10 Razones Por Las Cuales Debes Beber Agua Cada Dia

El agua es uno de los bioelementos más preciados del planeta, aunque en ocasiones su importancia se ve subestimada por muchas personas.

En condiciones fisiológicas, el cuerpo humano está constituido en 60% por agua, por lo que al representar la mayor parte del mismo, su consumo es de vital importancia, de ello depende el correcto funcionamiento de muchos órganos y sistemas. A continuación, se explican 10 razones que debes conocer.

1. Mejora la digestión

botella-de-agua

Mantener un adecuado porcentaje de hidratación diaria ayuda a eliminar con facilidad los desechos de la comida digerida, una vez que esta transita por el aparato digestivo.

El intestino grueso necesita agua para realizar correctamente sus funciones, por lo que ingerir poca agua conduce a estreñimiento, además de acides gastro duodenal e incluso peligrosas complicaciones como úlceras.

Para evitar estos desagradables efectos puedes combinar el consumo de agua con alimentos ricos en fibra, ya que la misma también ayuda a prevenir el estreñimiento.

2. Favorece la respiración y digestión

Además de mejorar la digestión, beber abundante agua contribuyente elementalmente en la producción de los jugos digestivos, fluidos corporales como la sangre e incluso el moco, el cual aunque no lo parezca es necesario para el proceso de la respiración.

Del mismo modo, interviene en la síntesis de la saliva la cual se encarga de mantener la cavidad oral húmeda reduciendo la pérdida del esmalte, y de este modo la instauración de caries y el deterioro de los dientes, manteniendo la boca aseada.

3. Permite eliminar toxinas e impurezas

El funcionamiento renal depende en gran parte del suministro de agua corporal.  Los riñones son los órganos encargados de filtrar y excretar las toxinas e impurezas (como el nitrógeno ureico y la creatinina) a través de la orina, por lo tanto, a mayor consumo de agua mayor será la producción de orina y del mismo modo incrementará la tasa de filtración y eliminación de dichos desechos y tóxicos.

Contrario a esto, beber poca agua hará que tu cuerpo se deshidrate, disminuyendo el suministro de sangre y oxígeno a los tejidos, además de reducir la excreción de dichas toxinas, quedando las mismas almacenadas en el cuerpo, lo cual trae consigo diversas complicaciones como: producción de cálculo renal y sobre crecimiento bacteriano que conduce a infecciones urinarias.

Una forma práctica y sencilla de conocer tu porcentaje de hidratación, es observando el color de la orina.

Lo normal es que sea de color amarillo claro, mientras que colores semejantes a ámbar o amarillo oscuro, pueden indicar orina muy concentrada o incluso presencia de sangre en la orina, lo cual también es un signo de alarma al que debes prestar atención.

4. Favorece la pérdida de peso

bajar-de-pesoEstá científicamente comprobado que beber aproximadamente 500 mililitros de agua antes de cada comida, te puede ayudar a perder cerca de 1,3kg, debido a que el agua favorece la excreción de los productos de degradación de las grasas almacenadas en tu cuerpo.

Por otro lado, beber agua antes de cada comida puede producir una percepción de llenura o placidez estomacal, y por ende, disminuir la capacidad gástrica al consumo de alimentos e incluso el apetito.

Consumir alimentos en forma líquida como jugos de frutas, avena y sopa de caldo también contribuye a la sensación de saciedad.

No obstante, si deseas alguna bebida refrescante en un caluroso día es recomendable que en lugar de tomar una bebida gaseosa, bebas 1 o 2 vasos de agua, ésta mantendrá tu cuerpo hidratado y a diferencia de los compuestos químicos de las gaseosas, no ejercerá ningún efecto nocivo en tu organismo.

5. Mantiene tu piel libre de arrugas

Un porcentaje del agua corporal total se almacena entre las capas de la piel, aportándole una apariencia juvenil, hidratada y saludable, por lo que un bajo consumo de agua le dará un aspecto envejecido a tu piel, con arrugas y opacidad.

Si bien es cierto que el agua no elimina las arrugas, puede incrementar el flujo sanguíneo de la piel, mejorando así su humedad, densidad y espesor.

Mantener tu piel bien hidratada además de otorgar una apariencia fresca y suave, contribuye en la producción de sudor, el cual es un mecanismo fisiológico necesario para que el cuerpo libere calor en forma de vapor y así auto regular la temperatura corporal, especialmente durante días muy soleados o entrenamientos intensos.

6. Mejora tu desempeño físico

A pesar de que aún no se han realizado suficientes estudios en el área, muchos científicos aseguran que beber agua antes, durante y después de terminar una sesión de entrenamiento, le dará una dosis extra de energía a tus músculos evitando la fatiga temprana.

En ese caso, la fatiga se produce porque las células musculares no cuentan con suficientes fluidos y electrólitos, lo cual afecta su desempeño y simultáneamente generar mareos y calambres.

Por estas razones, siempre que decidas hacer actividad física no debes olvidar llevar contigo una botella de agua dentro de tu bolso para el gimnasio.

7. Aumentará tus funciones cognitivas

razones-para-tomar-agua

La deshidratación puede afectar considerablemente las funciones cognitivas en adultos.

Esto se debe a que ¾ del tejido cerebral está constituido por agua, por lo que cuando el cuerpo está deshidratado el volumen cerebral disminuye, afectando su estructura y del mismo modo sus funciones, acompañado de síntomas como dolores de cabeza, mareos y sensación de desvanecimiento.

