mejor-fuente-de-jardín

Las 7 Mejores Fuentes de Jardín Para Darle Un Toque Refinado y De Relajación

Debo admitir que soy fanática de las fuentes, me parece que refinan el espacio, lo resaltan y le dan un aire elegante. Pero el desconocimiento puede hacer estragos, que os los digo yo que por mucho tiempo estuve escogiendo modelos que no me duraban nada en el jardín. ¿El error? Escoger materiales ideales para interiores, poco resistentes, que con el primer ventarrón se venían abajo o se resquebrajaba de a poco en poco.

Si habéis pasado por eso, como veis, no estáis solos, es un error más común de lo que parece y está a punto de cambiar para siempre. Pero si esta es apenas vuestra primera compra, os encantará saber que seguro encontraréis la mejor fuente de jardín en breve.

Los modelos de bambú dan un estilo relajado, pero puede no ser tan resistente como los que están hecho en base a otros materiales pensados para resistir la intemperie. Incluso las hay hinchables, como las piscinas, pero sí que es verdad que le restan elegancia.

Los modelos con luz pueden agregar un toque interesante en la noche, pero pueden tener componentes eléctricos delicados que hay que saber bien cómo cuidar. Con rodos estos modelos y más me he topado en esta búsqueda exhaustiva que me he dedicado a hacer y que ha dado como resultado esta completa comparativa que estáis a punto de ver. Tiene cinco modelos que no sólo poseen una calidad de primera, sino que son asequibles para que encontréis la fuente menos costosa y que mejor le va a ese espacio especial de vuestra casa.

A continuación te presentamos las mejores fuentes de jardín: 

1. Fuente de jardín 5145610 Dehner

Incluye un sistema de iluminación

Es una opción fantástica para decorar el jardín y armonizar tus espacios con energía Zen, toda la estructura de la fuente está elaborada en poliresina que le otorga gran resistencia a los elementos para que puedas disfrutarla por muchos años.

Además, el diseño simula perfectamente una torre de piedras naturales y los suaves focos LED proyectan una luz cálida para darle contraste a la estructura e iluminar la fuente en las horas nocturnas.

Su diseño es lo suficientemente compacto para ajustarse a cualquier área del jardín, por lo tanto, instalarla será una tarea fácil y rápida. El modelo pesa 16 kg y tiene una altura de 77.5 cm integrada por tres niveles diferentes.

La fuente produce un sonido agradable y relajante al dejar fluir el agua y lo mejor es que no tienes que preocuparte por las salpicaduras y el ruido generado por la bomba, ya que es completamente silenciosa.

2. Fuente de jardín WF7083EU Primrose

Diseño de cuatro niveles

Es una fuente de cuatro niveles que lucirá encantadora en cualquier patio, jardín o terraza. Lo mejor de este diseño es su nivel de realismo, la estructura simula una cascada natural que permite que el agua corra libremente a través de vasijas de piedras que lucen como si hubiesen sido excavadas por un centenar de años de erosión.

Tiene un diseño completamente autónomo, lo que significa que no necesitas un estanque para alimentarla ni perderá agua. Además, está fabricado en poliresina para hacerle frente a los rayos UV, a las heladas y a la intemperie.

Podrás instalarla en tu jardín fácilmente y disfrutar de un ambiente iluminado por los 3 focos LED que van integrados al diseño. Ponerla a funcionar también es una tarea muy sencilla, solo necesitas llenarla y usar el cable de 5 metros de longitud para conectarla al tomacorriente.

3. Fuente de jardín grande de Wanda Collection 

Para relajarse

Para patio y para jardín, pero sobre todo para ese espacio zen de vuestra casa en el que deseáis respirar paz y meditar, tenéis esta hermosa fuente con el rostro de Buda y de 2,10 metro de altura. Su diseño de pared es ideal para optimizar vuestro espacio, pero también podéis ponerla en el centro. En su fabricación todos los detalles han sido cuidados, por eso veréis un bonito diseño en relieve. Es toda de color negro, lo que hace que se genere un contraste con la vegetación.

