mejor-andador-para-ancianos

Los 5 Mejores Andadores para Ancianos que Desean Independencia y Seguridad

Si eres un adulto que aprecia los dispositivos ortopédicos que te garanticen una vida más saludable y equilibrada, te invitamos a conocer los mejores andadores para ancianos que desean independencia y seguridad.

No se puede negar que con el paso del tiempo, las personas de la tercera edad, pueden padecer de movilidad reducida, problemas de estabilidad y enfermedades como el Parkinson, las cuales merman su calidad de vida al producirles caídas, temblores, lesiones y pérdida de la confianza en sí mismos.

Gracias a un grupo de prestigiosas compañías reconocidas a nivel internacional, se han diseñado unos andadores que brindan desde el primer momento, una solución de autonomía a tu vida, evitando esa constante lucha con el equilibrio o la fatiga fácilmente.

Adicional a ello, como sabemos que te gustaría hacer unas largas caminatas más fáciles y saludables, te sugerimos mantenerte con nosotros.

Ya verás como en este artículo te explicaremos todo lo que debes saber antes de comprar, estos prácticos andadores, que beneficiarán tu vida, como nunca antes habías pensado.




¿Cuál es la mejor andadera para ancianos?

Si eres un adulto mayor que agradece la seguridad y la libertad de realizar las actividades cotidianas con fluidez o te encanta hacer largas caminatas al aire libre, no deberías angustiarte si posees algún tipo de discapacidad motora, mareos o dolores en las piernas.

Esos terribles diagnósticos relacionados con la pérdida de equilibrio, encuentran su solución inmediata cuando adquirimos un andador rodante.

Así que continúa con nosotros, para que conozcas una lista con los mejores productos que beneficiarán tu calidad de vida enormemente.

A continuación te presentamos las mejores andaderas para ancianos:

1. Andador con frenos Homecraft 91169945

Con frenos y 4 ruedas

Homecraft se encuentra en el ranking de las marcas de salud y de cuidado personal mayor vendidas en la actualidad.

Su diseño robusto pero ligero a la vez, le otorga una ventaja inigualable en cuanto a la tecnología desarrollada en sus frenos, los cuales no necesitan mayor presión para su funcionamiento adecuado.

Este sistema le permite al usuario colocar el freno fijo al momento de sentarse o levantarse, lo cual evita que se deslice el andador, en aquellos instantes en que se requiere mayor seguridad.

La altura de sus mangos es completamente regulable y ergonómica, lo cual le permite adaptarse a la mano de los adultos mayores que poseen problemas de artrosis.

Viene con un asiento y un soporte para la espalda totalmente acolchados.

Está fabricado en aluminio, es plegable e incluye entre sus accesorios, un práctico cesto en el cual puede transportar diversos artículos personales.

Viene disponible en dos elegantes colores: el rojo rubí y el cuarzo.

Realizando una comparativa con otros andadores, este modelo de Homecraft sin duda alguna, se convierte en una de las mejores opciones disponibles para las personas con movilidad reducida.

2. Andador ligero de aluminio Patterson Medical 91433713

Calidad y ligereza

La gente de Patterson Medical nos sorprende con uno de los andadores para discapacitados más ligeros del mercado, ya que solo pesa 7 kgs.

Elaborado en aluminio y con un diseño ergonómico, cumple con todas las funciones prometidas para ayudar a los ancianos con problemas de motricidad.

Posee una rueda en cada una de sus terminaciones, dando un total de 4 y sus mangos son ajustables dependiendo de la altura.

El respaldo trasero se ajusta con facilidad y el asiento sobre el cesto puede ser levantado permitiéndole tomar pequeños descansos sin sobrecargar las piernas.

Viene disponible en un tono gris, distintivo de los suministros médicos de estos fabricantes; es plegable y posee frenos.

Si bien este andador con ruedas es uno de los más económicos, la calidad es insuperable.

3. Asiento con andador Drive Medical R8BL-23

Asiento con andador y mangos ergonómicos

Drive Medical pone a disposición de sus Clientes un producto ergonómico y funcional, ideal para las personas mayores con padecimientos artríticos.

