Aceite-de-Pescado-con-Omega

Los 6 Mejores Aceites de Pescado Omega 3 Para Mantener la Salud de tu Corazón

Consumir el mejor aceite de pescado Omega 3, es un hábito necesario para muchos pero practicado por pocos ¿Por qué?

Porque la mayoría de las personas tienen un bajo consumo de los alimentos clave para aportan la dosis mínimas diaria recomendada para mantener los niveles

adecuados de ácidos grasos en el cuerpo y además de esto son pocos los que realmente se preocupan por ello.

El Omega 3 es un ácido graso esencial poliinsaturado que se encuentra mayormente en algunos pescados, principalmente en el pescado azul, pero en la actualidad algunas personas desconfían del consumo de éste con regularidad por el riesgo de que contengan altos niveles de mercurio u otras sustancias tóxicas.

Sin embargo, el consumo de Omega 3 no solo es recomendado, sino que también necesario para hombres, mujeres, adolescente y adultos mayores para compensar el déficit, por lo que en la actualidad diversas marcas ofrecen el suplemento en capsulas para que el usuario consuma la cantidad diaria necesaria.

Y es que los beneficios que aporta el Omega 3 son altamente significativos

para el bienestar y la salud de las personas entre los cuales se puedes destacar los siguientes:

  • Previene de enfermedades cardiovasculares
  • Disminuye los niveles de triglicéridos.
  • Regula la presión arterial.
  • Facilita la cicatrización después de un ataque cardíaco.
  • Mejora la salud física y mental.
  • Ayuda en condiciones como artritis, inflamaciones, alergias, dermatitis.
  • Disminuye síntomas relacionados con la depresión y ansiedad.
  • Ayuda a aumentar la capacidad de atención.

Al conocer los beneficioso que es para la salud es necesario darle importancia al consumo de Omega 3, tomando suplementos con formulas diseñadas para compensar la baja y que además son fáciles de ingerir y rápidamente absorbibles por tu cuerpo.

Así que es hora de elegir el que más te convenga según tus necesidades y condiciones particulares siguiendo además una dieta balanceada y las recomendaciones de tu médico.




¿Cuál es el mejor aceite de pescado Omega 3?

Las presentaciones varían de cantidad de capsulas, tamaño y composición, pero te aseguramos que todas las marcas presentan el Omega 3 de una manera eficiente para tu consumo y todas están preparadas para aportarte todos los beneficios propios del ácido graso.

Conoce a continuación los siente mejores Omega 3 del mercado que además tienen los más competitivos precios.

A continuación te presentamos los mejores aceites de pescado Omega 3: 

1. Aceite de Pescado OMEGA 3 Iron Ore Health

OFERTA
Omega 3 Platinum aceite de pescado 2000...
33 Opiniones

Tiene un aceite totalmente natural fabricado bajo estrictos estándares de calidad para obtener el producto más puro. Cada capsula está compuesta con una cantidad cuatro veces mayor de Omega 3 que otros productos similares de otras marcas.

Cada capsula está tiene 660 mg EPA más 440 mg DHA y esta presentación contiene 180 capsulas suficiente para 90 días de tratamiento.

Es un producto eficiente de excelente calidad y es considerado uno de suplementos más completos que puedes consumir, para equilibrar el déficit de Omega 3 que la mayoría de las personas tiene.

El producto está garantizado y te devolverán el 100% del dinero si no estás satisfecho con la calidad del mismo.

2. Regal Earth OMEGA3

La capsula está compuesta por una estudiada y saludable dosis de aceite de pescado, EPA, DHA y un plus de vitamina E.

Es un suplemento ideal para adolescentes, hombres, mujeres y adultos mayores, que por la combinación vitamínica se ven altamente beneficiados con un consumo diario para complementar la alimentación.

Cada capsula tiene 1g, y dependiendo del requerimiento puedes tomar hasta cuatro por día acompañada de las comidas principales.

Por otra parte la compra incluye un práctico libro con recetas saludables y fáciles de preparar que te orientarán a una dieta más balanceada en pro de tu salud.

