mejor-cámara-antipinchazos

Las 7 Mejores Cámaras Antipinchazos Para Rodar Sin Accidentes

mejor-cámara-antipinchazosSi nunca habéis probado este sistema para vuestra bicicleta, vais a flipar cuando intentes con este producto. Desde que lo probé, aconsejo a todos mis amigos comprar la mejor cámara antipinchazos. Y es que vais a poder eliminar la mayor pesadilla para nosotros los ciclistas: los neumáticos pinchados. Esta modalidad no evitará la punzada en sí sino el escape de aire que obliga a parar o hace caer.

Si habéis probado otros sistemas para evitar accidentes, como las bandas antipinchazo, sabréis lo importante que es invertir en un mecanismo de protección para llegar siempre a casa sobre la bici. Sin embargo, el precio de estos sistemas puede no ser asequible y allí es cuando estas cámaras se presentan como la mejor solución para quienes no pueden acceder al mercado de neumáticos tubeless.

Además, si la vuestra de carretera o válvula fina escoger de cámaras antipinchazos será mucho más práctico y menos costoso.

¿Cuál es la mejor cámara antipinchazos?

Si tenéis cámara de aire convencional seguro habréis tenido que pasar por paradas no planificadas para poder reparar pinchazos que os han ocurrido. Es lo normal, pero si queréis evitar esto, optar por unas antipinchazos de buena calidad será vuestra solución para ahorrar en parches y en tiempo.

La ventaja de este sistema es que funciona con un gel interno que al pellizcar la cámara sale y sella el agujero evitando así que se vaya a desinflar el neumático y tengáis que parar.

Para elegir el mejor modelo tendréis que evaluar las pulgadas de vuestra bici y el tipo de válvula que usa. Por suerte me he encontrado con que los diferentes tamaños se pueden conseguir en casi cualquier marca.

A continuación te presentamos las mejores cámaras antipinchazos:

1. Cámara antipinchazos de VeloChampion

Para todo tipo de bici

OFERTA
3 x VeloChampion camaras de aire para...
27 Opiniones

Estas cámaras están hechas para ser resistentes y más duraderas, con refuerzo verticales y doble refuerzo lineal, al mismo tiempo que vienen con válvula Presta y las tienes disponibles en 3 tamaños diferentes para todo tipo de bicicletas: de 28 o 27” de diámetro, así como ¾”, 7/8” o 1” de ancho.

Al mismo tiempo, también están disponibles en tres tamaños de válvula Presta: 40mm, 60mm u 80mm para acomodarse a llantas de diferentes tamaños.

2. Cámara antipinchazos 10983 de TKM

Para pinchar mucho menos

Ideal para bicicletas de montaña, esta cámara antipinchazos te da muchísima resistencia y durabilidad. Está diseñada para ruedas de 29” de diámetro con 1.95, 2.125 o 2.35 de ancho y también cuenta con válvula tipo Schrader, como las que llevan las motos.

Su construcción es de Butyl moldeado, material que además es bastante resistente y te ayudará a reducir los molestos pinchazos de forma eficiente. Solo recuerda que no incluyen ningún tipo de líquido antipinchazos.

3. Cámara antipinchazos para ruedas de ciclismo 180021 de JOES

Peso de 200 gramos

En mi comparativa personal esta es una de los que más me ha gustado y os garantizo que aguanta mogollón.  Viene disponible para llantas de 27.5 pulgadas y válvula fina. Además, su líquido antipinchazos tiene cobertura para perforaciones de hasta 3mm.

4. Cámara autosellante para MTB 584/597 de Slime

Resistencia para pinchazos de montaña

OFERTA
Slime 584/597 Cámara Autosellante para...
3 Opiniones

Los productos Slime son especializados en sistemas antipinchazos y esta es una de sus joyas. Con estas me he ahorrado un pastón en parches porque llevan un año de duración y son garantizdos hasta dos. Además, son hechas para la válvula schrader de las MTB.

5. Cámara antipinchazos de bicicleta PROTEK MAX de Michelin

Diseño para bicis BMX

OFERTA
Michelin PROTEK MAX BTT - Camara de...
12 Opiniones

Estas son geniales para los modelos plegables 20 pulgadas. Lo mejor es que son bastante resistentes, aunque le deis uso diario la cámara se mantendrán sin pérdida de presión. Estas vienen para válvula de 35mm como la de coche o moto, así que tomadlo en cuenta.

