8-Claves-Para-Elegir-el-Mejor-Lugar-Para-Un-Alimentador-de-Pájaros

Las 8 Claves Para Elegir el Mejor Lugar Para Un Alimentador de Pájaros

Claves-Para-Elegir-el-Mejor-Lugar-Para-Un-Alimentador-de-PájarosLos observadores de aves sabemos que para poder disfrutar de los trinos y colores de cada pájaro desde la comodidad de nuestra casa tener el mejor comedero para pájaros en nuestro jardín es fundamental.

Sin embargo, al inicio la mayor duda es ¿dónde colocarlo? ¿Será mejor en la sombra de un árbol o junto a la ventana de mi cocina? ¿Les dará calor si lo coloco bajo el sol o les gustará más estar a la intemperie?

Y el problema ede alimentador tenéis en casa, así que aquí os las quiero compartir.

1. Tener cerca un refugio seguro

Este primer aspecto se trata sobre la protección de las aves. La mayoría de las especies no se acercarán a un comedero si no lo sienten seguro para sí mismas. Y muchas tienen razón, los gatos, ardillas y halcones pueden ser una verdadera amenaza para ellas y su comida si se coloca un alimentador en un lugar demasiado expuesto

Así que, para crear esa  sensación de defensa, lo mejor es buscar una cubierta natural cercana donde puedan refugiarse si perciben alguna amenaza.

El problema está en que si creemos que esto significa colocarlo cerca de algunos árboles, se les expondrá más a los depredadores naturales que saltarán hacia las aves. La opción entonces es tener algún arbusto bajo o matorral a unos 3 o 4 metros de distancia.

Sin embargo, también podemos considerar buscar un deflector o un alimentador de semillas prueba ardilla si queremos colocarlo en un lugar bajo o cerca de árboles.

2. Evitar choques con las ventanas

Si seguimos con el tema de la seguridad sabremos que la segunda mayor amenaza, en especial para los pájaros pequeños, son los golpes contra las ventanas de las casas. Estos choques pueden ser mortales y esto sin duda es algo que queremos evitar.

Debéis saber que esto ocurre porque los vidrios de nuestras ventanas suelen reflejar el paisaje natural del patio y las aves creen que pueden continuar volando a través de ellos, creándose una imagen falsa.

Para solucionar esto basta con posicionar el comedero lo suficientemente lejos o lo suficientemente cera, evitando las distancias de 2 a 4 metros pues son las más peligrosas.

Esto es porque al estar justo al lado de la ventana, a menos de un metro,  el pájaro podrá notar más fácilmente que allí existe una superficie y de chocar con el vidrio no se lesionará, pues no estará volando muy fuerte.

La segunda alternativa es medir unos más de tres metros de distancia. De esta forma, habrá margen de maniobra al despegar o posarse del alimentador y no se chocará con nada.

3. Mejor separados que juntos

Si queréis tener más de un alimentador será mejor esparcirlos por diferentes zonas del jardín  para captar a la mayor cantidad y diversidad de aves que se pueda.

Gracias a la forma y diseño con que se fabrican los comederos hoy en día es posible colgarlos en casi cualquier lugar, así que dejar algunos cerca y otros lejos permitirá un ambiente más relajado y fluido.

Esto es importante para que las especies tímidas y nerviosas, como las pequeñas, no se sientan intimidadas por aves más grandes que estén comiendo en otro rincón de nuestro patio. Solo tendrán que relacionarse a sus especies amigas y no mezclarse peligrosamente.

4. Añadir sonidos atractivos

Siempre es mejor mantener nuestros alimentadores en zonas silenciosas y que no tengan muchos ruidos citadinos o industriales, como las cocheras o talleres. Pero esto no aplica con todo, pues existen ciertos sonidos que pueden ayudar a atraer pájaros, en especial los naturales.

Una buena idea, por ejemplo, es colocar una fuente o baño de aves cerca, no solo para que beban y se refresquen sino porque el goteo o burbujeo los calma y atrae. Lo mismo ocurre con el sonido de las cascadas. Por ello los grandes jardines naturales son ideales.

Los zumbidos de mosquitos o insectos también les indica la presencia de posibles fuentes de proteínas, por lo que serán más propensos a acercarse a estos silbidos. Agregar una leve imitación del trino de otras aves también es una estrategia que les gustará por su necesidad social.

Y finalmente no puede faltar la técnica del “pishing”. Se trata de una imitación del picoteo natural de las aves que usan los observadores. Imitar este sonido de forma repetitiva con nuestras bocas cada vez que rellenamos o limpiamos un espacio de aves los hará acostumbrarse a esta rutina y se aproximarán más rápido cuando todo esté listo.

Sombra-o-sol5. ¿Sombra o sol?

Las áreas abiertas y soleadas son perfectas para hacer visibles un comedero de semillas. Además, les brinda visión contra depredadores a los pájaros pequeños y les da calor al posarse.

Pero en el caso de los alimentadores de néctar para los colibríes, o los de cebo para las especies silvestres, es mejor mantenerlos en algún lugar techado o con sombra para que el alimento mantenga su consistencia. Estos incluso pueden ir juntos colgando de un mismo poste.

6. Ambientación natural

Una idea que me encanta es tratar de recrear un ambiente natural para que los animales silvestres no se sientan intimidados. Aunque sé que los modelos de farol o plásticos son populares, lo cierto es que un comedero será más efectivo si imita la forma de un nido o la textura de la madera.

Por ejemplo, los pájaros carpinteros prefieren posarse sobre el roble, así que para ellos hay que buscar un alimentador de suet que se coloque cerca de ramas gruesas o troncos.

Por su parte, los que dispensan néctar son mucho más atractivos si asemejan colores formas de florales. Y los alimentadores sin deposito, que son tipo bandeja, es mejor dejarlos cerca del suelo o del verdor que asemeje el pasto en el que normalmente se comen las semillas de piso.

Por esto mismo, los baños de pájaros también son un buen añadido, pues refrescan a las aves mientras nosotros las observamos.

7. Visibilidad

Esto es algo que no se debe dejar a un lado pues, siendo sinceros, la  mayoría de nosotros instalamos comederos porque uno de los beneficios de alimentar los pájaros es poder verlos y escucharlos.

Esta es la razón por la que muchos los colocamos cerca de una ventana o balcón con vista que permita apreciarlos mejor desde el interior de la casa sin necesidad de acecharlos.

8. Reemplazo de los alimentadores

Al comprar un nuevo comedero siempre nos sucede que las aves dejan de aparecer un tiempo y esto es normal, les hemos cambiado su lugar de comida y eso las desconcierta.

Así que el primer secreto para hacer que las aves utilicen un comedero para pájaros nuevo es mantenerlo en el mismo lugar en que se encontraba el anterior. Sin embargo, si debe cambiar su ubicación intente moverlo a un lugar cercano y gradualmente fijarlo donde queremos que permanezca.

Otro truco es complementarlo con fuentes de pájaros, bebederos o sonidos en sus alrededores.

Y finalmente, mi secreto preferido es dejar un rastro de semillas esparcidas a su alrededor. Aunque esto pueda ser un poco desordenado, creará un rastro para la costumbre y luego de un par de semanas podremos prescindir de ello.