Las 13 Mejores Bañeras de Bebé Para Una Ducha Segura y Divertida

Bañeras baratas, bañeras con accesorios, bañeras costosas, más seguras, más pequeñas, más modernas, en fin; cuando se trata de darle las primeras duchas a nuestro bebé, tenemos una lista interminable de opciones en el mercado, cuyo único objetivo es facilitarnos esta tarea a la que muchos padres nos cuesta.

Bañar a un recién nacido podría ser una actividad que nos da inseguridad y en ocasiones hasta miedo; sin embargo es parte de la higiene del niño y debemos hacerla. En nuestras manos está elegir una pieza adecuada, que haga de la hora del baño, un momento entretenido para ellos y relajado para nosotros.

Los modelos de bañeras para niños cada vez son más creativos y completos, muchas incluyen accesorios para mayor seguridad, otras juguetes, algunas son bañeras plegables e inclusive están equipadas con mueble cambiador para bebés.

¿Cuál es la mejor bañera para bebés?

Sea cual sea la que elijas, debe ser un equipo práctico, fácil de usar, donde tu hijo se sienta seguro y cómodo, que llenarla y vaciarla sea sencillo, y sobre todo ajustada a tu presupuesto.

Acá encontrarás 11 bañeras que cumple con estas características, y aunque cuando se trata del cuidado de nuestro niño no escatimamos, los precios de esta bañeras son accesibles a muchos presupuestos.

A continuación te presentamos las mejores bañeras de bebé:

1. Bañera para bebé Foppapedretti

Con una capacidad de 36 Litros, esta bañera es plegable y portátil, sus medidas son 23 x 46 x 81 cm y pesa 2 kg.

Está fabricada con plástico resistente y está disponible en color verde y naranja, es perfecta para niños entre 0 y 3 años o hasta 15 kg.

Lo mejor de bañera es que el tapón del desagüe tiene sensor de temperatura y cambia de color para avisarte que el agua está fría o caliente.

2. Bañera para bebé Intime Inflable

Es de buen tamaño, por lo que tu nené podrá usarla por mucho tiempo. Es inflable, de material PVC ecológico e inofensivo para los pequeñitos.

Su color azul llamativo le encantará a tu bebé y hará más interesante la hora del baño.

Como parte del diseño, en su interior tiene una pieza que mantiene a tu hijo en el sitio correcto, evitando deslizamientos que podrían asustar al bebe.

Podrás llevártela a donde quieres, el peso es 1 kg y las medidas son 98 x 64 x 28 cm.

3. Minibañera Tipptoes

Incorpora el asiento para bañera antideslizante y un suave soporte de apoyo para la cabeza; tu niño se sentirá como un rey mientras lo bañas.

Es un modelo muy bonito, cómodo y seguro, pensado para niños de hasta 9 meses. Cabe donde sea, las dimensione son de 63 x 40 x 24 cm y pesa solo 998 gr.

Es fácil de manejar, se llena con poco agua y su tapón facilita la extracción de la misma. Su funcionalidad hace que sea ampliamente recomendada por los padres.

4. Bañera para bebé Jané

Se ajusta a las etapas de crecimiento del bebé, tiene una pieza que se adapta para cuando está recién nacido; y a medida que vaya creciendo funciona como soporte para su espalda y cabeza.

Es inflable, de buena calidad, si vas de viaje no ocupará mucho espacio en tu equipaje y te será muy útil durante las vacaciones, dado a que podrás usarla como flotador, mientras disfrutas de una piscina junto a tu bebé.

5. Bañera para bebé Hoppop

La doble pared mantiene la temperatura del agua cálida por más tiempo y además cuenta con un innovador sensor de temperatura que cambia de color cuando el agua baja de los 35° C.

Los colores de la pieza son unisex, bonitos y modernos, por lo que puedes buscar uno que combine con tu baño

La bañera es robusta y estable, con un tamaño mediano de 79,3 x 41,5 x 28,2 cm y un peso 2 kg, pensada para niños desde 0 a 12 meses.