3. ZenTrum90

Es un envase de 90 capsulas, de las cuales el Omega 3 contenido proviene del aceite de pescado azul para contribuir con el buen funcionamiento del corazón.

Es una fuente de ácidos grasos esenciales recomendada por los médicos, y con solo dos capsulas cubrirás la ingesta diaria necesaria. Comúnmente este producto es usado frecuentemente por los deportistas para aumentar su rendimiento además de ser un buen suplemento, con excelente calidad y a bajo precio.

4.  Pure Essentials

OFERTA
Igennus Pure Essentials Aceite de...
37 Opiniones

Cada unidad está compuesta por Omega3 EPA y DHA de aceite de pescado, formula de alta resistencia para un bienestar duradero.

Estas capsulas son más pequeñas que las normales, por lo que son más fáciles de ingerir e inclusive más rápidas de absorber por el cuerpo gracias a su concentración 2,5 veces mayor que otros productos similares.

La clave de la pureza de este suplemento es la producción con pescados procedentes de aguas profundas y vida corta, lo que implica que son cortos en cadena alimentaria y por consiguiente menos propensos a acumular de contaminantes.

5. Nu U Nutrition

Es una enorme presentación con 365 capsulas, suficientemente duradera para todo un año, así que olvídate de comprar una presentación de solo 3 meses o 1 mes.

El producto está fabricado con una eficaz formula que aporta lo mejor de las vitaminas provenientes del aceite de pescado, cada una con 1000mg elaboradas en un tamaño fácil de ingerir.

El producto es totalmente elaborado en el Reino Unido, bajo rigurosos estándares de fabricación que garantizan un producto óptimo que además no contiene, lactosa, gluten, trigo, levadura, soja o cualquier elemento que le disminuya su efectividad y concentración.

La empresa garantiza el producto ofreciéndole un reembolso en caso de que esté insatisfecho con las capsulas para que invierta tranquilamente.

6.  NutriZing

Su fórmula es una completa combinación de Omega 3, 6 y 9 y lo mejor de estas capsulas es que no contienen ni sabor ni olor a pescado.

Es fabricado bajo cuidados proceso que garantizan la higiene y la calidad tanto en la elaboración como en la distribución del producto.

Los clientes reciben grandes beneficios al consumir este suplemento y además en poco tiempo, asimismo es un producto libre de efecto secundario y es recomendado para toda la familia

Es una presentación de 90 pastillas, para un tratamiento de 30 días.




¿Qué es el aceite de pescado y para que se usa?

Como su nombre lo indica el aceite de pescado es un tipo de aceite beneficioso para el organismo rico en ácidos grasos como el omega 3.

migliore-aceite-de-pescado-omega3

Se puede obtener comiendo pescado o tomando suplementos en presentaciones de cápsulas.

Si queréis incorporar a vuestra dieta alimenticia esta substancia oleosa, podéis ingerir algunos pescados cuyo alto contenido en Omega-3, los convierte en los predilectos. Entre ellos podéis contar con la caballa, el arenque, el atún, el salmón, el hígado de bacalao, entre otros.

Dentro de estos ácidos, dos van a destacar por su importancia. El primero es el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el segundo el ácido docosahexaenoico (DHA). Es por ello que si os habéis decidido por comprar un complemento alimenticio de pescado como el aceite de hígado de bacalao y aceite de hígado de tiburón, debéis chequear los listados separados en la etiqueta del envase de EPA y DHA.

Una información que resultará siempre de vuestro interés, es saber que el aceite de pescado está aprobado por la FDA puesto que os ayuda a reducir los niveles de triglicéridos, pero también se utiliza para muchas otras afecciones, sobre todo las relacionadas con el corazón y el sistema sanguíneo. Es por ello, que algunas personas usan aceite de pescado para reducir la presión arterial, los triglicéridos y los niveles de colesterol.

Más específicamente, el aceite de pescado también se ha empleado para prevenir enfermedades cardíacas o accidentes cerebrovasculares.

