Los 5 Mejores Calienta Biberones Que Facilitarán Vuestra Vida Al Alimentar Al Crío

Mi Andrea era feliz de madrugada tomado su leche a temperatura ambiente, por eso cuando nació Samu y no soportaba la leche sin calentar fue todo un choque para mí.

La primera semana fue una pesadilla, mi marido trataba de controlar su llanto mientras yo estaba en la cocina metiendo el biberón en una olla de agua templada, cuando por fin se lo ponía, chupaba tan desesperado que me llenaba de angustia.

Después de 8 días de estrés, decidí buscar el mejor calienta biberones. Con este puedo mantener la mamila calentita al instante sin que mi pequeño sufra la espera de su alimento y en las madrugadas ya no se despierta la cuadra entera cuando él tiene hambre.




¿Cuál es el mejor calienta biberones?

Diversas cualidades convierten en “el mejor” a estos aparatos, todo dependerá de vuestras necesidades.

Un buen equipo de estos debe, por ejemplo, tener uniformidad al calentar para que el chico no padezca con los puntos calientes. También debe mantener los nutrientes, esto es clave para una buena alimentación.

Además, un buen producto necesita tener apagado automático de seguridad con esta opción no os despertaréis de pronto hecha una angustia temiendo un accidente, ni correréis el riesgo de quemar la leche.

Podéis encontrar en la oferta un modelo asequible con estas cualidades, pero con propiedad os digo que la calidad cuesta. De todos modos, una comparativa de lo disponible puede ayudaros a decidir. Quizá un vistazo a esta lista os aclare algunas dudas.

A continuación te presentamos los mejores calienta biberones:

1. Calienta biberones de Suavinex

Práctico y eficiente

Adecuado tanto para biberones de leche, como tarritos de comida, este dispositivo calienta y descongela el alimento manteniendo en el camino todos los nutrientes para que el chiquillo quede bien alimentado.

Utiliza un ciclo de calentado con apagado automático y mantiene la leche caliente hasta 20 minutos después de terminado el ciclo. Calienta biberones y potitos de comida infantil y cuenta con una luz LED que indica cómo va el ciclo de calentado.

Quienes lo tienen destacan que es un aparato práctico, compacto, de fácil manejo y de muy buena calidad. Lo mejor es que es bastante portable y apenas ocupa espacio.

2. Calienta biberón digital de Chicco

Rápido y automático

Dar de comer a vuestro bebé un biberón de leche calentita que, aún después de haberla atemperado, conserva nutrientes siempre es una ventaja.

El aparato de la marca Chicco, os ofrece esta y otras 12 funciones programables de calentamiento según vuestras necesidades y propósitos.

Sirve para biberones y tarrinas, además aunque calienta rápido, lo hace de forma gradual con el uso de un temporizador y una alarma que os indicará cuando todo está listo.

Se trata de un dispositivo digital con funciones de apagado automático y un soporte funcional capaz de sujetar los tarros y mamilas de manera firme y segura.

3. Calienta Biberones HA-02 de Bable

Útil y multifuncional

Ideal para calentar hasta dos botellas de una sola vez, el aparato del fabricante Bable es lo más recomendado si sois madre de gemelos. Aunque bien puede serviros para un solo chiquillo, en uno calentáis la leche y en otro un poco de agua.

Este calienta biberones eléctrico tiene piezas de acero inoxidable y puede calentar la leche, mantenerla,  descongelarla y hasta esterilizar la mamila. Es un producto versátil.

Tiene pantalla digital y control inteligente de la temperatura. Debido a su estilo de calentado, este aparato puede conservar el valor nutricional de la leche así que vuestro chiquillo consumirá todos los nutrientes.

4. Calienta Biberones de Sumgott

Sencillo y fácil de usar

Con cinco niveles de diseño de temperatura, adecuado para leche, yogurt, esterilización, calefacción y descongelamiento, este dispositivo es uno de los más versátiles y completos de la selección que hemos hecho para vosotros.

Es rápido y uniforme para calentar y capaz de mantener la temperatura hasta por 24 horas. Cuenta con cubierta a prueba de polvo reversible, lo que lo hace completamente higiénico.

Tiene multifunciones y, además, es seguro para la salud de vuestro chiquillo. Sus contenedores están fabricados libres de BPA de manera que estará sano de posible efectos químicos. Se trata de un aparato ligero y muy portable.

5. Calienta biberón de Philips Avent

Temperatura uniforme y sirve para comida infantil

Prepararle la mamila al bebé y mantenerla con un buen sistema de conservación de calor, sin puntos calientes que le evite experiencias desagradables es un hecho con este dispositivo.

Calienta rápidamente y de manera uniforme tanto la comida infantil como la leche, esta última también la descongela de manera cuidadosa para que no pierda su valor nutricional.

Tiene clavija europea y un diámetro cercano a los 16 centímetros. Además, viene dotado con una tabla de tiempos para que os hagáis una idea más clara del tiempo que necesitáis para calentar determinados tipos de alimentos.

Es práctico y muy útil para tener en casa.