6. Bañera para bebé Bébé-jou

Su diseño es elegante, de plástico brillante disponible en varios colores. Mide 75 x 39 x 25 cm con un peso 1,1 kg y una capacidad para 15 Litros.

Es pequeñita, para niños de hasta nueve meses, sin embargo cumple satisfactoriamente con su función.

Incluye un tapón para el desagüe y es compatible con otros accesorios adicionales de la misma línea, como el soporte de altura o la manguera para la salida de agua.

7. Bañera para bebé Babymoov

Es una bañera espaciosa, compatible con accesorios de seguridad como hamacas de baño y todo tipo de reductor de espacio para los recién nacidos.

El diseño es evolutivo, adaptándose progresivamente a las etapas de crecimiento del infante.

Te encantará el compartimiento que le sobresale al recipiente, donde colocarás champú, jabones, juguetes, cepillos y demás productos para el cuidado del bebé, que a su vez estarán organizados y a tu alcance durante la ducha.

Pesa apenas 1 kg, mide 93 x 47 x 33 cm y tendrá una larga vida de uso hasta que tu niño tenga aproximadamente 2 años.

8. Bañera para bebé Unbekannt

El tamaño es fenomenal, con diseño clásico de líneas curveadas que la hacen ergonómica. El molde incluye dos espacios para que tengas a mano los productos de higiene.

Es robusta y profunda, te permite complementarla con una hamaquita de baño o con soportes universales de bañera.

La pieza mide 100 x 51 x 31 cm. Es hecha con plástico de buena calidad y los colores disponibles son azul y rosado.

9. Bañera Hinchable de Luxe Jane

Bañera inflable con accesorio antideslizamiento adaptables a 3 posiciones para más comodidad y seguridad de tu hijo.

El bebé recibirá un baño completo con 25 litros de agua, razón por la cual no desperdiciarás el vital líquido.

Por su forma y sus colores, tu bebé sentirá que la bañera es un juguete; y así, la hora de la ducha será muy entretenida.

Va perfecta desde recién nacido, es resistente y duradera, así que acompañará a tu hijo hasta los 24 meses aproximadamente.

10. Bañera Bebé Confort

Diseñada para niños de hasta 10 kg, es espaciosa, con líneas aerodinámicas y cómoda tanto para la mamá y como para el niño.

Su tapón de drenaje con divertida forma de estrella, no sobre sale de la superficie de la bañera, el mismo queda perfectamente acoplado hasta que necesites drenar el agua.

El modelo es compacto y estable de 1,3 kg y dimensiones de 80 x 47 x 31 cm; recibirás un producto de buena calidad, por un precio muy competitivo.

11. Bañera para bebé Munchkin

Bañera de los más grandecitos, pensada para niños a partir de los 3 años, es inflable, y tiene un entretenido diseño del clásico patito de baño.

La pieza advierte cuando el agua está muy caliente para el bebé y su superficie texturizada evita resbalones.

Perfecta para tu casa, o cuando sales de viaje, es de las más portables y ligeras, pesa solo 600 gr y es fácil de inflar, desinflar y plegar.

12. Bañera anatómica para bebé

Cuenta con un diseño anatómico en el que tu bebé se sentará cómodo al recostarse y que gracias a su superficie antideslizante evitará tropezones.
La bañera es blanca y está decorada con hipopótamos, jirafas y otros objetos de llamativos colores que captarán la atención de tu niño.
En las esquina dispone de espacios con relieve para poner jabones, y su tapón te facilitará el desagüe y limpieza de la misma.
La pieza mide 80 x 52 x 26 cm, pesa 1,4 kg y es recomendable para niños de hasta un año.

13. Bañera para bebé Vital Baby

La tina tiene buen tamaño, te sentirás calmada duchando a tu bebe desde los 0 meses, y continuarás usándola inclusive después del primer año.

Posee un diseño universal compatible con soportes o asientos especiales de seguridad. Del mismo modo, ocupa poco espacio y te será muy fácil ubicarla mientras no la estés usando; sus medidas son 81 x 40 x 26 cm y pesa 1,3 kg.