4. Fuente de jardín solar de Blumfeldt Murach 

Un toque acogedor

Este modelo de resina de buena calidad es tan resistente como lo necesitáis, incluso a las heladas. Es ideal para el jardín y es tipo cascada, con tres niveles. Es bastante ligero y acogedor, puede ir en el centro o en una esquina. Un panel solar de 2 kW la hace funcionar por el día, mientras que su batería de 2000 mAh la hace funcionar por la noche sin enchufe. Cuenta con una gran potencia y con iluminación LED, que la hacen mucho más interesante de noche.

5. Fuente de jardín de pared de Papillon 8042510 

Con aires del Versalles

Con medidas de 42 x 25 x 80 cm y un peso de 21 kg, es un modelo bastante robusto y altamente recomendado para darle un toque distintivo y elegante a vuestro balcón, jardín o patio. No viene con grifos, pero tiene espacio para agregar alguno de color dorado que haga contraste con el color negro de su estructura en aluminio fundido. Su salida de agua tiene un diámetro de 2.5 cm. Su diseño es una oda al buen gusto, pero conservando su estilo minimalista.

6. Fuente de jardín decorativa de Sunny P 004 C 

Chulada

La base para la fuente es de hierro y su estructura se compone de cinco niveles diferentes que forman una cascada con tinajas de cerámica esmaltada de color azul vibrante por las que pasa la corriente de agua. Siendo la más grande de 40 cm aproximadamente y los otros más pequeños de unos 18 cm. Todo con un estilo romántico y delicado. Posee un panel solar de 6 V/250 mA y una bomba capaz de mover 210 litros de agua por hora. Además, es fácil de montar.

7. Fuente de jardín zen de DEGARDEN PH 100 

Para espacios de paz

Si queréis un modelo que os venga bien tanto dentro como fuera de casa, este modelo es una buena elección dentro de mercado. Muchos usuarios la colocan dentro de casa para crear un aura de armonía y relajación. Ha sido fabricada en piedra artificial, envejecido con pátina de color. Tiene un peso de 79 Kg e incluye bomba de agua para circuito cerrado. La capacidad del reservorio es poca, por lo que no sirve con peces. Sus medidas son de 65 x 35 x 91 cm.

Guía de compra: Las mejores fuentes de jardín de 2019

mejor-fuente-de-jardínAnatomía de una fuente al aire libre

Si tenéis deseos de comprar una fuente al aire libre, debéis saber más acerca de su funcionamiento. En líneas generales, en la parte de arriba se centra el proceso de distribución del agua. En el tope se libera el agua que fluye de forma uniforme hacia abajo.

Cada modelo tendrá tantos niveles como quiera, me refiero a los diferentes pisos por los que pasa el agua mientras baja. Este recorrido lo hace dentro de un tubo que conecta la bomba con la boquilla de distribución de agua

La bomba se encuentra en el reservorio de agua y es la que mueve el agua por el tubo hasta el punto de distribución. Para finalizar, el exterior de la fuente suele venir pintado o manchado.

Tipos y estilos de las fuentes

Hay tanta variedad que seguro que no será difícil encontrar la que mejor se adecue a vuestra decoración. Sin embargo, lo más importante es conocerlas bien para poder elegir con mejor criterio y salgáis satisfecho de vuestra compra.

Las fuentes escalonadas

Ya su nombre nos va adelantando algo característico y es que es una fuente de niveles de cascadas de agua. Igualmente, no suelen ser de demasiado, comúnmente rondan los dos y tres niveles.

Las fuentes de pared

Se apoyan o cuelgan de la pared, lo que permite el ahorro y optimización de espacio.

Las fuentes solares

Funcionan con energía solar para hacer trabajar a la bomba, por lo que requieren de la luz directa del sol.

Pool Surround

Suelen contar con un depósito de agua en el suelo.

Pedestal

En este caso pasa lo contrario que en el anterior, este modelo suele contar con un depósito de agua alejado del suelo.

Animales

Son ideales para colocar al aire libre y tienen formas de ciertos animales, en donde los más populares son leones, peces, caballitos de mar y ranas.

