Los 5 Mejores Asientos Elevadores Para Bebés Que Harán Que Tu Niño Se Sienta Cómodo Y Seguro

Ya tu bebé no toma pecho, se sienta y come solo pero no alcanza el tamaño de las sillas regulables, entonces lo que necesitas es el mejor asiento elevador para bebé disponible.

Este tipo de sillas, llamadas también asientos de refuerzo, son ideales para niños en etapa de crecimiento, en los viajes y para esos días en que la familia decide comer afuera.

Si ya te decidiste a comprar uno de estos, debes mirar en qué edad se ubica tu bebé y cuáles características de estos productos le vienen mejor para su seguridad y comodidad.

Lo ideal es que te lleves a casa aquel asiento que satisfaga tus exigencias y las necesidades de tu niño y que, además, se ajuste lo mejor posible a tu presupuesto.





¿Cuál es el mejor asiento elevador para bebé?

Antes de hacerte con uno de estos asientos es útil que verifiques la oferta disponible, que revises modelos y fabricantes, hagas comparativas entre todos y finalmente te decidas por el que te resulte más conveniente.

Nosotros hicimos un test entre los diferentes tipos de asientos elevadores y, de acuerdo a sus características y cualidades, elaboramos una guía de sugerencias que puede servirte a la hora de decidir:

 

1. Asiento elevador para bebé regulable en 3 alturas Chicco Pocket Snack

Ligero y fácil de llevar

Dotado de una gran versatilidad, la trona regulable te ofrece ajuste a tres tipos de alturas diferentes para mayor comodidad de tu bebé en distintas ocasiones.

La silla para comer de Chicco es la solución perfecta para sentar al babé con todos en la mesa y, además, garantiza seguridad de su bebé. Tiene piezas desmontables para su limpieza y está elaborada para bebés de 6 meses a 3 años. Soporta, máximo, 15 kilogramos.

Tiene un sistema de sujeción bastante seguro compuesto por correas ajustables tipo arnés, que mantiene a tu bebé fijo en el sitio de la mesa donde lo ubiques.

Es un producto liviano, compacto, fácil de almacenar y transportar y, lo mejor, es que es el modelo más económico de nuestra selección. Lo consigues en naranja y verde.

 

2. Ingenuity 60279-2-W11

Práctico y fácil de limpiar

Elaborado para niños con edades comprendidas entre 4 meses y un año, este asiento elevador es seguro, fácil de almacenar y de transportar.

Se trata de un artículo unisex, disponible en azul y rosado, que soporta 22.7 kilogramos. El fabricante recomienda, además, no montarle pesos de menos de 5.4 kilos. Incluye porta tazas y sus bandejas son aptas para el lava vajillas.

Está dotado de un aditamento desmontable para mayor comodidad de tu bebé y que le permite adaptarse a su crecimiento.  Es también uno de los más seguros con su sistema de arnés de tres puntos y la correa de seguridad para sujetarlo a la silla del comedor.

No tiene precio bajo, pero está hecho de materiales resistentes que lo convierten en una buena opción. Si el dinero no es problema para ti debes analizar esta oferta.

 

3. Elevador OXO 6366900

Cómodo y portátil

Apto para niños de hasta 4 años de edad, este elevador de asiento es la solución perfecta para que tu bebé pueda comer con el resto de la familia.

Capaz de soportar hasta 31.8 kilogramos, esta silla es completamente portátil y plegable y, además, tiene un asa plegable para transportarla fácilmente.

Es una silla segura, tiene arnés de tres puntos ajustable según la edad y si tu niño ya tiene dos años o más, puedes quitarles las correas y guardarlas dentro de la misma sillita. Tiene un cojín cómodo para tu niño y fácil de limpiar, cuenta con un respaldo cómodo y también antideslizante adaptable a varios tipos de sillas.

El modelo 6966900 de Oxo es asequible y, como dato extra, es libre BPA y PVC que puede resultar tóxico para las personas. Lo consigues en color verde.

 

4. Asiento elevador regulable Chicco Up To 5

Compacto y resistente

Con capacidad para soportar hasta 25 kilogramos, el alzador de asiento de Chicco permite a tu bebé comer junto con el resto de la familia y en su mismo nivel a la par que lo mantiene seguro con su sistema de arnés y correas ajustables.