Variedad de bañeras para bebés

Existen diferentes tipos de bañeras para bebés: Las hay de plástico, plegables, altas, bajas, de esquinas redondeadas, con antideslizantes  y miles de características más,mejor-bañera-para-bebé pero la gran interrogante es ¿cómo determinar cuál es la mejor para el bebé?

Lo primero que debes tomar en cuenta es el espacio que utilizarás para el baño. Algunos prefieren el lavabo cuando son pequeños (máximo los primeros 3 meses de vida) pero a medida que van creciendo ésta deja de ser una opción.

La bañera de plástico estándar es la preferida de las abuelas.  Al estar hecha de una sola pieza de plástico, este artículo es increíblemente fácil de enjuagar y secar. No hay áreas ocultas que atrapen y escondan agua, así se evitan el moho y los hongos.

A éste modelo se le puede adaptar una hamaca de prenatal que sostiene al bebé en su lugar mientras lo lavas con la otra mano. Es utilizada generalmente los primeros meses de vida y se adapta a casi cualquier tamaño.

Se ha hecho muy famosa a la hora de bañar a los recién nacidos pues si no tienes experiencia te será muy engorroso manejar ese cuerpecillo resbaladizo mientras se mueve.

El modelo estándar también posee un diseño anatómico. Una vez que tu bebé pueda sentarse en posición vertical, -alrededor de los 6 meses– un tope de seguridad se colocará entre las piernas, asegurándose de que no se deslice debajo del agua durante el baño.

En el lado opuesto a la estándar tenemos a la bañera de lujo. Ésta posee un termómetro digital que indica si el agua está demasiado caliente o fría. También consta de un sistema de drenaje continuo que permite que el agua sucia se vacíe constantemente por el desagüe, lo que da la sensación de hidromasaje en el cuerpo.

La bañera convertible es una de las más duraderas ya que su tiempo de uso se extiende desde el nacimiento hasta los niños mayores.  Se ajusta en dos o más posiciones para adaptarse al tamaño del niño por eso son conocidas como “las que crecen con tu bebé”.

El estilo plegable es una de las más populares hoy en día por su practicidad a la hora de almacenar y su increíble precio en comparación con los otros modelos.  La única queja de los consumidores es que su diseño en forma de cuenco la hace resbaladiza, sin embargo, este problema se soluciona con una esponja en el fondo o una alfombra mate.

La bañera inflable ha llevado la batuta los últimos años en las de estilo portátil por su practicidad, pero el precio ha sido uno de los mayores puntos en contra que posee.  Además, no son duraderas, son difíciles de limpiar y estallan pronto.

La parte positiva es que simplemente la colocas inflada en la tina de baño normal, agregas agua y de inmediato tendrás un baño para bebés listo para usar. La mayoría vienen con diseños que son una pasada.

Una muy parecida es la que se adapta al plato de ducha del baño.  Es una especie de piscina adecuada al baño perfecta para poder así vigilar al bebé mientras disfruta del aseo.  También sirve para reforzar el vínculo entre hermanos ya que en la mayoría caben dos niños.

Otra opción que existe para utilizar es la bañera con patas que posee en su parte superior un cambiador acolchado.

De esta forma una vez que sacas al pequeño del agua, cuentas con una base donde le puedes secar cómodamente y vestirlo sin necesidad de salir del cuarto de baño, evitando que pueda coger frío.

¿Has notado que la mayoría de las bañeras para bebés son de plástico? Pues hay una versión acolchada que desafía esta tendencia. Se trata de un cojín relleno de pequeñas bolas de polietileno que se empapan con el agua al colocarla en la tina.

Son llamadas bañeras acolchadas y están diseñadas para ser utilizadas por bebés que se puedan sentar bien por lo que no es adecuada para recién nacidos.  Un detalle importante es que debes dejarla secar bien antes de volverla a usar, así no corres riesgos de contaminación.

Le tocó el turno a la bañera tipo cubeta. Es la idónea para los bebés que odian el baño. Diseñado para emular el útero, el bebé se sienta derecho en el balde mientras lo lavas a su alrededor.  Es adecuado para niños de 0 a 6 meses de edad pero algunos fabricantes han extendido versiones que pueden ser usadas hasta los 2 años.