Desde el punto de vista alimenticio y neurológico, el pescado se ha ganado su reputación como «alimento para el cerebro», ya que sus compuestos ayudan a quienes comen pescado a combatir la depresión, el trastorno bipolar, la psicosis, el déficit de atención e hiperactividad (TDAH), el Alzheimer, el trastorno de coordinación del desarrollo, la migraña, y  la epilepsia.

Pero aún hay más. Desde el punto de vista oftalmológico, algunas personas usan aceite de pescado para contrarrestar el malestar del ojo seco, cataratas, glaucoma y degeneración macular.

Otro de los ejemplos frecuentes y efectivos podéis con las mujeres, quienes suelen ingerir aceite de pescado para prevenir una menstruación dolorosa, el dolor en los senos y las complicaciones asociadas con el embarazo, como el aborto espontáneo, la hipertensión al final del embarazo, el parto prematuro, el crecimiento lento del bebé y para promover el desarrollo infantil.

Para aquellos que estén interesados en el mundo fitness, estos ácidos grasos también se toman por vía oral para la pérdida de peso, el rendimiento del ejercicio y la fuerza muscular, el dolor muscular después del ejercicio, la neumonía, el cáncer, la enfermedades pulmonares, las alergias estacionales, el asma, el síndrome de fatiga crónica y para evitar que los vasos sanguíneos se estrechen de nuevo después de la cirugía que busca el ensanchamiento.

Adicional a esta larga lista, los especialistas también lo están recentando para la diabetes, prediabetes,  la dispraxia, dislexia, eczema, autismo, obesidad, osteoporosis, artritis reumatoide, osteoartritis, psoriasis, lupus eritematoso sistémico, esclerosis múltiple, y VIH/SIDA.

¿Cómo trabaja este aceite?

Muchos de los beneficios y del bienestar derivado por el consumo del aceite de pescado parecen provenir de los ácidos grasos omega-3 que contiene el mismo. Curiosamente, el cuerpo no produce ácidos grasos de este tipo y tampoco puede generarlos a partir del omega-6, que es común en la dieta occidental.

Esta substancia oleosa reduce el dolor y la hinchazón;  igualmente se ha convertido en efectivo para el tratamiento de la psoriasis y los ojos resecos. Otra de sus cualidades es que evita que la sangre se coagule fácilmente, resultando apropiada y recomendada para tratar algunas afecciones cardíacas.

¿Qué debéis buscar al comprar un suplemento de pescado?

Debido a que no siempre es posible comer las cantidades adecuadas de pescado fresco y graso, como el salmón, la caballa y las sardinas podéis encontrar en la suplementación con aceite de pescado una gran alternativa para vuestra salud.

No obstante, es importante destacar que no todas cápsulas son iguales. Hay una gran cantidad de variedades que podéis encontrar en el mercado, que ofrecen omega-3, por lo tanto, es indispensable saber exactamente qué buscar antes de hacer una compra en línea o directamente en un establecimiento tanto farmacéutico como nutricional.

Es por ello, que como punto de partida básico, debéis aprender a leer la etiqueta de información del suplemento, la cual se encuentra en la parte posterior de la botella. Esto es realmente importante y en el punto subsiguiente os comentaré el por qué.

Lectura de la etiqueta

Lo primero que hay que tener en cuenta al considerar un suplemento de aceite de pescado es la cantidad total de omega-3 que contiene por porción. Aunque no hay una cuantía diaria fija (RDA) al respecto, el consenso general de los científicos y nutricionistas expertos, indican que el consumo óptimo por día está entre 2000mg-4000mg, incluso aseguran que la misma puede ser mayor si os entrenáis regularmente o sois físicamente activo.

Ahora es el momento en que debéis aprender acerca del porcentaje de EPA y DHA presente el omega-3. Como os había comentado anteriormente, estos son los ácidos más importantes para alcanzar una salud óptima, en comparación con otras formas menos potentes como ALA, ETA, DPA, etc. Mientras mayor sea el porcentaje de EPA y DHA en vuestro suplemento, mayores beneficios veréis. Algo que debéis saber, es que la concentración de EPA y DHA por porción es a menudo mucho mayor en suplementos de buena calidad.

