Los 5 Mejores Pañales Bañadores Para Que Los Críos Se Diviertan En El Agua

Todas hemos sido madres primerizas una vez y sabemos que en esos momentos todo parece nuevo. Por eso seguro os paso también que en la primera vez en la playa usasteis un pañal inadecuado en lugar del mejor pañal bañador y todo fue un desastre.

En esos momentos nada es mejor que ver la sonrisa de vuestro bebé chapoteando en el agua, pero para que ello ocurra debéis estar preparadas o creareis una bomba de caca que nadie querrá ver explotar.

Lamentablemente, elegir un pañal bañador de buena calidad tampoco es fácil pues algunos son muy blandos y terminan por no hacer nada.

¿Cuál es el mejor pañal bañador?

Os entiendo si lo que buscáis es ahorrar tiempo y dinero, es lo que todas las madres queremos, pero también hay que pensar en la comodidad de nuestros pequeños. Y en eso ya soy experta.

Mis dos niños hans sufrido de alergias así que me he empeñado en buscar bañadores que además de aguantar fugas puedan ser suaves al tacto, fáciles de cambiar y firmes en el agua.

A continuación te presentamos los mejores pañales bañadores:

1. Pañal de natación talla 3-4 Huggies

Fácil apertura

Este pack 12 tiene todo lo que se le puede pedir a un pañal de agua. Es firme en su ajuste y tienen lados elásticos para mejor agarre. Además, viene con diseño de peces súper chulo y divertido. En cuanto a su textura, os puedo decir que son bastante ligeros y no tienen peso adicional incómodo, así que son ideales para clases de natación de recién nacidos.

2. Pañal bañador bambino Mio

Elegante y divertido

Cuando mi niño tenía 1 año compramos un par de estos porque eran muy monos pero luego se volvieron sus favoritos porque son super suaves y cómodos. Una vez tuvimos un accidente con ellos y cumplió su función a la perfección, al sacárselo lo enjuague y ya en casa directo a la lavadora. Así que no hay excusa si vuestra pega es el asco.

3. Pañal de Natación Happy Nappy Splash About

Diseño floreado

Este modelo de niña es hermoso. Lo mejor de todo es que sus bordes cambian el sistema elástico normal de tela rizada por un neopreno flexible que es más suave y seguro. Cómo son un modelo alto incluso cabe un pañal desechable debajo, así lo llevais ya con este puesto y antes de entrar al agua podéis deshaceros del regular. sus tallas van de 3 meses a 3 años.

4. Bañador Pop In Close Parent

Resistentes y fuertes

Uno de los más asequible de toda la comparativa pero con estándares de calidad únicos.  Aunque por fuera tenga un estilo guay de cohetes por dentro notaréis que está reforzado y absorbe cualquier fuga sólida. Cuando se tiene un pañal de tela lavable siempre es bueno contar con la lavadora y estos salen como nuevo luego de cada enjuague.

5. Pañal Bañador Reutilizable JT-Amigo

Para uso repetido

Es una opción genial para los niños que sufren de alergia pues su tela interior es muy amable con el cuerpo entero y la colita. Lo genial de esta opción es que son un pack de tres que terminan siendo lo menos costosos que cualquier otra alternativa. Y los broches bien distribuidos permiten que la talla se ajuste al crecimiento.




Mejores-Pañales-Bañadores¿Necesito comprar pañales para nadar?

Si estáis leyendo esto es probable que tengáis un hijo en edad de pañales y sí, si es así, vuestro pequeño necesitará unos modelos especiales cuando vaya a sumergirse en una piscina, playa o lago.

Pero os preguntaréis por qué no usar un pañal desechable regular que puede absorber líquido. Pues lo cierto es que estos no os servirán, pues se estiraran y encharcarán perdiendo cualquier propiedad absorbente e incluso cayéndose.

En cambio, los pañales bañadores se ajustarán perfecto dentro del agua. Estos dejarán penetran la orina líquida, dejando que esa fluya y mantendrán cualquier sólido dentro del pañal sin contaminar nada.

Una vez fuera del agua es recomendable cambiarlos por unos pañales normales o usar inserciones absorbentes ya que los bañadores no retendrán el líquido.

Y por esto mismo, es que existen dos casos en los que no servirá usar un pañal bañador: en los recién nacidos que aún hacen número dos de forma muy blanda y en los niños con problemas estomacales.

¿Qué tipo de pañal bañador es el mejor?

En el mercado o en cualquier tienda prenatal os encontraréis con dos variedades distintas de estos pañales, la desechable y la reutilizable.

Cuando se habla de modelos desechables por supuesto tienen la ventaja de ser más baratos por unidad, son cómodos y requieren menos trabajo. La pega es que se pueden aflojar si se está mucho tiempo nadando con ellos y pueden ser una inversión más costosa a la larga si vais muchas veces a una piscina en una misma temporada de verano.

Su alternativa, los reutilizables, están hechos de malla transpirable, parecida a la de un traje para baño regular, se pueden ajustar mejor con velcro o broches y son un poco más caros. El problema está en el mantenimiento, hay que limpiar de forma inmediata su contenido y luego llegar a casa para lavarlos. Además, si los usáis solo un  par de veces es probable que perdáis el dinero ya que no le quedarán a vuestro hijo de un año para el otro.