Aunque a simple vista parece una maceta transparente, en realidad es una bañera anticólicos que ayuda al bebé a combatir los gases porque imita la forma del vientre materno. El inconveniente que más resalta es lo difícil que se hace llegar a zonas como el culito o las piernas del bebé –generalmente lo que más se ensucian-

Si toda esta información te ha parecido abrumadora y no te has decidido por cual bañera comprar, paséate por estas interrogantes:

¿En realidad necesitas una bañera para bebé?

Aquí las opiniones están divididas, muchos optan por ella por considerarlas útiles pero otros se inclinan por limpiar al bebé en el lavabo y las suponen un gasto innecesario.  Todo dependerá del poder adquisitivo y espacio.

¿Cuánto tiempo la usará tu nene?

Como habrás notado, algunos modelos están diseñados para etapas específicas pero la marca Fisher Price ofrece una llamada 3 en 1 que va desde el nacimiento hasta pasados los 2 años de vida.

Incluye una hamaquita para recién nacidos a usar en la primera etapa.  Cuando el niño ya está listo para la segunda etapa (6 a 10 meses) la hamaquita se ajusta para ofrecer una posición más incorporada.  En la tercera etapa (hasta los 18 meses) el accesorio se puede retirar para que tener más espacio para sentarse y jugar.

Ahora bien, si te has decidido por adquirir una bañera, entonces coteja todos estos aspectos para que te lleves la mejor del mercado adaptada a tus necesidades y gustos.

Aspectos a comparar a la hora de elegir una bañera para tu bebé

La cantidad de agua que se necesita: Las bañeras tradicionales de plástico estándar necesitan mucha más agua para llenarse que las pleglables o inflables, aunque todo depende del tamaño.

¿En la bañera o en el lavabo?:

Cuando son pequeños el lavabo se convierte en la elección preferida de la mayoría pero a medida que el bebé va creciendo no será muy práctico tenerlo regando agua y jabón por todo el piso de la cocina, además, llega un momento en que simplemente no caben.  Es allí cuando aparece la bañera como opción.

Acuérdate del drenaje:

Muy bien, ya te has ocupado de comprar una bañera que utilice la menor cantidad de agua posible pero ahora debes dedicarte a eliminarla. La bañera que elijas debe tener un drenaje de fácil acceso, manipulación, que no deje residuos y se seque fácilmente.

¿Muy caliente o muy fría?:

Las bañeras más modernas tienen incorporado un termómetro que te indicará si el agua tiene la temperatura ideal pero si te inclinas por las clásicas, puedes adquirirlo por separado y te ahorrarás unos cuantos euros.

Los indicadores pueden ser útiles, pero es mejor verificar la temperatura dos veces examinando el agua con el antebrazo tal como lo hacían las abuelas.

Almacenamiento:

La mayor parte del día la bañera estará guardada así que el espacio de almacenamiento es esencial -nadie quiere tener un estorbo en la casa-.

Las plegables, convertibles e inflables son una alternativa si cuentas con poco espacio.

Cero caídas:

Una superficie antideslizante es de suma importancia sobre todo cuando un poco más grandes y traviesos, intentan ponerse de pie en medio del baño. En el mercado hay alfombras con ventosas o de superficie mate que evitarán muchos sustos por caídas.

La seguridad ante todo:

Las esquinas redondeadas con un soporte de entrepierna y laterales son imprescindibles para evitar que el bebé se desplace demasiado y ocurra un accidente.

Plegabilidad:

Retomamos el tema del espacio.  En la actualidad muchos modelos de bañeras son plegables para ser más cómodo su almacenamiento pero esto también puede significar que no sean capaces de soportar demasiado peso o que no se mantengan firmes por mucho tiempo.

Una recomendación final es que no compres lo primero que veas, estudia donde la vas a usar y no pases por alto los precios, un mismo modelo puede tener precios de venta muy distintos en función de la tienda.

Sea cual sea el método que elijas para el aseo diario, recuerda siempre acompañarlo con una ración extra de cariñitos.  Piensa que mientras salpica y juega contigo, crece la conexión entre ustedes.