Los 5 Mejores Complejos Probióticos Que Mejorarán Vuestro Estómago

Me he pillado un resfriado del copón con fiebres muy altas y alergias, terminé tomando antibióticos a cascoporro. El resultado ha sido una diarrea terrible por el menudo enredo que causaron todas esas medicinas en mi estómago.

Tuve que regresar al médico y me ha sugerido buscar el mejor complejo probiótico disponible en la oferta. Estuve mirando y vienen hasta con 9 cepas de bacterias diferentes y en presentaciones de hasta 100 cápsulas o más.

Elegir un probiótico tiene que ver con vuestras necesidades, yo prefiero algo sin gluten y sin lactosa para evitar males mayores en mi cuerpo. El precio también es importante, así que más os valdrá iros por lo menos costoso.

Los Mejores Complejos Probióticos

¿Cuál es el mejor complejo probiótico?

Conseguir un probiótico barato no es cosa del otro mundo, pero debéis recordar que son productos delicados y es necesario que os aseguréis de consumir algo bueno.

La elección dependerá de las necesidades de quién lo consumirá. Si estáis buscando un producto infantil o para bebés, la bioflora es lo más indicado. Pero también podéis recurrir a la lactoflora infantil que trae prebióticos o incluso a los alimentos con lactobacilos.

En el caso de que sea para vosotros mismos, la enterogermina, que sirve, no sólo para procesos digestivos sino para infecciones en la zona íntima de las damas.

Si os inclináis mejor por la natural, con una visita al herbolario podéis haceros con la cáscara de psyllium que es rica en fibra y regula la función intestinal en un dos por tres.

Si queréis tener datos más específicos a la hora de comprar, tal vez un vistazo a esta lista comparativa puede ayudaros:

A continuación te presentamos los mejores complejos probióticos: 

1. Línea depurativa probiótico Dpur+Bac de Zeus 

Apoya la digestión y el tránsito intestinal

Fabricado con cardo mariano, probióticos Biopolis y otras bacterias que actúan como desintoxicante y antioxidante, este suplemento mejora la salud y os mantendréis sin problemas digestivos.

Este grupo de medicamentos se pone en el mercado a través de su presentación en pastillas y es lo más indicado para combatir infecciones como diarreas y vómitos que mantienen en jaque a los estómagos sensibles.

Se toma en ayunas. No tiene efectos secundarios.

2. Probiótico SBO Biotics de Kiki Health 

Gran aliado de la digestión

Este suplemento de la marca Kiki Health está fabricado para adultos y funciona como un aliado importante en el alivio de malestares estomacales ayudando a recuperar la flora intestinal.

Su uso está recomendado para el colon, así como para mejorar la asimilación de los alimentos. Está fabricado sin conservantes, no contiene levaduras ni solventes químicos o aditivos.

En un empaque de buena calidad, el fabricante os ofrece 120 cápsulas veganas.

3. Complejo probiótico Ultimate Probiotic de Mayfair Nutrition 

Máxima calidad y absorción

Adecuado para potenciar las bacterias buenas en el cuerpo, este súper complejo de origen vegetariano está indicado para mejorar el estreñimiento y ayudaros en la pérdida de peso.

Os hará maravillas en la flora bacteriana dañada por antibióticos y, sobre cuánto tiempo tomarlos, el fabricante recomienda una cápsula diaria.

Son buenos para adelgazar si los tomáis con una dieta equilibrada y, si estáis en embarazo, se recomienda consultar al médico.

4. Suplemento con probióticos Advanced de Nutriza 

Contribuye a un sistema inmunológico

Capaz de proporcionaros un alivio inmediato para los gases, la hinchazón abdominal y otras dolencias, este suplemento os proporcionará ayuda gastrointestinal.

Contiene organismos vivos como lactobacillus, bifidobacterium y acidophilus ultra, que harán su trabajo para mejoraros en dolencias como el síndrome del intestino irritable, la acidez a la vez que combate las bacterias perjudiciales de vuestro cuerpo.

Hecho de forma natural y con procesos ecológicos, este producto garantiza mejoría inmediata.

5. Probiótico Komplex de Warnke 

Libre de transgénicos

Elaborado siguiendo estándares avanzados de seguridad que están rigurosamente controlados, los probióticos del fabricante alemán Warnke es de los más asequibles de la oferta y, también, con una calidad a toda prueba.