¿Debo elegir pañales de baño desechables o reutilizables?

Más allá del costo hay que pensar en la regularidad de uso. En un día de playa seguro usaréis más de un pañal pues inevitablemente vuestro hijo sentirá necesidad de ir al baño. Así que si estáis pensando comprar uno reutilizable también debéis adquirir más de uno.

Además, la comodidad y apariencia son también factores a considerar. Debéis probarlo en casa y mojarlo antes de salir con ellos a un lugar público y terminar con un accidente o una bomba de caca llena de líquido y materia fecal en el trasero de vuestro hijo.

También notaréis que en ambos casos existe en una variedad de colores y dibujos animados súper divertida. Y si preferís, ambos pueden usarse junto con bañadores normales así que no tendréis que renunciar a ellos.

Pañales de natación desechables

Son de fabricación similar a los modelos regulares de pañales pero son más ligeros y cómodos para vuestro hijo. Además, no tendréis problema para buscar una marca buena o la talla adecuada, porque será la misma que ya compráis regularmente.

Para mí estos son más prácticos si tenéis más de un niño en edad de pañal, pues se pueden cambiar con rapidez y enseguida seguir atendiendo al resto de los críos.

Ventajas

Tiene bajo mantenimiento y son ideales para usos ocasionales.

Pañales de natación reutilizables

Su tela suave y colorida os encantará de inmediato pues lograréis salir de la clásica imagen de un pañal blanco. Su principal ventaja está en lo ecológico de su sistema que evita que creemos más desecho innecesario. Más allá de su sistema de limpieza, estos pueden usar mucho tiempo ya que trae unos broches en la cintura que permiten adpatarlos y así garantizan que aún se ajusten bien luego de un par de meses a medida que vuestro crío crezca.

Ventajas

Son menos costosos a largo plazo y más suaves con la piel delicada del bebé.

¿Cómo usarlos en una piscina pública?

En cada establecimiento las reglas pueden variar. ALgunos lugares no permitirán siquiera que vuestro hijo entre a la piscina si aún no controla sus idas al baño, otros pedirán que reforcéis el pañal con una capa de un traje, short reutilizable o unos bañadores cortos infantiles.

También como padre podréis optar en emplear vuestro propio sistema, a mi me gusta ponerle a mi hijo pequeño un pañal desechable y encima uno reutilizable para asegurar el doble y ahorrarme el bañador.

Elegir la talla correcta

Para que cumplan su función, deben quedar más apretados que su pañal del día a día, pero cuidado con ello, esto no quiere decir que debe cortar la circulación de las piernas de vuestro hijo.

Si notáis marcas rojas en su cintura o muslos es muy pequeño. En caso contrario, si vais por un modelo grande esperando que dure más tiempo, el bañador terminará siendo inservible para retener los desechos.

Normalmente, los pañales vienen disponibles en dos tallas. Una pequeña o 1 que abarca de 2 a 10 kilos de peso y una talla 2 que se mide desde los 10 hasta los 15 o más kilos.

Material del pañal bañador

Los pañales de playa más recomendados siempre serán aquellos que no hagan daño a vuestro hijo y esos son los de poliéster. Esta tela permite que su piel respire a la vez que aprietan lo suficiente para adherirse y cómo no son una fórmula de impermeables para bebés lo sentirán muy cómodo.

Algunos están hechos de nylon que imita la textura de un bañador pero este tejido será muy flojo e irritable para la sensibilidad de los niños, así que mejor dejar los cortes ásperos para más adelante y así os evitareis un sarpullido cutáneo.

¿Cómo se asegura el pañal de natación?

Broches

si sois primeriza debéis acostumbraros desde la etapa prenatal que vais a ver muchos broches en todo tipo de ropa de bebé y esto es porque son difíciles de desprender de forma accidental pero fáciles de poner y quitar. Y esta no es la excepción, aquí los encontraréis a los laterales de la cintura para ajustar la braguita.

Pull ups o entrenadores

También podréis comprar modelos que se suben y bajan como unos calzoncillos o un bikini regular. Estos cuentan con una tira elástica alrededor de ambas piernas y el tronco y son ideales para los niños que ya están por dejar los pañales pero que pueden tener algún accidente.

El único inconveniente es que al sacarlos debes tener cuidado con los desechos que se puedan caer o resbalar si lo hacéis muy rápido.

Velcro

Este es otro mecanismo usual en la ropa infantil, sin embargo es muy cómodo y es el más fácil de regular el ajuste. Os aconsejo tener cuidado si una tira queda expuesta hacia la piel del bebé pues puede rasgarlo o irritarlo con el frotamiento.

Consejos para usar pañales bañadores

Siempre es bueno llevar más de uno, pues si ocurre un accidente debéis estar prevenido. tampoco olvidéis una ropa y un pañal regular de cambio ya que una vez fuera del agua el bañador dejará de protegerlo a derrames.

Si vuestro crío está jugando fuera del agua y se orina debéis verter el líquida fuera del pañal de inmediato.

Una vez usados debéis guardar el pañal reutilizable en una bolsa especial pues sino entrará en contacto con otras cosas dentro de vuestra pañalera y corréis el riesgo de contaminar. Y por supuesto, debéis llevar un forro de plástico adicional en caso de imprevistos.