Este modelo tiene respaldo extraíble y bandeja plegable para almacenaje adecuado y facilidad de transporte. Es apto para niños de hasta 5 años y, según la opinión de quienes ya tienen uno, es un producto cómodo que proporciona estabilidad al bebé.

Su precio es ligeramente más bajo que otros productos similares de esta misma marca. Es unisex, práctico, compacto y fácil de limpiar y lo consigues exclusivamente en color azul.

 

5. Munchkin 11021

Ajustable y funcional

Esta silla elevadora para bebé es, tal vez, la más portable de nuestra selección. Es una bolsa de viaje que puedes convertir en silla para colocar en la mesa de la cocina o en cualquier otro lugar de la casa y, obviamente, es ideal para viajes largos.

Tiene compartimiento de almacenaje práctico y protegido para necesidades básicas por si tu niño aún no controla sus funciones biológicas.

Cuenta con arnés de tres puntos para mayor seguridad, dos posiciones de altura ajustable y está hecha de un material resistente, de buena calidad y fácil de limpiar.

Es el modelo menos costoso de nuestra selección, soporta hasta 22.7 kilogramos y, dependiendo del peso, los niños lo pueden usar hasta los 8 años.




¿Qué es un asiento elevador?

el-mejor-asiento-elevador-para-bebéEsta es una versión más pequeña de la silla alta. Puedes utilizarla para asegurar a tu niño a la altura correcta para comer en una mesa. Usualmente están hechos con dos correas que fijas a la silla regular.

Algunos vienen con su propia bandeja extraíble, y la mayoría tiene respaldo para el apoyo. Son ideales para los niños pequeños, y útiles para viajar.

 

¿Qué es una silla alta?

Cuando dejes de amamantar al bebé, éste necesitará un asiento seguro con una altura apropiada donde puedas alimentarlo o, si ya tiene edad suficiente, alimentarse a sí mismo. Puede venir con bandeja o utilizarse directamente en la mesa. También sirve para que el niño juegue sentado seguro y estable mientras te dedicas a otras tareas de la casa.

 

¿Cuál debes elegir – silla alta o asiento elevador?

Si ya no toma pecho y está en su alimentación temprana es recomendable que pongas a tu niño en una silla alta siempre que sea posible, ya que ahí será capaz de sentarse completamente apoyado y con seguridad atado.

Si ya es mayor, es capaz de sentarse sin apoyo y de comer de forma independiente, un asiento de refuerzo o para viajes le permitirá participar en comidas familiares en la mesa. Los asientos de refuerzo también son perfectos para las vacaciones y salir y comer.

4 razones por las que un asiento elevador es mejor

  • Son portátiles y muchos pueden caber en equipaje de vacaciones o una cesta
  • Son fáciles y delgados para almacenar si el espacio es apretado
  • Son a menudo más baratos que sillas altas
  • Son grandes como un segundo asiento para la alimentación en casa de los abuelos o de un amigo

 

Cosas a considerar antes de comprar

Con la cantidad de oferta disponible, elegir el elevador de asiento adecuado puede ser abrumador. Sólo debes asegurarte de que tu niño se siente cómodo y que el comer con todos en la mesa será agradable y exitoso para tu pequeño y para ti.

Es importante que consideres tus necesidades y las del bebé a la hora de seleccionar. Por eso es muy útil que te hagas estas interrogantes que te ahorrarán tiempo y dinero.

  • ¿Será fácil de limpiar?

Necesitarás un asiento que se pueda limpiar fácil y rápidamente. Es útil que busques los elevadores con bandejas extraíbles o desmontables que se limpian fácilmente e incluso algunos pueden meterse en el lava vajillas, si quieres de éstos debes buscar el que tenga esta especificación.

Pero la limpieza no se resume nada más en la bandeja, muchos de estos elevadores están forrados en tela y tiene correas de un material que se ensucia con facilidad. Aquí lo que debes verificar es que tanto forros como correas sean extraíbles para poderse lavar

Si es plegable, es importante que usualmente estés desinfectando la silla para evitar que tu bebé se enferme.

  • ¿Será duradero?