Personas

Tienen un toque renacentista y un estilo antiguo. Los diseños van desde ángeles hasta bebés. La variedad puede ser bastante amplia y suele dar un toque muy artístico al espacio.

Esfera

Es bastante popular en la decoración de jardines y es que, gracias a su diseño, el agua abraza la superficie mientras fluye hacia abajo, lo que es muy guay a la vista.

Urna, jarrón y cuenco

Se trata de un modelo clásico y muy bonito en donde una urna o jarrón van situados justo dentro del cuenco.

Cascadas

Reproducen el ambiente de una cascada natural y por lo general suelen estar hechas de fibra de vidrio. Son modelos tanto de interior como de exterior.

Materiales recomendados para fuentes al aire libre

Al estar destinadas al soportar la intemperie, debemos asegurarnos de que cada una de sus partes estén hechas de buena calidad y con el acabado deseado porque esto determinará la durabilidad, el peso, la textura y las opciones personalizables que pueda, o no, tener vuestro modelo elegido.

Fuentes de piedra de molde

Hablamos de piedra fundida y esto se usa mucho en construcción en decoraciones rústicas. Este material es ideal por su amplia durabilidad y porque puede ser modelada de muchas maneras. Lo que sí es cierto es que, debido a la naturaleza de este proceso, no siempre es posible obtener dos piezas para que coincidan perfectamente con los colores, por lo tanto, debéis pedir tantas piezas como necesitéis en un mismo lote para que os aseguréis que tengan el mismo acabado y apariencia.

Fuentes de concreto reforzado con fibra de vidrio (GFRC)

Se trata de fibra de vidrio de alta resistencia incrustada en una mezcla de cemento, por lo cual se posiciona como una de las formas más durables de hacer fuentes para el exterior.

Fuentes de Polystone

Se le conoce por ser muy versátil, ya que es un material capaz de imitar a casi cualquier otro como el concreto, roca, madera o cerámica. Tiene tanta durabilidad como la piedra fundida, pero es mucho más barato.

Fuentes de fibra de vidrio (GFRP – plástico reforzado con fibra de vidrio)

Se le conoce por ser de los materiales más ligeros, lo que hace que sea más fácil de manejar y ensamblar. También dan un toque moderno. No obstante, no hay que pasar por alto que en áreas ventosas la fuente tiene más posibilidades de volcarse.

Fuentes de agua al aire libre de acero inoxidable

Seguro que, como yo, no sólo lo adoráis, sino que también lo usáis en muchas áreas de vuestra vida. Y es que sus propiedades de antioxidación lo hacen ideal para muchas ocasiones y aspectos. Lo bueno de las fuentes de este material es que no se manchan, nunca se decoloran ni se oxidan. La resistencia del acero inoxidable permite que se usen láminas delgadas para reducir el peso y el costo, pero manteniendo la durabilidad de la estructura.

Fuentes de cobre

Si os va todo el rollo de la clase y de la elegancia, éste es el material para vosotros. Las diversas pátinas y acabados que se producen en este hermoso recurso natural son fenomenales. En muchos casos la belleza de la estructura se mantiene o aumenta con el tiempo. Sin embargo, no hay que pasa por alto de que no se trata de un material barato, por el contrario, puede resultar bastante costoso, por lo que no es raro que lo veáis en jardines lujosos.

Fuentes de piedra natural y granito

Dan un ambiente más natural y son bastante minimalistas. Suelen ser de granito, pizarra y mármol.

Fuentes de agua hechas en casa

Gracias al ingenio y la creatividad se han logrado crear fuentes caseras utilizando una pequeña bomba de agua simple, algunas mangueras y una estructura externa de algún tipo. Ollas y jarrones suelen ser la cuenca principal de la fuente, pero hay quienes optan por instalar un lavabo subterráneo que permite que el agua aparentemente desaparezca en el suelo, peor luego salga en un viejo macetero, maceta, brote de bambú, balde, barreños, etc. Lo importante es sacarle partido a la creatividad.

¿Qué debo considerar para escoger la mejor fuente de jardín?

