tanto, hasta para abordar proyectos muy dificultosos.

En consecuencia, ambas cámaras son buenas. Queda a juicio del usuario decidir cuál de las dos cámaras se ajusta a sus requerimientos: si la innovadora evil o la experimentada DSLR.

¿Cómo funcionan las cámaras evil?

En caso de que tengáis o no nociones acerca del funcionamiento de las cámaras DSLR, saber del de las cámaras evil no os liará para nada.

Fijaros en los aspectos esenciales de disparo y enfoque automático, para que entendáis de qué va la movida.

Disparo

En vista de que las cámaras evil no tienen mecanismo de espejo mecánico, la luz entra a través de la lente y va directamente al sensor, desde donde luego se transmite la información digital que captura el visor electrónico o a la pantalla LCD.

Mientras que en las cámaras DSLR el asunto es más complejo. La luz ingresa a la lente, atraviesa la abertura y golpea al espejo reflector que se encuentra enfrente del sensor para luego reflejarse en el pentaprisma y de allí se transmite al visor óptico.

Enfoque automático

Teniendo en cuenta que los tres tipos de sistemas de autofoco (AF) existentes son: detección de fase, detección de contraste y enfoque automático híbrido, merece la pena comenzar por las cámaras DSLR y la detección de fase.

Y es que aparte de que dicho AF es común en las cámaras réflex digitales, marcha al usar el espejo para dividir la luz entrante en pares de imágenes para luego compararlas. Además, un divisor de haz dirige la luz hacia el sensor de enfoque automático donde se analizan los datos.

Por su parte, muchas de las cámaras evil usan la detección de contraste para conseguir el enfoque al medir el contraste entre los píxeles en el sensor.

Lo que quiere decir que el sistema encuentra el enfoque correcto al detectar el máximo contraste entre los píxeles.

Ahora bien, ambos sistemas AF –como todo- tienen sus pros y contras; no obstante, hoy día la mayoría de los dos tipos de cámaras vienen dotados con un sistema de enfoque automático híbrido que combina la detección de fase y detección de contraste.

Eso sí, ambas cámaras cuentan con una significativa cantidad de puntos AF que permiten la selección automática o manual del punto AF.

Estos son los 3 motivos por los que las cámaras evil están robando corazones

No se trata de flores, serenatas ni bombones.

Las cámaras evil han logrado la omnipresencia en el mercado gracias a tres importantes ventajas: son ligeras y compactas, cuentan a menudo con funcionamiento silencioso y ofrecen mejor calidad de vídeo y autofocus.

Ligeras y compactas

Tal y como os hice referencia en párrafos anteriores, las cámaras evil tienen la ventaja -sobre las DSLR- de contar con tamaño compacto y peso más liviano; par de características aún más notables en las cámaras evil Micro Four Thirds que las evil APS-C.

Funcionamiento silencioso

Generalmente, las cámaras evil son mucho más silenciosas que las cámaras DSLR, dado a que están desarrolladas con menos partes móviles y mecanismos.

Esta peculiaridad, muy valorada por fotógrafos que ameritan un equipo que además de discreto sea silencioso.

Mejor calidad de vídeo y autofocus

En la mayoría de las cámaras evil –gama baja o gama alta– es esencial la alta resolución de vídeo.

Os hablo de 4K y 1080p a modo general.

Cuestión que no pasa con las cámaras DSRL que solo ofrecen grabación de vídeos en 4K o Ultra HD en modelos de gama alta.

Y en cuanto a enfoque, las cámaras evil se adueñan del sitial como las mejores para grabar vídeos, por cuanto son contadas las DSRL que mantienen el enfoque automático.




¿Comprar una camara evil? Mirad las dos razones para hacerlo

En adición a las diversas ventajas ya descritas, existen dos factores –también determinantes- por los cuales podríais decidiros a comprar una cámara evil; ambos, muy puntuales y relacionados con vuestro estilo de vida: para viajar y todos los días.

Os hablo de situaciones usuales en las que no tendríais que cargar con un voluminoso y pesado equipo fotográfico para conseguir imágenes con calidad profesional.

Viajar

Las cámaras evil son estupendas para llevar a cualquier lugar, gracias a su cuerpo liviano; y su variedad de lentes disponibles, las hacen geniales para capturar imágenes en diversos escenarios sin comprometer la calidad.