6. Cámara autocuradora 30043 de Slime

Fácil instalación

OFERTA
Slime 30043 Cámara Autosellable de...
156 Opiniones

Estas son perfectas para llantas de 29 pulgadas válvula fina. El líquido sellante es de excelente calidad y se solidifica súper rápido mientras se rueda. Además, la cámara en sí está hecha de caucho y latex, un combinación sin duda superior a la goma de otros productos.

7. Cámara de aire antipinchazos 140 de Prophete

Ligera y fina

Si el peso es un inconveniente para vosotros, estas son unas cámaras antipinchazos que os gustarán por lo livianas, aunque por supuesto son más duras que las normales. Sirven para llantas de 28 y 27 pulgadas. Os las recomiendo porque tiene bastante resistencia y  buen precio.

¿Qué es una cámara para bicicleta?

Si no sois expertos en ciclismo es normal que todo esto os enrede un poco. Pero es mucho más fácil de entender de lo que pensáis.

Los neumáticos de bici suelen estar  integrados por una cubierta y una cámara o tubo. La cubierta, es lo que veis por fuera, tiene un relieve específico para cada terreno según el tipo de bici.

Mientras que la cámara es la pieza interna en forma de rosquilla que va inflada y es la encargada de mantener el aire y la presión constante dentro de la llanta, para mantenerla sellada y con su forma correcta.

Sin embargo, existen otros modelos que no poseen cámara pero que llevan otros componentes como válvulas, fondos de llanta y líquido, por lo que suelen ser mucho más costosos.

¿Cómo elegir la mejor cámara para vuestra bici?

Para poder invertir en una cámara que valga la pena hay que conocer primero las opciones disponibles, de esta forma os aseguráis que el modelo se ajustará a todo lo que necesitáis. Así que aquí tendréis algunos elementos que no podéis dejar pasar:

Tamaño correcto

Las medidas son importantes para no forzar una cámara muy chica o dejar muy suelta una muy grande. Así que debéis tener en cuenta el diámetro de vuestra rueda y el ancho de la llanta. Normalmente podréis leer esto de forma conjunto: Diámetro x Ancho. Primero, el diámetro, también conocido como rin, con medidas como 26, 20, 27.5y 700c. Y luego el ancho, que puede estar entre 1 y 3 pulgadas.

El ancho es una medida que puede variar pues hay cámara que se ajustan a diferentes espesores esto gracias a la posibilidad de estiramiento de los tubos.

Sistema de válvula

La válvula es la pieza metálica que sobresale en el lado interno de vuestra llanta. Es el componente que permite que el aire entre y salga, es decir, por donde podréis inflar el neumático. Lo más usual es que tendréis que elegir entre una válvula Schrader y una Presta.

Las válvulas Schrader son las más comunes, son más gruesas y vienen muy a menudo en neumáticos pequeños o de MTB. También se les llama Estándar y por lo que si no sabéis qué válvula seguro que tenéis esta.

Las presta en cambio son más finas y largas, son más comunes en bicis profesionales o de gama alta.

 

Normales o antipinchazos

Esta elección tiene que ver con la durabilidad. Si bien las llantas normales no tienen ningún problema lo cierto es que los tubos antipinchazos representan una mejora considerable. Para obtener esta protección podréis comprar cámaras con el sellador preinstalado en su interior o adaptar unas cámaras de aire comprando y rellenando vosotros mismos el líquido sellante.

Sin embargo, una ventaja de las cámaras normales es que son más económicas y livianas.

Tipo de bici

Seguro ya sabéis que hay muchos tipos de bici. Pero el detalle está en que la diferencia más importante entre estos modelos está justamente en los tubos que se usan en cada una. Las bicis de carrera tienen tubos más estrechos, mientras que las de carretera suelen ser más resistentes. Las bici de montaña suelen venir con cámaras más grandes y gruesas y las bmx con tamaños reducidos y ligeros para las maniobras.

Material de la cámara

Aunque ningún material os mantendrá inmune a pinchazos grandes es importante considerarlo. Los más comunes son de goma ya que duran más y mantienen mejor la presión interna.

Por su parte, las cámaras de látex son más livianas y delgadas, lo que se traduce en más flexibilidad pero también más fragilidad.

Cómo instalar o cambiar una cámara

Primero tenéis que desinflar el neumático viejo completamente para poderlo retirar. Una vez afuera, deberéis inflar la nueva cámara parcialmente para que agarre algo forma.

Ahora, deberéis alinear el orifico de la llanta y la válvula con el tubo. Por el otro lado, insertareis el neumático hacia la rueda, idealmente con una palanca de liberación rápida. Aseguraos que encaje correctamente el neumático contra la cubierta llanta.

Una vez allí, termináis de inflar la cámara y ajustáis los bordes.