Los 7 Mejores Balancines de Jardín Para Tumbaros a Descansar

Me he mudado de un piso que tenía en el centro de la ciudad a una casita muy mona en las afueras, estoy tan encantada con mi jardín que querría pasar allí horas enteras, es por eso que he decidido buscar el mejor balancín de jardín.

La primera semana que llegué me tumbé en un par de sillas plásticas, pero me resultaron incómodas y me dejaron un dolorón de espalda del copón.

Entonces mi hermana Martha me trajo una revista de decorado y vi estas hermosuras de balancines que quiero tener ya en mi patio. No sólo son útiles, sino que además os proporcionan un profundo descanso.

El modelo menos costoso que, además, cubra vuestras expectativas os resultará de maravilla.

Conseguir un columpio barato depende de lo que estéis buscando y de vuestras expectativas al elegir.

Por ejemplo, hay quienes los prefieren tipo hamaca, pero si hay pequeños en la casa mi sugerencia es os consigáis un balancín para niños.

Sabre la capacidad también debéis hacer algunas consideraciones. Es esencial que soporte peso, sobre todo si pensáis usarlo para 4 personas o tres o incluso para los abuelos, la seguridad es lo primero.

El material también es importante, madera, aluminio, hierro, plástico, aunque también los hay de ratán y de resina.

Otro punto de interés el precio, los hay muy variables, pero uno asequible y bueno os vendrá bien.

Si tenéis algunas dudas, tal vez esta lista comparativa pueda ayudaros a elegir el columpio que sea más adecuado para vosotros:

A continuación te presentamos los mejores balancínes de jardín: 

1. Balancín de jardín ES84A-001BK0731 Outsunny

Con recubrimiento anti-corrosivo

El modelo de Outsunny tiene un estilo clásico impecable, este balancín será genial para compartir con invitados y disfrutar de tardes tranquilas al aire libre. El asiento está diseñado para acomodar fácilmente a tres personas sobre un suave, acolchado y espacioso cojín de algodón.

La estructura de acero es súper resistente y estable, cuenta con patas antideslizantes y es capaz de tolerar hasta 200 kg de peso. Además, este modelo de balancín integra un amplio parasol que permite ajustarlo a diferentes ángulos para mantener a tus invitados protegidos de la lluvia y el sol.

Podrás instalarlo en el jardín, el balcón o la terraza. Las medidas del diseño son: 172x110x152 cm.

Mantenerlo en buen estado será una tarea sencilla, el asiento cuenta con un forro desmontable que es compatible con el lavado a máquina. Mientras que el techo del parasol ha sido elaborado en poliéster de alta durabilidad, completamente impermeable y diseñado para repeler la suciedad.

2. Balancín de jardín 2403766 Galileo Casa

Estructura de hierro súper resistente

Disfruta tus tardes meciéndote suavemente mientras compartes con tus seres queridos al sentarte en este balancín de jardín.

El diseño es estupendo para acondicionar cualquier espacio al aire libre porque cuenta con dosel ajustable que permite al usuario disfrutar de la luz solar de forma moderada.

Sobre el balancín pueden sentarse cómodamente hasta tres personas, el asiento tiene una cubierta delgada de poliéster que brinda resistencia al agua, por dentro del diseño se encuentra una suave espuma acolchada para ofrecer confort y relajación.

La estructura ha sido elaborada con materiales de alta calidad, es bastante sólida y está diseña para tolerar la intemperie. Cada pata del diseño cuenta con gomas especiales antideslizante para mantenerla siempre estable.

Podrás usarlo para entretener a tus invitados o como tumbona para tomar una siesta al aire libre durante la tarde del domingo.

3. Balancín de jardín con toldo Outsunny 

Resistente y duradero

Con fabricación de madera maciza de alerce de buena calidad y con dosel que tiene forro de poliéster, este columpio es lo más recomendado para terraza, patio o jardín.

Es un producto robusto, resistente a las inclemencias del tiempo donde podéis dormir y descansar mogollón

Es de montaje sencillo y rápido y capaz de soportar hasta 360 kilos de peso, adecuado para tres personas. Una adición fantástica para vuestro jardín.

4. Balancín de jardín Luna 

Cómodo y fácil de instalar

Elaborado con bastidores de estructura tubular de metal con parasol, este colgante para jardín con cojines es lo adecuado para un descanso al aire libre en vuestro patio, jardín o terraza.

Se trata de un columpio convertible en cama con el que podéis tumbaros a descansar y disfrutar de la brisa fresca

El techo y los cojines tienen cobertores de tela que os darán comodidad. Es ideal para la familia.

5. Balancín de jardín Tropea Papillón Wolfpack

Bonito y sencillo

La marca Wolfpack pone a vuestra disposición en el mercado este columpio de jardín con toldo elaborado en lona.

Tiene bastidores metálicos con estructura de acero y de aluminio con tratamiento de PVC para exterior. Es grande y tiene capacidad de 3 plazas.

Quienes lo tienen destacan su facilidad de montaje y uso y la comodidad a la hora de tumbarse a descansar con un buen libro entre las manos.

6. Balancín de jardín Classic Peraga 

Cómodo y envolvente

Adecuado para resistir en altas temperaturas, este balancín con estructura de acero inoxidable y colchoneta grande, es lo adecuado para que lo toméis como una cama para descanso profundo y hasta para tres personas si queréis compartir.