Una de sus características resaltantes se encuentra en la ligereza de la pieza, ya que el andador pesa menos de 7 Kg, aspecto que debe considerarse ampliamente al momento de hacer una elección entre este tipo de equipos médicos.

Su altura es ajustable entre 84 a 96,5 cm; ha sido diseñado con mangos ergonómicos, los cuales sirven de apoyo a personas con movilidad reducida o con problemas de estabilidad, evitando así caídas y lesiones peligrosas.

Su freno de mano en forma de bucle le otorga una maniobrabilidad extra para las personas más activas.

Viene provisto de un asiento acolchado el cual le proporcionará un descanso extra en aquellos días de movilidad más activos.

Está disponible en la combinación de los tonos azul y negro; su calidad y prestigio en el mundo de la ortopedia, le dan un plus extra y cuando lo comparamos con otros productos similares, definitivamente es uno de los menos costosos.

4. Andador de aluminio con frenos por presión Queraltó

Frenos de presión, 2 ruedas delanteras y 4 traseras

Según la opinión de los expertos, los fabricantes de Queraltó líderes en venta, brindan a sus Clientes, uno de los mejores andadores de aluminio con frenos de presión, los cuales se activan al hacer fuerza sobre las empuñaduras del soporte rodante médico.

Aparte de su elegante diseño cromado, otra de sus características resaltantes se centra en un sistema de 2 ruedas delanteras capaces de girar unos 360º y 4 traseras, permitiéndole a los adultos mayores una libertad más amplia en sus desplazamientos.

Es práctico y ligero por su material de elaboración: aluminio; es ajustable, plegable y de gran calidad. Su peso a penas llega a los 6.86 Kg y soporta 110 Kg de peso.

En cuanto a sus dimensiones tiene 60 cm de largo y 59 cm de ancho, convirtiéndolo en uno de los productos más compactos, al compararlo con otros andadores rodantes.

Quienes seleccionen este artículo de Queraltó, pueden estar seguros que están adquiriendo, seguridad, autonomía, confort  y 4 productos de calidad en 1 mismo. Esto se debe a que no solo actúa como andador, sino como bastón y como asiento con cesto transportador.

5. Andador Medline Basic

Evaluado clínicamente

De la gente de Medline, especialistas en la fabricación de artículos que están al cuidado de la salud de los ancianos y de la atención de las personas en el hogar en general, nos llega este increíble andador que ha sido evaluado por expertos en el área clínica.

Su elegante diseño y tono púrpura brindan la combinación perfecta, de un dispositivo que otorga seguridad y autonomía a los usuarios tradicionales o a aquellos que están atravesando una etapa de terapéutica y rehabilitación particulares.

Dentro de sus características se encuentra una capacidad de peso de 250 libras y un peso de 14 libras; es plegable lo que le permite ser almacenado en espacios reducidos. 

Otra de sus ventajas es el asiento y respaldo acolchado, el cual proporciona comodidad a los pacientes y un diseño supervisado bajo los más altos estándares ortopédicos.

Está acondicionado con un sistema de 2 ruedas delanteras y 2 traseras de 6″ (pulgadas); una distancia de 17.5″ entre las manijas; en cuanto a la altura del asiento puede ajustarse entre un mínimo de 20.5″ y un máximo que oscila entre 31″ – 35”.

Si bien dista mucho de tener un precio bajo, al compararlo con otros andadores rodantes de la competencia, la supervición clínica durante la elaboración de este artículo de Medline, garantizan a los usuarios, la compra más acertada para beneficiar su salud y calidad de vida.




¿Quién necesita un andador?

Existen todo tipo de razones por las cuales la gente mayor adquiere

mejor-andador-para-ancianos
Andador para discapacitados

un andador con ruedas. No obstante, la más común de todas, es que requieren una ayuda extra para  la movilidad.

Esto se logra gracias a una estructura con ruedas que les brinda una ayuda adicional al momento de mantener el equilibrio de una manera mucho más firme, que aquella que les puede proporcionar un simple bastón.

Puede decirse entonces que estos diseños son ideales para los ancianos activos que permanecen fuera de la casa, por un tiempo más largo que lo habitual. Por lo cual un caminador de estilo antiguo, se convierte en una pieza obsoleta y en una carga innecesaria.