¿Necesitáis un calentador de biberones?

mejor-calienta-biberones2

Para empezar esta es la primera pregunta real que debéis haceros, la respuesta es muy sencilla. Si estáis usando leche materna extraída o cajas de fórmula listas para usar necesitáis un calentador de biberones si es que a vuestros chiquillos les gusta la leche caliente. Si estáis usando leche de fórmula tradicional, las sociedades de pediatría mundiales recomiendan prepararla al momento de alimentar al bebé.

Alternativas de calentamiento de botellas

Existen diversas formas para dar algo de calor a la leche para bebés, tal vez el método tradicionalmente usado de colocar el biberón agua tibia por unos minutos sea uno de los más comunes, pero no siempre funciona con la rapidez que os gustaría, sobre todo si es de madrugada y el chiquillo llora desconsolado. Podéis también usar un termo que mantenga el agua caliente por más tiempo o, en definitiva, un calienta biberones.

Leche sin calentar

Antes de que hagáis cualquier inversión, por muy baja que sea os aconsejo que probéis cómo prefiere el chiquillo su leche. Si bien hay pequeñines a los que les gusta el alimento calentito o templado mientras están en los brazos de mamá, hay otros a los que incluso les sienta mejor la leche sin calentar, o bien a temperatura ambiente o ya sea fría sacada directamente del refrigerador. No valdrá la pena que gastéis unos eurillos comprando un aparato para calentar los biberones si vuestro chiquillo prefiere la leche natural.

Tipos de calienta biberones

En el mercado hallaréis mogollón de modelos de estos aparatos que os ayudarán a mantener calentito o templado el alimento del pequeñín. Los encontraréis en variedad de materiales, fabricantes y costos, sin embargo, los más usados y comunes son los que os explicaremos a continuación:

Estándar

Son los más comunes y funcionan a través de un elemento que calienta el agua, la cual, por consiguiente, transmite la temperatura al biberón. Además, usan un termostato para mantener constante la temperatura del agua y tiene un indicador que se activan cuando la leche ya está caliente. Han sido fabricados para calentar una botella de leche a la vez o un tarro de comida, según sea el caso. Algunos traen adaptador para sostener frascos o algún vaso. Y hasta calientan comida de los tazones.

Tipo sistema de alimentación o ‘Feeding-system’

Son parecidos a los de tipo estándar, pero un poco más versátiles, soportan un biberón en la fase de calentamiento y pueden ser equipados con varios más que los mantiene frescos y listos para colocar sobre el agua temperada en cualquier momento que os haga falta.

Portátiles

Estos no tienen demasiado misterio, como su nombre lo indica un calienta biberones portátil es un está  hecho para ser trasladado de un lugar a otro y para usarse en viajes o cuando estáis fuera de casa. Los expertos en la materia afirman que valen para lo que son, pero que no os rendirán lo mismo si le dais uso constante. Suele ser cómodo y de uso sencillo, pero tardaréis un poco más en calentar el alimento, así que si vuestro bebé es del tipo impaciente al comer, como casi todos nosotros, más os valdrá tomar las previsiones necesarias.

Para coche

Los que pertenecen a este grupo también podrían catalogarse en el grupo de “para viajes” funcionan básicamente conectándolos al encendedor de cigarrillos o en la toma de corriente del coche. Se trata de un dispositivo práctico y fácil de llevar, pero la única pega que tienen estos es que son realmente lentos, así que si vuestro bebé es de los que se desesperan con rapidez deberéis tomar las previsiones del caso.

Tipo ‘Frasco’ o matraz

Esta variedad de aparato consta de dos secciones, una que tiene una tapa profunda para contener la botella y la otra que parece un matraz interior. Deberéis llenar el matraz con agua hirviendo y colocar la tapa. Si queréis calentar la botella deberéis retirar la tapa, colocar la botella y ponerle el agua caliente del matraz. El agua se mantiene por unas horas.

Otros accesorios

Adicional al calentador de mamilas, casi siempre estos aparatos vienen con algunos accesorios que os harán falta para complementar su funcionamiento o para facilitaros más la vida. Algunos forman parte del mismo dispositivo, otros deberéis comprarlos por separado. Acá os mencionaremos algunos de ellos:

Esterilizador de botellas

Los pequeñines son muy sensibles a las bacterias, se trata de una nueva vida que apenas está empezando a crear anticuerpos, así que al usar biberones tenéis que esterilizarlos porque la leche es foco de innumerables bacterias que pueden afectar la salud del chiquillo. Algunos de los calienta biberones también traen esterilizador, pero también lo podéis tener aparte.

Bolsas para biberones

Si estaréis fuera de casa, este es el accesorio indicado para mantener fresca la leche de vuestra mamila. Son aislantes del calor así que evitarán la descomposición de la leche. Vienen múltiples e individuales, según vuestros gustos y necesidades.

Botellero de secado

Este accesorio no es más que un espacio donde podéis poner a escurrir los chupetes, tetinas biberones y botellas que han sido lavados previamente

Cesta de lavavajillas

Este es ligeramente diferente al anterior, se trata de una cesta donde colocaréis todas las cosas relacionadas con la alimentación de vuestro bebé las cuáles luego serán colocadas en el lavavajillas.