Todos los días

Las mismas bondades del punto anterior, pero llevadas a contextos más personales, incluyendo el hecho de inmortalizar imágenes en movimiento con calidad superior.

Estos son los tipos de cámaras evil

Sin necesidad de marearos con tecnicismos, el mercado os ofrece dos tipos de cámaras evil: con lentes intercambiables y con una lente permanente.

Cámaras evil con lentes intercambiables

Este tipo de cámaras son las ideales si sois fotógrafos experimentados o estáis en miras de convertiros en uno, ya que convidan a experimentar y por ende a fomentar la creatividad.

Un dato interesante, es que -por esencia- las lentes de una cámara evil son livianas, de buena calidad y asequibles (de entre 125 a 255 euros, cada una).

Cámaras evil con lente permanente

Estas cámaras vienen con una lente gran anular y son las estupendas para blogger y fotógrafos entusiastas que ameritan rapidez y no desean liarse la vida intercambiando objetivos.

¡Definitivos! Los 8 factores a considerar al elegir entre una cámara evil y DSLR

En caso de que aún la indecisión os estrangule y no sepáis si comprar una cámara evil o una réflex digital, ¡calma!, no os culpo porque pasé por lo mismo.

Y es que –definitivamente- el asunto no se limita a girar en torno a una marca específica o si se trata de la cámara evil o DSLR más barata o menos costosa entre las caras, sino en ocho factores claves capaces de despejar las dudas.

Os hablo de disponibilidad de lentes; calidad de imagen; tamaño del sensor; características y funcionalidad; tamaño y peso; confiabilidad; durabilidad y autonomía; y ahorro de costos.

Disponibilidad de lentes

Si bien es cierto que las cámaras DSLR ofrecen una diversidad de lentes, no es mito urbano que esa supremacía podría acarrear efectos negativos en las imágenes, ya sea por desconocimiento o por tratarse de lentes poco prometedoras.

Con una DSLR no solo os tacaría montar la lente en el cuerpo de la cámara y ya.

Es menester que tengáis la plena seguridad que al emparejar la lente con el sensor, logréis maximizar cada pixel para conseguir imágenes completamente nítidas; y además, que la velocidad de apertura sea la ideal para lograr el enfoque deseado.

A diferencia de dicho escenario, la mayoría de cámaras evil os pone a disposición una gama completa de vidrio de calidad profesional equivalente a las de las cámaras DSLR.

Calidad de imagen

En esta parte, es importante que tengáis siempre en cuenta que mientras más conozcáis el cómo maximizar el potencial de vuestra cámara, cada vez serán mejores los resultados.

Ahora bien. La mayoría de las cámaras DSLR y evil vienen con resoluciones aptas para afrontar un sinfín de pautas profesionales, como, imágenes para vallas publicitarias y revistas, por ejemplo.

La diferencia de cómo lograrlo, es que con una cámara DSLR tendrías que lidiar con varios ajustes antes de disparar, mientras que con una evil, la acción es significativamente menos compleja.

Tamaño del sensor

Este factor –en conjunto con una apertura efectiva y el mismo rango focal– es de suma importancia porque de él dependerá la profundidad de campo real.

Características y funcionalidad

Las dotaciones tecnológicas de cualquier cámara evil, así se trate de la más básica, están a la orden del día para inmortalizar momentos -hasta en condiciones extremas- sin necesidad de procesos extras.

Os hablo, por ejemplo, de lo ineludible que se hace con una cámara DSLR el buscar una sombra para visualizar las imágenes en la pantalla LCD, mientras que con una cámara evil, en cualquier condición de luz es posible ejecutar la  acción, gracias a la calidad de su visor electrónico.

Además, dicha calidad EVF os garantiza que lo que estáis viendo es lo que capturará la cámara.

A diferencia de la función vista previa DOF que incluyen algunas DSLR, que si bien procura una imagen previa, la pantalla se torna muy oscura y os tocaría mirar muy bien para determinar la nitidez.

Por otra parte, imposible dejar de mencionar que dependiendo del modelo de la cámara evil, podríais haceros con funciones estupendamente útiles, como, pantalla táctil, obturador electrónico silencioso, time-lapse y WiFi incorporado, entre muchos otros plus.

Tamaño y peso

Por los mecanismos que incorpora, una cámara DSLR es más pesada que una evil. Esto, sin contar algunas de las lentes con zoom teleobjetivo que además de voluminosas no son nada livianas.