Lo siguiente que debéis buscar es la forma del ácido eicosapentaenoico y del ácido docosahexaenoico. Pueden ser triglicéridos, éster etílico o fosfolípidos (generalmente encontrados en el aceite de krill). Esto puede parecer abrumador, pero describe la forma molecular de los ácidos grasos omega-3.

Certificaciones de terceros

Las certificaciones de terceros refuerzan aún más la veracidad de un producto, en el caso de que estéis pensando en adquirir un suplemento de aceite de pescado de primera calidad.

Como guía  base debéis considerar al Programa de Estándares Internacionales de Aceite de Pescado (IFOS, por sus siglas en inglés), ya que es el único programa de pruebas y certificación para complementos de aceite de pescado, que establece los rangos más altos del mundo en cuanto a pureza, potencia y frescura.

Todas estas regulaciones y legitimaciones son importantes, ya que a veces se pueden encontrar contaminantes ambientales en los tejidos grasos del bacalao, el salmón y el atún. El aceite derivado de estos grandes peces puede contener altas concentraciones de metales pesados, PCBs, dioxinas y furanos, los cuales pueden generar graves efectos sobre la salud.

Explicación de los ingredientes adicionales

La gelatina se utiliza comúnmente para fabricar cápsulas de aceite de pescado. Sin embargo, algunas veces estos encapsulados pueden tener una capa entérica, que a menudo es turbia en apariencia. Los recubrimientos entéricos son a menudo sintéticos y normalmente están hechos de PVC o BPA, substancias de las cuales es aconsejable minimizar su ingestión, ya que se ha demostrado que liberan el suplemento prematuramente o demasiado tarde en el sistema digestivo.

Otro de los ingredientes que se encuentran en estos productos es la glicerina, la cual se agrega a la gelatina de la cápsula para evitar que se vuelva quebradiza y se rompa.

Por su parte, los tocoferoles son un compuesto orgánico que puede actuar de manera similar a la vitamina E. Su presencia es relativamente baja y ayuda a evitar la oxidación del aceite.

También podéis observar en algunas marcas, la presencia de colorantes, los cuales aseguran que la cápsula sea de color oscuro, para minimizar el riesgo de oxidación a través de la exposición a la luz. Esto es importante, ya que los aceites oxidados pueden ser perjudiciales para el organismo.

También, debéis evitar los suplementos que contengan soya, gluten y nueces, ya que puede indicar un proceso de fabricación que no se centra en la pureza.

¿Se ha analizado el aceite en busca de metales pesados?

No es un secreto saber que el pescado y los mariscos pueden contener cantidades concentradas de metales como el mercurio, lo que significa que es importante averiguar si el aceite de pescado que compráis ha sido analizado para detectar tales contaminantes. Por tanto, lo mejor es buscar un aceite de pescado que haya pasado las normas internacionales para pruebas de PCB, metales pesados, dioxinas y otros factores dañinos. Esta información debe aparecer impresa en la propia etiqueta.

¿Qué tan fresco es el aceite?

Todos los aceites son susceptibles a la oxidación, y el omega-3 no es una excepción. Si el aceite se oxida debido a la exposición a la luz, al calor o al aire, puede volverse rancio, por lo que es más probable que termine causando inflamación en el cuerpo. Por tanto, buscad aceites de pescado que estén bien sellados, en recipientes que no expongan el producto a la luz.

Igualmente conservarlos en su recipiente y guardadlos correctamente de acuerdo con las recomendaciones del envase. También debéis aseguraros de anotar la fecha de caducidad en el paquete.

¿Qué hay del precio?

El precio no siempre es un indicador de la calidad. Sin embargo, en general, un aceite de pescado menos costoso, no suele ser de la mejor calidad. Cuando se trata del omega-3, obtendréis lo que pagáis.