Las personas de la tercera edad deben considerar un andador con ruedas cuando:

  • Deseen permanecer más activos, incluyendo en su rutina diaria, paseos al aire libre, viajes, etc.
  • Necesiten más ayuda, que la que un bastón puede proporcionar.
  • Tengan la necesidad de sentarse a menudo.
  • No se puedan levantar de un caminador tradicional con facilidad.
  • Necesiten algo más duradero que un caminador convencional.
  • Requieran moverse con mayor

¿Cómo elegir un andador?

Si bien la opción más idónea debe partir de las recomendaciones de tu fisioterapeuta o médico, te sugerimos que continúes la lectura de este interesante artículo, ya que te permitirá tomar la mejor elección al momento de adquirir este producto.

Y es que la misma, debe partir de la consideración de muchos factores que van más allá de lo asequible y del estilo. Los mismos tienen que ver con la altura del mango, el asiento, las dimensiones, la capacidad del peso del producto y el número de ruedas.

Características y recomendaciones para elegir el mejor andador:

Altura del mango

El primero de los test que debemos realizar es con respecto a la altura del mango. Para medir que esta sea la más adecuada, debes empezar por el pie derecho y con los zapatos puestos. Pídele a un amigo o miembro de tu familia  que mida desde el pliegue de tu muñeca hasta el suelo.

Los datos arrojados corresponderán a la altura aproximada de las barras de control.

Asiento

Si consideras que es indispensable que este dispositivo de soporte y movilidad venga con asiento, deberías eliminar de tu lista, la opción de un andador de 3 ruedas.

La altura del asiento también debe ser algo a considerar. Algunos andadores permiten que esta pieza sea ajustable, mientras que otros no lo hacen.

Lo siguiente sería realizar una prueba al sentarse en una silla en la que habitualmente estés cómodo y desde la cual puedas elevarte fácilmente.

Cuando trasladamos ese mismo ejercicio al asiento del andador, deberías poder levantarte y sentarte con la misma facilidad; de lo contrario indicaría que el asiento es demasiado alto o demasiado bajo.

También te recomendamos revisar la forma y el material del asiento. Los acolchados y contorneados definitivamente son mucho más cómodos y de buena calidad que los que están diseñados de plástico duro.

Dimensiones

Si vives en una casa con baños, armarios y puertas estándar, lo recomendable es seleccionar un andador de 3 ruedas debido a que este puede plegarse parcialmente con facilidad.

Si por el contrario escoges uno de 4 ruedas, recuerda que la mayoría de estos dispositivos rodantes, exceden las 22″ (pulgadas), medida que corresponde a las puertas de los baños habituales.

Por estas razones antes de elegir el andador adecuado es recomendable medir la anchura del lugar más pequeño por el cual deberás pasar en el interior de la casa. A menudo, corresponde a  una puerta o pasillo.

Una vez que tengas estas mediciones, estarás listo para escoger este maravilloso ayudante, según tus necesidades individuales.

Peso

Esta característica aplica tanto para la capacidad de peso y resistencia del producto, como para el peso total de la pieza.

Debes asegurarte de que estás cómodamente debajo de la capacidad de peso de cualquier andador, esto te garantizará un mejor apoyo y uso correcto de la pieza.

También es importante revisar esta característica, si lo debes cargar con frecuencia para introducirlo en un maletero, camioneta, subir escaleras, etc., esto debido a que para quienes sufren lesiones en la rodilla y el tobillo puede resultar particularmente incómodo.

Número de ruedas 3 O 4

Es muy importante revisar esta opción al momento de adquirir dicha pieza. Cuando los andadores poseen 3 ruedas, los mismos serán más ligeros, más estrechos y fáciles de plegar; no obstante el radio de giro será reducido.

Mientras que si el producto está diseñado con 4 ruedas, por lo general, los asientos y su sistema rotatorio, suelen ser más estables, con una capacidad de peso más alta y con un rango de altura más ancho.

Recuerda que todas estas recomendaciones de los elementos que acabamos de resumir,  deberían ayudarte junto con el precio y la estética, a elegir el andador que mejor se adapte a tus necesidades.