Preguntarnos esto nos llevará al éxito, pues la clave está en pensar por encima de la marca e incluso del precio. Hay detalles dentro de su propia fabricación que la harán, o no, ideal para lo que estáis buscando y vamos a repasarlas para que no se os escape nada de vuestro ojo clínico.

Elegid la ubicación correcta

Si bien es importante que esté en un lugar que sea bonito a la vista, es importante que también sea estratégico. Con esto me refiero a que hay que tener en cuenta la ubicación de las líneas de servicios públicos como las tuberías de agua o los cables de luz, por ejemplo. Por otro lado, colocar la fuente debajo de un árbol tampoco será la mejor idea porque puede llenarse a menudo de hojas y escombros. Seamos prácticos y pensemos con mayor claridad y de manera crítica si el espacio pensado es el ideal.

¿Deseáis que el agua se mueva?

El agua en movimiento puede generar un agradable sonido para algunos que incluso puede ser ideal para crear un ambiente zen y promover la meditación. En algunos casos es capaz de solapar ruidos desagradables como el del tráfico si vivís en una ciudad o en una calle que suele estar congestionada. Sea como sea, ese movimiento va a necesitar ser impulsado por alguna fuerza que esté dada por la energía solar o eléctrica. Por otro lado, el agua tranquila también tiene su magia y puede crear un espejo de agua.

¿Queréis agregar peces o plantas?

Agregar peces a las fuentes puede reducir enormemente la aparición de mosquitos y, por lo general, requerirán del agua en movimiento que proporcione mayor oxígeno. En el caso de que lo que deseéis sea cultivar plantas acuáticas, os vendrá mejor el agua sin gas. A su vez, deberéis seleccione una ubicación que reciba al menos cinco horas de luz solar directa al día.

La seguridad es siempre lo primero

Con esto hay que ser muy precavidos, más de lo que podemos llegar a creer. ¿Sabíais que los niños pequeños pueden ahogarse en sólo unos pocos centímetros de agua? Así que lo importante será que las características de la fuente no representen riesgo alguno para niños, adultos o incluso mascotas. Al igual que la cantidad de agua y el diseño, la ubicación también tiene que ver con esto, así que es importante que en donde esté no sea fácilmente abordada por niños que puedan estar en riesgo.

¿Qué tanto importa el tamaño de mi fuente?

En gran medida depende de la magnitud y del tamaño del espacio, pues si es demasiado grande puede sentirse como si el espacio estuviera totalmente arropado o colapsado por la fuente. Una buena elección estará siempre alejada de las exageraciones y de errores básicos, y no tan básicos, de diseño y decoración.

La idea es que estén ubicadas de una forma en la que no interfieran con el libre tránsito dentro del espacio en cuestión y que el tamaño tampoco obstruya dichos espacios. Sinceremos el espacio que tenemos y encontremos una fuente con las medidas acordes al mismo para que lo complemente y no lo abarrote, pero que tampoco le quede demasiado chica y termine por no tener presencia en él.

Consejillos de mantenimiento

Vosotros mismos podéis hacer que vuestra fuente siga funcionando por un largo periodo de tiempo, alargándole el tiempo útil con un mantenimiento óptimo. ¿Queréis saber cómo? Seguid leyendo que esto os interesará mucho:

¡A leer las instrucciones!

Estos algo que muchos pasan por alto, pero es bastante básico y os da una idea muy clara sobre el cuidado adecuado de vuestro modelo. ¿Y quién más competente para dar esa información que el propio fabricante?

Niveles de agua

Atención con esto: si vuestra fuente se queda sin agua, esto desembocará en un daño grave a la bomba y no está cubierto por la garantía.

Prevención de algas y escamas blancas

Un tratamiento de agua regular evitará la acumulación de algas y sarro blanco.

Limpieza regular

Regularmente deberéis extraer el agua, limpiar el depósito de agua y limpiar la bomba a fondo.

Preparación para el invierno y cobertura

La expansión del agua congelada en la fuente puede romperla, quizá no lo veáis de inmediato, pero con el tiempo se van acentuando cada vez más. Lo recomendable es drenar toda el agua de la fuente, retirar la bomba y cubrir la fuente con una cubierta antes de la primera helada.