Es importante que antes de realizar una inversión, comparéis la cantidad de EPA/DHA. Definitivamente es otra manera de aseguraros de que pagáis por un producto de calidad.

Con respecto a la dosis, muy a menudo habrá una recomendación en la etiqueta para dar una indicación de cuántas cápsulas necesitaréis para el bienestar general.

¿Cuánta cantidad de omega-3 es seguro para el consumo?

La AHA dice que podéis tomar hasta 3 gramos de aceite de pescado al día en forma de suplemento. No toméis más que eso a menos que lo discutáis primero con  vuestro médico y entrenador en el caso de que seáis un deportista.

¿Existen efectos secundarios con el omega-3?

Los efectos secundarios del aceite de pescado omega-3 pueden incluir:

Sabor a pescado en la boca

-Aliento a pescado

-Malestar estomacal

-Heces más líquidas

-Náuseas

– Además en algunos casos, debido a su cualidad anticoagulante, tomar más de 3 gramos de aceite de pescado por día, podría aumentar el riesgo de sangrado.

¿Para qué sirve el aceite de pescado?

Como os he dejado ver en esta review, el omega-3 es una forma de ácido graso que se deriva de los tejidos de los pescados aceitosos. Contiene entre otros el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA), que son los que más atención han despertado en la investigación sanitaria en los últimos años.

Sin embargo, como queréis conocer más específicamente en que es beneficioso el consumo de sus encapsulados, os compartiré los aspectos más relevantes.

Ayuda a mantener un nivel saludable de colesterol

Al complementaros con omega-3 podéis mantener un perfil dentro de los rangos saludables de colesterol en la sangre. Por ejemplo, agregar 3 gramos de aceite de pescado al día puede ayudaros a promover las proporciones adecuadas de HDL a LDL, así como obtener los niveles recomendados de triacilglicerol.

Pero ya lo sabéis, ningún producto es milagroso per se, así que acompañad la toma de aceite de pescado en combinación con una dieta rica en frutas y verduras frescas. De esta forma vuestra salud general estará llena de armonía y bienestar.

Contribuye a la salud ósea

A medida que envejecéis, especialmente en el caso de las mujeres que están entrando en los años menopáusicos y que ya no tienen los niveles estándar de estrógeno y de la hormona progesterona, los huesos pueden comenzar a adelgazarse, lo cual la lleva a experimentar osteoporosis.

Diversos estudios han analizado las implicaciones de la ingesta de los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga sobre la densidad ósea y el equilibrio de calcio en mujeres menopáusicas, y han encontrado que aquellas que sí consumen niveles más elevados de ácidos grasos, han mantenido sus huesos más sanos.

En realidad, la mejor manera de contribuir a la salud general de vuestros huesos es aseguraros de que estáis consumiendo suficiente calcio en vuestra dieta diaria. Después de que eso, una idea inteligente es prestar atención al consumo de aceite de pescado.

Sin embargo, es importante aseguraros de que estáis obteniendo una buena proporción de ácidos grasos omega-3 y omega-6. Consumir demasiado omega-6 y muy poco omega-3, en realidad puede poneros en  riesgos más altos y llevaros a tener una densidad mineral ósea más baja.

Mejora el estado de ánimo

Las investigaciones también han indicado que incluir aceite de pescado en la dieta de forma regular puede brindaros un apoyo al estado anímico.

Como sabréis las comidas de muchas personas están tan llenas de alimentos procesados que distan de otorgar un buen nivel nutricional. Esto sumado a la acumulación de estrés que puede exacerbar los trastornos del estado de ánimo como la depresión y la ansiedad.

Lo bueno es que ha sido testeado que el consumo de esta substancia oleosa ayuda a mantener los niveles de serotonina en el cuerpo, la cual a menudo se denomina la hormona del «sentirse bien». Esta segregación por lo general entra en aumento después de que soléis alimentaros con una deliciosa comida rica en carbohidratos, que es lo que nos pone en un estado relajado y pacífico. Por esta razón, cuando las personas están estresadas, anhelan alimentos que contienen carbohidratos.