Si tu bebé es de los niños que no se están quietos ni un segundo, es recomendable entonces que te busques un asiento elevador de materiales resistentes, que sea robusto, con los ajustes, restricciones y refuerzos adecuado porque la estabilidad y seguridad de tu bebé es lo primero.

Un elevador resistente aguantará las comidas con tu bebé hasta que tenga edad para una silla de niño grande, pero es una inversión que se hace aún mayor si estás pensando en comprar el asiento que luego heredará el siguiente niño.

  • ¿Crecerá con tu bebé?

Gran parte de estos asientos sirven a tu bebé desde edad temprana hasta el momento en que ya están listos para una silla regular. Es importante los pesos mínimos y máximos que soporta el producto, los tipos de ajuste que tiene y las distintas posiciones porque muchas son desmontables y sirven para tu bebé hasta después de los 12 o 18 meses, incluso más. Siempre es útil que busques los que tiene respaldo, apoyo para la cabeza y reposa brazos, para más seguridad y comodidad de tu bebé.

 

¿Está mi bebé listo para un asiento de refuerzo?

Sí, si tu bebé tiene por lo menos 9 meses, come solo y se sienta sin apoyo y con confianza. Por otro lado, si tiene entre 6 y 9 meses y se sienta sin apoyo, tal vez le venga mejor una trona para alimentarlo; pero si aún no se sienta, incluso con apoyo, y tiene un control deficiente de cabeza y cuello entonces todavía no está listo.




Características a buscar

Debes tomarte unos minutos y analizar cuáles características son esenciales para ti y, sobre esa base, vas eligiendo lo que les resulte más cómodo a ti y a tu bebé.

  • Ligero: Es esencial que puedas moverlo y almacenarlo, sin mucho esfuerzo, de un lugar a otro. Es útil que compres esos que son portátiles y que puedes sostener con una mano, pues probablemente con la otra estarás sosteniendo a un bebé hambriento.
  • Base antideslizante: Una base antideslizante garantizará que tanto el asiento como el niño permanezcan en su sitio, son más valiosas aún si no rayan las sillas y los muebles. Recuerda que la silla elevadora adecuada es aquella donde el niño esté seguro y cómodo. Busca también los que tienen correas en la parte posterior y debajo de la silla para mejor sujeción.
  • Capacidades giratorias: Un asiento con función giratoria te puede ser útil si estás cocinando y quieres mantener vigilado a tu pequeño, también proporcionan libertad de movimiento con seguridad si el bebé se mueve mucho. Algunos asientos ofrecen múltiples posiciones de bloqueo, otros cuentan con ambas opciones.
  • Género neutral: Una compra inteligente puede servirte para más de un niño. Si la compras en género neutro harás una inversión práctica, así que, si tienes otro niño o estás pensando en tenerlo, lo recomendable es que inviertas es un elevador adecuado para niños y niñas.
  • Diseño plegable: Este tipo de diseño es útil para viajar porque hará que tu trona quepa en cualquier sitio. Lo mismo ocurre en casa cuando ya tu niño está en la transición a las sillas regulares. El asiento que elijas debe poder plegarse y guardarse en cualquier sitio.
  • Correas o asas: Debes elegir aquel que te facilite la vida, si puedes seleccionar uno que tenga una correa con el cual guindarte la silla al hombre ¡tanto mejor! Porque así tendrás las manos desocupadas. Algunos modelos incluyen una bolsa de transporte con correas para los hombros o un asa que también facilita el transporte, aunque es menos práctica que la correa.
  • Revisa el ajuste: Es importante que la silla proporcione el ajuste adecuado, que el cinturón del regazo caiga en la parte superior del muslo y no del abdomen, que el del hombro encaje perfecto en el medio y no cerca del cuello o tan flojo que se caiga del hombro. Lo esencial es que el ajuste garantice la seguridad de tu bebé, tanto en la casa como en los viajes así que es determinante que compruebes este detalle.
  • Gasta sabiamente: Los asientos más caros no necesariamente son los más seguros, antes de guiarte por los precios debes pensar en la seguridad de tu bebé. En ocasiones los modelos más económicos y razonables en cuanto a su costo cumplen con todas las funciones que requieres sin que gastes una fortuna.