Son productos fabricados con materias primas que se alejan de procesos genéticos de modificación, así que no encontraréis en ellos ningún transgénico y es ideal para mantener la salud digestiva.

Trae, entre otros ingredientes, bifi dobacterium en polvo.

¿Qué son los probióticos?

mejor-complejo-probiótico

Se les denomina probióticos al conjunto de bacterias y levaduras consideradas por la ciencia como “buenas” para vuestro organismo porque os ayudan en procesos biológicos como la digestión. Suelen ser las encargadas de mantener funcionando de manera efectiva el intestino y ayudan a reponer la flora bacteriana. Son muy recomendadas por los médicos cuando padecéis constantemente problemas de colon, digestivos y estomacales.

Los probióticos se encuentran presentes en algunos alimentos como los yogures y otros productos lácteos y también los podéis encontrar en suplementos.

¿Cómo trabajan los probióticos?

No existe aún una descripción clara y completamente específica de la forma como actúan los probióticos, no obstante, la ciencia ha avanzado en descubrir que en la mayoría de los casos funcionan como un buen método de equilibrar las bacterias presentes en el cuerpo, en contraste con las malignas que deben ser expulsadas.

Por ejemplo, los probióticos suelen usarse para reemplazar las bacterias que trabajan en vuestro cuerpo después de haber tomado antibióticos que se usan, generalmente, para contrarrestar alguna infección.

Tipos de probióticos

Los investigadores han logrado clasificar un montón de bacterias que sirven como probióticos, con los años de estudio han llegado incluso a saber cuáles de éstas resultan más útiles para determinados tipos de problemas de salud, sin embargo, aún queda camino por recorrer.  Por lo pronto, han logrado clasificarse en tres grupos:

  • Saccharomyces boulardii

Aunque no es propiamente un probiótico, sino una levadura presente en éstos, los estudios han indicado sus propiedades positivas para contrarrestar problemas digestivos y ayudaros a mejorar de malestares estomacales asociados a la diarrea.

  • Bifidobacterium

Este es un probiótico que se encuentra por excelencia en los productos lácteos. Las investigaciones le atribuyen cualidades que ayudan en el alivio de afecciones estomacales, intestinales y digestivas, entre ellas el síndrome del intestino irritable.

  • Lactobacilus

Están presentes en los alimentados fermentados y, sobre todo en los yogures, según los estudiosos del tema, son los probióticos más comunes de los que se tiene conocimiento y, además, son reconocidos por hacer en un gran trabajo en ayuda a digerir determinados alimentos a aquellas personas que son intolerantes a ellos, tal es el caso de la lactosa o el azúcar en la leche.

¿Qué hacen los probióticos?

Los probióticos suelen estar vinculados al alivio de los problemas digestivos, no obstante, no es la única función que han descubierto en ellos los expertos.

Quienes los usan han encontrado alivio en la salud bucal, mejoría en condiciones de la piel como eczemas, infecciones vaginales y urinarias e incluso se le atribuyen algunas propiedades beneficiosas contra las alergias y resfriados.

Entretanto, también son conocidos sus efectos positivos para ayudar a tratar dolencias como la diarrea infecciosa, las diarreas por consumo de antibióticos y el síndrome de intestino irritable y la inflamación intestinal.

Las cepas de probióticos específicos deberían incluir

Existen algunos criterios encontrados sobre la cantidad y tipos de bacterias que deberían incluir los probióticos. Mientras están los defensores de los probióticos con mogollón de bacterias, otros prefieren menos cantidad. Sin embargo, ha surgido otro grupo que sostiene que no importa tanto la cantidad de bacterias como las de diferentes cepas que debería tener el probiótico ya que estas tienen funciones diferentes que causan efectos en diversos puntos del tracto digestivo. En ese sentido, recomiendan:

  • L. acidophilus

Pertenece al grupo de la lactobacilus, ayuda a digerir los lácteos y a absorber mejor los nutrientes. Coloniza en las paredes del intestino delgado.

  • B. longum

La encontráis en el tracto digestivo de los adultos y os ayudará al buen funcionamiento de la pared intestinal.

