Los 7 Mejores Calibradores Digitales (Opiniones) de 2019

Cuando os dedicáis a trabajos precisos de medición de manera profesional o como pasatiempo en carpintería o mecánica, lo ideal es tener disponible el mejor calibrador que podáis conseguiros en el mercado.

Estos aparatos vienen infinidad de tipos, siendo el digital uno de los más modernos y populares, aunque no siempre el favorito de los tradicionalistas. También los hay de aire, que se suelen usar para el arreglo de neumáticos y quirúrgico para usos en medicina.

Un calibrador os resultará de gran utilidad para medir con precisión en proyectos caseros y profesionales, es muy fácil de usar y muy intuitivo, Para manejarlo bien no tenéis que ser un maquinista o desafiar las leyes de la física o las más elementales fórmulas de la química.

Tiene la gran ventaja de que es muy portátil y lo podéis elegir de acuerdo a vuestras necesidades.

Podéis encontrarlo de batería, electrónico y con diferentes puntos de medición. Al comprar debéis estar seguros cuál de estos os va mejor e invertir en el mas conveniente.

Para escoger convendría que miréis la marca, el costo y lo que es capaz de hacer esta herramienta. Las hay multifunción pero también la conseguiréis muy especializada en un solo tipo de medición, sólo es cuestión de que os decidáis por lo que os resulte mejor.

No está demás hacer alguna comparativa, entre la oferta comercial hay gran variedad y mientras más seguros estéis, mejor.

Nosotros hicimos un test, entre cualidades de lo que hemos visto entre la oferta disponible, elaboramos una guía en la que podéis encontrar varios de estos dispositivos, tal vez con estas sugerencias podéis tomar una decisión más acertada.

A continuación te presentamos los mejores calibradores digitales: 

1. Pinza digital electrónica JUNING

Manufacturada en acero inoxidable

Si estáis cansados de adquirir herramientas de calidad dudosa y fabricados en plástico que no den la talla a la hora de realizar vuestras labores más sencillas de medición en el área del bricolaje o la plomería, mirad a la gente de Juning, quienes han diseñado un pie de rey preciso y de lectura rápida que dispone de una rueda de metal fácilmente deslizable y con tuerca de fijación.

Para una mayor durabilidad, el dispositivo está manufacturado en acero inoxidable; su pantalla digital es grande permitiendo las lecturas claras y la escala de su regla ha sido grabada con láser.

2. Pie de rey digital para diámetro interior y exterior JOYLINK CALIPER

Confiable y al mejor precio

Cerrando la lista de los calibradores seleccionados para esta revisión, me gustaría recomendaros uno de los sellos más versátiles, confiables y a excelente coste que encontraréis en el mercadillo de las herramientas de medición. Se trata de Joylink, una pinza digital manufacturada en plástico endurecido y resistente ante la corrosión, que permite deslizaros y posicionaros suavemente cuando estéis realizando cualquier tarea de bricolaje.

Viene con una pantalla LCD digital extra grande y fácil de leer, con dos modos de medición sencillos de cambiar (pulgadas y milímetros) y con batería incluida. Es un vernier altamente recomendado incluso para la industria automotriz.

3. Calibrador digital Futec DC-1

Precisa y resistente al agua

Este micrómetro tipo Vernier, tiene un rango de medición de 0 a 150 mm, que además mide dimensiones internas, exteriores y profundidad.

Viene con función de apagado automático y funciones métricas conmutables. Es decir, aparte de los milímetros, también mide en pulgadas.

Tiene precio elevado, pero es un dispositivo resistente al agua, a prueba de polvo y está hecho con acero inoxidable de calidad, así que la inversión que hagáis por él os durará mucho.

4. Calibrador digital KS Tools 300.0532 (0-150 mm)

Con graduación de rosca

Fabricado en acero inoxidable, el dispositivo de KS Tools, tiene bloqueo de tornillo vernier y graduación de rosca. En consecuencia, es capaz de medir tanto la profundidad como a lo interno y externo.

Os ofrece mediciones en milímetros y pulgadas. Quienes lo tienen alaban su rendimiento, aunque se quejan de la lentitud del reseteo, afirman que se trata de un dispositivo de buena calidad. Es asequible, lo conseguís en rojo e incluye caja de almacenamiento.

5. Mannesmann – M 823-160

Para medición diferencial

Con pantalla LCD de 5 dígitos, este aparato pertenece al grupo de los calibres digitales que ofrecen solidez a cambio de una inversión pequeña.