Andador Para Ancianos

Otras características a considerar antes de comprar

Las necesidades de una persona mayor pueden variar, esto dependiendo de diferentes factores como la edad, su condición física, movilidad y otros que pueden cambiar las funciones que necesiten en un andador.

Sin embargo, un equipo de buena calidad debe contar con ciertas características fundamentales que son indispensables para brindar a los adultos de avanzada edad o personas con distintas condiciones o lesiones, la comodidad y estabilidad que requieren al caminar y entre estos se encuentran:

Confort:

La ergonomía es de los factores más importantes que debéis buscar en un andador, esto incluye un agarre cómodo y acolchado, además de un banco con respaldar, para que las personas mayores puedan descansar cómodamente en cualquier lugar y cuando lo necesiten.

Facilidad de uso:

Recordad que estos serán equipos utilizados por personas de avanzada edad, por ello es necesario que sean fáciles de ensamblar y de utilizar, de esta forma podrán tener independencia al moverse y será mucho más sencillo el desplazarse cuando lo requieran.

Durabilidad:

La durabilidad de estos equipos está directamente relacionada con la calidad de sus materiales, por lo que debéis invertir en un andador resistente, firme, estable y que no tengáis que cambiar cada cierto tiempo porque este se ha roto.

Al invertir en un modelo de calidad, podréis estar seguros de que habréis elegido un modelo que durará mucho tiempo sin dañarse o romperse.

Portabilidad:

Un equipo plegable será mucho más sencillo de almacenar cuando no esté siendo utilizado, además de que, cuando salgáis en el coche, no resultará en un problema el guardarlo en la maleta, facilitando las cosas para todos en casa.

Uso en exteriores:

Los andadores no solo son equipos para utilizar en casa, ya que estos, dependiendo del modelo, están creados para ayudar en todo tipo de terrenos, por lo que es recomendable optar por un andador que pueda ser utilizado en exteriores, que sea de material inoxidable y que cuente con patas que se adapten al camino.

De igual manera, es ideal que estos andadores cuenten con material antideslizante que impida caídas.

Modelo ajustable:

Es importante que el andador cuente con la opción de poder ajustarse, esto dependiendo de la altura de la persona que vaya a utilizarlo. Por suerte, en su gran mayoría, cuentan con esta posibilidad, solo debéis fijaros en la altura máxima del equipo y compararlo con vuestra altura o la de quien estará usando el equipo.

Funciones de seguridad:

Nunca paséis por alto la seguridad y, cuando busquéis un andador, elegid un modelo que cuente con frenos, de esta forma podréis prevenir accidentes.




Beneficios de utilizar un andador para ancianos

Los andadores son una gran manera de brindar tranquilidad, no solo a la persona que los utiliza, sino también a todos los que se encuentran en su entorno, ya que le darán un apoyo estable y seguro al caminar.

Y estos no son los únicos beneficios que podréis encontrar en un andador, ya que también se encuentran los siguientes:

Son livianos:

Los andadores están fabricados con materiales sumamente livianos, lo que es bastante apropiado para personas mayores, esto debido a que serán mucho más fáciles de manipular y empujar.

Según diferentes estudios, los andadores son los segundos equipos de apoyo más utilizados, solo superados por el bastón y esto se debe a su facilidad de uso y peso ligero.

Ofrecen un soporte máximo:

Estos equipos son capaces de brindar un gran soporte, ya que están creados con diseños que se encargan de dar estabilidad al caminar y al estar de pie.

Esto se debe a sus estructuras rígidas, pero livianas, que, al tener bases antideslizantes o ruedas con frenos en su parte inferior, hacen que el equipo no se mueva a menos que la persona así lo desee.

Son rápidos:

Una de las grandes ventajas que acompaña el peso ligero de los andadores, es la facilidad que tendrán las personas mayores para moverlos, lo que será ideal para que puedan caminar más rápido.

La mejor opción para interiores:

Cualquiera desea poder desplazarse con libertad dentro de su propia casa y, al llegar a cierta a edad, la flexibilidad y movimiento de los músculos y articulaciones puede verse reducida, es allí donde se convierten en una gran ayuda equipos como andadores.