Por tanto, al complementaros con aceite de pescado, naturalmente contribuiréis a  vuestra propia liberación de serotonina en el cuerpo, ayudando a manejar el estrés.




13 beneficios de tomar aceite de pescado

El aceite de pescado es un  suplemento dietético de alto consumo a nivel mundial. Es rico en ácidos grasos omega-3, que son muy importantes para mantener una salud óptima, por tanto si sois una persona que no come mucho pescado graso, al tomar un encapsulado de este aceite, podéis ayudaros de gozar de sus beneficios.

A continuación os desglosaré una guía basada en las ventajas de su consumo.

1.-Puede ser bueno para la salud del corazón

La cardiopatía es una de las principales causas de muerte en todo el mundo. Al respecto, los estudios han demostrado que las personas que comen mucho pescado o cápsulas de su aceite tienen tasas mucho más bajas de padecer este tipo de enfermedades.

A grandes rasgos, los beneficios del consumo del aceite de pescado para la salud del corazón incluyen:

-Niveles de colesterol: Puede aumentar los niveles de colesterol HDL (el «bueno»). Sin embargo, no parece reducir los niveles de colesterol LDL (el «malo»).

-Triglicéridos: Puede reducir los triglicéridos en un 15-30%.

-Presión sanguínea: Incluso si vuestro consumo es de una  dosis pequeña, ayuda a reducir la presión sanguínea en aquellos pacientes que la tienen alta.

-Placas: Previene la formación de placas en las arterias evitando que se endurezcan. Contribuye a que las placas arteriales sean más estables y seguras en aquellos que ya las tienen.

-Arritmias fatales: En las personas que están en riesgo, puede reducir los eventos de arritmia fatal.

No obstante, algunos estudios señalan que aunque la suplementación con aceite de pescado puede mejorar muchos de los factores de riesgo para las enfermedades cardíacas, no hay evidencia clara de que pueda prevenir ataques cardíacos o los ACV.

2.-Podría ayudar a tratar ciertos trastornos mentales

El cerebro humano está compuesto de casi un 60% de grasa y gran parte de esta grasa son ácidos grasos omega-3. Por lo tanto, los omega-3 son esenciales para el funcionamiento normal de dicho órgano.

De hecho, algunos estudios han demostrado que las personas con ciertos trastornos mentales tienen niveles más bajos de omega-3 en la sangre; curiosamente también se ha demostrado que la suplementación con aceite de pescado puede prevenir la aparición o mejorar los síntomas de algunos trastornos mentales como la psicosis, algunos síntomas de esquizofrenia y el trastorno bipolar.

3.-Podría ayudar a reducir el peso y la circunferencia de la cintura

La obesidad se define como tener un índice de masa corporal (IMC) superior a 30. A nivel mundial, alrededor del 39% de los adultos tienen problemas de sobrepeso, mientras que el 13% son obesos.

Una situación delicada que deberíais saber, es que la obesidad puede aumentar significativamente el riesgo de otras enfermedades, incluyendo las cardíacas, diabetes tipo 2 y cáncer.

La buena noticia, es que la suplementación con omega-3 puede mejorar la composición corporal y los factores de riesgo de enfermedades cardíacas en personas obesas. Además, algunos estudios han demostrado que la ingesta de aceite de pescado, en combinación con una dieta apropiada y actividad física, puede ayudaros a perder peso.

Sin embargo, no todos los estudios han encontrado el mismo efecto. Un análisis de 21 estudios encontró que estos suplementos no redujeron significativamente el peso en los individuos obesos, pero sí redujeron la circunferencia de la cintura y la relación cintura-cadera.

4.-Podría apoyar la salud ocular

Al igual que el cerebro, las grasas omega-3 constituyen una parte importante de la estructura del ojo. Es por ello que la evidencia ha demostrado que las personas que no obtienen suficiente omega-3 tienen un mayor riesgo de enfermedades oculares.