Muchos expertos y aficionados afirman que las cámaras DSLR son casi el doble de pesadas que las cámaras evil y 40% más voluminosas, aproximadamente.

Confiabilidad

Pese a que las cámaras réflex digitales sí que gozan de varios años en la dotación de mejoras –como se ha reseñado en párrafos anteriores- las cámaras evil cuentan con lo necesario para que logréis imágenes que difícilmente podrían decepcionaros.

Todo ello, junto con las ventajas de portabilidad y fácil uso que ofrecen.

No obstante, en esta parte todo dependerá de las opciones que os procure tal o cual cámara.

Durabilidad y autonomía

En caso de desear una cámara robusta que aguante la caña en condiciones extremas, tanto las cámaras evil como las réflex digitales tienen varios modelos prometedores.

Eso sí, para garantizar el aguante general, es menester que la lente cuente con las mismas dotaciones, como por ejemplo, estructuras bien selladas y fabricadas con materiales de alta calidad.

Todo ello, en adición a certificaciones contra salpicaduras y polvo, e, incluso, hasta resistencia a la congelación.

Dichos copilados de características, generalmente vienen en modelos de cámaras réflex profesionales, desarrolladas por marcas de renombre.

Y concerniente a la duración de la batería, las cámaras réflex digitales vuelven a adueñarse del sitial de honor, ya que la autonomía de un equipo como este puede prolongarse durante todo el día con más de mil disparos.

Mientras que una cámara evil, para esta la mencionada hazaña, necesitaría alrededor de 3 baterías.

Ahorro de costos

Este aspecto va intrínsecamente relacionado con vuestra rutina fotográfica y el valor que le deis a la estabilización de imagen.

Y es que con un modelo de cámara DSLR no estabilizado, os tocaría invertir unos cientos de euros con lentes que cuenten con dicha característica, la cual os permitiría trabajar fluidamente en condiciones de muy poca luz y sin trípode, por ejemplo.

En cambio, a una cámara con estabilización incorporada de 5 ejes, basta con que le montéis cualquier lente y listo. Tendríais garantizadas imágenes nítidas con velocidades de obturador bastante lentas.

¿Quienes deben tener este tipo de cámara?

La cámara evil

La cámara evil es ideal para dar esos primeros pasos en la fotografía profesional. Con este tipo de equipo, conseguirás imágenes de buena calidad, sin el tamaño y peso de una cámara profesional.

Estos modelos te permiten cambiar lentes, capturar buenas imágenes en varios niveles de iluminación, y una de las mayores ventajas, es que son fáciles de usar.

Las mismas son perfectas para esos fotógrafos aficionados que no se conforman con una cámara básica, pero tampoco necesitan la robustez de una profesional.

Si ya tienes una cámara evil debes leer esto

Este tipo de cámaras están en el mercado desde el 2009, pero como mencionamos antes, estos equipos han evolucionado mucho en su diseño y capacidades.

Si ya tienes un equipo así, probablemente te interesará actualizarte a un modelo con nuevas mejoras específicas, ya sea, un visor electrónico, un enfoque más rápido, mejores imágenes en la oscuridad, entre otras cosas.

Por lo que si tu cámara tiene más de tres años contigo y deseas hacer de nuevo una inversión, esto representará una avance significativo en la calidad de las imágenes que captures.

¿Por qué no una cámara réflex?

una cámara réflex

Para tomar buenas fotografías, ya no es necesaria una cámara digital réflex; por lo que la practicidad y calidad de las cámaras sin espejo, resultan una mejor alternativa para la mayoría de las personas, ya que a las mismas, así como a las profesionales, las puedes usar sobre un trípode económico para lograr tomas más profesionales o sujetarla con correas para cámaras y conseguir mayor seguridad.

El alto nivel de las imágenes capturada en las cámara evil es gracias a la calidad de los sensores que estas tienen, los cuales varían de un modelo a otro, pero que anteriormente solo ostentaban las cámaras digitales profesionales.

Las desventajas que le puedas encontrar a estos equipos, como la duración de la batería, o la adaptabilidad de menor cantidad de lentes, quedan totalmente compensadas por ser más portables, practicas y cómodas; lo que implica que la usarás más, y que no tendrás que disponerte a mover una enorme equipo fotográfico profesional con su respectiva mochila de cámara para tomar fotos superiores.