Con un andador, la persona será capaz de moverse con libertad y son ideales para uso en interiores, ya que tienen un tamaño adecuado para no tropezar con otros muebles dentro de casa y, nuevamente, su peso ligero los convierte en una gran opción para el uso diario.

Sus diseños se adaptan a todas las personas:

Una de las grandes ventajas que encontraréis con los andadores, es la cantidad de diseños y variedad que existe en el mercado, ya que esto ayudará a que elijáis el modelo que mejor se adapte a vuestras necesidades.

Muchos de estos caminadores cuentan con pequeñas cestas para llevar algunas pertenencias, lo que resultará bastante útil cuando sea la hora de salir.

Tipos de andadores

Los andadores no solo son grandes herramientas para adultos mayores, ya que también ayudan a personas con problemas de movilidad o que estén en recuperación por alguna lesión que les impida caminar con normalidad y, dependiendo del caso, podréis escoger entre diferentes tipos de caminador:

Andador estándar:

Este es el tipo de andador más básico, el cual cuenta con cuatro patas con material antideslizante que brindan gran estabilidad.

Estos se encuentran disponibles en muchos tamaños diferentes, que serán perfectos para adaptarse a cualquier altura, además, se caracterizan por ser muy livianos, ya que, para poder caminar con ellos, es necesario levantarlos del suelo, de allí la necesidad de contar con un peso ligero.

Andador de dos ruedas:

Por otro lado, también podéis encontrar andadores que, en lugar de patas en su parte delantera, cuente con un par de llantas que hagan el manejo mucho más sencillo, ya que solo se tendrá que empujar para desplazarse. Sin embargo, suelen ser más pesados.

Andador de tres ruedas:

Con este andador tendréis las ventajas de un andador de cuatro llantas, ya que tendréis gran balance, estabilidad y facilidad al caminar, pero, con la diferencia de que aquellos son mucho más ligeros.

Andador de cuatro ruedas:

Estos andadores son perfectos para quienes solo necesiten un poco de apoyo al caminar, aún cuando no busquen demasiado balance, ya que sus cuatro llantas hacen que sea muy fácil de mover, pero, no mantienen el balance como los demás tipos de andadores, para ello es necesario que cuenten con frenos.

También son los más pesados entre todos los tipos de caminadores.

Andador de rodillas:

Este tipo de andador se diferencia del resto ya que cuenta con una plataforma o asiento donde podéis descansar las rodillas, lo que hace que sea ideal para quienes se recuperen de alguna lesión o necesiten un soporte en esa área en específico.

Ajustándose al andador

Un andador debe contar con la altura exacta, esto para evitar dolores en los hombros y columna, al igual que para reducir el estrés muscular y es necesario verificar dos factores sumamente importantes:

Fijaos en el ángulo del codo:

La posición ideal para llevar una andadera debe incluir hombros relajados, las manos en las agarraderas de la misma y que permita a los codos flexionarse de una forma cómoda y en un ángulo de 15°, solo así sabréis que esta se encuentra a la altura ideal.

Fijaos en la altura de las muñecas:

Además de la altura del andador y la posición de hombros y codos, también es necesario fijarse en la altura de las muñecas al sostener las agarraderas del andador, donde las manos deben estar en una posición cómoda y relajada, adaptándose perfectamente a la forma de las agarraderas.

Accesorios de la andadera

Los andadores son bastante fáciles de manipular y no requieren de demasiado esfuerzo físico, pero, para hacer las cosas mucho más sencillas, los andadores pueden contar con una serie de accesorios que podréis integrarles para ayudar al desplazamiento de quien lo utilizará, entre estos se pueden encontrar:

Andadores de fácil plegado:

Muchos modelos de andadores cuentan con la función de plegarse, lo que facilita bastante el tener que almacenarlos en lugares con poco espacio, por ejemplo, en la maleta del coche o en un armario cuando no esté siendo utilizado.

Andadores con frenos:

Los frenos en los andadores más que un accesorio, deben ser una necesidad y un factor indispensable con el que tienen que contar, esto en el caso de que elijáis un modelo con llantas.