Ventajas de usar un calentador de botella

Aunque los calienta biberones existen desde hace bastante su uso se ha popularizado recientemente. Hay quienes creen en los métodos tradicionales para calentar el biberón pero, otros, con menos tiempo y energía, han encontrado algunas ventajas en estos aparatos. Sin embargo, adicional a sus ventajas, existen razones para el uso de este aparto, estas son:

Lactancia

Esta es una razón de peso para un calienta biberón, ya que este aparato calienta leche materna sin quitarle sus propiedades: en este caso usar un microondas es una pésima idea porque este aparato resta nutrientes a la leche y una estufa puede hacer que pierda sus minerales o que simplemente se corte.

Fórmula de leche de alimentación

Si calentar la leche materna en el microondas es una idea terrible, peor aún es calentar la leche de fórmula. Algunos estudios indican que estos alimentos al calentarse por esta vía distribuyen desorganizadamente el calor y hasta puede causar quemaduras en la boca o estómago del bebé. ¡Una razón de mucho peso para usar un calienta biberones!




Beneficios del calienta biberones

Regresando a las ventajas de estos aparatos, quienes acostumbran a usarlos han documentado varios beneficios, acá os explicaremos algunos de ellos:

Temperatura constante

Si queréis evitar las quemaduras a vuestro pequeñín esta es una razón de mucho peso para usar uno de estos dispositivos: la temperatura de calentado es constante, no quedará fría sino hasta pasado mucho rato y, lo mejor, no se sobrecalentará causándole molestias y dolores. Os ahorraréis sustos y os saldrá más barato que alguna consulta con el pediatra por posibles malestares del chiquillo.

Tiempo eficiente

Este motivo está vinculado al primero. Tratar de evitar que el biberón se sobrecaliente o quede frío usando los medios tradicionales puede ser un engorro que os tome mogollón de tiempo del que, tal vez, no disponéis. Por otro lado, con estos aparatos se mantiene la temperatura sin que tengáis que pasar mucho tiempo tratando de controlarla, ya trae esta función por sí mismo.

La consistencia es la clave

Otra ventaja es la uniformidad de la temperatura, mientras que en el micro tal vez se caliente en determinados puntos, como de hecho ocurre con cualquier líquido que metáis allí, lo cierto es que un calienta biberón hará un trabajo completo y uniforme.

Conveniente y variado

Tener uno de estos aparatitos os quitará dolores de cabeza, podéis usar sus versiones portables para llevároslos en los viajes. En la oferta hallaréis calienta biberones de coche y casa, también los que funcionan con baterías y algunos hasta traen tomas de corriente para el coche, también están los calienta biberones taza que son realmente versátiles y no sólo sirven para la mamila. Sin duda es una gran ventaja llevarlo a cualquier lugar al que viajéis.

Portátil

Esta es otra de sus grandes ventajas, aún las versiones más voluminosas son relativamente compactas, pequeñas, fáciles de manejar y, sobre todo, de empacar.

Fácilmente accionado

No tenéis que ser ningún genio para operar un calienta biberones, sólo es cosa de que sigáis las indicaciones del aparato. La mayoría viene con conexión eléctrica y otros son a pilas, en todo caso, con una fuente de suministro de energía su funcionamiento está garantizado.

¿Sólo leche?

Inicialmente estos aparatos solo calentaban agua o la leche del biberón, sin embargo, han surgido versiones más modernas capaces de calentar otras comidas infantiles, de manera que aún será una ventaja si tenéis más de un niño pequeño o si vuestro chiquitín deja de lado la fase del biberón.

Bocadillo tarde en la noche

Tal vez el mejor uso que podéis dar a estos aparatitos es en la madrugada cuando estáis muertas de sueño, vuestro marido ronca y el bebito llora desconsolado del hambre, en lugar de esperar minutos enteros que la mamila caliente de forma tradicional, si lo dejáis este mantendrá la temperatura por unas horas y estará listo para vuestro bebé apenas despierte.

Beneficio de viaje

Poder llevaros uno de estos a cada viaje será una alternativa menos costosa que cargar para todos lados una estufa o el micro, sus naturaleza compacta y portable lo harán el aparato indispensable en vuestra maleta cada vez que os toque viajar con el crío.

Ahorrador de tiempo

Esta ventaja os la he mencionado antes, ahorraréis tiempo del que en realidad no disponéis, así que si estáis decididos a comprar, con uno de estos no botaréis la pasta. Vuestro crío quedará satisfecho y alimentado en tiempo récord y no pasarán tantos minutos en que vosotras y ellos estén dormidos en cama otra vez.

Más seguro

Quizá lo que ha hecho que estos dispositivos estén ganando tanto terreno es precisamente su seguridad, son confiables, ni vosotras ni los críos corren riesgos de accidentes o sustos. Si seleccionáis calidad obtendréis un buen producto. Algunos incluso funcionan con apagado automático y dispositivos de seguridad que os mantendrán libre de sustos.