Adicionalmente, la deshidratación también puede generar cambios en el estado de  ánimo al alterar la producción de hormonas y neurotransmisores. Afortunadamente, el tratamiento para revertir este efecto consiste generalmente en restituir el déficit hídrico a la brevedad posible.

Recuerda que la sed es una sensación producida involuntariamente como un mecanismo de defensa del sistema nervioso, cuando éste recibe la señal de que los riñones están procesando poco agua y por lo tanto hay riesgo de deshidratación.

Mantener tu cuerpo hidratado te ayudará a conservar tu mente sana, así que no ignores las señales que envía tu cuerpo y recuerda beber al menos 2 litros de agua al día.

8. Potencia tu sistema inmunológico

Tener un buen sistema inmunológico te ayudará a combatir efectivamente los microoganismos u otros agentes externos que intenten enfermar o dañar tu cuerpo. Por fortuna, el agua puede ayudar a mejorar tu sistema inmunológico.

El consumo de agua incrementa la producción de linfa, un líquido que proviene de la sangre y fluye a través de los vasos y ganglios linfáticos (órganos encargados de mediar las reacciones inmunológicas), transportando agua, nutrientes, células y moléculas de desecho.

Además de eso, fortalecer tu sistema inmunológico te otorgará más energías y aumentará tu concentración para hacer las tareas cotidianas, lo cual también mejorará tu estado de ánimo haciéndote sentir más saludable y feliz.

9. Regula tu temperatura corporal

Las mayores diferencias entre beber agua fría o tibia, radican en que las bajas temperaturas ayudan a que los líquidos sean absorbidos con mayor rapidez, además de ejercer efectos totalmente opuestos en la temperatura corporal.

Por ejemplo, beber agua fría tras realizar actividad física, hará que tu temperatura corporal disminuya y por lo tanto el cuerpo se enfríe. Por el contrario, beber agua tibia o caliente, en climas fríos o temperaturas bajas ayudará a mantener tu cuerpo caliente.

Además de ello, el agua ejerce un papel primordial en el manejo de la  temperatura corporal durante el ejercicio, ya que al almacenarse entre las capas de la piel es utilizada por las glándulas sudoríparas para producir sudor y liberar a través de él, tanto toxinas como calor en forma de vapor.

Tener un buen porcentaje de hidratación permitirá que tu cuerpo mantenga la auto regulación de la temperatura y evitando así la producción de un shock por calor.

10. Previene enfermedades

Además de todo lo anteriormente mencionado, ingerir agua permite mantener todas las superficies mucosas humedecidas, entre ellas las conjuntivas oculares, ayudando a repeler cualquier impureza o microorganismo que intente dañarlos.

Asimismo, otra parte del cuerpo que necesita generosas cantidades de agua es el tejido cartilaginoso, específicamente el cartílago hialino que forma parte de las articulaciones y los discos intervertebrales, ya que ambos ejercen un efecto de cojín o amortiguador de cargas el cual reduce el impacto de las fuerzas ejercidas sobre la columna vertebral y las superficies articulares.

Debido a esto, beber abundante agua además de mejorar tú desempeño, puede evitar la instauración de enfermedades degenerativas como la artrosis y espondilitis.

No obstante, estos son solo algunos de los beneficios más destacables del agua sin tomar en cuenta todos aquellos que aún faltan por descubrir.

Sin embargo, no podrás disfrutar de ninguno de ellos a menos que consumas una cantidad prudente y suficiente de agua, por lo que a continuación mencionamos cuantos litros de agua debes beber en un día.

¿Cuántos litros de agua debo beber cada día?

Tomar agua en exceso también puede ser contra producente, al consumir más líquidos de los expulsados se puede desarrollar edema (retención de líquido) y derrames en algunos compartimientos corporales.

Este desbalance también altera los niveles normales de electrolitos provocando un colapso en múltiples órganos como los riñones, pulmones y el cerebro.

No obstante, la cantidad ideal de litros de agua a consumir por una persona dependen de varios factores como su edad, peso, nivel de actividad física y tipo de clima en dónde vive.

Sin embargo, los médicos y expertos en el área recomiendan beber 2 litros al día en promedio, distribuidos en diferentes intervalos según sea el deseo o necesidades de cada uno.

Para quienes les resulta difícil beber agua, se recomienda consumirla fría ya que puede resultar estimulante al generar una sensación extra de frescura y placer.

Por otro lado, para evitar que la misma interfiera con el proceso de la digestión, se recomienda tomar agua separada mínimo 30 minutos antes o después de comer, al igual que beberla preferiblemente a temperatura templada, ya que favorece la digestión.

Antes de concluir, se anexan algunos tips o comentarios que debes conocer para impulsar la introducción de este importante bioelemento en tu vida cotidiana:

  • Beber agua 30 minutos antes o después de cada comida es importante, ayuda mejorar la digestión y previene el estreñimiento.
  • Siempre debes llevar suficiente agua contigo, sobre todo cuando vayas al gimnasio a entrenar o salgas a practicar algún deporte de aire libre.
  • Procura beber más agua en lugar de otras bebidas altas en calorías y compuestos químicos, como refrescos o bebidas alcohólicas.
  • Come batidos de frutas, ya que se consideran alimentos con abundantes líquidos y nutrientes que mantendrán tu cuerpo sano e hidratado.

Recuerda que preservar tu salud depende primeramente de ti. La mejor forma de cuidar tu cuerpo es prevenir el desarrollo de enfermedades, y una forma fácil y práctica de hacerlo es beber agua constantemente.