Lo ideal es que estos se encuentren en el manillar, como también podréis encontrar andadores con frenos en la parte de abajo, que se podrán activar y desactivar cuando queráis.

Andadores con bandejas:

Dependiendo del modelo que elijáis, los andadores pueden incluir bandejas en su parte delantera, la cual será muy útil para transportar comida, bebidas y otros objetos que queráis transportar de un lado a otro.

Andadores con bolsas:

Además de bandejas, también existen andadores que cuentan con bolsas en sus costados, en las que podréis llevar revistas, libros y otras cosas que queráis tener a la mano.

Andadores con asientos:

Estos son modelos bastante conocidos, se trata de andadores con asientos o sillas, las cuales suelen estar ubicadas en medio de la estructura de los caminadores y que serán de gran ayuda para descansar en medio de largas caminatas o para personas que no puedan permanecer de pie por demasiado tiempo.

Andadores con cestas:

Si necesitáis un andador para una persona mayor que ama ir de compras al super, una gran opción es que este cuente con una cesta en la que pueda llevar todo con comodidad, además de que no tendrá que cargar con bolsas en el camino a casa.

¿Es necesario de un terapista para comprar un andador?

Un andador es una gran herramienta para tener en casa cuando se tiene a una persona de edad avanzada, estas no requieren de la opinión de un profesional para poder adquirirlas, pero, es conveniente consultar con un experto cuando se tienen ciertas dudas o queréis estar seguros de que su uso no sea perjudicial.

Es recomendable la opinión de un terapista o profesional cuando la persona que va a usar el andador tiene alguna lesión, nunca ha utilizado uno, tiene dudas con respecto al tipo de andador que mejor se adapta a su condición.

¿Cómo puedo utilizar un andador de forma segura?

Utilizar un andador es bastante sencillo y seguro, están hechos para brindar un buen soporte y asistencia al caminar, por lo que no tendréis que preocuparos porque estos resbalen.

Sin embargo, es importante considerar ciertas medidas de seguridad para no tener ningún problema al usar estos equipos mientras camináis, sobre todo si es la primera vez que vosotros o alguno de vuestros familiares los utilizáis, por ello debéis mantener presente que:

Al ponerse de pie:

Debéis aseguraos de sentaros en el borde de la silla, siempre que estéis cómodos y colocar vuestros pies lo más distanciados posibles, ya que esto brindará mayor soporte al levantaros. Las manos deben ir en el agarre del andador, de manera firme y, cuando estéis en una posición confortable, inclinar vuestro peso hacia adelante.

Luego, debéis encontrar vuestro punto de equilibrio y no realizar ningún paso hasta que estéis seguros de haberlo encontrado.

Al sentarse:

El proceso para sentarse con la ayuda de un andador no es demasiado diferente al que realizáis para poneros de pie, en este caso debéis ubicaros, dando la espalda al frente de la silla o sillón donde deseáis sentaros, con las piernas abiertas para mayor estabilidad y nunca dejando de sostener el andador.

Luego, con la ayuda de este, empezaréis a bajar con mucho cuidado, flexionando vuestras rodillas lentamente hasta que logréis sentaros en la silla.

Caminando con un andador:

Al caminar con un andador, es importante que guardéis cierta distancia desde el equipo y vuestro cuerpo, de esta manera tendréis suficiente espacio para realizar vuestros pasos de una manera cómoda.

De igual manera es importante que nunca deis un paso mientras el equipo está en el aire, siempre debéis mover el andador, cuando son modelos sin llantas y ubicarlo a la distancia indicada, para luego proceder a realizar vuestras pisadas.

Cuando se trata de un equipo que cuenta con llantas en lugar de patas antideslizantes, solo debéis empujarlo y caminar detrás del mismo.

Al cruzar con un andador:

Para cruzar hacia otra dirección mientras usáis un andador, es necesario que lo coloquéis en el sentido deseado y os tomará unos dos a tres pasos lograr un giro de 180° con comodidad.

Debéis recordar el no realizar pasos mientras estáis moviendo el andador, siempre debe ser luego de que este ha sido ubicado en una posición segura y estable.