trucos-para-mejorar-la-piel-seca

16 Trucos Para Mejorar La Piel Seca y Hacerla Lucir Humectada Y Radiante

La piel seca es una de las más difíciles de cuidar. Si eres de las personas que tiene que lidiar con ella, sabes que es muy difícil conseguir una buena hidratación y lograr que se vea lozana y fresca.

No te desanimes, hay ciertas reglas de oro que te pueden ayudar a mejorar esa relación sin llegar al límite de la frustración, en sencillos y sobre todo económicos pasos.

1. Lava tu rostro con agua tibia

mujer-lavandose-la-cara

Es posible que tengas la falsa creencia de que el agua caliente estimulará la producción de grasa en tu rostro. Nada más alejado de la realidad. El agua caliente elimina los aceites esenciales de la piel por lo que terminaría siendo contraproducente.

En cambio, opta por lavarte la cara con agua tibia, tanto en tu rutina para el cuidado de la piel como en tu baño diario.

El cuidado no solo radica en el rostro sino que se extiende al resto del cuerpo. Evita las duchas largas. Trata de que sean de máximo 10 minutos.

2. Sé cuidadosa con tu piel

Trata tu piel con cuidado cuando la estés limpiando, ya sea en tu rutina de belleza facial o de lavado del cuerpo. Es importante elegir los productos para el cuidado de la piel ideales para tu tipo, sobre todo si hablamos de jabón o limpiador facial.

Para consentir aún más tu cara, puedes utilizar agua micelar para limpiar con mayor profundidad y en un solo paso. Sirve para cualquier tipo de piel, incluyendo a pieles sensibles.

Debes tomar en cuenta que los hábitos de aseo diarios como lavarse con jabones fuertes o usar antibacteriales abrasivos, pueden ser causantes o empeorar la piel seca. En tal caso, usa jabones suaves con PH balanceado como los diseñados para bebés.

Evita usar cepillos y esponjas de cerdas duras para bañarte pues pueden causar daños e irritación. Utiliza una esponja marina y da pequeños masajes sobre el cuerpo usando un jabón cremoso.

Al usar la calefacción en invierno, no exageres con la temperatura pues el aire caliente también seca la piel pues reduce la humedad del ambiente.

Como la mayoría de las causas son externas, el tratamiento externo por lo general funciona bastante bien.

3. Exfóliate semanalmente

exfoliante-para-manos

Las células muertas que eliminamos a diario, suelen acumularse en la capa superior de la piel y lograr que se vea un efecto opaco y demacrado, sin embargo, este problema se soluciona rápidamente con el uso de un buen exfoliante facial.

En el caso de las pieles secas, este proceso puede generar algún tipo de resequedad, ahí radica la importancia de usas exfoliadores (exfoliators) que a la vez permitan nutrir la piel al menos una vez a la semana. Inmediatamente la sentirás más limpia y fresca.

4. Aplica el humectante sobre la piel húmeda

El fin de todas estas rutinas de belleza es humectar un poco más la piel, y para mejorar los resultados, aquí tienes un pequeño secreto: aplica el hidratante facial sobre la piel húmeda.  Esto hará que se bloquee la humedad natural y no se diluyan los aceites esenciales.

El consejo de la AAD (Academia Americana de Dermatología) es que la piel no debe estar empapada o hará que el producto se deslice sobre la cara. Seca un poco dando pequeños toquecitos con una toalla primero.

5. Hidrátate en la mañana y en la noche

aloe-vera
Para las pieles secas, la humectación es un tema de prioridad, por ello, el proceso debe realizarse en la mañana y en la noche.

La mayoría de los productos hidratantes que se consiguen en el mercado contienen ácido hialurónico y aloe vera, ingredientes claves para una excelente hidratación, inclusive para quienes tienen piel grasa.

De igual forma, al momento de comprar las cremas humectantes, verifica que contenga al menos uno de estos componentes:

Ceramidas:

Ayudan a la piel a retener el agua y calmar la piel seca pues imitan las sustancias naturales que ayudan a mantener la humedad.

Dimeticona y glicerina.

Atraen agua a la piel y la absorben.

Lanolina, aceite mineral y vaselina:

Estas contribuyen a mantener el agua en la piel que ha sido absorbida durante el baño.

La idea de humectar constantemente radica en que la barrera que retiene la humedad en la epidermis es muy frágil y la poca que posee se disipa fácilmente, gracias a la acción de factores externos como contaminación o el efecto de los rayos solares.

6. Usa lociones a base de aceite

Combina las lociones humectantes con un aceite facial especial para pieles secas, así podrás aumentar los beneficios.

Con solo 4 o 5 gotas entre la nariz, cejas y cuello, y distribuidas uniformemente por toda la cara serán suficientes.

Luego puedes aplicar el humectante de tu preferencia. Evita los que contengan fragancias o productos botánicos innecesarios.

7. Reduce al mínimo el daño solar

sol-incandecente

Debes tomarte en serio la protección solar ya que los daños son  cuantiosos e irreversibles, sin importar el tipo de piel que tengas.