  • B. bifidum

Descompone grasas, carbohidratos complejos y hasta proteínas que luego el cuerpo es capaz de usar de manera efectiva. Esta cepa es particularmente importante porque con los años perdéis la capacidad de digerir algunos lácteos y ésta os ayudará en la labor. Crece en el intestino delgado y el grueso.

  • L. rhamnosus

Ayuda a prevenir la diarrea ocasional que suele producirse en los viajes producto del consumo de alimentos a los que vuestro estómago no está acostumbrado.

  • L. fermentum

Promueve un nivel saludable de bacterias intestinales y neutraliza subproductos de la digestión.

Sistema de entrega de producto y empaque

Estos productos son de uso delicado, principalmente porque se trata de bacterias, es decir organismos vivos, de manera que la forma como son empacados y entregados es de vital importancia ya que de ello dependerá que las bacterias se mantengan vivas y se asienten como debe ser en vuestros intestinos y tracto digestivo. Como os imaginaréis consumir un probiótico con un montón de bacterias muertas es una pérdida inútil de pasta.

Por esta razón debéis prestar atención a este tema y procurar aquellos productos que os garantizan que lo que consumiréis se ajustará a vuestras necesidades. Inicialmente los fabricantes tenían precauciones para la entrega y almacenamiento vinculadas a la refrigeración del empaque, sin embargo, el área a avanzado lo suficiente para que en la actualidad tengáis mogollón de probióticos con bacterias bien vivas que no necesitan refrigeración.

Si queréis aseguraros de que el producto respetará los estándares relacionados con la entrega, empaque y almacenamiento debéis buscar productos con botellas gruesas, opacas, oscuras, y bolsas desecantes, entre otros, y procurar lugares con poca luz y bajas temperaturas para su almacenamiento.

Fechas de caducidad

Este tema también es importante, principalmente porque de esta fecha dependerá por cuanto tiempo pueden permanecer vivas las bacterias, en ese sentido, la etiqueta de fabricantes que especifican tiempo de caducidad se refiere específicamente a que, hasta ese tiempo específico marcado en la etiqueta, el fabricante promete que los organismos allí dentro estarán vivos y harán su trabajo. Es decir, la fecha de caducidad en un probiótico garantiza su calidad.

Otras cosas para buscar

Al momento de comprar y consumir un suplemento probiótico debéis tener en consideración una serie de detalles que os ayudarán a una mejor selección:

  • Diversos factores

Estos tres factores son determinantes por varias razones. Empecemos por la edad, hay cepas que definitivamente causan problemas en los niños y adolescentes llegando incluso a dañar algunas funciones del tracto digestivo, de manera que vuestra edad es un punto que necesariamente deberéis tener en cuenta.

Asimismo, algunos estudios han determinado que algunas cepas pueden ayudaros a prevenir la ansiedad y la depresión, así como el estrés, de manera que, sin duda, este también es un factor importante a considerar.

Otro punto es la dieta, debéis recordar que todo en exceso es malo, de manera que si sois proclives a consumir alimentos que producen los mismos efectos que los probióticos tal vez tengáis reacciones adversas indeseadas, lo ideal es equilibrar y consumir aquellos cuyas cepas os ofrezcan cosas que no están en lo que coméis a diario.

  • Género

Aunque son buenos para hombres y mujeres, dependiendo del diagnóstico médico algunos probióticos serán más útiles para determinado género, algunos, como las que L. rhamnosus y L. reuteri, por ejemplo, están muy recomendados para tratar afecciones como la cistitis y la vaginosis bacteriana, típica de las mujeres mientras que otros como la B. Coagulans, funcionan bien para que hombres ancianos puedan combatir el reumatismo.

Cómo y cuándo tomar un probiótico

Lo ideal es tomarlo cuando la producción de ácido estomacal es más baja, en las mañanas es buen momento, pero luego debéis esperar al menos una hora para desayunar. AL acostaros es otra opción, pero debéis haber cenado varias horas antes. Sólo por indicación médica podéis tomar probióticos con las comidas.

Probióticos alimentarios vs. Suplementos probióticos

Los probióticos de origen alimentario son los que están presentes en algunos alimentos, los suplementos son los creados científicamente por fabricantes. Hay quienes prefieren los alimentos, pero éstos podrían no ser tan efectivos porque carecen de recubrimiento entérico lo que pudiera hacer que la mayoría de las bacterias mueran antes de llegar al colon gracias a los ácidos estomacales, puede darse también el caso de que no contengas suficientes cepas para hacer colonias o que contengan alérgenos.