Además, la salud de los ojos comienza a disminuir en la vejez, lo que puede conducir a la degeneración macular relacionada con la edad (DMAE).  Al respecto, un estudio de una población pequeña, encontró que consumir una dosis alta de aceite de pescado durante cuatro meses y medio mejoró la visión en todos los pacientes con DMS. No obstante, no está claro si los suplementos de aceite de pescado tienen el mismo efecto.

5.-Podría reducir la inflamación

La inflamación es la forma en que el sistema inmunológico combate las infecciones y trata las lesiones corporales. Sin embargo, esta puede ocurrir a niveles bajos durante períodos prolongados. Esto se denomina inflamación crónica. La misma puede empeorar ciertas enfermedades como la obesidad, la diabetes, la depresión y las enfermedades cardíacas.

No obstante, debido a que el aceite de pescado tiene propiedades antiinflamatorias, puede ayudar a tratar enfermedades que involucran este padecimiento. Por ejemplo, en individuos estresados y obesos, el omega-3 puede reducir la producción y la expresión génica de moléculas inflamatorias llamadas citoquinas.

Además, la suplementación con aceite de pescado puede reducir significativamente el dolor articular, la rigidez y las necesidades de medicación en personas con artritis reumatoide.

6.-Podría tener beneficios para la piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y contiene muchos ácidos grasos. Sin embargo, es probable que la salud de la piel decaiga a lo largo de vuestras vidas, especialmente durante la vejez o después de una prolongada exposición al sol. Afortunadamente, hay una serie de trastornos de la dermis que pueden beneficiarse con la suplementación del aceite de pescado, incluyendo la psoriasis y la dermatitis.

7.-Ideal durante el embarazo y los primeros años de vida

Los ácidos grasos omega-3 son esenciales para el crecimiento y desarrollo tempranos. La suplementación con aceite de pescado en madres o lactantes puede mejorar el desarrollo ocular, aunque su efecto sobre el aprendizaje y el coeficiente intelectual no está claro.

8.-Podría reducir la grasa del hígado

La enfermedad hepática es común en individuos obesos. Estos suplementos podrían ayudar a reducir la grasa en el hígado y los síntomas de la enfermedad hepática grasa no alcohólica.

9.-Puede ayudar a mejorar los síntomas de depresión y ansiedad

Se prevé que la depresión se convierta en la segunda causa principal de carga de morbilidad a nivel mundial para 2030. Es por ello que según los estudios realizados, el consumo de complementos alimenticios ricos en EPA, han demostrado que reducen los síntomas depresivos.

10.-Podría mejorar la atención y la hiperactividad en los niños

Los trastornos de la conducta en los niños incluida la hiperactividad, pueden interferir con su aprendizaje y su desarrollo. Sin embargo, una buena noticia, es que se ha demostrado que los suplementos de aceite de pescado ayudan a reducir la falta de atención y otros comportamientos.

11.-Podría ayudar a prevenir los síntomas de deterioro mental

A medida que el ser humano envejece, la función cerebral se desacelera y aumenta el riesgo de padecer de Alzheimer. Sin embargo, algunos estudios pequeños han demostrado que el aceite de pescado puede mejorar la memoria en personas mayores sanas, además el deterioro mental se hace más lento.

12.-Mejora los síntomas del asma y el riesgo de alergias

El asma, es un trastorno pulmonar que puede causar hinchazón en los pulmones y dificultad para respirar. La misma se está volviendo mucho más común en los bebés. La buena noticia es que se ha ido demostrando que una mayor ingesta de pescado y aceite de pescado durante el embarazo puede reducir el riesgo de asma y alergias infantiles.

13.-Podría mejorar la salud ósea

Durante la vejez, los huesos pueden comenzar a perder sus minerales esenciales, haciéndolos más propensos a romperse. Esto puede conducir a enfermedades como la osteoporosis y la osteoartritis. No obstante algunos estudios señalan que una mayor ingesta de omega-3 se asocia con una mayor densidad ósea, lo que podría ayudar a prevenir dichas enfermedades.