Con aplicar cada dos horas (si estás expuesta directamente al sol) un protector con factor de protección 30 es suficiente. Sin embargo, no está de más no exponerse más de lo necesario y cubrir la mayor cantidad de piel posible.

Algunas cremas especializadas poseen un factor de protección alto pero si no tienes alguna a tu alcance, puedes mezclar el protector solar con un hidratante y cubrirte el rostro en un solo paso.

No te olvides de usar protección solar también en invierno.

8. Haz de las mascarillas faciales parte de tu rutina de belleza

Las mascarillas faciales (face masks) suelen hacer sentirte en el cielo si sufres de cutis seco. Es importante resaltar que por muchos beneficios que aporte la exfoliación, siempre acarreará un poco de daños a tu piel al erosionar (por muy pequeño que sea) la capa externa de la epidermis.

Es por ello que refrescar y relajar tu rostro de vez en cuando con una mascarilla, debe ser parte de tu rutina de belleza.

Puedes hacer tus propias fórmulas caseras con frutas como fresas o uvas, acompañadas con miel o yogurt. Aplica por 10 o 15 minutos y retira con agua tibia.

9. Mantén a la mano un acondicionador de labios

Siempre es buena idea colocar un poco de acondicionador de labios antes de aplicar el labial. No te olvides que ellos son parte importante del rostro y también suelen sufrir de resequedad.

Los mejores son los de manteca de cacao. Trata de comprar alguno que no contenga olor, sabor ni color adicional.

10. Compra maquillaje para piel seca

maquillaje-para-piel-seca

La principal característica del maquillaje para pieles secas es su efecto radiante y luminoso. Recuerda que este tipo de pieles tienden a estar resecas y opacas.

Evita colocar polvos sueltos o compactos al finalizar ya que se pueden asentar en algunas áreas y causar el efecto contrario.

Usa cremas hidratantes  teñidas, bases BB y correctores en crema.

No solo el maquillaje debe adaptarse al tipo de piel. También los productos anti edad como la crema para los ojos que eliminan las líneas de expresión, deben ser muy específicas.

11. Utiliza el maquillaje correctamente

maquillajeAunque la calidad del maquillaje que utilizas va a repercutir en el resultado final, la forma en que lo aplicas va a favorecer o empeorar la resequedad.

Puede que estés acostumbrada a colocarte la base con los dedos. No lo hagas más. Es mejor colocarlo con una esponja para que la piel no entre en contacto con la contaminación de los dedos.

12. Disimula las áreas secas

Para ayudarte a crear un efecto radiante en tu piel puedes usar un resaltador o iluminador, si es líquido o en crema, mejor. Lo puedes utilizar por encima de los pómulos.

Además de iluminar el rostro, también es un truco de maquillaje que ayuda a definir el contorno de la cara.

13. Refresca tu rostro

humectante-para-piel-seca

Un secreto que siempre funciona es rociar varias veces al día tu rostro con un humectante para mantenerla hidratada.

Es ideal como tratamiento inmediato, fácil y rápido, sobre todo en días de verano.

14. Humidifica el ambiente

Los ambientes fríos y secos contribuyen a la resequedad de la piel, por lo que pasar mucho tiempo en un ambiente con aire acondicionado no le hace nada bien a tu rostro.

Si ese es tu caso, puedes invertir algo de tu presupuesto en la compra de un humidificador.

Los hay portátiles, es decir que lo puedes poner en la oficina o en tu cuarto cerca de la mesa de noche.

Estos aparatos son especialmente útiles en el invierno.

15. Cuidado a la hora de afeitarte

 

depiladora brown

Ya seas hombre o mujer, si tienes piel seca debes tener mucho cuidado a la hora del afeitado pues este proceso puede irritarla aún más.

Opta por las cremas o geles de afeitar y déjalo actuar tres minutos antes de comenzar.

Aféitate siempre en la dirección del crecimiento del vello. De ser posible, no utilices rastrillos o afeitadoras cuyas cuchillas estén desgastadas o de puntas romas.

Las viejas navajas de afeitar que vemos en las películas y que en algunos centros de belleza aún se utilizan, pueden irritar aún más la piel seca.

16. Alivio instantáneo

Como la piel seca es una condición con la que debes lidiar, la incomodidad que ella causa puede ser aliviada con trucos caseros en un santiamén.

Por ejemplo, utiliza ropa de algodón y aléjate de la lana o las telas sintéticas que puedan ser ásperas o causar alergias.

Al levantarte, lo primero que debes hacer es salpicarte con gotas de agua fría. Eso hará que la piel se sienta fresca de inmediato.

Bebe muchísima agua. En condiciones normales, los expertos recomiendan tomar entre 8 a 10 vasos de agua al día. Si sufres de piel seca debes pasar esta medida.

Consume alimentos ricos en Omega 3 como pescados, nueces, linaza y aceite de cártamo. Una de las causas de la piel seca es la falta de este mineral en el organismo.

En el caso de sentir molestia exacerbada, coloca compresas de agua fría en la zona y aplica una crema con hidrocortisona durante varios días. Si los síntomas no mejoran, es aconsejable que consultes con un médico.