Su unidad de medida es en pulgadas, milímetros y en milésimas de pulgadas, está hecho de materiales sólidos y funciona con pila redonda RL44.

Es económico y de gran rendimiento, quienes lo tienen lo recomiendan mucho por la calidad del instrumento en relación con la inversión que se hace para adquirirlo.

6. Calibre digital pinza pie de Rey Louisware

Sólido y fácil de leer

Dotado con tornillo micrométrico, este aparato tiene cuatro funciones de medición y unidades numéricas de lectura simple.

Viene con una gran pantalla de fácil lectura, sobre todo para quienes pasan horas en este tipo de trabajos y les falla la vista.

Tiene precio bajo y según la opinión de quienes ya lo tienen, es un aparato sólido, hecho con materiales resistentes, capaz de hacer buenas mediciones con mucha exactitud. Es toda una pieza de joyería.

7. Fixpoint WZ SL 150 D

Tecnología digital

Este es el menos costoso de la lista. Quienes lo tienen insisten que no es un instrumento muy avanzado, aunque sí correcto y preciso.

Os ofrece formas de medida estándar y su capacidad es más bien universal porque mide profundidad y dimensiones internas y externas.

Este, en particular, es metálico y no como otros que vienen a color, una pila redonda que incluye en el paquete junto con el manual. Funciona con voltaje 1.5 V.

Guía de compra del calibrador digital

Simplicidad de uso

mejor-calibrador-digitalNo necesitaréis un doctorado para usar un calibrador, ya que es un aparato sumamente sencillo de usar y cualquiera, con un mínimo de curiosidad y sentido común podrá emplearlo para medir sin ningún problema. Son aparatos simplistas en diseño y en uso.

Se conforman por dos puntos iguales que son colocados en cada extremo. Solo tenéis que colocar los puntos en el extremo más alejado de lo que se medirá, una vez ubicado cada extremo en el espacio a medir, debéis retirarlo para medir la distancia entre ambos. Algunos calibradores, incluso, los venden con medidas fijadas así que no tendréis que recurrir a instrumentos secundarios de medición para que obtengáis la medida que deseáis conocer.

Tipos de calibradores digitales

En el mercado os conseguiréis innumerables tipos de calibradores, todos con la misma función, pero cada uno de ellos adaptados a vuestras necesidades y preferencias, aquí os explicamos los más populares.

Internos:

Son utilizados para que podáis medir, por ejemplo, el ancho de la parte interna de una tuerca, es decir que os miden la distancia interna de un objeto. Los puntos suelen ajustarse de antemano y van dentro del objeto a medir. Algunos calibradores usan tornillo de ajuste, otros se ajustan con ligeros golpes a la superficie.

Externos:

Tienen patas de ajuste en forma de proa y miden la distancia entre los bordes exteriores de un objeto. Se ajustan igual que los calibradores internos.

Divisorios:

Se ajustan, muy frecuentemente, con tornillos y suelen tener puntos finos y piernas rectas que retienen eficazmente la superficie que necesitáis sea medida. Se utilizan para medir la distancia entre dos puntos dentro de un mismo objeto, como por ejemplo un electrocardiograma o un mapa.

Hermafrodita:

Se utilizan para que dibujéis la línea desde el borde de un objeto hasta un punto en algún lugar del centro de ese referido objeto. Consta de dos tipos de piernas, una doblada con punto afilado que marca el punto en el centro del objeto y se mantiene allí y una pierna recta que tiene punto opaco y torcido con el cual agarráis el borde del objeto.

Vernier:

Miden distancias internas, externas e incluso la profundidad. Se caracterizan por tener mandíbulas grandes con bordes rectos enfrentados entre sí que son los encargados de las mediciones exteriores.

Veréis que también tiene mandíbulas más pequeñas de bordes dentados que son las que miden a lo interno. Trae también una sonda, encargada de medir la profundidad del objeto.

De dial:

Tienen la misma función que los Vernier, con la diferencia de que los de dial traen, como su nombre lo indica, un dial engranado en la parte frontal que hace más legibles las medidas pequeñas.

Digital:

Tienen la misma función que los Vernier y los de dial, pero, en lugar de usar una regla os ofrece una pequeña pantalla donde arroja los números que son el resultado de la medición que habéis hecho.

Micrómetro:

Los hay internos, externos y de profundidad, cada uno mide lo que le corresponde según su especificación. Lucen diferentes a los calibradores convencionales. Se ajusta con un tornillo y tiene un dial en el componente que lee la medida que obtendréis al ajustar el tornillo.