Es de estilo clásico e ideal para parejitas. Es elegante, refinado y con colores muy sobrios. No os querréis parar de allí.

Os proporcionará mogollón de sombra para dormir y descansar con comodidad.

7. Balancín mecedor de jardín Hollywood TecTake 

Acolchado y confortable

Con un techo que os proporcionará sombra en todo momento, este columpio es lo idóneo para 2 plazas, aunque también podéis darle un uso individual debido a que los asientos no están divididos de manera que se hace cama si queréis dormir.

El techo es removible y armoniza perfectamente con el cómodo acolchado que envuelve el sillón y que os dará un muy cómodo descanso. Es robusto, de montaje fácil

Guía de compra: Los mejores balancínes de jardín de 2019

Estilos de balancín de jardín

mejor-balancín-de-jardínEn la oferta encontraréis mogollón de balancines cuyos estilos y diseños han variado con las décadas. Los más populares son

Balancín Adirondack

Inspirado en el clásico estilo decorativo Adirondack oriundo de Norteamérica, este es quizá uno de los modelos más comunes de balancín con el típico diseño de tablones verticales de madera en el respaldo y asiento inclinado. Un estilo infalible de balancines que va con cualquier decoración sea de tipo elegante, sobria o rústica.

Con toldo

Si sois de los que tienen piel sensible al sol y no disfrutáis tanto de sus inclementes rayos, este estilo os vendrá de perillas, porque cuenta con toldo o dosel. Tiene grandes ventajas, la primera de ellas es que no necesitáis un techo sólido para colocarlos, son muy versátiles en ese sentido y suelen ser cómodos y portátiles de manera que podéis llevarlos a donde quieras.

Clásico

Por su marcada tendencia a dominar aún con el paso de los años, el estilo clásico es uno de los favoritos, ya que sus acabados lucen bastante simples y naturales de la mano con diseños más bien discretos y simples que, lejos de hacerse menos, dan un toque especial al decorado, cualquiera que este sea. Suele tener respaldo de listón o de diversos diseños y es ideal para el aire libre, viene en infinidad de materiales, desde madera hasta mimbre.

Cama de pórtico

Muchos de ellos cuentan con respaldos que se reclinan en una posición plana y son ideales para un descanso total, si sois de esos a los que les gusta sentarse al aire libre a disfrutar de un buen libro o para un descanso al natural, esta opción es la más apropiada para vosotros. Para instalarla debéis disponer de in lugar con vigas resistentes, ya que estos se convierten en camas si necesitáis un descanso, además están hechos para más de una persona así que necesitan ser instalados en un lugar sólido.

Planeadores

Estos son los ideales si vivís en un piso o si vuestra casa no tiene porche grande o un espacio de instalación sólido, es prácticamente portátil porque no necesita colgante ni cadenas de instalación, podéis colocarlos donde os plazca y vienen en los mismos estilos que los balancines convencionales.

Materiales para el balancín de jardín

Dada las características de estos columpios, sus materiales deben ser aquellos que estén diseñados para soportar los embates de la intemperie, porque la mayoría de ellos son destinados precisamente a estar al aire libre:

Madera

Este es, sin duda, el material más popular para este tipo de balancines, si es vuestro estilo deberéis considerar el tipo de madera a usar para obtener un balancín adecuado. La teca y el cedro son adecuados para aquellas temperaturas variables, desde muy altas, hasta bastante bajas, los de roble y pino son, más bien, para climas templados.

Plástico reciclado

Es una opción muy buscada en la actualidad sobre todo por los amantes de minimizar el daño ambiental, están diseñados a base de polímeros y pueden ser pintados incluso para quedar exactamente igual que la madera. Son muy durables y resistentes.

Metal

Aunque elegir un balancín metálico tiene que ver directamente con un factor climático, esta también es una razón para no hacerlo, la clave es saber que son poco resistentes al óxido así que al comprar deberéis considerar este detalle y el clima del sitio donde lo colocaréis. Los más comunes son sólido o aluminio liviano, ambos muy resistentes y estos últimos, además, bastante livianos.

Qué saber al comprar un columpio de porche

Al momento de llevaros uno de estos balancines a casa es indispensable que sepáis lo que más os conviene para adquirir el adecuado:

Considerad el clima

Este punto es indispensable para conseguir un columpio duradero.  Por ejemplo, si sois de los que viven en un lugar donde el clima es variable lo ideal es seleccionar algo que resista tanto la lluvia, la nieve como el sol inclemente, el plástico, en este caso es una buena opción. Pero si el plástico no está en vuestra lista de favoritos siempre tendréis el hierro y la madera, con los primeros deberéis cuidaros del óxido y con los segundos del exceso de humedad.

Elegid un estilo de columpio robusto y de apoyo

Acá os recomendamos los de marcos y bastidores separados porque son más seguros. Si no tenéis una buena viga sólida es mejor evitar los colgantes y si os da algo de miedo esta forma de balanceo siempre podréis elegir los que se deslizan.

Comodidad

Este es un punto necesario, nadie quiere algo donde no se sienta a gusto, así que debéis aseguraros de que los respaldos sean cómodos y reclinables lo mismo para tomar una siesta que para leer un buen libro.

Durabilidad

Aquí nuevamente entran en juego los materiales y las condiciones climáticas del sitio donde está vuestra casa, teniendo en cuenta este par de detalles y conociendo las características de los materiales a podéis decidiros si la madera, el hierro o el plástico resistente son vuestra mejor opción.