¿Cuáles son los síntomas del consumo excesivo de pro bióticos?

Al igual que todo en este mundo, el consumo excesivo de los pro bióticos no es bueno y se ha comprobado que puede provocar síntomas de desorientación, confusión mental y dificultad para concentrarse, distensión abdominal severa, gases y un incremento de bacterias en el intestino.

El consumo excesivo también puede causar que los niveles del ácido láctico sean tres veces superiores al nivel normal. El ácido láctico puede ser tóxico para las células del cerebro, así como también puede afectar las capacidades cognitivas de una persona.

¿Puedo consumir diferentes pro bióticos a la vez?

Sí. Tú puedes consumir simultáneamente diferentes complejos pro bióticos, pero sólo si cada pro biótico tiene el aval científico necesario para tratar el problema de salud que se desea solucionar.

Mucha gente cree que los pro bióticos sirven para cualquier problema de salud, y los consumen y mezclan desordenadamente. Pero esto solo puede aumentar la probabilidad de complicaciones.

¿Los niños pueden consumir pro bióticos?

Sí. Muchos estudios clínicos han demostrado que los pro bióticos son eficaces y seguros en bebés y niños pequeños.

De hecho, hay muchas fórmulas lácteas infantiles y complementos alimenticios con pro bióticos entre sus componentes, los cuales se pueden suministrar a bebés recién nacidos o a partir del primer mes de edad.

Sumado a eso, diversas sociedades científicas como la Sociedad Española de Gastroenterología, Nutrición y Hepatología Pediátrica y la Sociedad Española de Infectología Pediátrica y la Organización Mundial de Gastroenterología, recomiendan el uso de ciertos pro bióticos para niños, en indicaciones como la diarrea y el cólico del lactante.

¿En qué casos no se recomienda consumir pro bióticos?

Aunque los pro bióticos son mayormente seguros, pueden provocar complicaciones en ciertas personas. Así que se recomienda precaución con su uso y guía del médico en los siguientes casos:

– En inmunocomprometidos, personas con inmunodeficiencia humana, pacientes oncológicos y pacientes con desnutrición severa, ya que en vez de generar una cura, podrían favorecer la instauración de enfermedades.

– En neonatos que padezcan una enfermedad grave.

– En pacientes con enfermedades de base muy graves, que hayan pasado por una reciente cirugía cardíaca, que estén en la la Unidad de Cuidados Intensivos, o que se encuentren en período de convalecencia.

– En pacientes intervenidos quirúrgicamente.

– En pacientes que padezcan de enfermedades inflamatorias intestinales, abdomen agudo, defensas disminuidas, fuga intestinal, y que se sometan a quimioterapia y radioterapia.

– En personas que presentan sangre en sus heces.

– En pacientes con disfunción pancreática y/o hepática.

¿Las mujeres embarazadas pueden consumir pro bióticos?

Sí. Los complejos pro bióticos por vía oral no se absorben y apenas se han relacionado con efectos adversos, así que la administración de éstos a una mujer en pleno embarazo puede ayudar a mejorar su salud, así como la salud del recién nacido.

Pueden estar tranquila, no ay posibilidad de que los componentes del pro biótico alcancen el útero.

¿Cómo se deben conservar los complejos pro bióticos?

Generalmente, los complejos pro bióticos se deben conservar en una nevera y por debajo de los 25 grados centígrados.

Sin embargo, algunos pro bióticos pueden tener requisitos particulares. Así que, para estar seguro, te recomiendo que revises las condiciones de conservación que se especifican en la caja del producto.

¿Es mejor consumir los complejos pro bióticos en ayuno?

El momento ideal para tomarlo es cuando la producción de ácido estomacal es más baja, o sea, en las mañanas y en ayuno. Eso no te ocasionará molestias, porque muchos pro bióticos están recubiertos con una capa que les protege durante su paso por el estómago.

No obstante, algunos pro bióticos vienen con sus propias indicaciones de consumo, las cuales también vienen especificadas en la caja del producto. En ese caso, es mejor seguir las indicaciones de la caja.