Consejos para comprar un calibrador digital

Cada aparato tiene una cualidad específica, no obstante, todos cuentan con una serie de cualidades que a las que os convendría que prestéis atención para que compréis el aparato justo y adecuado a vuestras necesidades. Debéis aprender lo básico y lo técnico para que hagáis una selección adecuada. Para ello es esencial que consideréis los siguientes elementos:

Tipo:

Cada calibrador tiene un propósito distinto, los encontraréis Vernier, de Dial, digitales, entre otros. Deberéis saber cuál os proporcionará mejores resultados e ir a por ese.

Nivel de precisión:

Un factor determinante si estáis hablando de herramientas de medición. Cuánto más precisas mejores serán, así que esta es una cualidad a la que debéis prestar mucha atención tanto si sois usuarios casuales o profesionales.

Buscad la construcción:

Debéis necesariamente echar un vistazo a la estructura de vuestro aparato, los materiales con los que se fabrican. Siempre os recomendaremos el acero inoxidable de alta calidad.

Estos materiales os ofrecen resistencia al agua y otros elementos como suciedad y grasa, además, son muy duraderos.

Duración de la batería:

Aquí es importante que busquéis uno con cierre automático del sistema que os evita el desperdicio de batería. Esta cualidad os resultará sumamente útil porque, con un uso descuidado, las baterías de estos aparatos tiendan a durar poco, así que esta opción puede serviros de mucho para prolongar vuestros trabajos de medición.

Fácil de usar:

Lo ideal em cualquier caso es que compréis una herramienta que os facilite la vida, no una que os cause dolores de cabeza, es por eso que debéis buscar aquellas funciones que os faciliten su uso. Ruedas sensibles al pulgar, pantallas legibles, movimientos de mandíbula suaves son algunos de los elementos que encontraréis en un calibrador fácil de usar.

Precio:

Los precios son tan variables como las marcas y, aunque los calibradores no son en exceso costosos, si tendréis que elegir de acuerdo a vuestras posibilidades. Sin embargo, no debéis olvidar que lo barato, a la larga, os saldrá caro. Entre más dinerillo podáis invertir en el aparato, más preciso y duradero será.

¿Cómo pensáis usarlo?

Antes de comprar debéis tener bien claro de verdad usaréis este aparato, hay oficios y tipos de trabajo donde, simplemente, no se necesitan, así que deberéis analizar con detenimiento si ese es vuestro caso o si, en realidad, necesitáis el dispositivo.

En todo caso, la forma en que lo usaréis dependerá, obviamente, del tipo de trabajo que estéis haciendo, dependiendo de la complejidad de lo que se medirá, podéis elegir el que mejor os convenga, así también tendréis una idea de cuánto deberéis invertir en estos aparatos.

¿De qué tamaño necesitáis vuestro calibrador?

Esta pregunta es de vital importancia que os la contestéis antes de hacer la inversión. Muy probablemente necesitaréis uno tipo estándar de 0-6 pulgadas, éste es el modelo más usado, sin embargo, no está demás que echéis un vistazo a las características del área a medir, pues tal vez podáis necesitar algo un poco más grande.

Como sabéis, los calibradores vienen en diversos tamaños, sólo deberéis tener la seguridad de lo que os hace falta para que podáis llevaros a casa lo más adecuado.

¿La certificación es importante?

Si sois profesionales tal vez necesitéis un instrumento muy preciso que esté certificado, si os dedicáis a trabajos detallados necesitaréis alguna garantía adicional y este es un elemento, definitivamente, muy importante que debéis considerar, así que, en ese caso, no está demás que pongáis un dinerillo extra para un instrumento con todas sus certificaciones. Si sólo usaréis el calibrador en pocos y pequeños trabajos informales no sería entonces necesario gastar más dinero en un instrumento certificado.

¿Necesitáis funciones adicionales?

Generalmente cuando estáis buscando un calibrador generalmente lo que os interesa es que pueda tener las funciones básicas de medición. Si es el caso que, además de eso, necesitaréis funciones adicionales, entonces conviene que seleccionéis que ofrezca todo lo que os necesitáis para sacar el máximo provecho a una sola herramienta.

Algunos calibradores miden incluso profundidad, pero otros, más complejos, tienen sensores, funciones automáticas, puertos USB y aplicaciones inteligentes, entre otros beneficios que seguramente os resultarán de gran ayuda.